Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Cómo seguir siendo del Athletic y no morir en el intento



Profesionalismo o sentimiento. A lo mejor se pueden compaginar las dos cosas. Foto MITXI

Profesionalismo o sentimiento. A lo mejor se pueden compaginar las dos cosas. Foto MITXI

Una de aquellas sentencias del gran Piru Gainza:
Ese sería muy listo si los demás fuéramos tontos“.

Los últimos acontecimientos que ha sufrido el Athletic en forma de pérdida no deseada de jugadores y las consecuencias derivadas, plantean un escenario desconocido hasta ahora en la historia del club rojiblanco que merece una reflexión profunda en la institución y en su entorno. El fallido fichaje de Herrera por el Manchester United lo ha tomado el aficionado rojiblanco con un actitud rayana en la resignación cristiana, al contrario de lo que sucedió hace unos meses sobre todo por el caso Llorente y en menor medida por las salidas de Amorebieta y Javi Martínez, cuando la indignación rezumaba por todos los poros rojiblancos. Si entonces la afición reaccionó incrédula y decepcionada primero y enfurecida después, ahora, tras el no traspaso de Herrera, la misma afición parece respirar aliviada, como si el misterioso fracaso de la operación hubiera puesto al Athletic a salvo de males mayores. Pero el hecho de que Herrera siga en San Mamés no alcanza a ser más que un alivio puntual y ello si todo el mundo se pone acuerdo en olvidar y echar tierra sobre el asunto cuanto antes, cosa harto difícil, porque seguro que no faltarán voluntarios que lo resucitarán a medida que se acerque diciembre con su mercado de invierno. Al tiempo.

El Athletic y sus seguidores se equivocarán si pretenden capear este temporal encogiendo los hombros y haciendo como que no llueve mientras transitan bajo el diluvio. Resignarse aceptando que esto es lo que hay y los tiempos son así, es el camino más corto hacia el abismo. El Athletic es distinto, esa diferencia es su seña de identidad y encuesta tras encuesta se demuestra que una aplastante mayoría de sus socios y seguidores quiere seguir manteniéndola. Se trata pues de preguntarse cómo se puede seguir siendo del Athletic (el que quiere su seguidor, no otro) sin morir en el intento. Cómo se pueden mantener esas señas de identidad sin acabar devorados por un mercado que no entiende de romanticismos y que parece encontrar terreno abonado en las nuevas generaciones de futbolistas.

La fidelidad de la masa social a la idea no está a prueba. Es más dudoso que la cosa sea igual en el vestuario. De momento, la praxis dice que todo aquel que ha tenido ocasión se ha marchado, incluso perdiendo dinero y hasta oportunidades deportivas. Puede que exista algún jugador que haya rechazado ofertas y preferido seguir como rojiblanco, pero creerlo es una cuestión de fe. ¿Se puede seguir siendo del Athletic y no morir en el intento cuando los jugadores no parecen tenerlo tan claro?. Es otra pregunta para la que, de momento, no hay respuesta. Y no vale con subir las cláusulas hasta cifras de ciencia ficción. Al final siempre se quedarán cortas (¿alguien sospechaba que el Bayern iba a pagar lo que pagó por Javi Martínez?) y nunca se podrá retener a un futbolista contra su voluntad. La fidelidad no se exige ni se compra; se tiene o no se tiene.

La seña de identidad más importante del Athletic es la composición de su plantilla, pero no lo es menos su palmarés. El Athletic es grande no porque juega solo con futbolistas propios, sino porque compite siempre en la élite y gana títulos con esa autolimitación. Esa es la grandeza de la que sus seguidores se sienten orgullosos. Porque equipos que juegan solo con sus futbolistas los hay a montones…de Segunda B para abajo casi todos y en toda Europa. El único que ha competido siempre en la élite de igual a igual es el Athletic. Esa es la diferencia que ahora se está perdiendo de vista.

