Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Arenas se apunta a un proyecto de excelencia



El histórico Arenas trabaja para volver a ocupar un lugar importante en el fútbol

El histórico Arenas trabaja para volver a ocupar un lugar importante en el fútbol

En dos semanas, el próximo 18 de mayo, el Arenas celebrará los 96 años de la consecución de su título de Copa tras ganar al Barcelona (5-2) en una final disputada en Madrid. Ese sábado, salvo que la Federación decida llevar el partido al domingo, los rojinegros cerrarán la temporada regular en Gobela frente al Lagun Onak en un partido que puede coronar a los areneros como campeones de Tercera División. El título de Liga, para el que pelean con el Laudio, lo ven como un primer reconocimiento en un camino que quieren hacer pegado a la excelencia.

El objetivo inmediato del histórico club getxotarra es ascender a Segunda División B, una categoría en la que llevan décadas sin aparecer. La consolidación de un proyecto vertebrado a partir de la inyección económica de Elecnor, su patrocinador principal, pasa además por clasificarse regularmente para las próximas rondas de Copa y participar en la Copa Federación. El Arenas quiere hacerse de nuevo visible al mundo futbolístico y recordar que en el comienzo del siglo pasado fue un club con poderes y que además de alcanzar cuatro finales de Copa que el formato competitivo que conocemos como Liga se debe, en buena medida, al empeño que puso José María Atxa, entonces vicepresidente del Arenas, para convencer a los principales equipos del momento de la necesidad de agruparse alrededor de un torneo igualitario. Aquella aventura le duró siete años a un club que casi un siglo después ha decidido reinventarse.

Las categorías profesionales dan la espalda a los rojinegros desde hace varias temporadas. El equipo, que en estos últimos años ha vivido el cambio a un campo de hierba artificial que en nada se parece al viejo Gobela con sus tribunas de uralita, se ha fortalecido desde la Regional, que abandonó por última vez en 1997. Desde entonces ha disfrutado de dos play offs de ascenso y en uno de ellos se quedó en las puertas del festejo. Con todo, el que viene ahora es el que más opciones de éxito les da puesto que todos los que han pisado este curso ese vestuario tienen bien claro que el único refrendo a lo hecho hasta ahora es el ascenso a Segunda B.

Valor de cantera

Los actuales responsables del club han elaborado un plan estratégico para que el Arenas se maneje en clave de resultados desde sus categorías más tempranas. El reciente ascenso a División de Honor del juvenil entrenado por el ex rojiblanco Bolo reafirma sus opciones de disponer de un segundo escalón competitivo, pero el esfuerzo más potente tiene que realizarse desde la base, que en la actualidad comparten con las categorías inferiores del Romo.

El compromiso del club con la cantera, aseguran, va más allá de un afán recaudatorio. Y es que, dejando de lado al Athletic, no hay pueblo de Bizkaia sin escuela de fútbol con cuotas mensuales a satisfacer por los integrantes de las denominadas categorías escolares. ¿Revierte ese dinero en la contratación de entrenadores, renovación del material de trabajo y la metodología o se dispara inmediatamente al auxilio económico del primer equipo, entendido como bandera de la entidad?

El Arenas se encuentra en pleno proceso de renovación de su estructura de cantera y desde hace varias semanas ha dejado el trabajo de campo en manos de dos técnicos que no pierden detalle de los encuentros que disputan los distintos equipos de categorías inferiores. Uno de esos entrenadores viaja semanalmente desde Madrid ya que de lunes a viernes es uno de los encargados en la estructura formativa del Canillas: club madrileño en el que entrenan medio millar de niños y adolescentes que ha sido portada en algunos medios de comunicación por ser el equipo en el que milita uno de los hijos de Jose Mourinho. El todavía técnico del Real Madrid acude con regularidad a las instalaciones del Canillas y una vez al año ha ofrecido una charla a sus entrenadores de cantera. En la de esta campaña, hace apenas dos semanas, anunció que no volvería a estar en ese estrado como técnico blanco. Lo hizo en la confidencialidad de sentirse entre conocidos y algún que otro amigo, pero al presidente del club le pudo el momento y se trasladó a las ondas de radio nocturnas para dar fe de que el ‘Special One’ haría las maletas en junio.
La optimización de la cantera se considera una pauta ineludible para dar continuidad y fortaleza a la estructura de un club en el que son pocos los integrantes de la plantilla que han pasado por sus categorías inferiores. No hay porcentajes establecidos, pero el club, al menos en el acta fundacional de un proyecto que ya ha dejado atrás la fase de maduración, remarca la insistencia en que los jugadores formados en el club no pueden ser una anécdota.

Share This: