Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Como no podía ser de otra forma…Valverde



Ernesto Valverde asume su nueva etapa en el Athletic como un reto. Foto MITXI[/caption]

Los que tiran con bala contra Josu Urrutia y sus anodinas ruedas de prensa ya tienen una muesca más en la culata de su revólver. La comparecencia del presidente para presentar a Ernesto Valverde como nuevo entrenador era más previsible que los partes meteorológicos de esta primavera que se nos ha ido sin que nadie haya sabido si ha venido. 

Habrá quien acuse al presidente de haber estado mareando la perdiz sin motivo durante dos semanas, y no le faltará razón, y habrá quien recuerde que el nombramiento de Valverde llega con dos años de retraso y, posiblemente, tampoco andará desencaminado en su análisis. Ya se sabe que últimamente las cosas de Ibaigane llegan con un halo de misterio que da mucho que hablar y poco que decir.

La elección de Valverde estaba cantada prácticamente desde que Urrutia anunció que no renovaría a Bielsa. Nadie se ha creído eso de que una vez acabado el periplo del argentino por decisión unánime de la directiva, los responsables del Athletic se sentaron a identificar por unanimidad el perfil del entrenador más adecuado para sustituirle; hubiera sido una irresponsabilidad de tal calibre, que hasta los más furibundos detractores de la actual junta la habían descartado por imposible. Cuando el presidente dijo que Bielsa no seguía, hubiera quedado mejor dando a continuación una pista sobre sus intenciones a los periodistas. Por ejemplo, si hubiera dicho: el próximo entrenador es uno cuyo nombre empieza por Val y acaba por verde. Se hubiera ahorrado tener que hacer el paripé de que se lo estaban pensando estas dos semanas y hubiera evitado rumores, especulaciones y maledicencias.

Pero al margen de las circunstancias que han rodeado su nombramiento, la de Ernesto Valverde es ahora mismo la mejor elección a la que podía optar el Athletic. No lo va a tener nada fácil y lo sabe, pero es el más indicado para sacar adelante una situación que se anuncia peliaguda. De un tiempo a esta parte el Athletic vive periódicas guerras banderizas con escasos momentos de tregua. Ahora mismo asistimos a una etapa de recrudecimiento de la belicosidad del personal a raíz del abrupto final de Bielsa. Como se suele decir en el argot, hay gente esperando con la escopeta cargada a que empiece la temporada. 

Y el comienzo de la temporada se anuncia complicado para el equipo. Las obras de San Mamés obligarán al Athletic a jugar fuera como mínimo las tres primeras jornadas, si no son cinco a poco que se compliquen las obras, y el nuevo campo permanecerá en precario durante todo el curso, con el vacío detrás de una de las porterías al estilo de Vallecas. El nuevo campo será además nuevo para todos, aunque suene a perogrullo. Esto es, a los rojiblancos les faltarán las viejas referencias para situarse sobre el terreno, las sensaciones de toda la vida, el sentirse de verdad en casa, en definitiva, algo que solo se podrá corregir con el paso del tiempo y el hábito al nuevo escenario.

Y por encima de las cuestiones materiales, estará muy presente sobre todo en los primeros partidos, el recuerdo de Bielsa, interesado o no, esa es otra cuestión. Como hace dos años, sobre el cogote del técnico argentino pendió la memoria de Caparrós. Que quienes agitaron antes la memoria del de Utrera, sean los mismos o parecidos que ahora enarbolarán el recuerdo de Bielsa es casi lo de menos. Es fútbol y en este negocio no son pocos los que tienen como modus operandi eso de 'de que se habla que me opongo'.

Ernesto Valverde es la mejor elección tanto por su contrastada trayectoria como técnico, como por su conocimiento del medio. Además, la afición tiene la sensación de que a Ernesto se le debe una después de cómo acabó su anterior estancia en el banquillo del Athletic. Las gentes rojiblancas tienen memoria y conciencia y saben que Valverde no mereció acabar como acabó hace ocho años. Hasta los más sinceros bielsistas se adelantan a manifestarle su apoyo. Tiene crédito y se ha ganado el respeto del personal, dos valores a tener muy en cuenta en las circunstancias actuales. 

Valverde es un hombre de la casa que no necesita de periodo de adaptación. Seguro que ya está rindiendo al cien por cien porque además está rodeado de gente a la que conoce desde hace mucho tiempo, compañeros de vestuario como el propio presidente o Cuco Ziganda, el responsable de surtirle de los jóvenes valores que precise. Sabe dónde se ha metido, como reconoció ante los micrófonos, y sabe que está ante un reto de indudable dificultad, en el que la comparación será constante al menos en los primeros compases. Tiene conocimiento y personalidad suficientes para superarlo. Y, sobre todo, es el nuevo entrenador del Athletic.
</p>

		<style>
			.huge-it-share-buttons {
				border:0px solid #0FB5D6;
				border-radius:5px;
				background:#3BD8FF;
			 text-align:left; 									}

			#huge-it-share-buttons-top {margin-bottom:0px;}
			#huge-it-share-buttons-bottom {margin-top:0px;}

			.huge-it-share-buttons h3 {
				font-size:25px ;
				font-family:Arial,Helvetica Neue,Helvetica,sans-serif;
				color:#666666;

			display:block;				line-height:25px ;

			 text-align:left; 									}

			.huge-it-share-buttons ul {
			 float:left; 									}

			.huge-it-share-buttons ul li {
				margin-left:3px;
				margin-right:3px;
				padding:0px;
				border:0px ridge #E6354C;
				border-radius:11px;
				background-color:#14CC9B;
			}

			.huge-it-share-buttons ul li #backforunical4836 {
				border-bottom: 0;
				background-image:url('http://juegodecabeza.com/wp-content/plugins/wp-share-buttons/Front_end/../images/buttons.30.png');
				width:30px;
				height:30px;
			}

			.front-shares-count {
				position: absolute;
				text-align: center;
				display: block;
			}

			.shares_size20 .front-shares-count {
				font-size: 10px;
				top: 10px;
				width: 20px;
			}

			.shares_size30 .front-shares-count {
				font-size: 11px;
				top: 15px;
				width: 30px;
			}

			.shares_size40 .front-shares-count {
				font-size: 12px;
				top: 21px;
				width: 40px;
			}
		</style>
		
		<div id=

Share This: