Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Bielsa le venía grande a este Athletic



Urrutia anunció el final de la era Bielsa en el Athletic. Foto MITXI

Urrutia anunció el final de la era Bielsa en el Athletic. Foto MITXI

Lo que pide Urrutia es un ejercicio de fe. Y el mundo del fútbol no es precisamente el más idóneo para poner la mano en el fuego por nadie. O sea, que según ha explicado el presidente en rueda de prensa, la junta directiva ha consultado con casi todos los estamentos del club, excepto con los jugadores, ha hecho un caso más bien relativo a la opinión del socio, expresada a voz en grito en el campo, y tras analizar muchas cuestiones tanto deportivas como institucionales, ha decidido por unanimidad no ofrecer la renovación a Bielsa.

Lo de las cuestiones deportivas se podría entender. Al fin y al cabo, si prescindimos del análisis fino y nos quedamos con el trazo grueso, la temporada ha sido mala en cuanto a resultados. Aunque habíamos quedado en que la aportación de Bielsa iba más allá de los resultados puntuales. Es mucho más sospechoso el asunto de las cuestiones institucionales, y más por la cerrazón del presidente negando cualquier explicación al respecto, lo que anima a pensar que han sido precisamente éstas, las llamadas cuestiones institucionales, las que han pesado más que las deportivas a la hora de tomar la decisión. Es el riesgo que tiene el empeñarse en no dar argumentos ni razones; que el personal es muy imaginativo y empieza a fantasear con cosas raras.

Y al personal no se le quita de la cabeza que Marcelo Bielsa se cavó su fosa en aquella célebre rueda de prensa de las obras. Desde luego no ganó amigos en determinados círculos de poder e influencia. De hecho, la deplorable nota de prensa que publicó el club como respuesta, no la podía haber redactado mejor el gabinete jurídico de la empresa constructora.

Pero con ser aquello muy grave, da la impresión de que no es la única cuestión institucional que ha pesado en todo este asunto y, si se me apura, ni siquiera la más importante por muy sonada que fuera en su momento. Como muy bien dijo Urrutia en la rueda de prensa, la institución Athletic abarca muchos estamentos, desde los puramente administrativos, hasta los deportivos, pasando por los médicos, sin olvidar que lo que ocurre en un club de la presencia del rojiblanco en la sociedad, influye en sus aledaños que al mismo tiempo constituyen un entorno que tiene un ascendiente nada desdeñable en Ibaigane, esté quien esté en el sillón presidencial y sin que la cosa se circunscriba necesariamente a la política.

Marcelo Bielsa no es un hombre cómodo ni el jefe más amable, según cuentan con la boca pequeña todos los que han convivido con él. Son legendarios los desencuentros que ha tenido con colaboradores, empleados y hasta dirigentes de los clubes y de las selecciones que ha dirigido. Dicen de Bielsa que es un hombre de trato difícil, exigente en el trabajo y metódico hasta el paroxismo porque él es el primero en autoexigirse sin límite. Que no se casa con nadie,vamos.

Marcelo Bielsa llegó a Bilbao la segunda semana del mes de julio de 2011 y tengo la sensación, y alguna constancia que la avala, de que dejó de gustar a los que le trajeron, más o menos un mes más tarde, en cuanto comprobaron cómo funciona este hombre cuando se enfunda el chandall, o sea, las veinticuatro horas del día. Lo que hizo el equipo en los terrenos de juego y su conexión con la afición fueron sus mejores avales para forzar una temporada más de contrato. Pero este año no se han repetido los éxitos deportivos y aunque la conexión con la grada se ha mantenido e incluso intensificado pese a algunos desastres sobre el césped, en el ánimo de los responsables de tomar la decisión han pesado más los mensajes negativos que les han llegado en sus consultas y su propia incomodidad. A estas alturas uno tiene la triste percepción de que Marcelo Bielsa les ha venido muy grande a todos los estamentos de este Athletic, acostumbrados a otro ritmo de vida y a un discurso superficial, casi siempre en clave de justificación.