Hace apenas dos temporadas los leones jugaron dos finales en una nueva demostración de que su idea sigue siendo válida. Pero han pasado muchas cosas desde entonces que no obedecen precisamente a una cuestión coyuntural sino que derivan de la propia estructura del fútbol actual. Nunca antes se concentró tanto dinero en tan pocas manos. Apenas una decena de clubes europeos acumula el suficiente poder para manejar el mercado mundial. Ya expoliaron el fútbol sudamericano, dejando a competiciones de nivel y a clubes históricos convertidos en caricaturas, en donantes de órganos para ricos. Boca Juniors, River Plate, Peñarol, Nacional, Santos, Fluminense, Flamingo, Colo Colo, Universidad Católica… no son más que fantasmas que vagan por sus penossa ligas arruinados económicamente por la mala gestión de sus dirigentes y deportivamente por la voracidad de los grandes europeos.

Ahora nos empieza a tocar a nosotros. Sevilla, Valencia, Atlético de Madrid… Athletic, cualquiera que asome la cabeza sufre el expolio inmediato de sus mejores elementos. Pero el Athletic no puede ni debe encontrar consuelo en el mal de muchos. Los demás están integrados en el mercado y lo que cobran por unos lo pueden invertir en otros siguiendo la máxima de que el pez grande se come la chico. El Athletic, no. El Athletic tiene que buscar otras soluciones que, de momento, no se adivinan y no llegarán si no se pone manos a la obra para encontrarlas.

La cosa pinta muy mal y no hay más que repasar la historia para comprobarlo. Desde 1980, año en el que el derecho de retención quedó abolido, el Athletic solo había perdido en contra de su voluntad a cuatro jugadores. Julio Salinas fue el primero que se acogió a la libertad de contratación recién estrenada y a los nulos escrúpulos de Jesús Gil que no suscribió aquel llamado pacto de caballeros que firmaron los presidentes de los clubs para atemperar las consecuencias del fin de la retención. Años más tarde fue Eskurza el que abandonó el club en contra de la voluntad de dirigentes y técnicos, aunque su caso se atempera con algunos matices. Los últimos en marcharse fueron Lizarazu al Bayern, Karanka al Real Madrid, previo pago de la cláusula y Ezquerro, otro caso matizable.

El resto de las salidas más sonadas fueron pactadas o respondieron a los intereses del club. Andoni Goikoetxea se marchó al Atlético a cobrar en sus últimos años de carrera lo que no había cobrado ganando dos Ligas y una Copa; Zubizarreta tomó el camino del Camp Nou a indicación de la directiva del Athletic y además tuvo el detalle de ceder el porcentaje que le correspondía del traspaso. Ferreira se fue al Atlético como pieza de cambio en el fichaje de Uralde; Alkorta fichó por el Real Madrid para solucionar un problema de tesorería en Ibaigane, lo que le costó al entonces presidente Lertxundi una lluvia de tomates en la presentación del equipo en San Mamés. Del Horno fue vendido al Chelsea porque el Athletic eligió el dinero por encima del jugador.

Solo el último año el Athletic ha perdido a tres futbolistas y si no se ha ido el cuarto no ha sido precisamente por voluntad del jugador. Entender cuanto antes que las cosas han cambiado es imprescindible para tratar de encontrar una solución. Estamos en otro momento clave de la historia del fútbol, como lo fueron en su día el paso del amateurismo al profesionalismo, la fundación de la Liga, la llegada de los extranjeros o el ya comentado final de la retención. El Athletic supo salir con bien de todas esas encrucijadas, aunque en algún caso tardara más de lo aconsejable en adaptarse a los tiempos.

Queremos seguir siendo del Athletic pero no morir en el intento. A lo mejor es que estamos buscando la cuadratura del círculo y no queremos darnos cuenta.

Share This:

12 Comentarios

  1. Creo que es muy positivo abrir este debate sobre cómo debe ser el Athletic del presente y el futuro . Creo que nadie está pensando en perder nuestra filosofia deportiva que es la admiración del mundo .

