Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic vuelve a ser mejor que el rival para nada



[sliders id=”247″]

Mientras el Athletic necesite diez ocasiones para marcar un gol y sus rivales consigan empatarle con ocasión y media, seguiremos contando la misma película. La verdad del fútbol está en las áreas y el discurso más o menos coherente de los rojiblancos en eso que se dio en llamar zona ancha del rectángulo de juego, se convierte en un desesperante tartamudeo cuando el balón llega a las zonas de la verdad, a ambas. A los atacantes del Athletic les cuesta un mundo llevar el cuero a las redes contrarias y los defensores siguen concediendo a los rivales lo que no está en los escritos.

El partido ante el Depor venía  aderezado por la tensión que emanaba de la presencia de Llorente en el equipo titular. Había expectación por saber cómo respondería el público y la afición respondió como siempre, es decir, con sensatez, priorizando los puntos y el partido a cualquier otra cuestión paralela. Hubo pitos cuando se anunció el nombre del delantero por la megafonía e indiferencia en cuando el balón empezó a rodar. El publicó aplaudió alguna jugada del delantero, lamentó su cabezazo al larguero y acalló  a unos cuantos aficionados gallegos que empezaron a insultar a Llorente vaya usted a saber por qué. Es inevitable que esta reacción del público de San Mamés evoque aquello que dijo el presidente Roosevelt refiriéndose a Anastasio Somoza.

Este público es así. Que San Mamés sea conocido como la Catedral se debe, entre otras razones, a una manera de ser y de comportarse aquilatada durante un siglo. La afición del Athletic es capaz de tragar lo que haga falta por el bien del equipo, de comerse las tripas ante la impotencia de sus jugadores sin rechistar, celebrar el mínimo detalle de los de rojo y blanco y dedicarle la ovación de la tarde a un rival si entiende que se la merece, como se la mereció el veterano Valerón. Una afición como ésta no se paga con dinero. Algunos no lo entienden. Peor para ellos.

Desvelada la reacción del público, quedaba por comprobar la respuesta de un equipo que venía de sufrir un fuerte correctivo en Madrid y de ser eliminado de la competición europea. Y la verdad es que los de Bielsa supieron recomponer la figura y llevar el partido con cierta autoridad ante un Depor disminuido por las ausencias que tampoco le quiso perder la cara al encuentro. De hecho, en el arranque del partido fueron los gallegos los que dispusieron del balón, moviéndolo casi siempre en campo contrario. Al Athletic le costó hacerse con el mando, pero poco a poco fue imponiéndose la autoridad de Herrera, bien apoyado desde atrás por Iturraspe. El equipo se escoró a la derecha, donde Iraola estuvo mucho más activo que en ocasiones anteriores y Susaeta quiso demostrar que su internacionalidad no fue un regalo.

El gol llegó en la mejor jugada del partido. Iturraspe metió un balón perfecto en profundidad que Susaeta mejoró con un pase atrás para que De Marcos rematara al primer toque con un zurdazo cruzado a la base del poste. Fue una triangulación excelente que encontró el merecido premio de adelantar al Athletic en el marcador.

La tarde tenía pinta de transcurrir plácida. La presencia de Llorente no había provocado ningún incendio en las gradas, el Athletic ganaba a un Depor que apenas emitía señales de peligrosidad y la BOS ponía la banda sonora con Pompa y circunstancia, una melodía tan british que daban ganas de pedir un té con pastas para acompañar el segundo tiempo.

Pero hablamos del Athletic, ese equipo que sufre un ataque de nervios cada vez que el balón llega a su área. Lo hizo a los siete minutos de la continuación. Abel Aguilar remató de cabeza en el primer palo después de no uno sino dos centros, un prodigio solo al alcance de una defensa como la de este equipo.

Los rojiblancos acusaron el golpe y tardaron un buen rato en encontrar las respuestas adecuadas a las preguntas clásicas: ¿dónde estoy?, ¿qué ha pasado?. Cuando entendieron su situación se lanzaron por fin a buscar la portería rival con la energía y la fe imprescindibles en semejantes casos. Bielsa retiró a Aurtenetxe, dio entrada a Ibai y recolocó a De Marcos en el lateral izquierdo. Llegó entonces el rosario de ocasiones que un equipo medianamente normal pagaría dinero por disfrutar. El Athletic prefiere dilapidarlas una detrás de otra, como si fueran gratis. Remates de todos los colores y desde todos los ángulos, llegadas fáciles por las bandas con centros al percusionista de la BOS, balones que pasaban a centímetros de la frente de un presunto rematador; en fin, lo de todos los días. Si en el minuto 85 Bodipo llega a acertar con un remate a bocajarro que se le fue alto, hubiéramos estado en la repetición de la peor de las pesadillas. Afortunadamente, la cosa quedó en susto y en empate otra vez inmerecido e injusto, pero inamovible.