Josu Urrutia incurrió en su rueda de prensa en una contradicción muy preocupante cuando afirmó que la junta que preside y él mismo entienden que ahora puede ser mejor otra opción para el banquillo, sin anunciar cuál es. ¿Quiere esto decir que han decidido no renovar a Bielsa sin tener una alternativa preparada?. No sería precisamente un ejemplo de planificación. Pero mucho peor sería que los responsables ya tengan amarrado al nuevo entrenador, porque entonces estarían mintiendo y ese es un escenario que es mejor no plantear siquiera.

Habrá que creer a Urrutia cuando dice que se pondrán a estudiar las alternativas “a partir de mañana”. De hecho, pareció pillarle por sorpresa el periodista que le pidió que dibujara al menos el perfil que se busca para el candidato al banquillo. La respuesta solo llegó después de un silencio significativo: “Alguien que haga que el Athletic siga siendo protagonista, porque creo que tenemos equipo para ello, y que conozca lo que es el Athletic y se integre rápidamente en el club”. O sea, Bielsa. Salvo que estuviera pensando en Valverde, claro.

Es probable que puestos en un lado de la balanza los méritos de Bielsa y su apoyo popular y en el otro la incomodidad que genera a su alrededor (sea ésta del tipo que sea), se pueda llegar a la conclusión de que se plantea un escenario insostenible para un tercer año y se impone el cambio. Aspirar siempre al máximo posible, aguantar la presión de la exigencia al límite, buscar la perfección a todas horas, acaba resultando muy cansado. Si hay que elegir entre la excelencia y la rutina, la segunda siempre resulta más cómoda.

Es a la junta directiva a la que le toca decidir quién es el entrenador del primer equipo y su obligación es dar con la mejor solución por el bien del club. Por el bien del club, no por su propio bien. Pero las decisiones, por muy unánimes que sean en la sala de juntas de Ibaigane, hay que explicarlas a los socios. La no renovación de Bielsa genera, como poco, una profunda división entre sus partidarios, los de buena fe y los oportunistas que se ponen a la cabeza de cualquier manifestación que vaya contra la actual Junta, y los que defienden su decisión porque piensan honestamente que el ciclo de Bielsa estaba acabado o porque se alinean con la junta con espíritu militante.

Una vez más a Urrutia y a su junta les han perdido las formas por encima del fondo. Si la plana mayor de la junta se presenta ante los medios es para ofrecer una explicación razonable y razonada. Para convencer a los socios y aficionados de que, efectivamente, la decisión que se ha tomado es la mejor para la institución. Ahora mismo flota en el ambiente la insoportable sospecha de que el club se ha cargado a uno de los mejores entrenadores del mundo, a un técnico que se adaptaba como un guante al Athletic, porque, paradójicamente, resultaba molesto a los que ahora mismo dirigen el club.

Share This:

12 Comentarios

  1. Significativo el lenguaje no verbal de Urrutia; como cuando respondió -de manera seca y cortante- a la cuestión de si Bielsa le manifestó si quería continuar. O cuando habló -por decir algo- del perfil del nuevo entrenador (ya me di cuenta que no era problema de la lengua utilizada, porque la respuesta fue tan vaga en euskera como en castellano)

  2. Cosummatum est. Rueda de prensa penosa y que produce vergüenza ajena. La clave se resume en un.. ! aquí mandamos nosotros !.. Naturalmente que la ‘cosa’ no está en el plano deportivo, sino en el institucional.

    Finalizo, reproduciendo una respuesta de Xavi Hernández, hoy en una entrevista en un periódico deportivo.

    P. A usted se le ha criticado mucho en algunos sectores su manera de ver el fútbol al priorizar más la forma de jugar que el resultado. Por eso quiero hacerle esta pregunta, ¿en una final qué prefiere jugar bien o ganarla?

    X.H Esta pregunta es una putada.