    Podemos y debemos mejorar lo que está bajo nuestra responsabilidad y gestión directa de la institución Atheletic Club y que tanto hemos comentado aquí :

    1. Organizar mucho mejor Lezama . Definir objetivos . Crear un centro donde entrenadores con vocación de crear escuela , tengan contratos estables y con trabajo verificable en el tiempo . Por ejemplo , cuanto tiempo llevamos buscando un portero y no hemos conseguido en 10 años formar ninguno ?

    2. Fortalecer la estructura ecónomica del Athletic . Si el Atheletic hubiera perdido a Herrera y por Llorente hubiera cobrado la clausula , se habrian obtenido casi 100 millones de euros que formarian un fondo de maniobra muy importante despues de años de calamitosa gestion economica .

    3. Por qué el Athletic deja de lado toda la herencia vasca de Argentina por ejemplo ? En Argentina se edita periodicamente en un libro , todos los apellidos vascos y sus familias desdemás de dos siglos . Qué diferencia hay para jugar en el Athletic entre estar ccensado desde los 15 años en Euskadi o ser descendiente de un Otamendi o Arruabarrena en Argentina ?

    4.El nivel de exigencia de los clubs-champions , vease el caso Ozil … en dos años bajo capricho , el Real Madrid ha dedidido traspasarlo . Qué pasará en un año o dos con los Llorente , Illarra …? estoy seguro que serán mucho asequibles y mucho más real su valoración . Por ello , soy partidario de vender siempre ante estas cifras astronomicas ya que si Lezama y nuestros tecnicos funcionan como debe ser , no pasará nada que ya hemos conocido ..No olvidemos dos cosas el Athletic que disfrutamos en 2012 , fué fruto de un hombre trabajador como Caparrós y de un hombre de futbol como Bielsa …ellos hicieron de estos chicos el producto deseado , no se sabe por cuanto tiempo de los clubs derrochadores .

    5. Mejoremos lo nuestro . Nada nuevo está pasando . Hicimos una tribuna con el dinero de Jesus Garay y hoy hemos pagado deudas con Javi Martinez pero tengo el convencimiento que no tenemos una gran organización como club . Creo que haber gastado el dinero de Javi en estos fichajes , es un gran error . Espero que en algún momento contemos con verdaderos gestores que le den al Athletic una organización modelica+ para seguir viviendo por y para el Athletic .

  2. No escribía desde el mítico “Conversaciones en la Catedral”. lo hago alentado por mi amigo GORI (un pequeño guiño virtual, compañero).

    Grandísimo post, JC. La última frase me intriga, se lo que dice pero no lo que quiere decir JC… En cualquier caso, aprovecho, un par de apuntes:

    Respecto a Herrera: si hubiera sido más sincero o más claro mejor. En mi opinión, hoy en día se cuentan con los dedos de una mano los equipos que puedan “seducir” a jugadores del Athletic (salvo a Amorebieta, claro): Bayern, Juve, MU, Barça, Madrid, y poco más.

    En todo(s) este/estos asunto(s) yo soy optimista por dos motivos. Por una parte, el debate es enriquecedor y no hay medio de comunicación, bar o ascensor que haya quedado al margen. Demuestra que el Athletic, su masa social palpita. Por otra, ha centrado el debate, yo creo que los socios y aficionados nos reconocemos más que nunca en la diferencia (respecto a otros equipos me refiero). De alguna manera ha servido para redescubrirnos. No hace mucho eramos diferentes porque jugabamos únicamente con vascos o jugadores formados aquí(más o menos). Ahora lo somos porque (y añado, gracias al trabajo Bielsa), hemos COMPETIDO, sin excusas, sin complaciencias, al mayor nivel, únicamente con jugadores vasco so jugadores formados aquí (más que nunca en los últimos 20 años, por cierto). Pues bien, ahora hemos dado una vuelta de turca más, y me alegro: en nuestro subconsciente hemos asumido (la mayoría, creo yo) que somos “antagónistas” en éste fútbol globalizado, mercantilizado… (y añado, gracias al discurso de Bielsa y al proceder de la junta). Ya también somos diferentes en eso porque antes de eso no hablabamos. A mí eso me pone, mucho además. Otros (los menos, creo yo) quisieran ser como los otros a cambio de más hipotéticos títulos, Champions…)

