Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Esto es otra cosa



Iker Muniain jugó en la banda y estuvo más entonado que en anteriores ocasiones. Foto MITXI

Iker Muniain jugó en la banda y estuvo más entonado que en anteriores ocasiones. Foto MITXI

Ha costado una vuelta completa , pero por fin hemos visto al Athletic del año pasado. Aquel equipo que atacaba por oleadas, creaba ocasiones una tras otra, gustaba y se gustaba, apareció en el segundo tiempo del Benito Villamarín para dibujar por fin una sonrisa en los macilentos rostros de sus aficionados, que llevan una temporada que no ganan para disgustos. También vimos al Athletic de este año, claro, porque la metamorfosis empezó a producirse cinco minutos antes del descanso, cuando Aduriz llevó el balón a la red con maestría aprovechando un pase enorme de Herrera que le dejó solo ante el portero. Pero antes habíamos asistido al recital habitual de despistes, fallos, malas interpretaciones y demás desastres del completísimo catálogo de calamidades del Athletic de este año.

El equipo de Bielsa tiene que vencer primero a sus demonios interiores antes de ponerse a la tarea de ganar al rival. Líos, discusiones y polémicas fuera del terreno de juego; fallos absurdos, despistes impropios de profesionales, errores de infantiles sobre el césped; todo eso y algo más precedió al partido contra el Betis y se prolongó durante todo el primer tiempo sin solución de continuidad. A todo se sobrepuso un equipo por el que nadie hubiera dado un céntimo un minuto después de que el árbitro ordenara el comienzo del partido. Por qué y cómo se sobrepuso el Athletic a sus desgracias habituales es algo que pertenece a los arcanos del fútbol, más allá de soluciones tácticas o cambios en la estrategia. Es la grandeza de este juego, lo que le ha convertido en una actividad consustancial de la sociedad en los cinco continentes desde comienzos del siglo XX, como no lo es ninguna otra práctica deportiva. Su imprevisibilidad, la sorpresa que siempre lleva oculta mantienen vivo el interés porque permanece la esperanza de que puede pasar algo extraordinario: como la resurrección del Athletic en el Villamarín, por ejemplo.

La cosa no pudo empezar peor. Iraizoz cometió a los 46 segundos de partido uno de los penaltis más innecesarios y absurdos que se recuerdan. Qué pasó por la cabeza del portero que le llevó a cometer semejante estupidez es una pregunta reservada a la ciencia. Lo cierto es que él solito noqueó a todo el equipo cuando la mayoría de sus compañeros ni siquiera había entrado en contacto con el balón.

El mérito que tuvieron para rehacerse fue enorme después de flotar durante cuarenta largos minutos a merced de un Betis que jugó a placer frente al despropósito que tenía enfrente. A los veinte minutos Iraizoz perpetró una salida de puños tragicómica que no acabó en gol porque a veces los hados también tienen un puntito de piedad con sus víctimas.

El Benito Villamarín es un estadio donde el Athletic ha hecho algunos de sus ridículos históricos más recordados, incluido aquel 5-1 un mes antes de ganar una Liga. La historia cuenta mucho en el fútbol y el Betis y el Athletic son dos históricos más allá de la pintoresca teoría de Andujar Oliver. La historia cuenta que el Betis suele ser un equipo imparable jugando cuesta abajo y el Villamarín fue un plano inclinado hacia la portería de Iraizoz durante toda la primera parte. Campbell se fue una y otra vez de De Marcos en la banda derecha; a los centrocampistas béticos les bastaba con recoger los regalos de sus rivales para lanzar una y otra vez a sus delanteros. Con el portero sembrando el pánico en el área, el Athletic bordaba el papel de equipo absurdo que tantas veces ha interpretado este año.

De nada estaba sirviendo la presencia de Gurpegui en el centro del campo porque el pregonado doble pivote no era tal; Herrera jugaba donde siempre pero Iturraspe estaba más cerca de la posición habitual de De Marcos que de la suya propia, en paralelo con Gurpegui, o sea, que jugaba donde menos inquieta al rival y más daño hace a su propio equipo. Iturraspe mejora jugando por detrás del balón, con visión panóramica del campo y se achica en la medida que le privan de espacios.

Era cuestión de tiempo que el Betis sentenciara el partido, pero que el Betis sea a estas alturas el cuarto clasificado es solo el reflejo de lo que es la Liga española, esa burbuja a punto de pinchar, nada por aquí, nada por allá. Pura filfa. Bastaron un par de pases de Herrera y alguna carrera de Muniain por la banda para descubrir que los verdiblancos tenían mucho que ocultar en defensa más allá de sus brillos atacantes.

Aduriz ya le había señalado un desmarque a Herrera sobre la media hora de partido, y el centrocampista prefirió chutar desde lejos en aquella ocasión. Pero había tomado nota para la siguiente oportunidad. Faltaban cinco minutos para un descanso que el Athletic buscaba como el boxeador tocado espera el sonido de la campana, cuando ambos rojiblancos conectaron y Aduriz explicó a sus compañeros lo sencillo que resulta marcar un gol cuando se sabe cómo hacerlo. Lástima que ninguno aprendiera la lección.

El gol del empate le dio la vuelta al partido como a un calcetín. Dos minutos después Muniain dejó solo a De Marcos en el área pequeña, pero su remate salió demasiado cruzado; casi en la jugada siguiente, Aduriz le regaló el balón a Iturraspe, desmarcado al borde del área y con toda la portería a su disposición, pero el balón se le fue alto. El moribundo Athletic estaba resucitando al mismo tiempo que el Betis colapsaba.

Reordenado con la entrada de Aurtenetxe en el lugar del tocado Gurpegui, el Athletic jugó los mejores minutos de esta temporada. Iturraspe volvió a su sitio natural y Herrera se convirtió por fin en el referente que necesita el equipo, Muniain empezó a recordar a aquel jugador chispeante capaz de rebasar a toda la defensa rival con un quiebro y Andoni Iraola volvía a ser el lateral que se convierte en uno de los ángulos de un triángulo letal en cuyos otros dos vértices aparecen Herrera y Susaeta. El Betis se deshizo porque el físico no es su punto fuerte y cuando el Athletic apretó, la estructura verdiblanca crujió por los cuatro costados.

Apareció el Athletic de año pasado, primoroso en la creación y fallón en la ejecución. La fluidez del juego en la línea de tres cuartos se tornaba espesura en los últimos metros. De diez pases, nueve entre buenos y excelentes y uno pésimo: el último. Penetraciones hasta la línea de fondo que preludiaban un pase de la muerte que se convertía en un pase que es que es como para matarlo. Entre la falta de criterio en el momento decisivo, la falta de puntería y el portero del Betis, que se marcó tres paradones que para sí quisiera el Athletic, se les fueron dos puntos a los de Bielsa.

Al Athletic se le hizo corto un partido que empezó con toda la pinta de que se le iba a hacer muy largo. El punto que hubiera pactado antes del descanso se antoja poco premio para lo que ocurrió después. Pero en el fútbol los estados de ánimo suelen tener una importancia trascendental y, en este sentido, el Athletic ganó mucho más que ese único punto que sumó a su casillero. Ganó confianza y autoestima; se demostró a sí mismo y demostró a sus seguidores, que no se le ha olvidado jugar al fútbol y que nada más lejos de su intención que bajar los brazos.

Después de otra semana dañina para el prestigio de los jugadores, estos supieron responder de la mejor manera: con aplicación y compromiso, alejando de ellos esas sospechas que con tanto interés y tan interesadamente están sembrando algunos. Ese es el camino.

Share This:

13 Comentarios

  1. La prueba de fuego el próximo domingo. Una piedra de toque con la que calibrar si lo de ayer fue un espejismo o un punto de inflexión.

    Y el rival más que propicio. En un partido contra él, a unos tres mil kilómetros, empezaron nuestros males.

    Claro que vete a pedirles a todos estos algo de orgullo. De orgullo bien entendido, quiero decir, que del otro van sobrados, no hay más que ver las consecuencias cuando se sienten heridos.

  2. Fue un buen partido, lo disfrute como amante del fútbol y lo sufrí como Athleticzale por no haber logrado ganar.

    Pepe Mel le había ganado hasta ahora siempre los partidos tácticamente a Bielsa. Creo que el rosarino se tomó como algo personal romper ese dominio táctico.

    Al equipo lo sentí serio, concentrado, y sobre todo muy enfocado en mantener el orden táctico. Nada de romper líneas por realizar marcajes a lo loco, o intentar recuperaciones y jugadas imposibles. Fuimos limpios, aseados como equipo.

    Ojalá mantengamos la dinámica en los partidos que vienen a continuación, esta es la ruta sin lugar a dudas.

