Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic sigue a lo suyo, al margen del mercado



La continuidad de la plantilla permite al Athletic tener mucho trabajo adelantado. Foto AC

La continuidad de la plantilla permite al Athletic tener mucho trabajo adelantado. Foto AC

Ayer acabó el periodo de fichajes de verano sin novedad en el Athletic. La ausencia de noticias es la mejor noticia que puede producir Ibaigane. Afortunadamente, los rectores del club siguen dando muestras de sensatez y sentido común en su gestión. Eso que gana la institución en su tesorería y el equipo en los terrenos de juego.

Es una buena noticia que el Athletic no haya caído en la tentación del fichaje para la galería, y es muchísimo mejor que el capítulo de las salidas se haya cerrado con la de Herrera. Probablemente ese es el puesto mejor cubierto en el equipo a día de hoy pero, sobre todo, de cara al futuro. Por otra parte, todavía estamos a tiempo de comprobar lo que puede dar de sí Kike Sola, una incorporación del verano pasado que entre una cosa y otra empieza a tener pinta de fichaje fallido y al que da la impresión de que han adelantado Guillermo y Viguera. Es una lástima porque al contrario de lo que ocurre en la media punta, el equipo no anda precisamente sobrado de delanteros natos capaces de dar un respiro a un Aduriz que está inmenso pero que tampoco es para siempre.

Pero está bien que el Athletic siga moviéndose con pies de plomo pese a tener los bolsillos llenos y con la perspectiva de un buen montón de millones que llegarán desde Europa. Afortunadamente en el club rojiblanco se siguen tomando decisiones pensando exclusivamente en los aspectos futbolísticos y no en vender camisetas. Ese criterio le está permitiendo en este inicio de temporada ser el equipo que tiene más trabajo adelantado y eso se debe notar en los resultados a corto plazo.

Solo han transcurrido dos jornadas de Liga pero es plazo suficiente para comprobar que casi todo el mundo ha empezado la competición con el equipo manga por hombro. Empezando por arriba, el Atlético de Madrid tiene que acostumbrarse a jugar a otra cosa bien distinta sin Diego Costa porque las características de su sustituto Mandzukic no tienen nada que ver. Griezzman aportará probablemente la velocidad y el desmarque del brasileño y habrá que ver como se desenvuelve Cerci, la décima incorporación de los colchoneros, quienes parecen tener barra libre para gastar pese a la gigantesca deuda que siguen acumulando. Tampoco les resultará sencillo habituarse a no tener a Courtois en la portería. De momento, el Eibar ya les sacó los colores durante bastantes tramos del partido el pasado sábado.

El Barcelona también está en reconstrucción. Tiene pinta de equipo de futuro con presente dudoso. A pesar de sus dos victorias, no recuerda al equipo dominador que hemos visto los últimos años. Rafinha, Munir o Sandro tienen un futuro inmenso pero no puede recaer sobre ellos la responsabilidad de sostener un equipo como el Barcelona. De momento Rakitic no parece ejercer como blaugrana la influencia en el juego que tenía en el Sevilla y Mathieu tiene toda la pinta de que no tardará mucho en convertirse en la diana preferida de los críticos. Seguro que cuando Luis Suárez cumpla su sanción veremos otra cosa pero, de momento, estamos ante un equipo en obras.

Lo del Real Madrid es punto y aparte. Anoeta fue su Krasnodar y ya se empiezan a oir voces pidiendo explicaciones. Solo desde la enorme distancia que mantienen con la realidad el Madrid y su entorno se puede entender que un periodista preguntara a Ancelotti en la sala de prensa del estadio donostiarra si la plantilla blanca es demasiado corta. El simple enunciado de la pregunta describe cómo está el patio.

La política de fichajes del Real Madrid es la sublimación de la idea del fútbol entendido como negocio. El sentido común aconsejaría a todo un campeón de Europa mantener intacta una estructura que ha demostrado que funciona. Pero a la venta de camisetas y a los florecientes negocios que funcionan alrededor de este deporte, lo último que les interesa es la estabilidad. Para que circule el dinero tienen que moverse los protagonistas. Ningún técnico ha explicado todavía en qué mejora objetivamente el equipo que juegue James en lugar de Di María, por ejemplo, pero eso es lo de menos.

Con un presupuesto de más de 500 millones de euros Ancelotti tenía en el banquillo como único recambio para la delantera a Raúl de Tomás, un chico del Castilla. Así se explica que perdiendo el partido sacara a Khedira y Arbeloa, un centrocampista y un defensa. A lo mejor esa es la mejor coartada para que ahora llegue cedido Chicharito.

En cuanto a los rivales directos del Athletic, la Real Sociedad está tratando de acomodarse a dos bajas tan sensibles como Bravo y Griezmann. La lesión de Rulli ha podido cortar de raíz el debate que se planteaba en la portería, pero probablemente el mayor problema para Arrasate será la enorme dependencia de Vela que tiene el ataque del equipo. La condición de máximo goleador de la Eredivise de Finnbogason no despeja la incógnita sobre el rendimiento que puede dar en una Liga mucho más competitiva que la holandesa.

Unai Emery ha llegado a decir que sus jugadores no saben el nombre del compañero que tienen al lado. Catorce altas y quince bajas explican la afirmación del técnico de Irún. Peor lo tiene todavía el portugués Nuno en el Valencia que ha incorporado a última hora a Negredo, aunque como él también es nuevo a lo mejor lo nota menos. Catorce altas y 17 bajas, a los que hay que añadir el cambio en la propiedad del club convierten al equipo de Mestalla en una caja de sorpresas que, según y como le vayan las cosas, puede devenir en bomba de relojería.

Pese a las diez altas y siete bajas con las que ha iniciado la Liga, el Villareal de Marcelino no ha cambiado básicamente ni su estructura ni su idea de juego. La solvencia con la que han resuelto la previa de Europa League y su buen partido ante el Barcelona, pese a la derrota, parece confirmar que, como el Athletic, los castellonenses también tienen las ideas bastante claras.

Share This: