Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic emite señales positivas



Iturraspe volvió a ser el director del juego del Athletic. Foto Mitxi

Los empates a cero suelen dejar un poso se frustración en el aficionado, sobre todo cuando se producen en casa. Al fin y al cabo el gol es la razón de ser del fútbol y si falta queda una sensación como de vacío, como si los noventa minutos no hubieran servido para nada. De hecho, una de las razones por las que este deporte sigue sin triunfar en Estados Unidos es precisamente porque allí los aficionados no entienden que un juego pueda acabar sin que ninguno de los contendientes haya anotado nada.

Sin embargo, en no pocas ocasiones debajo del doble cero se suele esconder una larga historia, una sucesión de acontecimientos desarrollados a lo largo de esos noventa minutos vacíos para el profano. No es el caso del empate del Athletic con el Málaga, porque hay que conceder que no sucedieron muchas cosas sobre el césped de San Mamés, pero sí concurrieron algunas circunstancias que hicieron interesante una tarde que comenzó muy emotiva con el homenaje que rindió el club a Iribar medio siglo después de que debutara en la portería rojiblanca.

No es habitual que un equipo de Bielsa acabe el partido especulando con la pelota y ayer ocurrió. El Athletic estuvo más atento a no perder que a intentar ganar; toda una noticia en un equipo dirigido por el técnico de Rosario. No quiere esto decir que los leones renunciaran al ataque ni a buscar la victoria, pero lo hicieron de una manera mucho más cerebral de lo habitual, sin arriesgar prácticamente nada, desarrollando un ejercicio de paciencia que en ocasiones el público percibió como pasividad.

El Málaga de Pellegrini hizo otro tanto. Buscó su suerte en las contras sin descuidar nunca la espalda. El primer objetivo era proteger la portería de Caballero, olvidando cualquier aventura que bien pudieron proponerse porque tienen gente arriba como para intentarlo. Del choque de ambas propuestas resultó un partido espeso, exigente en lo físico y en la concentración de los protagonistas, complicado además por el viento, que es el peor enemigo del futbol.

Bielsa tuvo que retocar de nuevo su zaga. Las bajas de última hora de Iraizoz y Amorebieta daban entrada a Raúl y Ekiza. Repitió Castillo en el lateral izquierdo y aportó equilibrio a la línea. Se le podrá achacar que estuviera impreciso y hasta un tanto torpe a la hora de salir con el balón, pero hizo un buen trabajo defensivo cerrando su banda y facilitando la vida a los centrales. Era importante no solo cortar la sangría que estaba sufriendo la zaga del Athletic sino recuperar el aspecto de un grupo ordenado, digno de llamarse equipo. Lo consiguieron los leones con holgura pese a que enfrente tuvieran  a tipos tan contrastados como Joaquín o Saviola, además del bullidor Isco, el futbolista de moda en Málaga. Raúl solo tuvo que intervenir una vez a lo largo de todo el primer tiempo y si pasamos por alto una tontería con el balón en los pies con un rival rondando, aportó tranquilidad al equipo por su precisión para desplazar el balón, la gran carencia del guardameta titular.

Hubo algunas buenas noticias en el Athletic, como la recuperación de Iturraspe, otra vez en su papel de futbolista básico en el esquema del técnico. También De Marcos se pareció más al jugador que encandiló a todos el año pasado, sobre todo en la primera parte, y Susaeta siguió siendo el fútbolista que está sosteniendo el ataque del equipo en este inicio de temporada.

En el otro extremo hay que seguir lamentando el poco fútbol que aporta Muniain, a quien no se le puede negar entrega y entusiasmo. A lo mejor le vendría bien reflexionar y cambiar carreras a ninguna parte y choques en los que siempre está condenado a perder, por un poco de cabeza y visión del juego, que tiene de sobra y el equipo necesita como el comer. No le ha sentado nada bien el verano olímpico a Muniain y el ataque del Athletic lo acusa. Tampoco Ismael López está confirmando lo que apuntó en verano y esa falta de suministro de balón desde el lado izquierdo condena a Aduriz a un esfuerzo estéril.

