Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El loco mundo del banquillo rojiblanco



Marcelo Bielsa no ha dado señales de vida desde que Urrutia anunció que no continuará en el Athletic., Foto MITXI

Marcelo Bielsa no ha dado señales de vida desde que Urrutia anunció que no continuará en el Athletic., Foto MITXI

El pasado viernes, a pocos minutos de que Josu Urrutia oficializase que el club había decidido no renovar a Marcelo Bielsa, el técnico y su mujer fueron ‘cazados’ por un fotógrafo de El Correo entrando en el Hotel Embarcadero, la casa del argentino durante las dos temporadas que ha dirigido al Athletic. No es de extrañar que el entrenador rosarino, al que tildan de metódico y analítico, tomase el camino de su habitación para seguir en directo por televisión las claves que iba a expresar el club para su no continuidad en el conjunto rojiblanco. Desde entonces nada se sabe del argentino, que para una gran mayoría de seguidores del Athletic ha tomado la estampa de Moisés y dudan de poder seguir sin su influencia. Bielsa, cuentan que triste, se ha echado a un lado y ha rehusado hablar de su salida. ¿Lo hará? La última vez que sus palabras se esperaban como el sol en esta primavera (en el penúltimo capítulo de la crisis de las obras después de su dura rueda de prensa y el azote que tuvo más tarde por parte de la directiva) el entrenador escogió una cuenta de facebook recién creada para ofrecer sus opiniones. Descartado twitter -140 caracteres son un insulto para su prosa- cualquier ventana al mundo puede ser posible con Bielsa.

El punto y final del argentino a su carrera en el Athletic ha puesto en armas a los hinchas, que a medida que pasan los días se sienten cada vez más legitimados para poner contra las cuerdas a Urrutia, cabeza visible de la directiva que hace dos años decidió apostar por Bielsa. El pueblo busca razones y argumentos para encontrar una explicación y el club no se las da. Urrutia se limitó que la decisión venía después de escuchar a “distintos estamentos del club” y que, tras esas conversaciones, se decidió soltar el hilo que les unía con el que fuera campeón olímpico con la selección argentina. Puede entenderse como un razonamiento vago, aunque también podría verse como una convergencia de intereses en técnicos, médicos y demás empleados (salvando en ese paquete a los jugadores a los que Urrutia dijo no haber consultado porque están para jugar y no para decidir) para que Bielsa no volviese al frente del primer equipo. En cualquier caso, la nula enumeración de argumentos ha desnudado el armamento de la junta para defender su posición. Quizá en este caso, haber dado una retahíla de razones habría sido igual de perjudicial por eso de poner en el paredón al despedido y ofrecer dinamita para los que no quieren despegarse del mesianismo de su líder.

El Athletic, sobre todo la junta directiva que ahora entra en el ecuador de su mandato, haría bien en aprender del lío organizado alrededor del futuro de su entrenador para moverse con más tino en las decisiones futuras. Soluciones trascendentes como la continuidad o el adiós de un técnico deberían cerrarse con suficiente antelación y ordenamiento. De nada sirve que Urrutia dijese que Bielsa tiene las puertas abiertas para ofrecer una rueda de prensa de despedida. Quizá habría sido mejor tenerlo al lado en ese momento. Y si, como se barrunta, el técnico no estaba por la labor, señalar que no habrá adiós por deseo del protagonista. Abrir las puertas a la duda supone añadir argumentos para la crítica.

El vacío que se ha vivido en este caso concreto quedó patente sobre todo entre el 11 y el 17 de mayo, cuando las especulaciones sobre la futura vida rojiblanca de Bielsa eran moneda común. Así, cualquier interesado lector de Internet tuvo que sobresaltarse cuando el 11 de mayo pudo leer que “según ha podido saber El Desmarque Bizkaia el técnico tiene una fecha límite para dar a conocer su decisión final”. El escenario dibujado a los más o menos lectores del citado portal deportivo y a lo que estos pudieran contar a sus conocidos presentaba una teoría imposible pero que duró hasta cinco días en el tiempo. Se rompió en la rueda de prensa en la que Bielsa argumentó que “solo si me lo propone el club (la renovación), decidiré y pensaré en aceptarlo o no. El Athletic o Ibaigane pueden hacerlo cuando quieran, mañana o el 29 de junio. Si me la hace bien y si no también, está en su derecho. Solamente estaré obligado a responder si me la hace”. Las dos últimas frases encierran el pensar de Bielsa, que ya entonces parecía no tener ganas de una despedida al uso.

La reacción del técnico es esperada por la hinchada rojiblanca, que está muy de su parte y este fin de semana se ha mudado en aficionado común al colocar pancartas en las verjas de Ibaigane y hacer pintadas en el viejo San Mamés. La directiva de Urrutia tiene un largo trabajo por delante para recuperar la confianza perdida por el numeroso grupo de seguidores que le ven con paso equivocado. Eso sí, el recado más gordo le queda al nuevo inquilino del banquillo, expuesto a ser la diana de un rechazo dirigido hacia la junta.

Share This:

7 Comentarios

  1. A mí la directiva actual me parece un desastre, un constante desgobierno y excesivamente oscurantistas. Además les fallan las formas, hasta el punto de que ni siquiera han sido capaces de saber vender la decisión de prescindir de Bielsa, que en mi humilde opinión es acertada.

    He defendido a Bielsa hasta la saciedad pero en mi opinión su ciclo estaba ya concluido. Su método se centra en el trabajo obsesivo, y lo que al principio fue una virtud terminó convirtiéndose en un serio hándicap. Tras un año pasado cargado de excesos los futbolistas terminaron reventados, como demuestra el excesivo número de pubalgias, no parecía tener mucho sentido por ejemplo que Susaeta jugara todos los partidos, teniendo a David Lopez o a Toquero. Este año hemos visto a menudo a los jugadores faltos de chispa y los que terminaban contrato han sido todos tremendamente reacios a renovar, algo que nunca antes había ocurrido, algunos hasta se han ido a destinos peores, cobrando menos dinero.

    Por si fuera poco, durante bastantes momentos de la temporada creo que hemos podido ver a un Bielsa derrotado, sin un plan “b” cuando las cosas se venían abajo y con un estado de ánimo muy decaído durante diversas ruedas de prensa, como si le costara transmitir optimismo.

    Evidentemente le debemos mucho y debió haber salido por la puerta grande, es más, me gustaría saber que hubiera sido de nosotros este mismo año teniendo un portero decente, lo de la portería este año ha sido una sangría sin parangon de la cual no tiene culpa el entrenador, y si no se ficha a Aranzubia probablemente se repetirá el año que viene….

    El caso es que creo que la imagen y la autoridad de Bielsa ya estaba muy desgastada, me parece bien que venga Valverde.

    Un abrazo de Tigre.

    • Hola Tigre,

      Tan sólo quería puntualizar una cosa.

      Honestamente, no puedo aceptar el significado que pretendes darle a la frase “algunos incluso se han ido a destinos peores, cobrando menos”.

      El unico que se ha ido a un destino peor, cobrando menos, es Amorebieta, pero no por gusto, sino porque el club le retiró la oferta. Si no recuerdo mal, el club le ofrecía 5 años, y Amorebieta pedía 6, además de un pico más todos los años. En consecuencia, Amorebieta no se ha ido voluntariamente, sino porque no le han quedado más huevos, como en su día Yeste. Lanzaron ordagos al club, y los perdieron.

      El caso de Javi Martinez y Llorente, se van, ahora sí, voluntariamente, pero para ganar mas. Javi Martinez dobla lo que ganaba en Bilbao, y Llorente, si tenemos en cuenta la famosa “prima de fichaje”, se va a embolsar un dineral.

      En fin, que creo que conviene que todos tengamos claro lo que ha pasado con estos tres jugadores. Los tres se han ido por dinero, dos han conseguido su objetivo y ganarán más, y el tercero ha salido trasquilado.

      Por favor, no le demos más vueltas a la salida de estos tres, se van por DINERO. Legítimo, pero por DINERO.

  2. Me hace gracia los que opinan que.. “Su método (el de Bielsa) se centra en el trabajo obsesivo”. Pregunto, ¿ hay alguna otra manera de destacar en esta vida, no solo en el futbol ?… Hoy mismo Nadal en El País, declara que “los deportes (competitivos) son estúpidos si uno no los lleva al máximo”, que es una manera alternativa de decir que optar por lo obsesivo es la formula para ser un campeón.

    Esta directiva, probablemente bien intencionada, emula con su actuación aquello del “todo para el pueblo pero sin el pueblo”. Resulta ridículo su mensaje de unanimidad exactamente contraria a la casi unanimidad de la masa social.

    Con lo fácil que hubiese resultado haber explicado que no se renueva a Bielsa por esto, lo otro o lo de mas allá. Por ejemplo porque no es un hombre de equipo (si es que no lo es), o porque no puede permitir que condicione la política de fichajes, como cuando dijo aquello de que “ningún fichaje de menos de 20 MEuros mejora lo que hay”, etc. Lo decía muy bien Gustavo Ávila en un post anterior: Bielsa iba en una dirección y la JD por otra. En cualquier caso estos de la JD nos han tratado como a menores, los muy imbéciles.

    Por cierto, no estaría de mas recordar algo significativo: cuando la lucha con Macua, Valverde se negó a ir en la candidatura de Urrutia pues la veía perdedora. El resto es historia y concurso de ‘apparatchiks’.

    • Yo creo que en todo esto hay algo más. Me explico. La Junta, con Urrutia a la cabeza, no sabían a quien habían contratado. Y habían contratado a alguien que trasciende a la figura de un entrenador. Habían contratado a un auténtido lider, integro, congruente y cercano a la masa. Según pasaba el tiempo, se fueron dando cuenta de que este hombre, más allá de ser un tecnico (mejor o peor) era un lider de masas, capaz de aglutinar, en tan sólo un año, el cariño y devoción de una centenaria afición. Lo mismo debieron de ver en Lezama e Ibaigane, y ya se sabe que en este pais todo lo que destaca molesta. Y se cagaron en los pantalones. La junta decidió cortar por lo sano por que, si con tan solo dos años en el Athletic se ha montado la que se ha montado, esperar otro año mas hubiera acrecentado el mito. Había que acabar con el fenómeno cuanto antes. Es lo que hacen siempre los mediocres, acabar con quienes les pueden hacer sombra. Por la espalda, de forma traicionera, sin que se les vea venir, de noche, así actúan los mediocres.

      Me hace gracia cuando oigo sesudas reflexiones del pelo de que Bielsa ha quemado la plantilla. Los que tenemos ya unos añitos recordamos lo que hizo Javi Clemente para ganar dos ligas. ¿Pero alguien en su sano juicio cree que el Athletic puede llegar a la final de la segunda competición mas importante en Europa, eliminando a Man Utd., Schalke y Sporting de Lisboa, sino es yendo al límite?

      Alguno debería despertar del sueño y asumir qué es el Athletic y su verdadero potencial.Salvo que el objetivo sea no perder la categoría. Entonces, Bielsa no es el hombre. Es mejor un perfil tipo Caparros. Con Bielsa nos podríamos haber ido a segunda división, pero también podríamos haber conquistado un título. Eso es lo que estaba en juego, el conformismo, o el asumir riesgos en busca de la gloria. Podemos estar tranquilos, de momento mantendremos la categoría sin problemas, y podremos aspirar a jugar Europa League una vez cada cinco o seis años. Y, eso sí!, jugar la Europa League es un premio! de competir nada, que somos el Athletic y con habernos clasificado ya es suficiente.

      Claro, luego llega un tío de muy lejos y dice que no, que hay que COMPETIR, y a algunos se les caen los esquemas. Y va y suelta aquella mítica frase antes de comenzar el partido en Old Trafford: “jugar aquí es un sueño, ganar, una realidad”

      ¿como leches queremos alcanzar un título europero sino es muriendo en el empeño?

  3. El lenguaje corporal de Urrutia es una fuente de problemas para él y para el Athletic. Si a eso le sumamos que los discursos que lleva preparados parece que se los haya escrito su peor enemigo, el resultado es el que es: con cada rueda de prensa pierde un millar de apoyos entre la masa social y la afición.

    Lo del viernes pasado fue peor aún porque me temo que va a traer consecuencias. La Junta Directiva se ha unido (sin querer o a propósito, que no alcanzo a entenderlo) a la banda de comentaristas y predicadores televisivos y radiofónicos y gacetilleros que se han dedicado desde que llegó Bielsa a esparcir rumores que van desde su múltiple personalidad, sus arrebatos de mal genio, su mala educación, sus continuos caprichos, su hipocresía, su cara B, su inestabilitad emocional, etc., etc. Y lo que es peor: nunca terminan de decirlo del todo, con lo cual consiguen que todo parezca que es peor de lo que se insinúa. Una actitud miserable que no por habitual deja de ser dañina y repugnante.

    No sé lo que hará Marcelo, pero si quiere evitar pasar a la historia como la reencarnación de Dr Jekyll y Mr Hyde, tendrá que defenderse. Si sus aberrantes pecados son que ha abroncado a algunos, ha exigido a otros y a los de más allá les ha despertado a las 3 de la mañana, todas estas “víctimas” van a hacer el peor de los ridículos porque eso y cosas mucho peores es lo que nos pasa al común de los mortales… si tenemos la suerte de tener trabajo. Quienes no suelen sufrir estas molestias son los millonarios prematuros, pero esos el presidente dice que no se han quejado.

  4. Especialmente de acuerdo con Karloss cuando, interpreto, viene a decir que en el fondo ha habido un problema de celotipia: Bielsa ha empequeñecido a la JD.

    Pero me gustaría destacar un detalle de la última rueda de prensa que me resultó especialmente odioso y es ver al ‘economista’ Corres (cuales son sus otros méritos ?.. ) a la derecha de Urrutia. O sea, que la persona que cuestionó el trabajo de Bielsa en el momento mas inoportuno para los intereses del Athletic era el que avalaba al presidente en su rueda de prensa. Además de incompetentes, maliciosos.

    Hoy he leído en el Mundo Deportivo, un artículo firmado por alguien de nombre Josu Villalabeitia (creo), bien escrito, donde, en tono dolorido, describía una sensación de desilusión y resaltaba como en este Club, que ha dejado de ser lo que muchos pensábamos, el único que ha dado ejemplo de coherencia, desprendimiento y amor por sus fundamentos, ha sido Bielsa.

    Comparemos su comportamiento no ya con los de la JD, sino con la de los jugadores, estratégicos o no, y sus desmesuradas demandas económicas. Y, por favor dejemos de empezar a etiquetar a Bielsa de Moisés, Mesías y demás tonterías por el estilo.

    Bielsa ha puesto sobre el tapete la verdadera estructura del Athletic: una cáscara vacía.

  5. Contestando a Karlos, yo tenía entendido que Llorente iba a perder pasta yendo a la Juve, pero bueno a lo mejor me equivoco. En cualquier caso para mi el debate se debería centrar en si convenía la continuidad de Bielsa, no de si tiene éste más categoría que una directiva incapaz siquiera de contratar un partido digno para despedir San Mamés, o que unos jugadores millonarios prematuros, a los que poco parece importarles la afición. Ese debate, el de la opinión pública Bielsa lo tiene ganado y goleado.

    Para mí Bielsa la temporada anterior se excedió en la paliza física a los jugadores, y a veces de forma innecesaria. Los titulares lo jugaron practicamente todo, todos los partidos de Liga, EL y Copa. Ni siquiera rotaron en partidos sencillos de Copa, contra Oviedo, Albacete o Mirandés, o en partidos irrelevantes de Liga a final de temporada. Y no solo es una cuestión de numero de minutos y partidos, sino también de intensidad, la paliza que exigía el Loco a los jugadores en cada partido era de órdago. Los jugadores del Barca y Madrid también acumulan muchos partidos, pero la mayor parte de ellos quedan desequilibrados en pocos minutos y luego pueden reservarse y jugar más tranquilos.

    Las consecuencias del palizón de la temporada anterior las hemos pagado éste. El verano pasado medio equipo acabó con pubalgia y los jugadores que acumularon muchos minutos han dado un rendimiendo muy bajo, y el nivel del resto de los clubes ha sido más pobre que nunca. Los Iraola, Amorebieta, Aurtenetxe, Iturraspe, Muniain, Susaeta etc. han estado carentes de chispa y de concentracion, algo necesario para el tipo de juego que practicabamos. De media cancha para adelante han habido muchas imprecisiones a la hora de combinar, en mi opinión ha faltado chispa.

    Y en relación al discurso final de Bielsa de que merecimos 11 puntos más… Pues la verdad tampoco me convence, para sumar puntos hay que defender mejor, no se puede tener esa defensa de verbena a balón parado. Ya puedes hacer un futbol de alta escuela que si defiendes así seguro que te dejas muchos puntos por el camino, aunque luego hagas más “merecimientos” por posesión y número de ocasiones.

    La llegada de Valverde si se produce finalmente me parece una buena noticia, tampoco me parece un agravio que no quisiera presentarse a las elecciones con Urrutia, cuando parecía perdedor, nada menos que en el mes de julio. Y la verdad, si tan segura es su contratación no se a que espera la directiva para anunciarlo. Este oscurantismo perpetuo sigo sin entenderlo.

    Saludos del Tigre