Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Amorebieta también enfila la puerta de salida



Urrutia anunció que el Athletic ha retirado la oferta a Amorebieta

Urrutia anunció que el Athletic ha retirado la oferta a Amorebieta. Foto MITXI

Fernando Amorebieta tampoco seguirá en el Athletic el año que viene. Josu Urrutia ha confirmado que al no responder a la oferta del Athletic en el más que razonable plazo de tres semanas, el club ha optado por retirarla, lo que no significa necesariamente que la partida vuelve a la casilla de salida sino todo lo contrario, que ya se puede leer la palabra fin.

Javi Martínez se fue sin permiso a Munich a pasar reconocimiento médico, se hizo una foto como de anuncio de dentífrico en la sede de la LFP cuando depositó la cláusula, y acabó emulando al caco Bonifacio del viejo TBO saltando con nocturnidad la valla de Lezama. Fernando Llorente se pasó más de año y medio engañando a dos presidentes del Athletic y a última hora rechazó una oferta irrechazable, para negociar y llegar a un acuerdo con la Juventus en apenas quince días. Curioso. Fernando Amorebieta ni siquiera se ha dignado a responder a la propuesta del club; después de meses mareando la perdiz no se ha molestado ni en decir que no. Entre otras muchas cosas que tampoco son, estos chicos no es que sean un dechado de educación y buenas maneras precisamante. Ni estos chicos ni sus queridos hermanos, devenidos en sobrecogedores representantes de futbolistas, versión actualizada de las mamás de las antiguas artistas.

Se veía venir esta huída de Amorebieta, así que el anuncio de Urrutia no ha pillado por sorpresa a casi nadie. Tampoco tiene pinta de que la cosa vaya a levantar la polvareda que se levantó, y algunos siguen queriendo levantar, con la marcha de Llorente. Amorebieta no es internacional español así que no tiene los interesados apoyos mediáticos con los que cuenta el delantero fundamentalmente en Madrid. Si alguno está pensando en utilizar al defensa para agitar unas aguas que empezaban a remansarse, deberá tener en cuenta que Amorebieta tiene escaso predicamento como banderín de enganche para reclutar a los diversos agraviados, opositores y aprovechados que parasitan al Athletic. Así como la trascendencia deportiva de Llorente le pudo valer para ganarse algunas adhesiones en un primer momento, el contraste entre el currículum de Amorebieta y sus exigencias para renovar no le favorece precisamente de cara a la opinión pública.

Amorebieta sigue siendo un central interesante, mucho peor de lo que él cree que es,  y mejor que el que pinta ahora una afición despechada que solo quiere recordar los puntos débiles de su juego, que son varios. Como todavía no ha dicho esta boca es mía, no se sabe si considera la oferta del club económicamente irrechazable y por eso precisamente la ha rechazado, o si su silencio obedece a que está a punto de cumplir su sueño de toda la vida de jugar en el primer equipo que llame ahora a su puerta.

Habrá que ver cómo transcurren los acontecimientos a partir de ahora, aunque lo manifestado por Urrutia en su rueda de prensa abona alguna duda más que razonable. El club ha actuado esta vez con energía retirando su oferta al central, pero no ha zanjado el asunto porque vuelve a repetir el discurso de seguir contando con el jugador hasta el último día de su contrato. Habrá que ver si se trata solo de una pose de cara a la galería o de verdad los responsables de la entidad piensan que Llorente y Amorebieta tienen todavía algo que aportar al Athletic. Si no lo han hecho desde agosto hasta ahora, es de una ingenuidad que roza lo irresponsable pensar que lo vayan a hacer ahora, cuando uno ya tiene equipo de destino y el otro se va a dedicar a buscarlo una vez desvelada su estrategia.

Los hechos han demostado hasta la saciedad que lo único que han aportado al equipo y a su entorno han sido problemas, polémicas e inestabilidad. No puede ser casualidad que precisamente el día en el que ambos han estado ausentes San Mamés haya disfrutado del mejor partido de la temporada y no solo por el juego en sí, sino por la comunión entre equipo y afición a lo largo de los noventa minutos.

La argumentación de Urrutia, ‘queremos mantener la mejor plantilla posible y si el Athletic ha querido renovar a estos dos jugadores es porque los consideraba interesantes’, sería coherente si estos dos jugadores mantuvieran un comportamiento profesional. Pero no ha sido así y no hay una sola razón para pensar que lo sea en adelante.

Una última consideración. Un dato que desveló Urrutia en su comparecencia debería de servir para la reflexión del aficionado de buena fe. El presidente lo dijo con rotundidad: no ha habido ninguna oferta por Llorente ni en invierno, ni en verano. La única comunicación de la Juventus con Ibaigane ha sido el anuncio del comienzo de negociaciones con Llorente la primera semana de enero. Nadie ofreció en agosto ni 20, ni 18, ni 16 millones por el delantero. Nadie ha ofrecido en diciembre ni cuatro, ni seis, ni ocho millones por él. Sería muy provechoso de cara al futuro que tomaran nota desde la exconsejera de Justicia y exportavoz del Gobierno vasco, hasta los agitadores y vendedores de primicias y exclusivas de todo a cien.

Share This:

2 Comentarios

  1. Hace unas semanas, iba yo un día caminando por el centro de Bilbao cuando un coche se paró bruscamente delante del paso de cebra que estaba a punto de cruzar. Era un superdeportivo negro, musculado, ampuloso, cuya marca no reconocí. Un coche de lo más ridículo, más propio para circular por Dubai o por Beverly que por el botxo. ¿Quién lo conducía? Efectivamente, Amorebieta. Entonces pensé que estos chicos son en realidad unos frikis. Que nuestros ídolos, a quienes adjudicamos los valores que el Athletic representa para nosotros, son auténticos bobos. Pueblerinos como Llorente, que se queda hechizado ante el glamour de los fotógrafos de Esquire o los ojos de la novia de Casillas. Atolondrados como Javi Martínez, que se hace novio de una guapísima bloguera del mundo de la moda y todos pensamos: ya la hemos cagado. O tontolabas como Amorebieta, capaz de llevar el corte de pelo de hace unas semanas (solo le faltaba la piruleta y el gorro) y de pasearse por Bilbao con el coche de Batman, capaz de alargar unas negociaciones con su club de toda la vida por una diferencia de doscientos mil euros y seguro que sin saber ni para qué: para poder decir por ahí que cobra casi tanto como Sergio Ramos o para comprarse un coche aún más ridículo. ¿Ya no quedan Guerreros y Etxebes? ¿O Zubis y Alkortas, por decir jugadores que se fueron pero se fueron bien? ¿Es que son todos tontos del culo o ya hemos acabado el cupo? ¿Es el signo de los tiempos o corre un aire tóxico de gilipollez por las concentraciones de las selecciones nacionales y eso explica la tontuna de Reina y de estos chicos que nos hacen sentir tan estafados? La verdad es que les deseo lo peor. Por bobos.

  2. LOS FERNANDOS

    A mi el que me hacia gracia era Fernando Esteso. Era un tipo bajito, sencillo, atrevido y muy profesional. Vamos todo lo contrario que esta pareja de futbolistas malcriados y mal dirigidos. Estos dos son altos, rubios, cobardes y me queda la duda si son buenos profesionales (Esteso lo era). En el caso de FernandoI (Llorente) las dudas están justificadas. Juega poco y cuando juega su aportacion es escasa, siendo generosos. Su compromiso es inexistente. Es cierto que nunca ha destacado por su agresividad ni por dejarse en el campo hasta la ultima gota de sudor o sangre pero clama al cielo de San Mamés la insolencia con la que se enfrenta a una situacion desconocida y provocada por el tras engañar a todos. LLorente tenia una idea y la ha llevado a cabo: jugar en la Premier aunque su destino sea la Juve. Cosas de la vida. Tenía claro que su futuro estaba lejos de Bilbao y lejos se ira, y está en su derecho pero tiene la obligacion como profesional muy bien pagado por cierto de ayudar al Athletic a ser mejor ,y el no esta por la labor porque es un cobarde.
    De Fernando II (Amorebieta) se esperaba poco. A la vista salta que no es una persona lúcida (vamos, que tiene pocas luces) pero si que es un buen futbolistaa, un buen central para ser mas exactos. Y tienes razon cuando dices que se cree mejor de lo que es pero aún siendo lo que es tiene condiciones para jugar mucho años en el Athletic y convertirse en un jugador de club, de esos que juegan toda la vida y no solo por el amor a los colores, que aqui en Bilbao se cobra al día y ademas muy bien. Amorebieta no ha dicho todavía que ha rechazado una oferta irrechazable, como dijo Fernando I, y es posible que no lo haga pero le va a costar encontrar un equipo en el que le paguen tanto y tan bien como el Atheltic. En la Premier no pujaránn por el en esos términos, asi que no se extrañen si dentro de unas semanas o unos meses leemos que Amorebieta esta en la agenda de un equipo ruso, malayo o turco.

    El ultimo capitulo de esta historia, la de los Fernandos, la veremos dentro de unos meses. Será cuando los seguidores bianconeros se tiren al cuello del señor de las peras porque no corre lo que debe y porque mete menos goles de los que debiera o cuando Fernando II nos sorprenda con cualquier cosa, que diria Susaeta, porque este tipo es imprevible.