Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Cuatro días a lo grande



Kostas Vasileiadis es la imagen del Uxue Bilbao Basket para la Copa

Kostas Vasileiadis es la imagen del Uxue Bilbao Basket para la Copa

Con la entrada de febrero, llega una de las citas más atractivas de la temporada que se repite desde hace 30 años. La Copa recala en Gasteiz por cuarta vez para convertirla en un hervidero de baloncesto, cuatro días para el disfrute de aquellos a los que este deporte les gusta más que a un niño un lapiz. Después de Madrid y Barcelona, donde el ambiente se dispersa y pierde encanto, el torneo vuelve a una ciudad con el tamaño justo para que las aficiones se mezclen y disfruten juntas, que de eso se trata en una cita que se concibió como el escaparate de un deporte emocionante e incierto. El formato acabó siendo imitado en toda Europa porque reúne a ocho equipos en cuatro días en los que todos los partidos son finales. Hay quien se la toma como un objetivo en sí mismo ya que a nadie le amarga un trofeo, aunque no suponga nada más que eso. Otros la consideran un premio a los méritos contraídos en la primera mitad de la temporada y no se presionan en exceso. Pero todos coinciden en una cosa: saben cuándo llegan, pero no cuándo se marchan. Como decía alguien, hay que poner más de una muda en el equipaje, por si acaso.

A la Copa acude el Uxue Bilbao Basket por cuarta vez en su historia. Los bilbainos debutaron, precisamente, en 2008 en el mismo Buesa Arena -bueno, es uno más pequeño- que le acogerá mañana. Ese año, el equipo que dirigía Txus Vidorreta llegó como cabeza de serie tras haber sido líder de la Liga, pero partía como víctima en cuartos de final ante el Barcelona. Pero el Bilbao Basket dio la sorpresa, se plantó en semifinales y cayó por dos puntos ante el anfitrión Baskonia para asombro de la elitista concurrencia a una edición en la que el club bilbaino empezó a construir lo que ha sido después.

En 2010, al Bilbao Basket le tocó ejercer de organizador en un mal momento. El equipo se encontraba en plena reconstrucción después de la salida de Vidorreta y la llegada de Fotis Katsikaris y su cabeza estaba a otras cosas, como era salvarse del descenso. Así, el Caja Laboral, de nuevo, hizo sangre y sacó del torneo al anfitrión a la primera, como estaba previsto. El público bilbaino se lo tomó con resignación y se mantuvo fiel hasta el final de una edición que llenó el Bizkaia Arena del BEC.

La última participación copera de los hombres de negro tuvo lugar en Madrid en 2011. Otra vez con el Caja Laboral como rival, el optimismo era grande porque se pensaba que era una buena ocasión de derribar a los baskonistas, pero otra vez el Bilbao Basket fue eliminado en cuartos de final pese a la exhibición de Kostas Vasileiadis, con 31 puntos y 7 triples que han quedado en los anales del torneo.

Tras la ausencia de la pasada temporada, el Uxue Bilbao Basket regresa a la Copa con las expectativas elevadas tras un sorteo benévolo que habría firmado cualquiera. Los de Fotis Katsikaris van por la parte del cuadro contraria al Real Madrid, el Barcelona y el Caja Laboral, los tres equipos de Euroliga, lo que supone una invitación a soñar con la final. La plantilla bilbaina se conjura para ir con todo, sin pensar en el trascendental compromiso europeo del próximo martes en la República Checa. La oportunidad la han pintado calva y nadie quiere arrepentirse de no haberlo intentado y lo saben los aficionados vizcainos que se han ido animando poco a poco y pueden acompañar en un par de millares a los suyos.

Pero eso no quiere decir que vaya a ser sencillo. Cabe recordar que el Gran Canaria es ahora mismo el tercer clasificado de la Liga Endesa y no ha caído de ahí desde que adquirió su condición de cabeza de serie. Los amarillos han disputado siete de las últimas doce ediciones de la Copa, aunque nunca han pasado de cuartos de final. Insisten, pero al final se topan con las limitaciones propios de un proyecto que no goza de un presupuesto altísimo. El conjunto insular ha mejorado muchísimo respecto a la discreta temporada pasada y cuenta con armas para complicar la existencia a cualquiera. El Uxue Bilbao Basket y el Gran Canaria se han repartido las victorias en la Liga porque, en realidad, existe bastante igualdad entre ambos. La mayor experiencia y poder físico de los bilbainos contrasta con el juego más ligero de los canarios. Unos buscan imponerse cerca del aro y los otros apuestan por las cargas desde el perímetro a partir de la mejor defensa de la competición, con solo 71 puntos en contra por partido.

Al ganador de este partido le esperará el sábado el ganador del duelo entre el Valencia Basket y el Asefa Estudiantes. Ni que decir tiene que una semifinal ante el equipo de Txus Vidorreta provocaría un morbo tremendo, aunque por otra parte aseguraría la presencia de alguien de Bilbao en la final. Del otro lado, enfrentarse a los levantinos propondría por cuarta vez en un mes un duelo que ha hecho saltar chispas en la Liga Endesa y la Eurocup. Aunque el paso indispensable es el choque ante el Gran Canaria, la primera final de las tres que tiene que ganar el equipo que quiera quedar campeón.

El Real Madrid y el Barcelona abrirán hoy sin tregua el torneo, con una promesa de espectáculo del máximo nivel a poco que ambos se propongan jugar a meter puntos. La Copa perderá de primeras a uno de los grandes y eso que ganan los demás. Luego le tocará el turno al Caja Laboral que combatirá ante el CAI Zaragoza y contra esa maldición que dice que el anfitrión solo ha ganado dos veces el torneo: el propio conjunto baskonista en 2002 y los precursores del cuadro aragonés, aquel antiguo CAI de Kevin Magee que se impuso en la primera Copa del actual formato en 1984. 30 ediciones han dado para mucho y el Uxue Bilbao Basket se ha encontrado con la posibilidad de hacer historia. No sería la primera vez que pelea por un título, porque ya jugó una final de la Liga, pero estar el domingo en el Buesa Arena supondría estar a 40 minutos de un sueño.

Share This:

Un comentario

  1. “una semifinal ante el equipo de Txus Vidorreta provocaría un morbo tremendo, aunque por otra parte aseguraría la presencia de alguien de Bilbao en la final” tranquilo Roberto que esa presencia Bilbaina en la final la va a asegurar Unai Calbarro, je,je,je. Ojala!!!
    Me dice el presentimiento que la “sorpresa” la va a dar el Bilbao Basket. Mucho se habla de los futboleros y el anfitrión y poco de la otra parte del cuadro donde veo a Bilbao Basket y Valencia como claros favoritos para llegar a la final y en un torneo como este, ojo. El Bilbao Basket a parte de un equipazo donde Zizis, Rakovic, Moerman y Plepsic, por uno u otro motivo, no han rendido lo que se espera de ellos, tienen jugadores hechos para jugar este tipo de competiciones y si encima cogen moral, muy peligrosos.
    El Baskonia, la conjunción favorito y en casa, peligrosa (contra CAI), no tan favorito y en casa, explosiva (semifinales). La clave hoy, defender y el rebote a muerte. Se tiene que notar y mucho, el empuje de la afición.
    AUPA BASKONIA!!!
    P.D: Si no gana Baskonia la Copa que la gane Bilbao Basket!