La idea de Bielsa requiere finura de orfebre en la ejecución y contra el Málaga hubo demasiados martillazos. De nuevo se fallaron pases fáciles y se perdieron posiciones ganadas. Cuestión de técnica individual. A estas alturas es políticamente incorrecto decirlo, pero en muchas situaciones en las que Ekiza o Gurpegui no sabían muy bien qué hacer con el balón, se echó en falta a uno que está en Alemania y que aportaba fortaleza y arrancadas de calidad. Pero es inútil llorar sobre la leche derramada. El Athletic tendrá que salir adelante con lo que tiene, que no es poco y seguro que acabará funcionando.

El partido contra el Málaga será uno de los que menos remates ha cobrado el Athletic en San Mamés. En realidad fueron dos, uno en cada tiempo. La buena organización defensiva del rival, con mucha gente muy bien ordenada atrás, tuvo que ver con esta penosa estadística. Tanto como la propia torpeza de los atacantes rojiblancos, pillados en fuera de juego una y otra vez, incapaces de levantar un centro en condiciones o de dar un pase en ventaja al compañero adelantado.

Y no ayudaron los cambios que introdujo el técnico. Llorente cuya presencia resultó indiferente a la grada, lo que en sí misma es una buena noticia, no aportó nada esta vez, como tampoco Ibai Gómez mejoró de manera ostensible la aportación de Ismael López en la banda izquierda, porque tampoco Ibai está confirmando en los partidos de verdad lo que apuntó en las pruebas de verano. Quizá hubiera sido un buen partido para que Bielsa diera otra oportunidad a Ruiz de Galarreta para ver si el chaval aportaba alguna idea fresca en las cercanías del área rival, pero no se decidió y prefirió aguantar hasta el cambio testimonial de Toquero por Muniain a falta de cuatro minutos.

Pese al empate sin goles, los minutos en los que el equipo pareció confundido y sin saber por dónde hincarle el diente al rival, los fallos en las entregas y los errores de concepto, en términos escolares cabría decir del Athletic que progresa adecuadamente. Las ausencias pesan, y las baja forma de algunos jugadores clave, también. No lo está teniendo fácil el equipo en este arranque de temporada y hay que concederle el mérito que tiene al saber mantener el equilibrio frente a un rival tan compacto y tan bien trabajado como el Málaga.

Share This:

11 Comentarios

  1. Parece que la manta no da, al menos todavía, para tapar cabeza y pies. Hoy menos problemas en defensa (alguno ha habido) pero ataque más romo.
    Yo notaba poco fresco al centro del campo en la segunda parte y el cambio creo que ha sido un poco tarde o testimonial, como dices.
    ¿Y Monreal? Pues tampoco ha marcado diferencias a mi entender.

  2. El partido fue insulso, cierto que hay mejoría atrás, que no es una mala noticia, pero el centro del campo no acompañó a un buen Iturraspe. Me preocupa lo bajo que está Muniain y yo sigo sin ver a de Marcos. Isma López lleva camino de repetir lo sucedido la pasada campaña con Gabiondo. Y eso que Ibai ayer tampoco mejoró en exceso el rendimiento de la banda izquierda.

    Seguimos sin ganar en cuanto hay viento sur o hacemos un homenaje a alguien, aunque sea tan justo y tan emotivo como el del Txopo.

  3. Es curioso como la falta de Iñigo Pérez, un personaje que muchos señalan como de relleno, afecta el funcionamiento ofensivo del Athletic.

    Es cierto que el joven jugador no aporta lo que debería en defensa, pero todo cambia en cuanto a la ofensiva. Dentro de sus aportes, esta el llegar en segunda línea al área rival, con criterio de pasador o centrador de lujo, algo que por ejemplo De Marcos o Iturraspe no logran realizar en esa zona, generando muchas segundas jugadas en ataque.

