Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Athletic y Bielsa, más allá de la especulación



Marcelo Bielsa no da pistas sobre sus intenciones. Foto MITXI

Marcelo Bielsa no da pistas sobre sus intenciones. Foto MITXI

Aunque las matemáticas todavía se resistan a certificarlo, la lógica, tan ajena muchas veces al fútbol, dice que el Athletic dio carpetazo a la temporada ganando al Mallorca el pasado sábado. La consecuencia inmediata de este final anticipado del curso ha sido la apertura de la costera de las especulaciones que, como las oscuras golondrinas de Bécquer, vuelven con el buen tiempo a colgar sus nidos en los balcones de Ibaigane .

Ya llevábamos meses con escarceos, pero la apertura oficial de la temporada se produjo el pasado sábado en la sala de prensa de San Mamés, diez minutos después de terminado el penoso partido ante el Mallorca. La inmediatez de la noticia, ya se sabe.

El periodismo trató de sonsacar a Bielsa alguna frase o palabra suelta que ofreciera alguna base sobre construir una teoría, loable intención cuando se avecinan tiempos de noticias escasas por el casi nulo interés del tema deportivo, pero tarea imposible ante un interlocutor que domina como pocos tanto sus palabras como sus silencios. Alguno ha querido interpretar como un lapsus revelador una respuesta de Bielsa cuando se le preguntó por las sensaciones que le produce San Mamés. Mostró el técnico su agradecimiento por ‘haber pertenecido’, corregido inmediatamente por ‘pertenecer’. Ya sabemos que el pretérito perfecto y el infinitivo expresan tiempos distintos, pero en aras de la precisión conviene recordar también que el propio técnico señaló que prefiere guardarse esa respuesta para más adelante porque quiere escoger las frases que describan con más precisión esos sentimientos que adelanta que le produce un campo mítico como San Mamés.

También precisó Bielsa, por si a alguno no le había quedado claro, que no se iba a dejar pillar fácilmente por mucho que le hicieran la misma pregunta desde distintos enunciados y se quejó de tener que hacer “alquimia para no meter la pata”.

El de Rosario fijó su posición con claridad. Traducido al román paladino vino a decir que la renovación del entrenador, como en cualquier relación laboral, depende de dos partes: la del técnico y la del club, contratado y contratante, que él fijará su posición al término de la temporada, y que el club hará lo propio en el plazo que crea más conveniente, sin menoscabo de que ambas partes hagan coincidir sus tiempos en un momento determinado. Si no estuvieramos hablando de fútbol daría hasta vergüenza que algo tan obvio y elemental requiera una explicación tan prolija.

El escenario que se plantea no se resolverá por lo tanto al menos hasta los primeros días de junio, por mucho que radio macuto ya esté humeante. El actual inquilino del banquillo no se pronunciará hasta esa fecha y los presuntos aspirantes a sucederle, llegado el caso, están todavía en activo y jugándose cosas importantes.

Lo único que cabe esperar en estas semanas es que el Athletic haya tomado buena nota de lo que ocurrió el pasado verano y haya establecido la estrategia más adecuada para evitar que se repita aquel desastre. El zarandeo que sufrió el club en los medios y en las redes sociales fue demoledor y acabó pasando factura en la opinión pública. Todos, institución, jugadores, socios y aficionados llegaron al primer partido de la temporada cazando moscas. No hace falta repetir las consecuencias que provocó todo aquello.

El legítimo interés del club por controlar la agenda informativa no estuvo acorde con los medios que se emplearon desde Ibaigane para lograrlo y la situación le sobrepasó. Lo insólito de la situación justifica en parte aquellos errores, que no deben volver a producirse bajo ningún concepto en un contexto que se supone que será más manejable para Ibaigane.

En el Athletic se produce la paradoja de que siendo una institución de una gran importancia es tal vez la más vulnerable a factores externos e incontrolables. No es nada sencillo estar todos los días en la primera línea de la atención mediática y sometido muchas veces a la presión de intereses ajenos o de intrigas de propios, a la acción de tantos agraviados reales o imaginarios, o a la reacción de otros tantos guardianes de las esencias, eternos poseedores de la verdad absoluta.

Share This:

3 Comentarios

  1. Hola. Yo creo que no, que Urrutia fijó su posición muy desde el principio de esta temporada, muy de la mano de su asesor áulico, el mismo que coadyuvó a calificar a Bielsa de empleado del Club y restarle liderazgo: no quiere renovar a Bielsa y ha estado literalmente escondido sin dar la cara. A diferencia del año pasado que le perseguía por tierra, mar y aire buscando desesperadamente una respuesta afirmativa de renovación. Y ahora espera a ver qué piensa la afición para no meter la patita popular. Hubiese preferido justificarse -Urrutia- con algo así “como Bielsa no ha dicho nada, asumo que no desea..” Pero Bielsa le ha dejado muy fina e inteligentemente la pelotita en su tejado. Tiene razón Sarita Estévez, cuando hoy, en la edición escrita de El Correo, opina que Urrutia ha traicionado a Bielsa. Y yo opino lo mismo. Y también, como ella, creo que ha sido Bielsa quien, seguramente y a pesar de todo, es el máximo responsable de que esta temporada no haya acabado en catástrofe. En cualquier caso, Urrutia un personaje menor y sin la menor categoría.

