Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El Liverpool pide justicia y verdad para los 96 de Hillsborough



http://youtu.be/0SOc3Mq6M-w
Hace veinte años 96 aficionados del Liverpool murieron aplastados en el estadio de Hillsborough, el campo del Sheffield Wednesday. Querían apoyar a su equipo en la semifinal de la FA Cup que le enfrentaba al Nottingham Forest. nos 25.000 seguidores del Liverpool se habían desplazado al partido y una multitud que se había quedado a las puertas del estadio pese a disponer de entrada, empujó arrollando y aplastando contra las vallas de separación del terreno de juego a los que ya estaban dentro. Por lo que ha trascendido ahora, alguien les indicó una puerta de entrada a una zona que ya estaba llena. Nadie supo parar a los de fuera y nadie acertó a abrir las puertas de las vallas facilitando la huida de los atrapados hacia el césped.

Era el 15 de abril de 1989. Cuatro años antes, los seguidores del Liverpool habían protagonizando los gravisimos incidentes de la final de la Copa de Europa en el estadio Heysel de Bruselas en los que murieron 39 aficionados (32 italianos seguidores de la Juventus, cuatro belgas, dos franceses y un británico). El fenómeno hooligan estaba en pleno apogeo y los aficionados más extremistas del Liverpool eran de los más temibles. A las autoridades les resultó sencillo culpar a las propias víctimas y a sus compañeros de la tragedia de Hillsborough. Les describieron como una masa de borrachos violentos que pretendía colarse en el estadio sin entrada.

A raíz de aquel desastre el gabinete de Margaret Tatcher redactó la célebre Football Spectators Act a partir del Informe Taylor, que permitieron acabar con el fenómeno de los hooligans a partir de una serie de leyes que iban desde la prohibición de la venta de alcohol en los alrededores de los estadios los días de partido, hasta la obligatoriedad de que los fichados como más violentos se presentaran en comisaria los días que jugaban sus equipos. Las conclusiones del Informe Taylor desvelaron lo obsoleto de los campos de fútbol ingleses, muchos de ellos con gradas de madera todavía, lo que generó la obligación de remodelar prácticamente todos los estadios, suprimiendo las vallas y sentando a todos los espectadores.

La versión de la policía, acusando a los seguidores de provocar el desastre se ha mantenido hasta hace pocas semanas. La revisión de un informe que abarca casi medio millón de folios  por parte de una comisión independiente ha determinado que la policía falseó datos y documentos para construir su propia versión, aceptada de forma acrítica y profusamente aireada por la prensa de la época.

El primer ministro, David Cameron ha pedido disculpas a los familiares de las víctimas y el actual editor de The Sun, uno de los periódicos que más destacó en sus críticas a los seguidores del Liverpool, ha manifestado que el periódico está “profundamente avergonzado y arrepentido” por haber publicado una versión falsa de los hechos.

Este sábado, Anfield Road reivindicó la memoria de las víctimas exigiendo “justicia y verdad para los 96”. Veinte años después de producirse aquel tremendo episodio sigue estando muy presente en la memoria colectiva de los reds

Cientos de seguidores del Liverpool quedaron atrapados contra las vallas del estadio de Hillsborough

 

Share This: