Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El mal menor



Gorka Iraizoz vuelve a la portería después de una ausencia de dos partidos. Foto MITXI

Gorka Iraizoz vuelve a la portería después de una ausencia de dos partidos. Foto MITXI

El Athletic tenía un problema en la portería y desde el partido contra el Espanyol tiene dos. La portería no es precisamente el mejor sitio para tener problemas cuando estás viendo tan de cerca los sótanos de la tabla, así que Bielsa ha sopesado los pros y los contras, ha calibrado lo que le ofrecen los dos porteros de que dispone y ha decidido rectificar sobre la marcha devolviendo a la titularidad a un Iraizoz que salió muy malparado del penúltimo partido en San Mamés.

Pero no perdamos de vista que el técnico no garantiza que su rectificación vaya a ser la solución definitiva y que el hasta ahora titular lo seguirá siendo hasta el final de la temporada. “No me obligue a tomar posturas definitivas”, le respondió al periodista que le inquirió sobre el asunto en la rueda de prensa, de lo que se deduce que, de momento, el regreso de Iraizoz tiene algo de provisional a la espera de que el portero reaccione y demuestre cada partido que se merece jugar el siguiente. A juzgar por sus explicaciones Bielsa no ha encontrado una solución sino que ha optado por el mal menor. Así están las cosas. La verdad es que no resulta nada tranquilizador.

Según Bielsa, Iraizoz asume mejor que Raúl las consecuencias de sus errores, esto es, no se hunde anímicamente como dio la impresión que lo hizo el suplente en el último partido de San Mamés, cuando prácticamente no dio una a derechas a lo largo de los noventa minutos. Probablemente sea una mera cuestión de veteranía. Es injusto juzgar a un portero por un solo partido y Bielsa es el primero que lo sabe, pero, como él mismo recuerda, a estas alturas de la temporada y en la situación que atraviesa el equipo no hay tiempo material para estar concediendo oportunidades. Cómo habrá visto el técnico a Raúl para cometer lo que él mismo reconoce que es una injusticia. Entramos en un terreno tan resbaladizo como las reacciones personales, el estado anímico o la capacidad que tiene cada uno de asumir sus propias responsabilidades sin que le tiemble el pulso. Pero también hablamos de profesionales a los que se supone capacitados para responder según se espera de ellos en el momento en el que son requeridos sus servicios. Más vale que Iraizoz tenga una buena noche en el Sadar y la tormenta vaya remitiendo, pero es indudable que el Athletic tiene una papeleta en la portería que no se resolverá silbando al que está.

En este contexto resulta oportuno el mensaje de unidad que lanzó Urrutia en la inauguración de la exposición sobre San Mamés “al margen de opiniones personales”, como la que había expresado su vicepresidente horas antes en una emisora de radio. Y ese mensaje de unidad tiene que llegar sobre todo a una afición que lleva todo el año despistada y confusa por la sucesión de acontecimientos ajenos al fútbol que han rodeado al Athletic. San Mamés ha sido en la mayoría de los partidos de este año un foro de debate en voz baja, donde la gente ha estado más pendiente de comentar con su vecino de asiento los últimos sucesos de la semana que centrada en el partido. En la parte que le toca a la directiva hay que censurarle que no haya sabido cortar de raiz los innumerables rumores, falsedades, verdades a medias e insidias que han acabado desestabilizando todo el edificio.

Los mensajes, cualquiera que sea su contenido, se entienden mejor cuando van acompañados de argumentos y de pruebas. No estaría de más un gesto desde el club y desde el vestuario, pero un gesto con contenido, no una foto para la galería ilustrada con una frase vacua. Está muy bien que el presidente diga que la única receta que conoce para salir del atolladero es “confiar en lo que tenemos y estar juntos”, pero para su aplicación correcta es imprescindible ahorrarse las opiniones personales en la directiva y que los jugadores demuestren de verdad que siguen creyendo en lo que hacen y en quien les dirige. Que cada uno sepa a ciencia cierta dónde está y cuál es su papel y que se aparten, o les aparten, aquellos que ni están ni, a estas alturas, se les espera. Bielsa reclamó ayer la necesidad de un liderazgo fuerte y eso pasa porque los liderados le reconozcan expresamente como tal.

El Athletic se juega mucho ante Osasuna pero sea cual sea el resultado, quedarán todavía doce partidos, treinta y seis puntos en juego. No parece casual el cariz apocalípico que se le está dando a la cita del Sadar ni siquiera en estos tiempos tan dados a la exageración. El Athletic no quedará salvado si gana en Iruñea, como tampoco descenderá si pierde. Muchas veces incrementar la presión sobre el equipo suele provocar el efecto contrario al deseado. Es evidente que es un partido muy importante porque Osasuna es un rival directo y porque cada vez queda menos, pero en esta clase de partidos es donde se demuestra el carácter de los equipos, la unidad y la confianza en las fuerzas propias a las que se refería el presidente. El mensaje más creíble será, como siempre, el que llegue desde el terreno de juego.