  3. La primera parte más de lo mismo: la misma inutilidad del año anterior al colocar a ander en la linea de 4!!!!! cabe mayor incoherencia?????? y me hablas de táctica gustavo???? nos fuimos vivos al descanso d e puto milagro!!!!!
    A partir de ahi la recolocacion. De un solo cambio pasamos a ander atras y colocamos algo en la izquierda, todo un avance en las actuales circunstancias. Mantenemos la inferioridad en medio campo, que ayer se noto menos porque, al igual que el año pasado en ese estadio, nos enfrentamos a uno de los peores fisicamente de la liga. Sin embargo horrible el segundo cambio, y para mi la causa de no ganar: IBAI debió salir mucho antes a suplir a iker, desaprovechamos casi 20 minutos esa banda, que era una autopista. Es increible la lentitud de bielsa en leer los partidos, o pasa de todo, o esta absolutamente KO!!!!!
    Un simple txispazo basta para ser optimistas de cara a no descender, hay que tener valor para celebrar este oasis, pero demuestra a las claras como estamos….. es dificil recordar un equipo tan oscuro tacticamente. Lo único decente una vez más ARITZ salvador y la exhibicion colosal del frances, pero esto último solo se ha producido gracias a AMOREBIETA y su particular situacion.
    Un año arrojado a la basura. GORA ATHLETIK

  4. Perdimos por nuestra falta de puntería. Ellos jugaban en casa y a partir de la mitad de la primera parte solo llegaron en contados contraataques. Reconozco que pudieron marcar en alguna jugada aislada, pero las pocas ocasiones que tuvieron fueron siempre a trompicones, más por garra que por juego. El árbitro nos perdonó un penalty de Herrera pero se tragó otro a Muniain. El control del balón fue nuestro durante más de una hora, en que hicimos correr al Betis, al que físicamente dimos un baño (ah!, claro, es que son de lo peor en ese aspecto, ya me extrañaba que tuviéramos algún mérito). Las combinaciones fueron muy buenas y la lástima es que, como de costumbre, fallamos en el último pase o en el disparo a puerta.

    Si Susaeta eligiera sistemáticamente lo contrario de lo que le indica su instinto, hubiéramos goleado. No le voy a negar su empeño, su valentía y su generosidad en el esfuerzo, pero a la hora de definir le convendría estudiarse unos cuantos vídeos de la segunda etapa del Piojo López, aquél que lo fallaba todo hasta que empezó a meterlo todo.

    Iraola estuvo a punto de marcar el gol de la victoria, y Aurtenetxe apareció por el área varias veces para rematar jugadas iniciadas en nuestra área. Volvimos a penetrar por la izquierda y por la derecha lo hicimos más que en ningún partido de esta temporada. Para mí hubo una esperanzadora mejoría.

    Michelle, te doy la razón en lo referente a Muniain, aunque hemos de tener en cuenta que tal vez no ponerlo fuera peor pensando en el futuro del equipo porque igual lo perdemos para lo que queda de temporada (dejémoslo ahí, de momento, y obviemos su enésima pataleta infantiloide en la sustitución). Yo sacaría de inicio a Ibai y tendría en la recámara a Isma pero si el míster opta por Iker será por algo, aunque no lo endendamos. Como tampoco entiendo que Toquero no cuente para nada.

    Aymeric es un gran acierto de Bielsa. Siempre que se sube a un katxorro es porque alguien deja un hueco libre, no intentemos volverlo también en contra del entrenador. Y esto me recuerda que Gorka está pidiendo a gritos que juegue Raúl, o Kepa, o Iago.

    Hicimos un partido mejor que el del año pasado en el mismo estadio contra un equipo peor. Contra el Betis hemos sacada esta temporada un punto más que la anterior. El domingo espero que igualemos la puntuación de hace un año contra el Atlético. Sigamos sumando y ya veremos que pasa. De momento, el lunes me enorgullecí de mi equipo.

    ——–

    Juan Carlos, ¿es posible un podcast de la tertulia de Onda Cero? A esa hora no me resulta fácil grabarla con el TuneIn, y me gustaría poder escuaharte todas las semanas. Eskerrik asko por el blog y aúpa Athletic!!!

  5. Punto alegre y amargo a la vez. No me pareció que sufriéramos tanto en la 1ª parte. Alto ritmo de partido. Gran despliegue físico y de ganas. En algunos momentos ida y vuelta, donde acabamos más jugadas y fuimos capaces de tener mejor repliegue que el Betis. Herrera como pez en el agua y De Marcos con más de una docena de incorporaciones desde atrás en la 1ª parte. Abusa en tirar el desmarque siempre al centro. El cambio de Muniain, no estoy de acuerdo. Ibai, hoy en día, tiene más gol que Susaeta.
    Faltó temple y confianza, donde se cocina el bakalao, salvo a Aduriz, que está sobrado.

  6. ENDIKA, no es restar merito, es la realidad, no me puedes nombrar a un equipo peor fisicamente que el BETIS en la liga, igual de debil quizás, peor NO. Por qué te crees que renunciar a vender a cañas?????
    La cuestión es que la correccion del descanso sale medio bien por tener a un betis roto enfrente, cualquier equipo fisicamente normal no se te rompe y no serviría de nada!!!! vamos, la primera parte de desastre total tacticamente, y la única solucion es regresar al año anterior, peligrosisimo!!!!!!
    Ibai no puede ser titular en ese sistema con de marcos detras ENDIKA!!!!! es que arrastramos una podredumbre táctica que nos castiga una y otra vez….. o nos agarramos ya a un doble pivote serio o adios….. de acuerdo en lo de tokero inexplicable!!!!
    De cara al fin de semana: imprescindible que aurtenetxe sea titular en una linea de 4 dejándonos de jilipolleces!!!! IKER ya no puede ser titular, es una perdida de talento, sin txispa es mejor que ingrese en los segundos tiempos con los contrarios cansados….. pedirle a este hombre que ayude arriba a aritz, me refiero a bielsa, ya se que es inutil, tanto como su lentisima lectura de los partidos esta temporada…..

  7. Pues en mi humilde opinión el Athletic jugó una gran última media hora pero fue sobre todo porque el Betis estaba reventado físicamente. Esto ya lo comentamos la semana pasada, al Athletic, eliminado ya del resto de las competiciones le van a salir este tipo de oportunidades, partidos contra rivales que lo han dado todo entre semana y llegan muy tocados.

    Contra el Atlético de Madrid el domingo puede ser mejor todavía, porque para los colchoneros será el cuarto partido en dos semanas y llegarán muy cascados. Hay que hacer un partido muy físico desde el minuto uno, que lleguen a la última media hora también reventados. Una victoria contra ellos en San Mamés nos ayudaría a enderezar el rumbo.

    Un saludo.

  8. Aunque es cierto que ya va siendo hora de hablar solo de futbol, la pseudonoticia de ayer demuestra lo acertado de la política de firmeza de la Directiva en mantener los principios caiga quien caiga. Aun asumiendo que nos va a costar la temporada el ver como los jugadores mejor pagados no justifican ni un ínfimo porcentaje de su sueldo, creo que para el futuro es importante el ver que si no se viene con el taco de aqui no sale nadie hasta que se acaba el contrato, aunque este cobrando 3 millones por correr la banda.
    Y es que si hacemos caso a la presión popular de pillar lo que sea y dar puerta al hermano de Chus, el siguiente vendrá con la misma cantinela: déjame salir ahora por medio millon, o me quedo tocandome las bolas hasta que me pire gratis.
    Al menos si mantenemos esta política el entorno enredará bastante menos, porque sabe que haga lo que haga o se paga o se espera. El haber cedido nos hubiera quitado un problema, pero nos hubiera devuelto 200. Es imposible prostituirse «un poquito» y «solo una vez», una vez que se hace, se hizo para siempre.
    Y si, lo de Muniain dudo que sea cierto, el Bild tiene la misma credibilidad que el teletienda con txapela.

    • Bien dicho. Estoy de acuerdo.

  9. Realmente el Betis debe ser uno de los peores equipos de la Liga, físicamente hablando, si a los 20 minutos se viene abajo con 6 cambios en la alineación con respecto al partido de copa.

  10. Estoy contigo TIGRE, pero el atletico tiene contra, no como el BETIS. Si vamos a la guerra cuidado, si tuviesemos cerebro COSTA estaría expulsado en el minuto 25!!!!!!
    Ya conocemos la inoperancia táctica de este hombre contra simeone…….

  11. El Atletico anda bastante peor de lo que hacen ver sus resultados, y sin Falcao es otro equipo. Basan mucho su juego en el físico y tienen muy poca posesión, con lo que si llegan cansados se les va a hacer largo el partido. Creo que el domingo hay que tener paciencia, si no llega el gol mantenemos la calma, sin atacar a lo loco y madurando el partido, que ya flaquearán en la última media hora.

    El Atletico juega con un 4-2-3-1, con lo que supongo que Bielsa intentará atacar por los laterales como suele hacerlo contra este tipo de equipos, tratando de que los laterales reciban el balón a la espalda del interior rival, en esa zona de nadie que ni el interior, ni el mediocentro ni el lateral rival alcanzan a cubrir, para a partir de ahí arrancar la jugada con superioridad y buscar el desmarque del De Marcos de turno a la espalda del lateral. Así es como se generan una gran parte de las mejores jugadas del Athletic.

    En fin, lo dicho, paciencia, mantengamos nuestra portería a cero y dejemos que el partido vaya madurando.

    Un saludo.

  12. Koño, es que ese es el análisi de una persona cabal!!!!! mantener nuestra porteria a 0, ya me contarás como si sale de marcos de lateral?????? cansados?????? el atletico rota TIGRE, están bastante mejor que nosostros aunque jueguen cinco competiciones. Esa es la diferencia entre un entrenador que conoce europa y uno que ya no se que continente domina……