Pasan las jornadas, se cambian las defensas y se prueban soluciones arriba pero el resultado sigue siendo el mismo. Nada por aquí, nada por allá, mientras la resignación se va apoderando del estado de ánimo del personal, que asiste impotente al espectáculo de un equipo que juega más que el rival, que llega más y mejor, y que tiene muchas más ocasiones pero acaba marcando el mismo o menor número de goles que el equipo que tiene enfrente

Es muy difícil explicar cómo es posible que un equipo como el Depor pudiera salir vivo de San Mamés cuando la lógica más elemental indicaba que se pudo ir con un carro de goles en su portería. Pero se repiten tantas veces las mismas preguntas sin respuesta que lo que al principio pareció algo excepcional, se convirtió luego en una mala racha y ahora es ya un problema estructural que está condicionando seriamente el futuro de este equipo. De momento, la falta de puntería ya le ha apeado de Europa; en cuanto a las calamidades que está causando en la Liga no hay más que echar un vistazo a una clasificación que empieza a apretar
Reportaje fotográfico: MITXI

Share This:

10 Comentarios

  1. He de confesar que solo he visto la primera parte, y no con microscopio, estaba en la pelota en cuerpo y en alma. A mi el primer tiempo me ha encantado, al margen del temita Llorente. Que ha ocurrido después????? me lo imagino, cagada defensiva….. lo habitual, y mientras el tarado que dirige el circo no varie el sistema defensivo continuaremos igual. A mi ya me da todo igual, llegará el 30 de junio con el permiso de los analfabetos que interpretan calendarios ajenos como les viene en gana, y con alejarme del decimooctavo me vale…..
    La afición me creo que de sobresaliente si lo dice juancar, y en el fondo me alegro, prefiero no ir al campo porque seguro que yo no me comportaría de ese modo.

    GORA ATHLETIK!!!!!!

    PD: tigre, a ver si afinamos majo, porque la hemos pifiado los dos ( en futbol, eh, el fronton ha ido de cine)

  2. Algo oportunistas tus dos últimos comentarios Michelle.

    Lamento el resultado especialmente por el esfuerzo de Ander Herrera…El chaval la bordo.

    Lo de Llorente era previsible, es un jugador que necesita muchos minutos para alcanzar su mejor forma. Lo curioso, es que se quejaba de estar sobrexplotado la temporada pasada, cuando en realidad esa continuidad de partidos lo tuvo en un gran nivel de una forma más homogénea.

    Lo negativo del partido, y con mucho pesar lo comento, es el nivel de juego de Muniain. Parece que no es capaz de recuperar su mejor forma.

    Desde el punto de vista táctico, no creo que se le pueda reprochar algo a Bielsa, aunque siempre se le ocurrirá alguna idea a Michelle.

    El equipo esta necesitando una alegría, algo que le permita recuperar las buenas sensaciones, no todo puede ser tan cuesta arriba… Ojalá se recuperen las buenas vibras en el duelo contra el Barça, sin despreciar claro esta, el partido de la EL.

    Saludos.

  3. Pues si MICHELLE, vaya desastre de apuestas.
    En relación al partido del Athletic no lo pude ver muy bien porque andaba también con los coches, pero si creamos 10-12 ocasiones y el contrario solo 1,5 poco se le puede reprochar al entrenador. Me recuerda a los inicios de Michael Laudrup en el Getafe, que se inflaba a perder partidos, pero cuando uno se detenía a mirarlos veía que el Getafe en realidad jugaba de cine, lo que pasa es que eran incapaces de transformar ni una sola ocasión. En esos casos hay que mantener al entrenador y al sistema, aunque en el Camp Nou nos caiga un saco.

    De todas formas sigo notando la falta de una dosis de ilusión, tanto en los jugadores como en la afición, y eso en el futbol es un handicap muy importante.

    Saludos.

  4. Lo peor del remate de Abel Aguilar es que además de ser el segundo, en un espacio de como mucho cuatro o cinco metros cuadrados hay tres defensas rojiblancos y un portero.

    Así nos va. Nos han dejado la ilusión por los suelos.

    Michelle, no te dejes asesorar por el Tigre en esto de las apuestas. Hazme caso 😉

  5. Y por Bielsa jugaría con sus 11 de confianza y a los demás para los bolos de los entrenamientos con el Bilbao Athletic y para partidos com el de Israel, donde el marrón es ir allí a hacer el canelo, y encima con los jugadores que no le valen….

    Normal que solo funcione el equipo cuando juegan los fijos, porque cada vez que sale algún suplente ya sabe donde está su sitio, en el banquillo….

    Ekiza jugó porque no estaba Gurpe, sino otro que hubiera chupado banco…y que volverá a chupar cuando se recupere de nuevo…

    Y el cambio de Ibaia por Aurtenetxe se está convirtiendo en un clásico, cuando el Athletic no está por delante en el marcador….que parece que es lo único que no le convence (saca de inicio de una vez a De Marcos en el lateral….) y así te evitas hacer cambios…..

    Estoy un poco rebotado, porque me cansan cosas de Bielsa, pero ayer por lo menos se atacó y llegó más que el Depor, la finalización pésima, con un equipo flojito flojito, flojito…..

    De Llorente prefiero ni hablar….

    Habrá que esperar al sábado, porque 4 o 5 goles caen fijo….

  6. Y el acierto no nos acompañó. Que paciencia!!! Tampoco hizo viento sur.
    En mi humilde opinión, estamos mejorando muy lentamente. Empiezas a reconocer al equipo con cierta continuidad en el juego. Al igual que el año pasado necesitamos un carro de ocasiones para hacer goles…. No se trata de suerte se trata de acierto. El remate de cabeza de Llorente es muy mejorable, el disparo en carrera de De Marcos, el disparo, por llamarlo de alguna manera, de Muniain, Susaeta, Herrera, Itu… y de los centros que decir, dimos algún pase atrás más que inocente, etc., etc.
    El gol de ellos, para mí mano de Valeron en el control. Sí que hay dos centros, el córner y el centro tras rebote. El córner bien defendido, el rebote fatal. No puede haber 3 defensas y un portero DEBAJO de la portería quietos parados, mientras uno centra y otro te gana el sitio entre 3 de los tuyos a 1 m. de portería!
    Por imponderables ha habido cambios en centrales, lateral izquierdo, en centro de campo. Y los extremos? Yo esperaba algún cambio más, que se involucrara a alguien más, a pesar de que el equipo estuviera jugando bien, los tres “tocados” jugaron 90 minutos! en fin…sigo esperando. No pierdo la confianza ni la ilusión.
    No podemos dar nada por hecho, no podemos resignarnos a pelear por el 12º. Queda mucha temporada y hay que exigir a quién puede dar. Hay equipo de sobra para hacerlo!!!
    AUPA ATHLETIC!!!

  7. Es frustrante lo que nos está pasando repetidamente: que los merecimientos están muy por encima de los resultados obtenidos. El partido de ayer me recordó al del Hapoel, que chutó un par de veces a portería y ninguna entre los 3 palos y consiguió un gol, y nosotros con una docena larga de llegadas clarísimas y con un dominio abrumador solo pudimos empatar. El gol de ayer del Dépor es de mucha suerte ya que el rematador es golpeado por el balón, que iba muy fuerte, y no sabe ni cómo remata. De acuerdo que la defensa pudo hacer más, pero hay que reconocer que un par de ocasiones por partido le hacen a cualquier defensa del mundo. El problema es que nos meten la mitad de las que nos hacen y nosotros ni el 10% de las que hacemos.

    Yo creo que, como el año pasado a estas alturas, estamos dejando escapar puntos por mala suerte que en un momento u otro de la competición la fortuna nos devolverá, aunque sea una parte de ellos. El juego es bastante convincente, cada vez mejor, y si los aficionados nos tomáramos los partidos en plan más “asmericano”, por disfrutar del juego sin darle una importancia tan exagerada a la victoria, tal vez mejoraríamos de esta afección compulsivo-depresiva en la que estamos cayendo los hintxas… y también el equipo. Porque, si lo analizas con un poco de calma, nuestro nivel de producción en ataque no es tan preocupante como los resultados, y el gol siempre es cosa de rachas y acabará llegando. La mejoría defensiva se está produciendo a mi juicio (el partido de Madrid no lo contabilizo), y cuando consigamos que la pareja de centrales juegue unos cuantos partidos seguidos eso también debe influir positivamente.

