Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El chivato



De todos los especímenes que componen la fauna humana, hay uno que provoca especial aversión: el chivato. Desde la más tierna infancia, en cuanto el ser humano empieza a socializarse en el parque o en la escuela, aparece ese ser despreciable cuya razón de ser en la vida se reduce a ir contando a terceros las cosas que hacen o dicen sus compañeros para perjudicarles. El chivato está convencido de que con su proceder gana prestigio o consideración a los ojos del receptor de sus chismes en la misma proporción que salen dañadas sus víctimas. El chivato no sabe que quien escucha sus confidencias le considera como lo que es, un ser despreciable, un traidor a sus iguales que no duda en recurrir a la puñalada por la espalda para conseguir sus fines, un tipo de poco fiar, de usar y tirar.

El chivato es un miserable, por traidor y por falso; por rastrero, porque a su condición de cotilla suele unir la de pelota y tiralevitas. El chivato vive de ir contando por ahí lo malos que son los otros en la esperanza de obtener beneficio del descrédito ajeno. Porque el chivato es envidioso y cuando no puede destacar por sus propios méritos, intenta hacerlo hundiendo a los que le rodean. El chivato es mentiroso y no duda en exagerar o interpretar los hechos o las palabras ajenas a su gusto, hasta conseguir armar el discurso más dañino posible.

En la escuela, en el instituto, en la universidad, en el trabajo, en el equipo deportivo, allí donde hay un grupo humano hay un chivato. No falla. El chivato es dañino porque acaba con la cohesión del grupo, porque provoca la desconfianza y pone a todo el mundo bajo sospecha. No es fácil descubrir al chivato, no porque sea especialmente inteligente, que nunca lo es, sino porque es taimado. El chivato es una víbora.

El Athletic tiene en su vestuario por lo menos un chivato y no es descartable que tenga más. Hay que distinguir los hechos. Da la impresión de que quien grabó y puso en circulación las famosas palabras de Bielsa no es más que un inconsciente, un bobo. Muy peligroso, porque ya se sabe que un bobo puede incendiar una ciudad sin querer, sin maldad. El que ha ido contando por ahí lo que ocurrió entre Iturraspe y Bonini en el túnel de vestuarios de San Mamés, o la discusión entre Bielsa y Amorebieta, es un chivato malintencionado que sabe cuándo, cómo y a quién tiene que ir con sus cuentos.

Que un jugador en el calor del partido se dirija al árbitro en el túnel de vestuarios y alguien de su equipo trate de impedirlo, incluso de malas formas, es algo habitual en el fútbol. En los túneles de vestuarios se viven historias de todo tipo, que empiezan y acaban allí porque sus protagonistas saben que son cosas que pasan. Discusiones entre rivales y entre compañeros, reproches a los árbitros, miradas retadoras, insultos mascullados… todo eso y más ha pasado, pasa y seguirá pasando en el camino que lleva del terreno de juego a la caseta. Cualquiera que haya jugado al fútbol al menos hasta categoría infantil lo sabe y no le da la menor importancia.

Que un entrenador reproche a sus jugadores los fallos que a su juicio han cometido en el último partido forma parte de la rutina diaría de cualquier equipo de cualquier especialidad. Que el jugador señalado se defienda o trate de escurrir el bulto cabe atribuirlo a la condición humana; a nadie le gusta que le señalen como culpable de nada. Que eso se traslade al exterior como el preludio de una guerra civil define a quien lo hace.

El Athletic tiene un problema muy serio porque no es sencillo descubrir a un chivato. Los que están más cerca, sus propios compañeros, son los más perjudicados, y son ellos los que deberían ser los primeros interesados en dar con él. Son ellos los señalados, ellos los que ahora mismo están trasladando a la afición una imagen deplorable de grupo desunido y agujereado. Los que tanto énfasis suelen poner proclamando que las cosas del vestuario son sagradas, tienen que asumir la  tarea de pasar de las palabras a los hechos y conseguir que, efectivamente, las cosas que pasan de puertas adentro se queden ahí donde nunca deben salir. Tienen que saber que las palabras chivato y compañero no tienen cabida en la misma frase.

