Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

2012-2013: un presupuesto para la historia



presupuesto Athletic gastos 2011-2012, 2012-13

Realizado 2011-12 y presupuesto 2012-13. Fuente Athletic Club

Realizado y presupuesto 2011-12,  2012-13

Realizado 2011-12 y presupuesto 2012-13. Ingresos. Fuente Athletic Club

Es de sobra conocido por todos los que amamos o seguimos con atención los aconteceres del fútbol, que cualquier parecido entre la forma de gestión de las sociedades deportivas con el resto de entidades mercantiles es pura coincidencia. Ni los salarios medios de los trabajadores, ni el peso de los costos laborales en los gastos totales –en el Athletic este año, por ejemplo, más de un 70%-, ni la relativa facilidad con que los clubs –no todos- acceden a una financiación vetada en estos tiempos al resto del país –sea persona física o jurídica-, ni la impunidad o benevolencia de que disfrutan, por parte de las Administraciones, en sus retrasos o impagos a Hacienda y a la Seguridad Social, son parámetros habituales para el común de las empresas. Por ello, difícilmente se les pueden aplicar criterios generales de análisis financiero. Hecha la salvedad, y a falta de conocer el balance de situación del Club en la pasada temporada, verdadera fotografía del estado de salud de una compañía en la que se refleja lo que tienes o lo que te deben, más lo que debes, y en qué condiciones, vamos a repasar a vista de pájaro tanto la cuenta de resultados del ejercicio anterior como las estimaciones de la Junta para el actual, a la espera del detalle que se proporcione por su parte en la inminente Asamblea General.

En un primer vistazo llama la atención la desviación al alza superior al 15% en los ingresos y gastos previstos y ejecutados. Es de ley pensar que ello se haya debido a la excelente campaña 2011-2012, a tenor de los incrementos notables tanto en gastos de personal –primas, gratificaciones, etc-, como desplazamientos, mas ese cajón de sastre en que suele convertirse la partida de “Trabajos, suministros y servicios exteriores”. Por su parte, los ingresos reales por derechos televisivos y premios por diferentes objetivos –existe una errata en el informe remitido a los socios- han sufrido un aumento del 30% sobre lo presupuestado, ajustando ambas columnas y dando un resultado final positivo superior a los 2,5 millones de euros. Lógicamente, y en un año de euforia desatada, el merchandising ha resultado un éxito a pesar de los malos tiempos económicos que corren.

Vamos con los resultados pro forma para el ejercicio en curso que, de cumplirse aunque sea por aproximación, batirán marcas tanto en el panorama futbolístico actual como en la historia del Club. Al menos yo, que llevo prendidos estos colores en el corazón desde hace casi medio siglo, no tengo recuerdo ni constancia de cifras semejantes, ni en volúmenes ni en porcentajes. Tradicionalmente los responsables de presentar previsiones en cualquier sector empresarial, y más en momentos de zozobra económica como los actuales, deben templar nervios y conciliar muy mucho la realidad del entorno con la humana inclinación a “afilar” el lápiz –haciendo bueno el viejo dicho de que el papel lo aguanta todo- antes de pasar el examen correspondiente. Supongo que no habrá sido el caso del equipo económico del Athletic este verano, siendo conscientes de que cuando la pelota comenzó a rodar ya estaba seguro y bien guardado en la caja de caudales un ingreso, procedente de la realización de inmovilizado inmaterial por el traspaso de Javi Martínez y lógicamente imputable a este ejercicio, que garantiza al menos el 50% de los gastos por venir. Si tenemos en cuenta que en nuestro Club ciertas obligaciones tales como el abono puntual de las fichas y los salarios son sagradas, mientras que una parte importante de las entradas de caja previstas son aleatorias, como los ingresos por competiciones deportivas que variarán sustancialmente en función del recorrido del equipo en su periplo europeo, mientras que los derechos por retransmisiones pueden ser papel mojado hoy en día, si nos atenemos al carajal societario y a la situación financiera de la mayor parte de las plataformas televisivas; y si no, que se lo digan a la RFEF, que a la hora de redactar estas líneas sigue a la busca y captura de un operador que le ponga imágenes a su enfrentamiento con Bielorrusia; digo que, con estos condicionantes, realizar una estimación de resultados habrá sido tarea menos ingrata que en temporadas anteriores.

Prácticamente todas las partidas de gasto futuro son inferiores a las incurridas en el pasado ejercicio. Llama la atención la rebaja de 2,1 millones en el capítulo de remuneración de la plantilla: colijo que es el resultante de restar las retribuciones de Martínez, Ustaritz o David López, aún cuando se incluyan las nuevas fichas de Aduriz e Isma López. También es significativa la presencia simbólica de la partida de gastos financieros -185.000 euros- lo que hace pensar que la voluntad de la Junta es utilizar parte del ingreso sobrevenido por el traspaso de Martínez tanto en amortizar obligaciones bancarias como en cubrir diferentes líneas de crédito actualmente dispuestas. Si es así, la medida me parece de lo más acertada pues las cargas financieras son, a fecha de hoy, una de las principales sangrías en la tesorería de las empresas de este país. Por último, el capítulo “Desplazamientos” sufre una rebaja sensible, indicio de que la Directiva se sitúa en el escenario más conservador –y más doloroso-, como sería quedar apeados prematuramente de la Europa League.