    Es cierto, ALGUNOS jugadores no han llegado a una estación y se han bajado, o directamente se han bajado del tren en marcha. Pero, detallemos..¿Cuántos? 4. pero dos traídos de otros equipos (sí, incluyo a Herrera, aunque siga aquí; quién sabe, con el tiempo igual hasta predica de obra y no solo de palabra), y otros dos, pésimamente asesorados y “listos” como el Bartolín aquel que se autosecuestro en busca de fama y notoriedad.

    Lo que me revienta son los que aprovechan la circunstancia para desvirtuar el debate y encuentran en nuestra filosofía la razón de nuestras desdichas. Ni es verdad eso, ni que al poder fichar extranjeros con el dinero ingresado pudieramos ser más competitivos. No a medio plazo. El extranjero se iría más fácil, los de aquí no hallarían motivos para decir que no no al Bayern, la Juve o al Manchester United, sino al Tottenham, Atlético de Madrid o Fulham, como Amorebieta. por no hablar de la identificación de los socios y aficionados con el equipo.

    “El qué hacer” que diría un marxista. Pues mirar a las entrañas más que nunca, poner el foco en los que se quedaron más que en los que se fueron, donde y como acabaron unos y otros… y, eso sí, como la tradición no esta reñida con la modernidad (bien entendida), vendernos mejor, tanto fuera como dentro.

    ¿Alguien se imagina cuan venerado sería un equipo, pongamos por caso, galés, que jugara solamente con jugadores galese al más alto nivel en la Premier, con títulos, y que hubiera llegado hace poco a dos finales haciendo un fútbol primoroso?

    Hace unos meses en un reportaje en el semanario ARGIA sobre fútbol y política en Córcega, el presidente de un club de fútbol corso decía que su espejo era la Real, como equipo de cantera, arraigado a la tierra, compitiendo en primera… No hacia mención al Athletic, pero es que eso, ni se le ocurriría, porque, sencillamente, es IMPOSIBLE.

    ¡Hala! Toma “tocho”… behin idazten hasita ezin gelditu… BARKATU.

  3. Excelentes comentarios.

    Estoy muy de acuerdo con Richard en todos sus planteamientos.

    Desde el otro día que Juan Carlos puso como ejemplo a Billy Beane, me quede pensando que el béisbol japonés es aún un mejor ejemplo. Es raro que los jugadores se marchen de su liga, y no precisamente por falta de calidad u ofertas para triunfar en las mayores, como lo ha demostrado Ichiro Suzuki y otros grandes peloteros que si han desidio dar el salto.

    Para hacer el cuento corto ya que esto se trata de futbol, los japoneses ganaron los 2 primeros mundiales de beisbol que permitían jugadores profesionales de grandes ligas, dejando a todo el mundo boquiabierto, ya que las grandes estrellas del beisbol son Norteamericanas, caribeñas y venezolanas.

    Esto lo comento, ya que hay similitudes entre los japoneses y los vascos, como por ejemplo su nacionalismo y la férrea defensa de su cultura. La diferencia por otro lado, se me antoja que está en su organización y disciplina de trabajo.

    Como plantea Richard, el primer cambio que se puede, y debe dar, es el interno. Se necesita organizar al Athletic hasta convertirlo en un modelo de eficiencia y gerencia deportiva.

    Contra esto, atenta los intereses políticos y económicos que rodean al club, y que muchas veces llegan a estar representados en sus directivas. No puede existir ese tipo de clanes, o tribus políticas conduciendo un club que se tiene que concentrar solamente en lo deportivo.

    Finalmente, el Athletic tendría que debatir seriamente que significa ser formado en Euskal Herria, un asunto geográfico o cultural. Si es cultural, no veo diferencia alguna entre un vasco nacido en Bilbao u otro nacido en Venezuela, Argentina o Uruguay, por mencionar solo algunos países con grandes colonias vascongadas.