    Lo que sí me preocupa es la inestabilidad emocional del grupo. Veo al míster cansado, desanimado, y a algunos jugadores decaídos, tristes. La sensación de impotencia empieza percibirse. A los malos resultados se suma el problema que todos sabemos, y que me da la impresión de que está carcomiendo la misma esencia, la misma alma del equipo: Llorente, de momento, está lastrándonos más que ayudándonos a mejorar. Las participaciones de este ex-jugador del Athletic no aportan ni una miserable porción de lo que nos está complicando la vida el tenerle con nosotros. Ni mete goles ni nos ayuda a ganar partidos. Pienso que la directiva hizo lo que debía en su momento pero hay que solucionar esto en el mercado de invierno: o se le vende o a la grada, como haría cualquier otro equipo de nuestra liga o de Europa. El Ínter con Sneijder es un buen ejemplo.

    Además de descentrarnos, crear mal ambiente, dar mal ejemplo y, en definitiva, llenarnos la mochila de piedras, esta situación está perjudicando a Toquero o a jugadores que dentro de unos meses son los que van a tener que jugar de 9 para refrescar o sustituir a Aduriz. Hemos de pensar en el futuro. El cortoplacismo nos va a perjudicar a la larga, y si no solucionamos esto ahora corremos el peligro de tener problemas con Llorente hasta cuando no esté.

    Pero saldremos de ésta. Este equipo y este entrenador tienen mucho fútbol y lo volverán a demostrar. Pero para ello necesitan primero recuperar el buen ambiente. Sin esta premisa no lo veo factible.

    • Hola Endika, respecto a lo que comentas de las ocasiones y tantos por cientos….

      Al Ahletic hasta el momento en Liga le han disparado 107 veces, y le han metido 27 goles…
      Es decir, un 25%, lejos del 50% que comentas que le meten….

      Pero es que a favor lleva 57 disparos a puerta tan solo, de los que ha hecho 18 goles…
      Es decir, un 31% , mucho más del 10% que comentas….

      Por el momento pese a lo que parezca está habiendo un alto porcentaje de acierto de lo que va a puerta (no como comentas), mucha culpa de ello tiene Aduriz con sus 8 goles…….

      Como no se mejore en defensa, con lo que se recibe, a poco que se falle más en ataque, las cosas pueden ir peor incluso….

      Es verdad que el partido del otro día se mejoró, y se disparó más de lo que se recibió, por ahí tienen que ir las cosas para ir mejorando….

      • Bueno, bueno, estaba generalizando. Concretamente, me refería a los últimos partidos, en los que en mi opinión ha habido una mejoría tanto en ataque como en defensa, pero sobre todo en ataque.

        La estadísticas, por cierto, es un tema que me genera un montón de dudas porque, según la fuente, las cifras son unas u otras. El otro día, por ejemplo, leí en una de ellas que Gorka era, con mucha diferencia, el portero al que más chutaban y el que más paraba porcentualmente, pero con mucha ventaja sobre el segundo (Toño, si mal no recuerdo). Me quedé muy sorprendido.

        Quizá hago mal y ya me gustaría poder ver las estadísticas en un sitio “de fiar!”, pero mi comentario se basaba más en la sensación que me queda cuando sigo los partidos. Sensación que, por otra parte, percibo que es bastante semejante a la que siente Bielsa y sus jugadores, porque repetidamente han comentado lo mismo: que rematamos mucho y metemos poco, que con pocos remates nos hacen demasiados goles y que merecemos más de lo que conseguimos.

        Y hablando de estadísticas, aprovecho para comentar otra cosa: ¿cuántas ocasiones clarísimas necesita Llorente para meter un gol? Ayer, como contra el Dépor, volvió a tener un par o tres de cabeza que creo que, por lo menos una de ellas por partido, las mete cualquier ariete de los que no ganan ni un diezmo de su salario. Lo siento, pero se me ha terminado la paciencia con este millonario prematuro.

  8. Joder, que me da igual que el equipo ataque, y he comenzado GUSTAVO reconociendo que me encanto el equipo, pero necesitamos amarrar los resultados, y si hay que colocar el autobus con el uno cero se coloca!!!! no me podéis decir que bielsa no es el responsable, que dejo la responsabilidad, en manos de los 4 defensas????? no me jodas, el responsable es el jefe de la nave, y ya van 80 cagadas por el mmismo problema, soluciona el puto problema primero, porque hasta que no lo hagas el equipo no va a crecer, que no es mala suerte, que es falta d e confianza hostias!!!!!
    Y otro tema que ya me temía, en este desastre de año de transicion ni un guiño a la cantera, a nuestra mejor hornada en AÑOS!!!!!! pues nada, a seguir hipnotizados con el genio, un año camino de ser tirado por el retrete…. yo continuare acudiendo al fronton y a las idi probak si es necesario……
    PD: GUSTAVO, aclara lo del oportunismo mesedez, otra cosa no, pero coherencia desde agosto creo que estoy teniendo!!!