Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El nacimiento del Athletic juvenil y la primera Copa



El primer Athletic juvenil campeón. José Luis Garay posa con la Copa junto a Jesús Garay, que ya jugaba en el Barcelona. A ambos lados, Uriarte y Zugazaga y agachado el portero Deusto. Foto del libro 'Lezama, el corazón del Athletic'.

El primer Athletic juvenil campeón. José Luis Garay posa con la Copa junto a Jesús Garay, que ya jugaba en el Barcelona. A ambos lados, Uriarte y Zugazaga y agachado el portero Deusto. Foto del libro ‘Lezama, el corazón del Athletic’.

El Athletic juvenil disputa este sábado en Almería la final de Copa ante el Real Madrid. Será la séptima vez que se enfrenten estos dos equipos en una final. En cuatro ocasiones ganaron los rojiblancos y en dos los blancos. Ambos siguen al Barcelona en el palmarés de esta competición que los catalanes han ganado en 18 ocasiones, por once los blancos y nueve el Athletic.

El Athletic juvenil logró su primera Copa precisamente ante el Real Madrid. Fue en la temporada 1962-63, dos años después de la fundación del equipo en tiempos del presidente Javier Pardo, un dirigente que se empeñó en impulsar de una manera organizada una política de cantera que el club venía practicando desde sus orígenes.

El Athletic no fue pionero en la categoría juvenil. La Federación Española organizó la primera competición en 1951 y los rojiblancos no se sumaron hasta diez años más tarde. El fútbol juvenil en Bizkaia era entonces cosa de otros equipos como el Txori Erri de Erandio, subcampeón en 1957 tras perder la final 6-1 contra el Murcia, el histórico Firestone, que ganó la Copa en 1960, o el Frimotor, de Erandio, último representante de Bizkaia en la Copa antes de la irrupción del Athletic. Indautxu, Arenas, Barakaldo o Juventus, equipo de procedencia de José Luis Garay, eran habituales en una competición que el Athletic no contempló en sus inicios.

El impulso del presidente Pardo y el interés del entonces entrenador del primer equipo, el brasileño Martim Francisco, favorecieron el nacimiento del equipo juvenil del Athletic. Como hiciera para reclutar futbolistas en sus primeros años de existencia, y como repitió en la postguerra para buscar jugadores que rearmaran un equipo roto por la contienda, el club recurrió al método de organizar un torneo abierto a equipos de barrios, colegios, grupos de amigos y pueblos para dar con los primeros talentos menores de 18 años que vestirían la camiseta rojiblanca. Los campos de Artxanda, Deusto o La Peña fueron los escenarios donde cientos de aspirantes hicieron méritos para ganarse un sitio en la cantera del Athletic.

Con aquella primera selección el club formó un equipo que debutó en la temporada 1960-61 en el Campeonato Regional. El entrenador era el propio Martim Francisco, ayudado por su segundo, Patxi Garate. El 2 de octubre de 1960, el Athletic hizo su debut oficial ganando 4-0 al Zubibarri. La primera alineación estuvo formada por Zamora; Arriola, Legarreta, Goikoetxea; Ochoa, Uriarte; Izagirre, Ariño, Unamuno, González y Del Campo. Marcaron Ariño, dos veces, Unamuno, y Ochoa, de penalti. Este último se convertiría años más tarde en gerente del club.

Tras la temporada del debut, el Athletic fichó al entrenador que sería clave en la historia del equipo juvenil: José Luis Garay. Se trataba de un técnico que había llamado la atención del club rojiblanco por su trabajo en el Juventus de Galdakao. De hecho, se incorporó al juvenil del Athletic con siete jugadores procedentes de su club de origen. Garay marcaría la época dorada de las cinco Copas consecutivas, aunque perdió su primera final, la que alcanzó el año de su debut. El Sevilla fue el verdugo del Athletic, que cayó derrotado 2-0, aunque las crónicas de la época hablan de un penalti más que dudoso que abrió el camino del triunfo a los andaluces. Aquel primer Athletic finalista ya empezaba a hacer la labor que se le había encomendado, la de fabricar jugadores para el primer equipo, como se deduce de su alineación. Arnaiz; Basabe, Tejado, Aranguren; Iriarte, Ochoa; Echevarría, Ibarra, Arieta, Zugazaga y Simó. En aquel Sevilla que derrotó al Athletic jugó Gallego, un central que haria una gran carrera en el Barcelona.

El Athletic de Garay conquistó su primer título, de los cinco consecutivos que lograría, la siguiente temporada, ganando la final al Real Madrid en Barcelona. Cosa lógica en equipos de esas edades, la alineación difería en algunos nombres de aquella que alcanzó la primera final un año antes. Los primeros cachorros campeones fueron: Deusto; Basabe, Amollebieta, Castresana; Nando, Zugazaga; Echevarría, Zubiaga, Quintana, Uriarte y Simó. Fidel Uriarte abrió el marcador y Quintana redondeó la victoria aprovechando un rechace corto del portero madridista, un tal Manolo Delgado, que entonces todavía no se podía imaginar lo que le depararía el futuro.

Después del aquel estreno, el Athletic de Garay ganaría de forma consecutiva las cuatro finales siguientes al Celta, 2-1; al Real Madrid, 2-1; al Jupiter, 5-0; y al Damm, 2-0, y todavía tendría tiempo de sumar un sexto título la temporada 69-70, ganando a la Unión Deportiva Las Palmas, 3-2. De aquellos equipos campeones acabarían llegando al primer equipo Aranguren, Uriarte, Arieta, Zugazaga, Estéfano, Rojo, Clemente, Lavín, Deusto, Zamora, Aizpuru, Igartua y Urra. Una gran camada.

Share This:

Un comentario

  1. Mi aita jugo en el Firestone Juvenil que ganó la Copa del Rey en 1960. Hace 3 años celebraron el 50 aniversario. Ayer estuvimos leimos este articulo y me comento que en aquella epoca en Bizkaia habia equipos de juveniles potentes.

    http://www.deia.com/2010/04/12/bizkaia/arratia-nervion/la-gran-victoria-del-firestone