    Saludos.

  4. muy interesante el artículo y los comentarios. Sobre los aspectos que se han comentado me gustaría decir que creo que Lezama está funcionando a un buen nivel desde hace bastantes años, siempre mejorable como todo. Si no podemos hacer un equipo con 11 canteranos es por la exigencia de la competición y no porque no haya buenos jugadores (si ya no sabemos formar futbolistas mejor que cerremos y nos dediquemos a otra cosa).
    La organización del club ya es otro tema pero mientras a la directiva se la elija cada cuatro años y, generalmente, en base a factores que no tienen que ver con la organización y el proyecto, si no con el nombre del entrenador y los fichajes de cada candidatura, el tema no va a cambiar mucho. Unas juntas serán mejores y otras peores..
    En cuanto a los jugadores parece que la corriente de los próximos años es la concentración de los mejores jugadores en pocos equipos. Creo que tiene razón Richard cuando dice que hay que estar atentos porque estos equipos usan a los jugadores como pañuelos de papel. Si no podemos ser un equipo del primer nivel económico hagamos lo posible por ser los más solventes del segundo nivel. Me refiero a que cualquier jugador vasco de calidad que no esté en Manchester, Londres, Madrid, Barcelona, Turín o Munich vea que la oferta del Athletic es la mejor económica, deportiva y personalmente. Si además conseguimos que nuestros propios chavales no se vayan en ningún caso pues mejor, pero si se van hay que aprovechar para reforzar al club en todas sus estructuras. También pienso que la evolución del mercado es favorable al Athletic: con la crisis que hay creo que se tiene que acabar el “chantaje” al que nos sometían algunos jugadores porque no íbamos a encontrar a un sustituto en nuestro mercado. Ahora ya no es tan fácil irse a Sevilla, Valencia … porque no tienen estabilidad como hay aquí. De hecho, pienso que ahora es el Athletic el que se puede permitir “chantajear” a los jugadores (y al que no le guste se puede ir al Fulham).
    No me quiero extender mucho más. Termino diciendo que no me gusta la idea de traer a argentinos porque tengan un apellido vasco (para eso tenemos a Arbeloa o Arizmendi más cerca). Otra cosa sería traer futbolistas jóvenes de cualquier parte del mundo y formarlos en Lezama: yo siempre sentiré como más “nuestro” a un futbolista nacido en Malasia pero formado en Lezama que a un txuri-urdin que viene a Bilbao por su interés deportivo o económico (sin que tenga nada en contra de los fichajes cuando hacen falta). Pero eso es otro debate …

  5. Lo del Gatopardo. Cambiar todo para que nada cambie.

    Lo digo porque el fútbol, como todo, va a una velocidad desquiciante. Si hace diez años nos dicen que uno de nuestros jugadores iba a fichar por la Juve, otro por el Bayer y otro por el Manchester (imagino que al final se irá) nos hubiera parecido imposible. Si hace cinco o seis temporadas nos dicen que el Valencia, el Atlético o el Villarreal no son un peligro para nuestros jugadores sino que la amenaza viene del Anzhi, del Mónaco o del Manchester City no lo hubiéramos creido. De la misma forma, las declaraciones de Urrutia acerca de que el Athletic debe ser la máxima aspiración para sus jugadores, etc, que nos parecieron tan acertadas y coherentes hace apenas un año nos parecen hoy fantasiosas, irreales, hasta un punto infantiles.

    Esto es una locura. Ahora parece que no podremos retener a ningún jugador. Ni a Muniain, ni a Laporte, ni a Willians ni a absolutamente ningún jugador que destaque media temporada y consiga ser destacado en un reportaje en Deportes Cuatro. Y, sin embargo, yo creo que esto, como todo, pasará. Es una moda, un efecto catarata provocado por estos tiempos del espectáculo, por imitación, por resonancia mórfica o por lo que sea. Pero pasará.