    P. ¿¿??

    X.H. No me importaría perder la final de la Copa del Rey si antes hemos ganado la Liga y si además lo hacemos como lo hizo el Athletic hace dos temporadas contra nosotros, jugándonos de tú a tú. Yo me acordaré siempre del Athletic de Bielsa, de su estilo, de su filosofía ofensiva, de sus criterios con el balón, pero te puedo asegurar que del Chelsea que ganó hace dos años la Champions no me acuerdo de nada. A mí no me gusta este fútbol rácano y resultadista. No lo disfruto, lo aborrezco.

    En fin, bienvenido sea Valverde – alguien duda de la mentira flagrante ?.. – y que tenga suerte. La necesitará.

  3. La has clavado Juan Carlos. Es muy duro leer que la JD de tu club, y a la que votaste, ha elegido la mediocridad que no da dolores de cabeza respecto de la excelencia exigente. Y más por intereses ocultos en la sombra.

  4. Está claro: Urrutia no es un prodigio comunicativo, más bien lo contrario. Pero más allá de ello, lo que hay que analizar es si la decisión que han tomado (en todo momento subrayó lo colectivo de la decisión) es adecuada o no para el Athletic. Y en esto, sí creo que aciertan.
    Dice Latxaga: “Aspirar siempre al máximo posible, aguantar la presión de la exigencia al límite, buscar la perfección a todas horas, acaba resultando muy cansado. Si hay que elegir entre la excelencia y la rutina, la segunda siempre resulta más cómoda.”
    El problema de todo ese nivel de exigencia, de ese perfeccionismo sin límites, no es tanto la incomodidad que pueda generar, sino el hecho de que acabe dando como resultado una temporada como esta: eliminados de Copa por el Eibar, ridiculizados en UEFA, mirando al pozo a tres jornadas del final. Tanto esfuerzo por el 10 y el 0 en Copa y UEFA o el 5 raspado en Liga. O llegar fundidos el año pasado al tramo final y pasar vergüenza, según el propio Bielsa, en las dos finales y no ser capaz de explicar qué había salido tan horrorosamente mal.
    El sistema de Bielsa, como todo sistema complejo, necesita que todas las cosas se hagan
    muy bien al mismo tiempo y eso es muy difícil de lograr que perdure. Y cuando falla, lo hace estrepitosamente. Necesitamos menos afán de perfección y más sentido común, más flexibilidad para adaptarnos a las circunstancias y más capacidad para crear grupos y, de eso, Bielsa no está sobrado.

    • Lo bueno y lo malo que tiene el futbol es que uno puede usar y estirar el bucle arguemntal como quiera, aunque el argumento no sea honesto: por ejemplo, obviando, que a Bielsa le escamotearon el mejor 30% de sus efectivos.

      Por otro lado, las vergüenzas de Bielsa en las finales estaban mas relacionada con la decepción que le produjo el pensar que sus jugadores se conformaron con llegar a las finales. Por cierto, una actitud coherente con la que mostraron un par de años antes montando en un autobús para celebrar que habían llegado a una final borbónica. Vergüenza y falta de espíritu deportivo ganador. Llegaron fundidos, dices. No lo se, pero jugaron alrededor de los setenta partidos y algunos de ellos, de los jugadores, continuaron con la roja y rojita antes de curarse de sus pubalgias e historias. Bromas argumentales, las justas.

  5. Totalmente de acuerdo con BAZKIDE. Bielsa es un hombre extraordinario y da una pena enorme prescindir de él. Yo le querría para director de Lezama, o para presidente del Athletic. Le querría para Lehendakari, en el sentido de que me gustaría que las decisiones que me afectan las tomara alguien de su cultura, su compromiso y su honestidad. Pero en lo futbolístico… Que se empeñe con Gurpegi, que nos metan 50 goles, que diga que no hacen falta refuerzos, que no sepa qué sucedió en las finales cuando todos los sabemos: los chicos se cagaron. Hay cosas que no salen en los análisis por tramos de cinco minutos que hace Bielsa ni viendo vídeos hasta reventar. Hay imponderables, estados de ánimo, corrientes invisibles de energía, y para manejar eso no sirve de mucho el control absoluto del argentino, y hace falta otra cosa que creo que Bielsa conoce de sobra pero que se resiste a introducir en el fútbol. Bielsa no es demasiado para el Athletic: es demasiado para cualquiera. Ya hizo lo que tenía que hacer aquí. Deberíamos sentirnos agradecidos y tenerlo presente para mejorar en el futuro, con otro entrenador.