    Iñigo por otro lado también ayuda a Iturraspe en un doble pivote, que no es defensivo, pero si permite al equipo no tener que pasar tanto el balón a los centrales. Cuando juega por la banda izquierda, cae como interior, no como extremo o lateral profundo, lo cual libera el carril para que no pase lo de ayer entre castillo e Isma(Ibai), lo que afecta el trabajo del extremo izquierdo… Aunque le falta cintura, es uno de los pocos jugadores que no pierde fácil el balón.

    El caso de Iñigo me recuerda a Aurtenetxe, no parecen trascendentales, pero cuando no están el equipo pierde algo. Creo que ahora mismo tener un puesto de titular se esta cotizando alto.

    Con respecto al equipo, en términos generales va mejorando, aunque aun falta un poco más de cohesión entre lineas. Por otro lado, se nota a leguas que la continuidad de partidos le sienta de maravilla a este conjunto.

    Empiezo a disfrutar nuevamente con el equipo.

    ——–

    Un comentario de cierre sobre la nueva página web… creo que la moderación previa en la sección de comentarios, podría romper la conexión -o interacción- entre usuarios. A la larga y por lo que he visto en otras páginas, este sistema de moderación, no solo elimina los comentarios que no cumplan con ciertas normas, sino que afecta la polémica y el debate, que es fundamental en cualquier foro, más aun si es de fútbol. Solo quería hacer esta observación, ya que participe en un foro que al implementar este sistema por razones políticas, termino haciendo que se dispersara su comunidad por el tiempo de espera en las respuestas.

    Saludos.

  4. Me retracto de mi último comentario, veo que la moderación previa es solo para el primer comentario.

  5. Pues a mi no me gustaron dos cosas: la tremenda distancia entre lineas (eche en falta a Herrera) y la poca intención de desbordar al contrario. Se jugo muy “segurola” , a no perder y esa fue una de las críticas a Caparros no?

  6. Lo primero, animo JCL en esta nueva experiencia y que salga lo mejor posible.
    Lo segundo, una pregunta, tenéis intención de publicar comentarios / noticias sobre Ciclismo? Lo pregunto por qué estoy interesado, no hay otro motivo.
    En cuanto al partido del Málaga, comparto la opinión que mejoramos defensivamente, para mí, motivado por aumento de la agresividad, concentración y coordinación en el pressing y porque más o menos cada uno juega en su puesto.
    Comparto también la opinión de aquellos que dicen que Itu juega bastante retrasado y hay mucha distancias entre líneas que hay que minimizar.
    Cómo? Con Galarreta. Muniain o Isma al banquillo. Ninguno de los dos anda sobrado físicamente, hoy. Además, Munian lo desaprovechamos jugando tan retrasado. Vale que alguien tenga que sacar la pelota de atrás, Itu. Pero esa UNICA salida van a intentar ahogarla, los (Illarramendi, Zurutuza y Bergara o Pardo) me da impresión, los 3 pivotes, les llaman, de la Real y por ahí podemos tener serios problemas.
    Con Galarreta, tenemos otra opción para sacar el balón, reducimos distancia entre líneas, el balón va a circular MÁS rápido y llegaremos mejor al área de la Real, esa es mi opinión.

    • Sí tenemos intención de hablar de ciclismo y de todos los deportes en los que podamos contar con alguien que tenga cosas interesantes que decir.

    • Barkatu,
      queria decir, me da LA impresión y no me da impresión.
      Es decir, que los tres de la Real que jueguen por el centro intentarán ahogarnos la salida y no que me impresionen.

  7. Hola
    No sé si es problema de mi ordenador, o qué, pero el cuadrado que aparece en la parte izquierda -para poner una foto o motivo que identifique al forista- invade parte del texto.
    ¿Os pasa a todos?

    • Tiene pinta de que es cosa de tu ordenador. A lo mejor tienes abierta la columna de marcadores

  8. Hola

    En efecto, Juan Carlos: ahora funciona bien.