    Yo creo que hay que aguantar. Aguantar mientras pasa esto que está pasando. Y de mientras, facturar todo lo que se pueda por esos chavalitos impresionables, si no se puede evitar, y hacernos un club fuerte en nuestro nivel. Y abrir un poco la mente. No sé si es ampliar a cultural el criterio geográfico, como dice Gustavo Avila, o atraer a chavales de todo el mundo, o simplemente ser la selección de Euskadi a fuerza de talonario o de presencia institucional. No sé qué es. Pero algo hay que cambiar, si queremos que nada cambie.

  6. Una mejor explicación mia para Peio …No es que recomiende el fichaje de argentinos con apellido vasco como solución , sólo quiero contrastar o saber qué criterios se utilizan para incluir a un chico en el futuro Athletic porque se puede poner un ejemplo muy fácil . Si Messi lo hubiera captado Lezama con 12 años y viviendo en Barakaldo …estariamos todos de acuerdo que es el prototipo del futbolista vasco ?? . Si coincidimos afirmativamente en ello …empecemos a empadronar desde ya a cuanto chaval sea de donde sea ….y ya no hará falta , ni será necesario convenir con equipos de la tierra . El tema es complejo y cuestionable . Nos movemos en una dirección totalmente nueva , opuesta a esos tiempos que no se queria fichar a Jose Eulogio Garate o Chus Pereda . Sólo unos nuevos estatutos y con criterios perfectamente expuestos nos ayudarian a devolvernos la ilusion para un futuro Athletic …y siempre vasco .

    • gracias, Richard: yo no tengo nada en contra de traer a descendientes de vascos pero si vamos a abrir las fronteras hagámoslo del todo. Yo animaré y me ilusionaré igual con cualquier chaval que hayamos formado en Lezama, ya se apellide Arruabarrena o Mbemba. En mi opinión la esencia del Athletic no es el ADN de los jugadores, si no la etiqueta “hecho por nosotros para nosotros” con refuerzos puntuales porque queremos competir con los mejores

      • Gracias por tu respuesta . Tu criterio me parece muy válido para seguir el debate . Creo que necesitamos la iniciativa institucional y social del Athletic para aportar ideas compartidas por todos . No deseo abrir otras lineas de actuación pero la Real no tiene este problema y nadie cuestiona su naturaleza vasca .

        Como seguidor del Athletic , sí necesito un club fuerte en su organización y fuerte economicamente y a partir de ahí , tenemos que aceptar que cuanto mejor lo hagamos ….más presión tendremos de los tiburones de la champions ….eso será siempre ¡¡¡ ..y otra alerta , cuando los Llorente , Illarra , Azpilicueta , Arteta , Monreal …pierdan valoración , no perdamos la cabeza en recuperarlos a cualquier precio …porque seriamos nuevamente esclavos de nuestro futuro .

        Si Caparrós primero y Bielsa después consiguieron recuperar el Athletic , a pesar de las millonadas salvajes , es que podemos ¡¡¡ . Necesitamos una organización fuerte y unos númeeros fuertes . Saludo

  7. La verdad es que es un debate interesante y bastante bien planteado, hasta que no leí a Gustavo, creí que nadie iba a hablar del aprovechamiento político que se hace del club y el daño que esto le hace.
    En cuanto a la filosofía no creo que sea el problema, aunque no entiendo por qué los entrenadores pueden ser “foráneos” y los jugadores no.
    Tampoco entiendo lo de Logroño y Navarra como comunidades asimiladas. Lo de las comunidades asimiladas tiene el problema del desapego como creo que ha sido el caso de Llorente o Javi Martinez.
    Luego cuando tus jugadores destacan es fácil que vengan por ellos, la muy buena temporada que hizo Bielsa el primer año, puso a estos jugadores en valor, el año anterior nadie habría dado un € por ellos.
    Y por último la pésima gestión que se ha hecho de la salida de Llorente por parte del club, ya que si la salida era un hecho, el problema que se creó por castigar al jugador, pudo llevar al equipo al descenso de categoría. Sin contar la pasta que se perdió por el hipotético traspaso

  8. Hola a todos,

    Para mi lo que realmente ha cambiado en estos años es la mentalidad de los futbolistas, que se han vuelto infinitamente más egoístas y peseteros. Pero esto no solo en Euskal Herria sino en el mundo entero.

