Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

El sistema de Bielsa nunca fue tan frágil como en el Athletic



Marcelo Bielsa dando instrucciones en un entrenamiento en Lezama. Foto MITXI

Marcelo Bielsa dando instrucciones en un entrenamiento en Lezama. Foto MITXI

La errática trayectoria del Athletic en esta primera fase de la temporada ha abierto el debate sobre la idoneidad del método de Bielsa, hasta el punto de que no faltan quienes incluso están llegando a cuestionar el curso pasado minimizando el éxito a dos o tres partidos concretos de la UEL, despreciando la trayectoria de la Copa y poniendo el acento en la irregular trayectoria en la Liga y los fracasos en las finales. De pronto no faltan quienes sostienen que lo que sucedió el año pasado en realidad no existió y que, bien, vienen a decir, el Athletic jugó un par de buenos partidos contra el Manchester y tuvo mucha suerte contra el Schalke 04, pero nada más. La clasificación en la Liga fue mala y, al fin y al cabo, el equipo fracasó porque perdió dos finales.

La mente humana es lo suficientemente compleja como para poder entender a qué razones profundas obedecen semejantes argumentaciones. El catálogo de posibilidades es tan extenso que resulta más práctico recurrir a lo más socorrido: hablamos de fútbol, ese mundo tan fantástico en el que basta un instante para pasar del éxtasis a la depresión, en el que un centímetro o un bote imprevisto del balón separan el éxito del fracaso. Siempre ha sido así, aunque en los tiempos actuales la cosa se ha acelerado hasta extremos insoportables.

El chaparrón de goles que está recibiendo el Athletic parece un argumento de peso para cuestionar el sistema. Son varias las causas de la endeblez defensiva de equipo y entre ellas no son las menos importantes las ausencias de jugadores titulares y la falta de continuidad. El sistema no ha cambiado del año pasado a éste, pero ha crecido el número de goles encajados. Los problemas que plantea el marcaje al hombre son los mismos de toda la vida y la temeridad que supone atacar con seis o siete jugadores genera idénticos riesgos ahora que antes. Bielsa lo resumió muy bien en la sorprendente rueda de prensa que ofreció antes del partido contra el Sevilla. Cuesta demasiado tiempo instaurar un estilo para cambiarlo al primer contratiempo; los estilos no se cambian: se ejecutan bien o mal, vino a decir el técnico.

Y algo de esto debe de saber cuando lleva más de veinte años inculcando su peculiar manera de jugar a los equipos a sus órdenes. Lo que ocurre es que Marcelo Bielsa sufre en el presente curso los peores números, en cuanto a goles, de su trayectoria en los banquillos, y el año pasado fue también uno de de los peores si nos referimos al número de goles encajados.

Centrándonos solo en la Liga y tomando como referencia unicamente a los equipos de club que ha dirigido Bielsa (a excepción del Espanyol por lo escueto de su trayectoria), el Athletic es el equipo que peores prestaciones defensivas acredita. El año pasado marcó 49 goles y recibió 52, lo que arroja unos promedios de 1,28 a favor y 1,36 en contra, aceptable el aspecto realizador en la comparativa, pero el peor en cuanto a la defensa, junto a una temporada en Vélez Sarsfield y otra en el Atlas mexicano. Si hablamos de los números de este año, la cosa empeora de forma notable. En once partidos el Athletic ha marcado 16 goles, lo que mejora el promedio del año pasado, pero ha recibido 21, una inasumible media de casi dos goles por partido.

Pero las cifras desmienten que el sistema de Bielsa genere especiales problemas defensivos. En ninguna temporada de la época en Newell’s su equipo recibió una media que alcanzara el gol por partido. En su peor curso, el Apertura de 1991, en el que los leprosos solo pudieron dejar a dos rivales por detrás en la clasificación final, recibieron un promedio de 0,8 goles, 16 tantos en contra en los 19 partidos disputados, frente a 14 marcados, el único año en el que los goles realizados fueron menos que los recibidos. El Newell´s de Bielsa ganó el Apertura de 1990 con una media de 0,6 goles recibidos y mejoró el promedio, 0,4, cuando se proclamó campeón del Clausura de 1992.

Los números fueron algo peores en su periplo mexicano. En su primer curso en el Atlas el equipo recibió en 38 jornadas los mismos goles que el Athletic el año pasado en idéntico número de partidos, 52. La siguiente temporada mejoró la cifra, que se quedó en 40. El único año que dirigió al América recibió 45.

El Vélez Sarsfield del Apertura de 1998 encajó también un promedio de 1,36 goles, 26 en 19 partidos, aunque marcó idéntico número. Cuando ganó el campeonato de Clausura del mismo año, lo hizo recibiendo 14 goles, una media de 0,7 y marcando 39. En al Apertura del 97 encajó 1,2 goles por partido.