Share This:

4 Comentarios

  1. Hola a todos, aprovecho este último post para poner mi opinión sobre los últimos temas, los pongo todos en un solo post porque así es más sencillo responder a las réplicas.

    Para mí el echar a un entrenador, más allá de los malos resultados debería depender básicamente dos circunstancias: Que publico-plantilla no estén con él y que puedas traer a otro mejor o al menos muy bueno, cosa que para mi Ziganda no es, y lo digo con todo el aprecio del mundo. Normalmente los cambios de entrenador funcionan porque el que se trae es mejor, o al menos muy bueno, cuando se cambia por cambiar la cosa no suele funcionar, a menos que sea un caso claro de tensión entre éste y la plantilla.

    Aquí volvemos a la madre del cordero, la directiva es al final la que tiene más información, la que sabe cual es la relación de los jugadores con el mister y la que conoce las opciones de recambio disponibles. La relación de los jugadores con Bielsa siempre ha sembrado dudas por las reticencias de los jugadores a renovar, el caso de Amorebieta clama al cielo, no obstante salvo Llorente no da la impresión de que le estén haciendo la cama.

    De todas formas, creo que lo mejor es hacer un diagnóstico deportivo de lo que está pasando, centrar el tiro. Para mí el equipo tiene dos problemas: la portería y la fragilidad moral en cuanto se tuercen las cosas. En todos los partidos creamos más ocasiones que el rival pero no logramos aprovecharlo. Esta ecuación no funciona y creo que tal vez deberíamos jugar un poco más conservadores, con el mismo estilo, pero no tan a lo loco. Debemos tratar de arropar más a nuestro portero y madurar más los partidos, sobre todo en casa. No pretender dejar el partido sentenciado en la primera media hora, jugando a tumba abierta. Hay que tener paciencia, regular y madurar al rival, que físicamente estamos bien y vamos a tener casi siempre más posesión que los contrarios. Encima a balón parado tenemos un arsenal importante, con Sanjosé y compañía. Si jugamos a no recibir, manteniendo la posesión y madurando más los partidos es posible que nos vaya bastante mejor.

    La decisión de volver a poner a Iraizoz me parece acertada, pero si el problema de la portería no se arregla yo lo tengo claro, el próximo año fichamos a Aranzubia, que con el Depor en suspensión de pagos y probablemente en segunda no nos será difícil hacernos con él. Y que conste que me fastidia, porque no me gustó nada como se comportó cuando estuvo con nosotros, considero que el tío se acomodó y no me gustó nada como se fue, pero la verdad, con él de titular o como recambio viviríamos todos mucho más tranquilos. Estoy convencido de que este año con un portero diferente otro gallo nos hubiera cantado, no solo en la liga sino también en Europa. Ahí han radicado nuestros males, en ese puesto hay un problema gordo y hay que resolverlo.

    Para mí los dos fichajes del Athletic para el año próximo deberían ser Aranzubia y Kike Sola. Serían baratos y podrían aportar, al menos hasta que los buenos chavales que tenemos de 18-19 años en esos puestos cojan un poco de madurez. No me imagino otro año con este agujero en la portería o con Aduriz 6 meses lesionado y sin un suplente aceptable. Sería una cafrada asumir semejante riesgo pudiendo fichar dos jugadores baratos, con toda la pasta que tenemos.

    Saludos.

  2. Hombre, Tigre (en qué quedamos, hombre o tigre, jejeje), me he llevado una alegría al volverte a leer.

    Me gusta lo que dices, pero en algo no no estoy de acuerdo. Quizás por eso me gusta más. Y me explico. No repescaría a Aranzubia, no señor. Hemos de seguir avanzando e ir subiendo porteros, que tenemos unos cuantos esperando su turno: Iago y Kepa están ya preparados par el filial (esperemos que en Segunda) o incluso el primer equipo el año que viene (esperemos que en Primera). Pero después están Maguna, Remiro o el propio Serantes, que estará recuperado, todos ellos empujando desde atrás y con tanta calidad como Dani. Sin su experiencia, pero esto último no sé si considerarlo un punto a favor o en contra.

    En cuanto al nuevo capítulo de desencuentros que en nada contribuyen al buen ambiente en el equipo y la afición, pues otra vez más de lo mismo pero peor aún, porque si la directiva, al menos en lo que atañe a la continuidad del cuerpo técnico, había hecho hasta ahora bien en callar y mantenerse al margen con discreción, estas declaraciones de Corres han sido como mínimo inoportunas. Puedo aceptar que Bielsa no tendría que haber entrado al trapo con tanta vehemencia y que su actuación (o no) preguntando el apellido y el oficio del directivo fue un tanto stanislavskiana. Y lo digo porque se metió en el papel de acusado a saco, sin poner en razonable duda la afirmación del periodista/cizañero, que por cierto no acabo de estar seguro de quién es (y mejor así, porque mi lista negra ya va necesitando demasiado espacio mental). Pero el míster tiene toda la razón en su argumentación, porque estas cosas contribuyen a desestabilizar el ya de por sí poco estable ánimo de nuestros futbolistas, que son los que tenemos, nos guste o no, con sus limitaciones en cuanto a carácter o personalidad, pero son los nuestros al fin y al cabo. O por lo menos lo son la mayoría de ellos.

    Y esto me lleva a exponer aquí una idea que ya lleva hace tiempo rondándome por esta jaula de grillos en que se ha convertido mi cabeza cuando pienso en el Athletic, o sea, a todas horas. Y esta idea es sobre el liderazgo, tan importante en una plantilla joven en la que la mayoría de los chavales han llegado a adultos sin conocer otro equipo que el Athletic, y por lo tanto, donde es más decisivo el líder con el que se madure. Porque ya el año pasado, escuchando las ruedas de prensa de Bielsa, fui percibiendo esa inquietud, esas dudas, esa sensación de alarma: los líderes naturales del equipo han ido defeccionando o, lo que es peor, han dado muy mal ejemplo a los que les admiran y/o les siguen. Y esto Marcelo ya se lo veía venir desde mayo (es mi sensación personal), y le intranquilizaba. Y es la única excusa que encuentro al hecho de que no haya dejado de contar con los fernandos o de que siga contando con Muniain.

    Concluyo. La directiva no ha parado de dejarle marrones sin resolver a este hombre, que nunca ha pedido (al menos públicamente, que es lo más importante) refuerzos ni se ha quejado de lo que tiene. Y no olvidemos que a Gurpegi lo ha ensalzado en muchas ocasiones, intentando auparle al puesto de líder que han dejado vacante los que se han borrado de la causa. Carlos es claramente el líder que necesita Bielsa dentro de la plantilla, y la elección de un tipo de ese perfil demuestra a las claras cuál es la idea del entrenador.

    Voy a echar mucho de menos a este hombre. Y no sé qué me resultará más duro, si hacerme a la idea de que hemos renunciado por muchos años a jugar como un equipo atrevido y dominador, o dejar de escuchar a Marcelo Bielsa en las ruedas de prensa.

    Me queda la esperanza de ganar los 13 partidos que nos quedan, batir todos nuestros récords de goles anotados y no encajados y clasificarnos para Europa. Ahora sí que veo que yo también me estoy volviendo loco.

    Aupa Athletic eta aupa Marcelo!!!

  3. El desquiciamiento de Raúl quedó retratado con el balonazo a la afición de la Real. No es Iraizoz tampoco alguien que parezca el equilibrio en persona, pero cómo habrá visto Bielsa al chaval esta semana como para desdecirse y volver a apostar por Gorka.

    También creo que el hecho de jugar fuera favorece el cambio, San Mamés está con Gorka en el punto de mira.

  4. Como bien dice JCL, no estamos como para silbar al que esté. El cambio de portero lo veo normal. Yo no hubiera quitado a Iraizoz.
    Me ha gustado el sentimiento que le has puesto Endika. AUPA ATHLETIC KARAJO!!!
    El Sr. Corres después de un buen desayuno en RNE no puede vomitarlo de esa manera, que hay que guardar las formas, que eres vicepresidente del Athletic, que eres economista. Que tienes que estar callado. No se puede ser más ganorabako. Torpe él. Ágil, al fin, Urrutia saliendo al paso aprovechando que el Arga pasa por Iruñea, para aclarar y cerrar filas … sentido común, abc.
    Bielsa lleva las ruedas de prensa preparadas. En mi modesta opinión, los periodistas, algunos, no inciden en determinadas cuestiones, de interés público, cuando lo tienen a huevo. Por ejemplo, la explicación que empieza el Mister sobre los 50 goles recibidos. Nadie incide en saber su opinión respecto a cómo hemos encajado los otros 35. O qué tipo de faltas hemos hecho para recibir 15 goles a balón parado. Alguno de un medio público está de cuerpo presente pero con una caraja tremenda. Qué nivel!!!
    A ver si hoy hacemos las cosas mejor y empezamos a levantar el vuelo. Unidos, concentrados, serios… contundentes. Animo y confianza chavales!!!
    AUPA ATHLETIC!!! AURRERA BETI!!!