Ahora mismo en el Athletic confluyen todos los elementos que suelen coincidir en los peores momentos de los equipos. Juego pobre, resultados negativos, baja autoestima, lesiones, arbitrajes perjudiciales, polémicas magnificadas… lo último que necesitaba en estas circunstancias era un chivato en el vestuario y también lo tiene. Para que no falte de nada.

Share This:

13 Comentarios

  1. Excelente artículo, como de costumbre.

    La maldad del chivato sería estéril si nadie le escuchara. Pero en el entorno (pseudo)periodístico del Athletic sucede todo lo contrario: hay demasiado carroñero interesado en tener confidentes en el vestuario. Y esto que afirmo es tan evidente que solo hace falta ver de vez en cuando el programa de la televisión local, algunos de cuyos comentaristas hacen gala continuamente de disponer de informadores dentro de nuestra caseta, vanagloriándose de ello y advirtiendo que, si no dan nombres o matizan más la información, es “por no hacer daño”(!!!) al Athletic, mira si son buenas personas. Cinismo en estado puro. Desde la famosa “Cara B” de Bielsa hasta las quejas de jugadores con mucho peso específico (según ellos), todo envuelto en una nebulosa de sospecha y mal rollo que acaba produciendo hastío y asco. Y si te das una vuelta por las tertulias radiofónicas, aunque no de manera tan flagrante y desvergonzada, siempre encontrarás algún tertuliano que presume de “bien informado” y que deja caer algún dato referente al interior del vestuario, que casualmente siempre deja en entredicho al cuerpo técnico, y que sería imposible de saber sin la colaboración de un topo.

    Ya lo has comentado más de una vez, Juan Carlos, y ahora lo tengo más presente que nunca: este corporativismo infantil de nuestra plantilla ya es insostenible. O nuestros jugadores (los que de verdad quieran seguir siéndolo) se desmarcan de esa actitud en virtud de la cual están consintiendo y hasta incluso propiciando que los soplones sigan dañando al colectivo, o esto al final va a explotar. Si de verdad están con el entrenador, como dicen, o lo demuestran desenmascarando, siquiera marginando, a los delatores o al final van a ser culpables de la destitución de quien afirman defender. Y además, mientras esta anomalía continúe y no se identifique a los chivatos todos son sospechosos de serlo ante la afición.

    Ya ves que empleo el plural para referirme a la triste figura a que hace referencia tu escrito. Y lo hago porque, llegados a este punto, ya no me puedo creer que el chivato, el acusica o el traidor sean uno solo. Y me temo que dos tampoco.

    Como siempre, espero que esta noche ganemos y mejoremos nuestras prestaciones. Quiero disfrutar con mi equipo, aunque solo sea dos horas a la semana. Este mal rollo tiene que terminar. ¡Aúpa Athletic!

  2. Me gusta pensar que no es un jugador, sino un familiar o un representante. Creo que los intereses que rodean al Athletic, han tomado un poco el control de la institución.

    • La verdad es que todo el mundo tiene muy claro que viendo quienes son los receptores de información, (Eduardo Velasco, Iñigo Marquinez, o Javier Ortiz de Lazcano) el que aporta la información es Chus Llorente. Que la gente lea con detenimiento el artículo de Ortiz de Lazcano en el Correo y que saque conclusiones. Está clarísimo.

      • Hola Gontzal, ¿tienes el link del artículo que comentas?.

      • Gontzal, eso mismo deduje yo de la lectura del artñculo de JOL y de como y donde sale la información. Tampoco descartes el entorno de Amorebieta

  3. Esto se puede extrapolar perfectamente al Real Madrid, un chivato que cuenta todas las discusiones y movidas que hay y un entorno ávido de carnaza.

    Yo he jugado a un equipo con unos colegas en una liguilla de la universidad. Colegas de toda la vida, muy buenos amigos, de esos por los que te cortarías las manos y los pies, gente a la que de verdad quieres.

    Una liga sin la más absoluta importancia (costaba 1 euro la inscripción y el premio era una medallita roñosa), es decir, jugábamos para pasarlo bien un rato y movernos un poco.

    Pues bien, tras esos partidos ha habido veces que no hemos acabado a mamporros entre nosotros miembros del propio equipo de milagro. Amigos de toda la vida.