En referencia a las entradas de caja nos encontramos con un apartado francamente llamativo, como es el de los “Derechos de retransmisiones” que refleja un income futuro de 30 millones de euros redondos. Si tenemos en cuenta que la temporada anterior, sin duda soñada por todos desde un punto de vista deportivo y de repercusión mediática, se ingresaron poco más de 18 millones por este concepto, quedamos a la espera de que el Presidente nos aclare en base a qué, se producirá ese incremento del 65%. Todo ello, estima la Junta, generaría unos ingresos totales cercanos a los 109 millones de euros, con un profit warning (alerta de beneficio) de casi 43 millones. Una cifra que nos haría felices a todos, socios y aficionados, pues entiendo que permitiría seguir congelando las cuotas y afrontar futuros fichajes sin apenas aumentar el apalancamiento.

Hemos visto hasta aquí las previsiones de resultados de este curso; faltan por saber muchos detalles en referencia al balance de situación y, sobre todo, a la aplicación de la gran cantidad de efectivo recibida por el Bayern de Munich. Ahora, el Presidente tiene la palabra.

Carmelo Rodrigo http://www.carmelorodrigo.com es licenciado en Derecho. Trabaja en el sector financiero. Colaborador en diversos programas de radio, acaba de publicar ‘Somos lo que comemos’ un libro sobre gastronomía, otra de sus pasiones, junto con el Athletic

Share This:

5 Comentarios

  1. Los 30M de la tele son del contrato firmado hace un par de años por Macua y que entra en vigor en esta temporada

  2. Lo primero agradecer a Carmelo Rodrigo la molestia que se ha tomado brindándonos este análisis. No nos vamos a poner a analizar el presupuesto partida a partida, si bien tenemos recursos y conocimientos financieros para eso y para mucho más, si acaso destacar la partida de aportación de los socios (la más importante jejeje) que parece que se mantiene, lo que parece llevar aparejada una congelación en las cuotas anuales.

    A modo global destacar dos aspectos a modo de Perogrullo:

    • De los ingresos hay casi 38 kilos que corresponden a una partida no ya extraordinaria, sino superextraordinaria, los 40 kilos del clausulazo del Bayern menos la amortización restante de nuestro clausulazo por Javi a Osasuna en su día.

    • En la lucha con las televisiones es donde está la madre del cordero, ya que de cobrar 18 millones a 30 hay un mundo y siendo realistas no parece que vayamos a cobrar esa cantidad, ni este año ni los siguientes, por mucho que esté firmado.

    Por tanto y como conclusión, habría que hacer una llamada al realismo y pensar que en realidad no tendríamos superávit estructural en nuestro ejercicio operativo, eliminados los extraordinarios.

    El presupuesto en realidad es más simple que una peli porno:

    De los gastos, nada menos que el 73% corresponden a salarios y primas del personal deportivo, con lo que habría que mantener la política actual de Urrutia de moderación salarial. Y hacer contratos cortos a los entrenadores y sus legiones de ayudantes, un año o dos como mucho.

    En cuanto a los ingresos pues cuatro cosillas: Aportaciones de los socios por valor de 20 kilos ahí es nada, el 28% de los ingresos del presupuesto, si bien aumentarían con el nuevo campo, aunque en ese caso habría que rehacer la estimación de gastos. 7 kilos por publicidad y otros tantos por competiciones deportivas, que si bien podrían decaer tampoco parecería una gran pérdida, cuatro cosillas más a modo de convenios ventas de camisetas etc.. y los 30 kilazos de ingresos por televisión, la tele, la dichosa tele, la madre de todas las batallas.

    Conclusiónes:

    Si la televisión incumple sus contratos tal y como parece habrá que continuar con una política de contención salarial en las fichas de los jugadores, dejando bien claro que estos presupuestos son de ensueño y parecen ciencia ficción en los tiempos que corren, una auténtica quimera para el 99% de los clubes europeos.

    QUE NO SE LES OCURRA PRESENTAR UN BENEFICIO DE 42 KILOS. Esto queda precioso para mostrar a los socios, pero luego va hacienda con su impuesto sobre el beneficio y nos cruje un 25%. Para empezar ya pueden ponerse a provisionar los ingresos por televisión, los de este año y los de los siguientes si se puede, y lo que sobre se dota a modo de inversión para el nuevo campo. Pero de pagar 10 kilos a Hacienda ni hablar, aunque Hacienda seamos todos…

    Saludos del Tigre.

  3. Por cierto, no lo había comentado porque entiendo que huelga decirlo, pero evidentemente no está presupuestada ninguna partida extraordinaria por traspaso de algún jugador en diciembre.
    Esa partida, ni está ni me parece a mi que se la espera.

  4. Tigre, me parecen muy acertadas tus matizaciones. Gracias

  5. Gracias a ti fenómeno!!!
    Efectivamente entiendo que los 40 kilos de beneficio los podrán traspasar a reservas voluntarias, que luego podrán utilizarse para la construcción del campo nuevo.

    Un saludo.