  6. Totalmente de acuerdo JCL. Muchas de las razones de la marcha de Bielsa están aquí. Junto con lo comentado por zurigorria en “Los cambios y los traumas” me habéis ahorrado bastante trabajo.
    Como ATHLETICZALE de toda la vida, lo que veo en estos, 12, 15 o 25 señor@s, es más de lo mismo. Una fotocopia del original. El original es ser uno más y la fotocopia no se lee bien lo que dice y parece que está escrito ser diferentes a los demás.
    Lo digo ahora que es cuando lo tengo absolutamente claro. Hasta ahora he tenido esperanza en ver otra propuesta, corrección de errores, un rumbo fijo, otro modo de gestión… ILUSO DE MI!
    Sentido común, bazkide, es lo que le ha faltado a la JD en muchos lances durante estos dos años. Han optado por lo más cómodo y ya está, que hablen claro! O tienen miedo a exponer sus razones y verse vapuleados en el debate?
    En cuanto al futuro técnico Ernesto Valverde “Txingurri”. Sólo espero que le vaya bien y que le dejen trabajar a gusto. Si le va bien a él, le irá mejor al ATHLETIC. No sería justo cargar las tintas en el técnico que fue ninguneado por otro Presidente sin rumbo fijo, sin sentido común.
    No echaré gasolina a la JD a lo largo de los dos próximos años. Pero ni actos de Fe, ni carta blanca. Como deseo lo mejor al ATHLETIC seguiré opinando sobre sus cagadas y aciertos.
    Los socios eligen y espero que en dos años tengan opciones reales de poder votar a gente que apueste por ser diferentes de verdad.
    PD: Mila esker, Marcelo Bielsa, Bonnini, Vivas, Quiroga eta Reyes!!!
    ¡Bielsa el tiempo te dará la razón!
    Ser felices!!! Hasta siempre!!!

  7. La situación era muy disfuncional, y generaba mucho desgaste. Bielsa iba por un rumbo y la directiva por otro.

    Estoy de acuerdo en términos generales con lo expresado por Juan Carlos, sin embargo no puedo dejar de ser un poco más crítico con las malas formas de la directiva.

    Me quedo con lo positivo del ciclo Bielsa en el Athletic -aunque parezca poco- y también con un inmenso respeto por la calidad humana de la masa social del Athletic, fiel y coherente por encima de todo.

    Espero que Urrutia aprenda de sus errores, algunos gigantescos, y logre darle un rumbo serio y coherente a la institución, ya que en caso contrario, es indiferente quien sea el técnico del Athletic.

  8. Yo creo que el Athletic, como club y/o institución, está muy por encima de todas estas personas, que son circunstanciales y suponen un breve paso por su historia, por lo que en todo caso, quién no ha estado a la altura de las circunstancias (lo que es discutible y no deja de ser una opinión del cronista) serán la Directiva o el propio Presidente, pero nunca el Club, como parece desprenderse del título de esta crónica.