    Lo que quiero decir con esto es que cualquiera que le haga caso a las gilipolleces de “el entrenador ha discutido con un jugador” o “despues de una derrota hubo gritos en el vestuario” es alguien que demuestra que jamás le ha pegado una patada a un balón en la vida, demuestra ser un ser cohibido y acomplejado porque jamás ha tenido amigos con los que jugar al deporte rey. Si amigos de toda la vida en una pachanga sin importancia nos hemos llamado de todo, qué no pasará entre gente que simplemente son compañeros de trabajo, en una Liga de máxima exigencia e intensidad?

    Sin gente que le diera importancia más al cotilleo y al Sálvame que a lo estrictamente futbolístico, ni los chivatos ni los periolistos tendrían razón de ser y cada uno estaría en su sitio.

    • Aunque la esencia del deporte es la misma sin importar la categoría, los intereses que se manejan en el fútbol profesional hacen imposible las comparaciones con el fútbol amateur.

      Aquí se trabaja en función del próximo contrato, el stress es total, los jugadores están en constante competencia, se tiene que aprovechar cualquier oportunidad y no es fácil sobresalir, el compañerismo es necesario porque es un deporte de conjunto, la amistad es más bien opcional.

      Estos jugadores son unas microempresas… bueno, al menos así lo veo yo.

      Saludos.

  4. Arrastion
    Casi completamente de acuerdo con lo que comenta G. Ávila. Y si no lo estoy del todo es por estas dos palabras: “un poco”
    Y es que resulta que, para servidor, los intereses que rodean al Athletic no es que hayan “tomado `´un poco`´ el control de la situación”, sino que lo han hecho “bastante”, y en algún ámbito hasta lo han hecho a saco.
    Y en esta tesitura –que reconozco es difícil y aviesa- la JD, con su Presidente

    • Se ha cortado esto

      No están dando la talla

  5. Puedo estar de acuerdo contigo hasta cierto punto; sin embargo en estos momentos sinceramente me parece bastante mas peligrosa la lumbrera que tarda 45 minutos en poner a demarcos en su sitio!!!!! quedan 18 partidos y el riesgo es descender. Si os vais a refugiar en lo externo para no asumir vuestra responsabilidad en haber encumbrado a un completo inutil alla vosotros.
    GORA ATHLETIK, y el año tirado a la basura.
    PD: endika, cuando has visto a una plantilla decir que no apoya a su entrenador, aunque sea ya un cadaver y no le tragen ya ni una……

    • Michelle, no lo he oído nunca, pero lo he visto muchas veces. Ante un inicio de partido como el de ayer, nuestra plantilla tuvo una oportunidad perfecta para demostrar públicamente que no quieren a su entrenador, pero optó por hacer un esfuerzo supremo para demostrarle todo lo contrario. No creo que ningún jugador de los que vistieron ayer la zurigorri se fuera a la caseta sin haber entregado antes todo lo que tenía dentro. Hasta los que calentaron o estaban en el banquillo se implicaron en la faena colectiva.

      Que el anti-bielsismo no te ciegue, amigo. La gran mayoría de estos chicos están con el míster. En cuanto se marchen los perros, se acabará la rabia. Por lo menos en el vestuario.

      Y no te enfades que solo pretendo darte mi opinión. Un saludo.

  6. No me cabe duda de que sabéis de quién se trata. Desenmascaradle YA. Esto se está poniendo insoportable.

  7. Yo no me enfado contigo, estoy mosqueado por todo lo que nos envia al infierno!!!!
    No eres capaz de señalarme un solo jugador que no sude la camiseta…. acaso me estás diciendo que amore ha salido a perder????? yo lo que estoy intentando explicarte es que este grupo ya no se cree lo que bielsa dice, y eso si se nota. Salen y pelean, pero ya no muerden como el año anterior, es normal. BIELSA está fuera desde agosto, y eso cualquier empleado del club te lo dice, no renueva, se va. Y en cuanto el jugador sabe eso cambía automaticamente el txip amigo.
    Tú donde viste la mejora ayer?????? el primer tiempo fue de nuevo un desastre total,solo con los cambios del descanso se mejoró. El drama es que un profesional haya btardado 200 minutos en ver esto….. y kontuz a ver con que salimos contra el atletico……