Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic tiene más puntos que fútbol



De Marcos sentenció el partido contra Osasuna resolviendo con frialdad un contragolpe de Aduriz. Foto MITXI

De Marcos sentenció el partido contra Osasuna resolviendo con frialdad un contragolpe de Aduriz. Foto MITXI

Hay que utilizar una lupa de mucho aumento y tener grandes dosis de buena voluntad para encontrar alguna razón que explique determinados entusiasmos que empiezan a aflorar a partir de los seis puntos que ha sumado el Athletic en estos dos primeros partidos de la temporada. Será eso, el pleno de puntos unido a la falta de memoria del mundo del fútbol, la razón por la que no faltan quienes destacan que el Athletic ha dormido como lider la noche del viernes al sábado. La majadería es de tamaño familiar, pero es el tipo de cosas que se van imponiendo en estos tiempos de urgencias, desmesura y grandes titulares. Luego pasa lo que pasa y los días de vino y rosas se transforman en noches tenebrosas. Caparrós lo explicó en su día apelando a dos oficios femeninos. La grosería, a veces, es más ilustrativa que la definición más elaborada.

El Athletic ganó el derby de Anoeta… a Osasuna. El pleno de puntos les permite a Valverde y los suyos sortear un momento muy delicado del calendario, ese en el que los rojiblancos no han tenido casa. La matinal del Bernabéu se perfila ahora con otro color a la espera de la inauguración del nuevo campo recibiendo al Celta si, contraviniendo todas los usos y costumbres de este país, la obra se entrega en el plazo establecido como parece que va a suceder.

Era muy importante ganar el derby a Osasuna en el exilio. El Athletic jugaba como local a todos los efectos pero no era fácil hacerlo cuando la realidad decía que jugaba en uno de sus escenarios más inhóspitos. La fiel infantería rojiblanca, unos veinte mil voluntarios que eligieron acompañar al equipo en el día grande de la semana más grande de los bilbainos, se encargó de poner la banda sonora que suavizara lo arisco del escenario. Estos no entienden de pistas ni zarandajas de esas. Anoeta sonó como tiene que sonar un campo de fútbol y la grada sujetó durante muchos minutos a un Athletic que amagó con perder pie en más de una ocasión. Afortunadamente, como ocurriera siete días antes, enfrente tuvo un rival que no ha entendido muy bien aquel invento del falso nueve, o sea, que cree que la cosa consiste en poner en el eje del ataque un cono de obra. Los navarros podrían organizar un concurso para acertar el nombre de su futbolista de referencia en la delantera. Sólo los muy expertos tendrían alguna idea aproximada.

Valverde sorprendió a todos alineando a Saborit en el lateral izquierdo. Lo de Herrerín en la portería se veía venir por los problemas físicos de Iraizoz, y la presencia de Aduriz tampoco puede ser noticia una vez cumplido el partido de sanción que traía desde el año pasado. El Athletic empezó pues con Balenziaga, Sola y Etxeita, tres de los flamantes fichajes, en el banquillo. Se dirá que garantizan un relevo solvente, y no le faltará razón a quien lo diga, aunque Valverde no recurrió a ninguno de ellos en los cambios. Prefirió a De Marcos, Ibai y Morán. Cosas que tiene el fútbol.

Como cosas que tiene el fútbol son los golpes de fortuna que acaban decantando un partido. Empezó muy fuerte el Athletic, con un remate de Aduriz en el primer minuto que Andrés desvió con mucha suerte a la base del poste. Pero a la arrancada de caballo andaluz le siguió una parada de burro manchego. Osasuna se hizo con el control del centro del campo, parcela donde siempre disfrutó de superioridad, y desde ahí dominó el partido porque el Athletic no tuvo más remedio que recular. Se repite la pregunta que se hizo aquí después del triunfo de Valladolid. Lo del triángulo Iturraspe, Herrera, Beñat es muy bonito pero ¿quién demonios defiende en ese invento?. Pues Muniain, por ejemplo, que se lució más ayudando a Saborit en tareas de contención que en la parcela en la que se espera que marque la diferencia. El compromiso y la profesionalidad del chaval fueron una excelente noticia, pero Muniain no se puede reventar defendiendo porque el Athletic le necesita para reventar a las defensas contrarias, no sé si me explico.