  9. Para mí el hecho de prescindir de Bielsa por la incomodidad que crea refleja la mediocridad de la directiva que prescinde de él. Se dice por ahí que la incomodidad creada es debida a la perfección hasta el límite que Marcelo se exige y exige… a mi entender una idea que también se puede expresar diciendo que es un profesional 100%. Así debería de ser… El deporte profesional es así ya hace una década en el calccio y en los equipos que quieren competir al más alto rendimiento… tratamientos de fisioterapia totales, dietas controladas, analíticas de sangre periódicas, y por qué no ejercicios técnicos y tácticos hasta aburrir…? O acaso creemos que Mouriño, Vilas Boas, o Guardiola son menos obsesivos con su trabajo que Bielsa? Me temo que el sambenito de exigente y obsesivo nos está confundiendo un poco a todos.
    Si queremos llegar a finales (sin echar mano de Velas, Nihats o Kovacevicks), para mí es la única manera, ya que nosotros no tenemos 27 internacionales como otros… no estoy de acuerdo ni con Bazkide, ni con Alejandro. Yo no le he escuchado decir que no hagan falta refuerzos, sino que los que mejorarían lo que tenemos valen mucha pasta… con lo que estoy totalmente de acuerdo.
    En el asunto de las obras la explicación de Bielsa de hace una semana fue clara, y como no hay otra del club no veo pq no voy a quedarme con ella. Resulta que pidió disculpas y acepta su equivocación en las formas porqué con su sinceridad en las declaraciones estaba siendo contraproducente para el colectivo, pero más allá de eso, no se desdice de ninguno de los motivos por los que montó en cólera. Más claro agua… todavía estoy esperando la explicación del supuesto responsable del club. Ya el hecho de que el entrenador se tenga que distraer con esas historias, porqué el responsable (ni su superior) lo hacen clama al cielo. De pena.
    A nivel deportivo el año ha sido malo, no lo vamos a negar. Hay cuestiones que nadie entiende… ¿Cómo puedes si quiera comparar a Gurpegi con J. Martínez, Marcelo?
    Su obcecación con poner a Gurpegi en el centro me recuerda a la de Caparros con Orbaiz en su último año. Pero me temo que el bajón deportivo y mental del colectivo ha sido tal que no había mucho por donde mejorar. Nos plantamos en el primer trimestre de la liga con Herrera, Amorebieta, Aurtenetxe lesionados, Muniain de carnaval, J. Martínez en Múnich y Llorente pensando en que decirle a su amigo Joserra, por la noche. Por no hablar de tantos otros que han sido un espejismo de lo que fueron el curso anterior… y por no hablar del cáncer que han sido los Fernanditos durante toda la temporada. Me temo que a nivel deportivo Bielsa va a pagar la resaca en la que TODOS los jugadores han estado inmersos este año. Para mí ni es el culpable, ni se lo merece.
    No tengo ninguna duda de que el año que viene va a ser mejor… lo será con Txingurri… y lo hubiese sido con Bielsa.

  10. me parece muy fuerte que Bielsa le viene grande a este Athletic. este Athletic somos todos, no sólo la Junta Directiva. no nos hagamos de menos. vendrán otros y el Athletic seguirá siendo grande.
    dicho esto, gracias a Bielsa por el trabajo realizado y suerte al que venga. porque es la suerte de todos.

  11. Formidable artículo. Uno más. En mi opinión se entiende perfectamente que a quien le viene grande Bielsa es a este presidente, a su junta y demás estamentos de nuestro club. Quienes nos representan y quienes trabajan en nuestro equipo parece que han hecho causa común contra este hombre y, sin atreverse a concretar uno o varios motivos para alejarlo del Athletic, se dedican a esparcir insinuaciones y a pedirnos a los aficionados y/o socios que confiemos en ellos y nos creamos que están haciendo lo correcto y que Bielsa no nos conviene. Infantil.

    Las explicaciones(!?) de Urrutia el viernes, flanqueado por cierto por Corres (¿os acordáis de lo que dijo de él Bielsa antes del Osasuna?) son tan patéticas… solo de pensar en cómo sería la reunión con Bielsa… pienso que éste se sentirá como el sobrino del tío Oblongo en aquel memorable sketch de Les Luthiers, a quien el reverendo O’Hara le dijo tras hacerle una prueba “que un solista como yo cantando en un coro era un verdadero desperdicio. Y que él tenía por norma… ¡deshacerse de los desperdicios!”.

    Intento verlo con sentido del humor para disimular la vergüenza que siento con esta Junta, y bien que lo sufro. Aquí en València a Valverde, después de subirle a los altares, ahora se le considera un mentiroso, y Urrutia demostrará en cuanto le anuncie como nuevo empleado en nuestro banquillo que el viernes mintió y que no es la primera vez que lo hace y me temo que no será la última.

    Un saludo.

Trackbacks/Pingbacks

  1. Gure estiloa? ← escoin.net - [...] Bielsa le venía grande a este Athletic en Juego de Cabeza. [...]