    Antes los jugadores sentían más los colores y equipos de segunda fila tipo Deportivo, Atletico, Valencia, Villarreal etc. podian mantener a sus estrellas, ya que estas se identificaban con el equipo y a su vez dichos equipos terminaban compitiendo con los más grandes.

    Los jugadores en aquellos tiempos estaban comprometidos con la causa, asi por enumerar unos pocos ejemplos: Valerón con el Depor, Baraja con el Valencia, Joaquín con el Betis, Totti con la Roma, Henry con el Arsenal, Fernando Torres con el Atletico… y eso por citar solamente a las estrellas pero con los jugadores de un nivel pelín inferior ocurría exactamente lo mismo.

    Ahora todo ha cambiado de repente. El pastel del futbol mundial se reparte solamente entre unos pocos clubes y parece que un jugador no es nadie si no juega en alguno de ellos. Además la crisis mundial ha incrementado las ganas de trincar pasta por parte de los futbolistas, prueba de ello es que por ejemplo Raúl Gonzalez se ha ido a Qatar por pasta, siendo uno de los ídolos de la Bundesliga.

    En definitiva, creo que lo que ha cambiado es la mentalidad de los futbolistas, fruto de esta especie de mercado global cuya mentalidad todo lo puede y todo lo corrompe.

    Contra esto es muy dificil luchar, podemos hablar de tener más y mejores ojeadores, de modernizar Lezama etc. etc. pero si los futbolistas no sienten los colores y van únicamente a lo suyo poco podremos hacer.

    Saludos del Tigre.

  9. Creo que no hay ninguna directiva del athletic que quiera abrir el melon del tema en profundidad yo personalmente pienso que estamos abocados a ser un club modelo real sociedad, ajax etc….
    el como hacerlo debe ser decision de los socios pero no pago una cuota para jugar unicamnete con vascos y ser formador de equipos grandes y quedar del 10 al 15

  10. Aupa Igor!!! Qué bueno que volviste!
    Iba a escribir una parrafada infumable sobre Herrera y leyendo a Gontzal en “Aquí hay zarpazo” y tu artículo JCL, recuperando esa frase del mítico Piru Gainza y la opinión de Beñat Zarrabeitia hoy en GARA, + los comentarios que habéis hecho, poco más voy a añadir. Así que prefiero guardar las cerillas y la gasolina, para una más conveniente ocasión, no me vaya a quemar.
    En general, comparto lo que habéis dicho, salvo con lo de la captación de foráneos.
    Formación, Captación, cesiones y fichajes= gestión de jugadores y equipos, lo dejo para los profesionales. Profundizar en lo que somos haciendo participes, a exjugadores, a los socios, vendernos mejor, establecer una clara, duradera y eficaz política de captación y fichajes, etc., etc.… a la masa social. Efectivamente, el voto para los socios/as. Cada JD ha aplicado la filosofía, más o menos, como le ha dado la gana. Lo que ocurre ahora no es una casualidad divina.
    Estoy de acuerdo Gustavo, pena de lucha de poder, en vez de dar continuidad, trabajando con la autocrítica y mejora continua como bandera, dejando trabajar a los profesionales en un asunto a largo plazo como es la formación de futbolistas profesionales, teniendo claro un perfil de jugadores y estilo de juego que quieres implantar, se está en continuo cambio. Por lo menos, esa sensación tengo desde hace años.
    Por que se van? Cómo evitar que se vayan?
    Pues a la 1ª pregunta El Tigre se acerca a lo que pienso. Pero evidentemente no quita para que sea “sólo” eso. La 2ª, profundizar en lo que es el ATHLETIC, dentro y fuera.
    AUPA ATHLETIC!!!