    Personalmente deseo que Bielsa se marche, pero por motivos distintos a los que exponen Rafa Alkorta, Velasco y su tropa. Por cierto, y en tono de broma, donde están los palmeros del famoso Jokin. Acaso no se encuentra libre y disponible como para ponerle en las quinielas y así poder optar y dejar nuevamente su impronta en este próximo Athletic que se nos anuncia. Podría así Jokin desenmascarar fácilmente el legado de este argentino pampero “vende-burras”, “tarado”, “demagogo”, “poeta”, “bluff”, “chandalista”, “de mirada oblicua”, “entrenador de jardineros” y así ‘ad infinitum’ y ´ad nauseam’.

  2. Así es JCL. Se ha abierto el debate aunque matemáticamente no estemos salvados. Ahora bien, coincido con Susaeta que cuanto antes se sepa, mejor. No estaría de más centrar la cabeza en los tres partidos que faltan por si acaso, a ver si va a sonar la flauta (8º puesto) y nos pillan otra vez despistados.
    No es CUALQUIER COSA el esfuerzo de El Correo y Marca, Tele Bilbao, hace años que no veo y bien que me lo agradece mi salud, en centrar el debate y meter el cuchillo para separar a Urrutia de Bielsa con el fin de tumbar el proyecto deportivo de Urrutia y de la JD que gano las elecciones, como nadie antes, y seguir vertiendo mierda sobre la institución, esa que tanto dicen que quieren y aman. Esta cantinela ya la hemos escuchado, por ejemplo, a los estratégicos. Sigamos aplaudiendo con las orejas a estas firmas mercantiles y amarillas que así nos ha ido y así nos va.
    Volviendo al tema en cuestión, pienso que Bielsa y su cuerpo Técnico, se han merecido la renovación con más motivos que la temporada anterior. Por múltiples razones que no cito todas por no extenderme demasiado.
    En mis casi 40 años jamás había visto una situación tan desequilibrada en el ATHLETIC como lo ocurrido durante el verano y esa situación, las causas, no las focalizó en la política de comunicación del Club, que no ha sido buena, sino en las ambiciones egoístas, por encima de todo y todos, de los pilares deportivos en los que se sustentaba el Club, los estratégicos. Hasta el punto, como bien señaló Urrutia de poner en riesgo nuestra filosofía si los casos de deserción hubieran sido más generalizados.
    Pues bien, casi un año después el equipo se ha repuesto, ha cambiado los roles del liderazgo dentro de la caseta y ha vuelto a jugar bastante decentemente en el último mes y medio. Como no, Bielsa y su cuerpo Técnico también tienen responsabilidad en esto, no sólo los jugadores. Todavía tienen mucho que aportar porque a mi entender no han terminado la tarea. Este equipo, con su calidad y juventud junto con la incorporación de jugadores de abajo tiene un amplio margen de mejora, sin duda.
    A ver que dice mañana Urrutia. Espero que la JD tenga en cuenta la progresión del equipo y de muchos de sus jugadores en estas dos temporadas y la capacidad de liderazgo, entre otras cosas, por su autocrítica, de Marcelo Bielsa.
    AUPA ATHLETIC!!!

  3. Bastante deacuerdo con la mayoria de lo que se dice. Esta campaña debe servir para corregir muchas cosas. Yo subrayaría las siguientes.

    – No se puede permitir llegar al último año de contrato negociando con un jugador, y menos si es de los denominados importantes. A los Fernandos había que haberlos mandado a la grada faltando 2 temporadas. Es más importante la estabilidad de club que reditos deportivos a corto plazo.
    – A mi entender la directiva no ha sopesado bien los pros y contras de mantener a Llorente en las convocatorias. Que es un jugador que cobra y se debe al club? si. Pero tambien son muy entendibles los silvidos y desaprobación de gran parte de la grada cada vez que salta al campo y esto no colabora en generar estabilidad y piña en pos de un mismo objetivo. No hay que olvidar que este chico a mostrado muy poco respeto por el club que le ha formado toda su puñetera vida. Pra mi los silvidos totalmente comprensibles y el club debia haberlos sopesado mejor si el objetivo (además de mantenerse) era hacer borrón y cuenta nueva con un horizonte mucho más allá que junio del 2013.
    – En los tiempos que corren el futbol está en prensa diariamente y hay prensa con el futbol como eje (lamentablemete asi es). Hay aficionados ávidos de escuchar noticias y periodístas deseosos de colmarlos. Las obras de Lezama eran una buena temática y el silencio del club cuando los plazos no se estaban cumpliendo fue algo que nadie entendió. No al menos Bielsa que dió un paso adelante cuando alguna otra persona lo debia haber hecho. La reacción del club (además de tardía) fue lamentable. Urrutia debe reflexionar y reconocer que al menos sus responsables de prensa deben estar más atentos con estos detalles… para evitar lo ocurrido.
    – La cabezonería de Bielsa por Gurpegi me recuerda a la de Jokin por Orbaiz, pero sin duda alguna… creo que hay muuucho que agradecer a Bielsa. Para mi su renovación está más que justificada (a pesar de que Txingurri tb me gusta).