La verdad es que el dominio de Osasuna no pasó de la posición teórica del medio volante derecho, que diría el Matías Prats original. Los de Mendilibar pueden dominar tres partidos seguidos y acabar sin marcar un gol. Ante una defensa rojiblanca que por momentos despertó algo más que sospechas, los navarros apenas pudieron cobrar un remate desviado de Sisi y un corner que Armenteros estuvo a punto de convertir en gol olímpico porque Beñat dejó pasar la pelota en el primer palo. Y aquí llegó el primer golpe de fortuna de esos que determinan el rumbo de los partidos. Otra vez la conexión Iraola-Susaeta, permitió al de Eibar dibujar un centro envenenado que Arribas clavó en la portería de Andrés. Cuando peor lo pasaba el Athletic llegaba el harakiri osasunista en forma de gol en propia puerta. Si hasta entonces el duelo era un quiero y no puedo de los dos equipos, a partir de esa jugada, a la media hora de partido, el derby se empezó a decantar a favor de los eventuales inquilinos de Anoeta.

No cambiaron las cosas tras el descanso. O sí, en cierto sentido. Osasuna dominaba pero ya no era capaz de fabricar ni media ocasión y el Athletic se decantaba descaradamente por el contrataque. El repliegue general de los rojiblancos y la inoperancia de los navarros facilitaron el asentamiento de la defensa del Athletic. Herrera remató desviado un jugadón trenzado por Muniain, Iraola y Susaeta y diez minutos después el propio Susaeta se lió eligiendo un mal remate cuando tenía dos opciones de pase que eran medio gol.

Solo lo apretado del marcador mantenía vivo a Osasuna y preocupado al personal rojiblanco, que siempre teme que un mal rebote o un fallo puntual eche por tierra todo su trabajo. Ha pasado tantas veces en los últimos tiempos que hay motivos para el temor. Sin embargo, parece que ésta es una de las cosas que están cambiando con más claridad con la llegada de Valverde. Al Athletic no se le caen los anillos por renunciar al fútbol combinativo ni por regalar el balón al rival. El técnico fue oxigenando su once dando entrada primero a De Marcos por Herrera sobre la hora de juego y seis minutos después a Ibai por Muniain. En medio, Herrerín provocó el escalofrío general con un vuelo en falso en un corner, aunque luego se enmendó con una excelente salida a los pies de Oriol Riera al borde el área pequeña.

Como ocurriera en Zorrilla, el partido se fue deslizando peligrosamente a la versión correcalles. Osasuna quería apretar, empujado por al necesidad, pero lo único que conseguía era enseñar unos agujeros atrás que eran una invitación al contrataque. Lo tuvo Ibai, pero no supo como tirar a puerta vacía cuando ya había regateado al portero. Ni con el exterior, ni con el interior; ni con la zurda ni con la diestra. Impropio de un jugador al que hay que suponer un nivel mínimo para la categoría. Hubiera sido la sentencia, pero el Athletic tuvo que esperar un poquito más, solo tres minutos, para que Aduriz montara otro contrataque y regalara el gol a un De Marcos que ejecutó con frialdad sobre la media salida de Andrés. Si alguien temía un final angustioso, ese segundo golpe finiquitó el partido diez minutos antes del tiempo reglamentario.

El Athletic ya tiene seis puntos como seis soles, pero su juego también plantea media docena de dudas como poco. Habrá que ver cómo se comporta este equipo o cómo funciona el sistema ante equipos que dispongan de delanteros de verdad, de esos que te hacen un traje en cuanto te despistas un segundo. La próxima cita en el Bernabéu se presenta muy interesante en ese sentido. Es muy probable que Mikel Rico no ande para entonces, muy lejos del equipo titular. Veremos.

Share This:

3 Comentarios

  1. Por lo que vi anoche …

    1. Osasuna con 20 minutos más de control….el Athletic habria marcado el tercero.
    2. Seguimos con una inocencia digna de un equipo de colegiales y la porteria va a ser una asignatura permanente .
    3. Beñat , se diluye como un azucarillo en el centro del campo y sus tres enganches , Herrera , Susaeta y Muniain , ni conectan con Aduriz , mas solo que la una , ni resulven la recuperacion del balon .
    4. Bien Saborit con debilidad defensiva . Necesario y sufrido Iturraspe.
    5. LO MEJOR …. llegar a Madrid con 6 puntos y con margen para estrenar el nuevo campo .

  2. Parece que el equipo gana en solvencia y oficio. Veremos si se confirma.
    Sin duda los seis puntos ayudan a todo.
    Saludos

  3. Perdón , otro tema ….Bilbao Athletic lo han pasado de grupo con la zona central ….y por qué ?