Podría encontrarse un paralelismo entre lo que está ocurriendo este año en el Athletic y lo que le sucedió a Marcelo Bielsa el curso inmediatamente posterior a su primer título con Newell´s, cuando se vio abocado a luchar por evitar el último puesto de la tabla. También el equipo de Rosario había asombrado a todos por su juego en el Apertura de 1990, e incluso le había ganado la final a Boca Juniors, el campeón del Clausura, pero Newell´s de vino abajo el curso siguiente. Había perdido a Darío Franco, traspasado al Zaragoza, Boldrini a Boca y a Cozzoni, que se fue a México y el equipo pareció acusar, además de las bajas, una cierta descompresión después de un año en la cumbre. En las diez primeras jornadas solo fue capaz de sumar cinco puntos y sufrió hasta ocho expulsiones

La solución que adoptó Bielsa para encarar los nueve partidos restantes dice tanto de su personalidad como del compromiso de aquellos jugadores. La plantilla de Newell´s se concentró durante dos meses en sus instalaciones de Funes. Los jugadores solo tenían permiso para salir los miércoles, por parejas y únicamente desde el mediodía hasta la medianoche. Solo perdieron uno de los nueve partidos que disputaron, ante el River Plate, que sería el campeón.

Share This:

8 Comentarios

  1. Acabo de mandar un texto para mañana hablando un poco del Athletic y hago foco en que en el actual estado de depresión en que nos encontramos hay mucha cocina de algunos medios, empeñados en presentar como desastroso algo que comparado con la pasada campaña solo demuestra un mayo numero de goles encajado, más partidos ganados y perdidos y, por tanto, menos empatados. Pero un inicio similar, con el mismo número de puntos.

    Se habla de que las gradas han estado vacías frente al Lyon, pero se ignora que el año pasado en la liguilla de la UEL fuimos muy pocos los que acudimos a San Mamés y menos aún los que retiramos el abono. La cosa se animó después, tras eliminar al Lokomotiv.

    El año pasado hasta noviembre tuvimos que escuchar todo tipo de profecías apocalípticas, de hecho las hemerotecas aún conservan los augurios de que Bielsa no sabría lo que es comer turrón en un hotel de Getxo.

    Ahora volvemos a las andadas. Es cierto que el equipo no está bien, también que Bielsa ha demostrado poca cintura en algunos momentos, pero el domingo se vieron matices esperanzadores. Mayor velocidad, más agresividad, una defensa más zonal… un portero aportando bajo palos.

    El equipo, con todo, con lo mal que ha hecho muchas cosas, podía haber tenido alguna victoria más de las que tiene. Quizá no quepa hablar de mala suerte, pero desde luego buena sí que no ha tenido.

    Vale todo, desde exagerar lo que sucede con un Muniain al que tanta presión desquicia o poner en el candelero al portero tras cada gol encajado.

  2. Para gustos los colores, y esto del fútbol tiene mucho de ello….
    A la gente le gusta ver partidos abiertos y con ocasiones, pero cuando eso le pasa a tu equipo y la endeblez que presenta en ambas porterías es evidente…la cosa se complica…..
    Porque al final son los resultados los que te dan vida…..
    De qué te vale jugar`’más o menos bien’ si nada te garantiza sacar un partido con un resultado favorable…..

    Yo soy de los que pienso que para tener un buen ataque tienes que comenzar con una defensa sólida…es decir construir desde los cimientos…y luego ya vendrá el juego ofensivo, porque hay jugadors para ello…lo que no quiere decir que tengas que atacar como pollo sin cabeza…..y dejando unas lagunas atrás que son pasto para el rival menos pintado….

    Pero bueno, es lo que hay y lo que ha habido desde que llegó Marcelo…para quien la mejor defensa es atacar una vez que recupere el balón, si puede ser lo más lejos posible de tu portería…….
    y es así cuando el engranaje ha funciondo…
    Cuando los jugadore de ataque, muchas veces fuera de posición original en el dibujo, pierden la bola, es ahí cuando todo cruje y el equipo se convierte en un azucarillo fácilmente diluible……

    Porque esa defensa al hombre (que quizá sea la mejor forma de defender para cómo ataca el equipo…)es sumamente física, y por lo tanto de desgaste (no es lo mismo el minuto 10 que el 70)….y el equipo al estar tan partido y descolocado, la coordinación y solidaridad y conjunción defensiva escasea (puesto que la defensa individual es todo lo contrario a esos aspectos)…

    Hay dos Athletic defendiendo, cuando realizan la presión más allá de medio campo, a veces efectiva y recuperando muchos balones, sin dejar al contrario recomponerse…recuperación rápida que acaba en contra rápida o vuelta a empezar hacia los centrales…

    Y el Athletic que pierde el balón arriba con jugadores descolocados, presa fácil para el equipo contrario, con el Athletic partido y con huecos por bandas y por el centro , que laterales y media punta contrario saben sacar prtido de ello, acabando las jugadas asi siempre en lanzamientos en contra, rebotes, centros peligrosos y en número elevado….

    El libre para mí fundamental, tenía que ser más atrevido en numerosas ocasiones y ser el referente para en ocasiones concretas marcar la situación de dónde nadie debería seguir a su par…tirar el fuera de juego (cosa que no ocurre, o por simple casualidad)….

  3. Que artículo tan bien documentado y mejor analizado señor periodista.

    Aunque a veces comento en el foro sobre el pasado Bielsa, la verdad es que me baso empíricamente en lo que vi de su trabajo al frente de las selecciones de Argentina y Chile.

    Con respecto a lo que comenta Scasi, y disfrutando esta nueva etapa een donde se habla más de fútbol que de culebrones, creo que el fútbol que propone Bielsa es mucho más que una apuesta ofensiva desequilibrada.

    No debe ser grato escuchar que un técnico esta fallando con tú equipo de toda la vida, en algo que normalmente hace bien, pero la realidad es que Bielsa en sus últimos 2 laburos (se me salió el argentino), se caracterizó por lograr equipos ofensivos con un balance defensivo tan bueno, que serian fácilmente la envidia de un técnico conservador.

    El pressing zonal de Bielsa, sumado a los constantes desmarques, rotaciones, proyecciones, sin sacrificar el balance defensivo, son tema de culto en esta zona.

    En el caso particular del Athletic, no veo que el equipo pierda el balance defensivo por atacar, más bien el Athletic tiene como asignaturas pendiente, lograr un traslado más limpio del balón. que le permita tener periodos más largos de posesión y más cortos de recuperación.

    Lo que pone al equipo patas arriba en todos los aspectos, es la perdida del balón.

  4. El articulo ne está mal, pero no volvamos a la txorrada de que se pone en tela de juicio el año histórico de las dos finales por perderlas. Aquí se critico la liga, una liga muy deficiente a la hora de la verdad, tanto por resultados como por juego global. A partir de ahi tampoco estoy de acuerdo con que este sea un punto y aparte en la carrera de bielsa. Su CRISIS de sistema tuvo lugar en 2002 y nada de lo que ocurra en bilbao podrá acercarse a aquello. Ni el athletik tiene el potencial de aquel equipo, ni los mismos objetivos e ilusiones.

  5. GUSTAVO; lo que señalas es muy penoso. Por supuesto que si tuviesemos la posesión del barça de guardiola la presion nos daría todos los titulos, pero se trata de que NO LO TENEMOS!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!!
    Hostias, que a un testarossa no lo puedes meter por una via montañosa y pretender que vaya como un jeep!!!!!!!!
    Siempre hay que adecuar el sistema de la pizarra a los jugadores que tienes y a sus circunstancias concretas. Puro materialismo histórico.

  6. Camarada Michelle, usted no esta realizando una correcta utilización del materialismo dialéctico.

    El ʹCapitalʹ del Barça, sin lugar a dudas no lo tiene el Athletic… pero Chile tampoco lo tenía camarada.

    En serio Michelle, creo que el Athletic tiene jugadores más determinantes arriba que la selección chilena. Ni hablar de la capacidad física, unas verdaderas maquinas o fieras, como los llamo Guardiola la temporada pasada.

    Con jugadores como Muniain, Herrera, De Marcos, Aduriz, Susaeta, Llorente y compañía, no hay excusas. El propio Bielsa lo reconoce.

  7. Yo no creo que tenga demasiado sentido sacar estadísticas. No tiene nada que ver el equipo de principio de temporada, sin 6 titulares y con todo el mundo pendiente de Llorente con la situación que tenemos ahora. Lo importante es que el equipo está en una línea claramente ascendente eso es lo que vale.

    A mi el estilo de juego de Bielsa me sigue pareciendo una apuesta ganadora, de eso no tengo ninguna duda. Jugando así en la gran mayoría de los partidos vamos a tener más posesión que el contrario y se va a jugar mayoritariamente en su terreno, lo cual es garantía de éxito en la gran mayoría de las ocasiones, y más si tenemos en cuenta encima que tenemos más calidad que la gran mayoria de los equipos.

    En cualquier caso, y más allá del sistema de juego, no podemos obviar el hecho de que tenemos que mejorar radicalmente en algunas facetas del juego. Superado en principio el tema de la portería (O al menos a mi eso me parece) quedan aún muchos puntos negros: Pérdidas de balón en posiciones comprometidas, deficiente defensa a balón parado (En algunas faltas al borde del área no somos capaces ni de sacar la defensa al borde del área), escasa paciencia a la hora de crear y combinar el juego, rabietas estúpidas de jugadores que pueden provocar expulsiones…

    Hay que trabajar y mejorar algunos puntos, pero volveremos a levantarnos, y si no al tiempo.

    Saludos del Tigre.

  8. No he apelado al dialéctico, sino al histórico…. y no hablo de resistencia ni de definicion GUSTAVO, hablo de capacidad de mover la pelota y conservar la posesion!!!!
    Ni susa ni muniain, ni de marcos son jugadores utiles para eso, ANDER quizás, pero está solo, ergo basar nuestro sistema en la presión OK, pero hacerlo en la posesión cagada descomunal!!!!!

    TIGRE, problema en la porteria?????? koño, ese virus es endémico!!!! donde véis el problema de la porteria, salimos sin portero?????? joder, ni que hubieséis visto jugar a carmelo…..