Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic conoce bien las segundas oportunidades



Ernesto Valverde será el noveno técnico que tendrá una segunda oportunidad en el Athletic. Foto MITXI

Ernesto Valverde será el noveno técnico que tendrá una segunda oportunidad en el Athletic. Foto MITXI

Ernesto Valverde se sentó por vez primera en el banquillo de San Mamés como técnico del Athletic el 30 de agosto de 2003. Los leones hicieron un buen partido pero perdieron 0-1 con el Barcelona. El 22 de mayo de 2005, curiosamente también con derrota aunque en esa ocasión contra el Numancia, marca el último partido del Txingurri como local al frente de los leones. El que también fuera jugador rojiblanco se fue con las sensaciones de que le quedaba trabajo por hacer al mando del grupo. Y ahora es el elegido para ser el entrenador que comande al equipo en su traslado al nuevo campo. Valverde (9 de febrero de 1964) se convierte en el noveno técnico que en la centenaria historia del club rojiblanco ha tenido la oportunidad de entrenar en una segunda etapa al Athletic.

El próximo entrenador rojiblanco regresa al club en el que se formó como técnico. El gusanillo del banquillo le entró cuando se despedía como futbolista en Mallorca y pronto fue reclutado para comenzar su carrera en Bilbao. Se incorporó al cadete en 1997 y a partir de ahí fue subiendo peldaños hasta llegar en 2003 al primer equipo después de dirigir al Bilbao Athletic en Segunda División B. Entonces era un novato con posibles y ahora un entrenador de carrera, con éxitos y porrazos. Con amplio bagaje y experiencia. No será esta su primera segunda vez un club porque en los años que ha pasado fuera también ha tenido la oportunidad de dirigir en dos etapas al Olympiacos griego (2008-09 y 2010-12). En el club del Pireo, que viste de rojiblanco, tiene plaza en el hall de la fama puesto que en tres temporadas ganó tres ligas y dos copas.
El reto es más que interesante para un entrenador que en su arranque al frente de los leones acumuló 93 partidos de competición oficial con un balance de 40% de victorias, 24% de empates y 34% de derrotas. Valverde recoge el testigo de otros ochos entrenadores a los que la vida deportiva les puso en más de una ocasión al frente del Athletic. El caso más representativo es el de Javier Clemente, que fue entrenador en tres etapas distintas. Valverde lo recuerda bien porque en la segunda de ellas (1990-91) el Txingurri hizo su debut como futbolista rojiblanco.

Clemente es una de las figures insignes del club rojiblanco. Un tipo que levanta tantas pasiones como odios pero que desde hace mucho tiempo sigue siendo el último técnico que levantó un título con el Athletic. El ex seleccionador español (1992-99) es con 289 partidos el técnico que en más ocasiones ha dirigido al conjunto rojiblanco en competición oficial. Sus años de éxito llegaron al principio, cuando entre 1981 y 1986 ganó dos ligas, una copa y disfrutó de bonitas eliminatorias en la Copa de Europa. Su cese causó una profunda división, pero apenas tardó cuatro años en volver (1990-91) aunque la cuerda volvió a romperse. El último regreso de Clemente se produjo en 2005, cuando el Athletic estaba con el agua al cuello. Salvó al equipo del descenso y se daba por segura su continuidad hasta que un incendio en el estreno de la pretemporada -Lamikiz había fichado a Javi Martínez y el técnico se descolgó en el stage de Benasque con unas declaraciones en las que censuraba que el equipo no tuviera otro tipo de fichajes- acabó con su historia en rojiblanco.

En sus dos primeras destituciones (1986 y 1990) el relevo fue para Iñaki Sáez, que igual que Clemente también acumula tres etapas en el banquillo del primer equipo. Ahora bien, ninguna temporada fue completa porque en la campaña 80-81 reemplazó a Senekowitsch desde la tercera jornada de Liga.

El resto de entrenadores que han repetido lo han hecho en dos ocasiones y entre ellos hay hueco para el histórico Míster Pentland. El británico ganó copas y campeonato regional en su debut (1922-25) y tuvo una segunda oportunidad en el Athletic (1929-33) y ya con la Liga organizada se apuntó un par de campeonatos. En esa lista de dobletes hay espacio para pioneros como William Edwin Barnes. Natural del barrio londinense de West Ham se ocupó de entrenar al Athletic entre 1914 y 1916 y durante la temporada 1920-21.

Los casos más recientes de entrenadores que repiten son los de Jupp Heynckes (1992-94 y 2001-03) y Txetxu Rojo (1989-90 y 2000-01). El alemán, que este curso ha ganado con el Bayern Munich todos los títulos que se han puesto en juego, llegó a San Mamés después de cumplir su primera etapa en el conjunto bávaro y clasificó a los leones para la UEFA. El regreso estuvo a punto de ganarle un espacio en el recuerdo porque se quedó en la antesala de la final de Copa. Rojo tuvo menos suerte: debutó sustituyendo a Kendall y el Athletic acabó la Liga en decimosegunda posición, misma clasificación que logó en 2000-01.
Rafa Iriondo y el donostiarra Antonio Barrios son dos ejemplos más de entrenadores con reenganche al banquillo rojiblanco. Iriondo ganó la Copa en 1969 y luego volvió al club en el bienio 1974-76. Antonio Barrios fue primer técnico rojiblanco de 1952 a 1954 tras haber ascendido al Málaga y también mandó al equipo el curso 64-65 después de entrenar a la Real Sociedad en Segunda División

Share This: