Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

¿Hacia dónde vas Athletic?



Sola y Etxeita son dos de los que han regresado este verano a la disciplina del Athletic. Foto MITXI

Sola y Etxeita son dos de los que han regresado este verano a la disciplina del Athletic. Foto MITXI

En estos días las novedades que el club está generando se han visto un tanto eclipsadas por el emotivo proceso de desmantelamiento de un símbolo del calado del Arco de nuestro ya añorado campo. Curiosa alegoría, quizás hasta metáfora.

No es cuestión de restarle importancia a este tipo de acontecimientos, pero sería interesante que no nos impidieran analizar con la necesaria perspectiva todo el trasfondo que estas decisiones en realidad tienen.

Se trata, ni más ni menos, de la política de incorporaciones que está llevando a cabo nuestra directiva, con los fichajes de jugadores que ya habían estado bajo nuestra disciplina. Son casos, como bien dice el Presidente, que aún con características similares, deben de ser considerados individualmente.

No obstante, convendría no perder la capacidad de contextualizarlos en conjunto. Acabamos de abonar unos traspasos muy considerables por dos jugadores que en su día fueron desechados, firmando además ambos por 5 temporadas. Se nos dice que estaban deseando volver a nuestro entorno.

No deberíamos obviar que ambos acababan contrato la próxima temporada. Desgraciadamente, somos un club demasiado condescendiente y hasta, por que no decirlo, un auténtico “chollo” para el resto de equipos con los que negociamos. Se nos van jugadores franquicia sin ingresar un solo Euro y pagamos importantísimos traspasos por jugadores que están deseando regresar.

Deberíamos recordar las mal interpretadas palabras de Mendilibar en torno al comportamiento del Athletic cuando ficha. Paga y además paga bien. Intuyo que la prudencia le impidió añadir que pagamos más que nadie. Es cierto que nuestra filosofía nos condiciona, pues nuestro mercado es muy pequeño, pero no es menos cierto que no demostramos la necesaria destreza para llevarla adelante, a buen puerto.

Para muestra un botón suele decirse. Añadamos algunos. Somos capaces de pagar al Espanyol 6 m € por un portero suplente que habíamos dejado marchar, para a continuación, traspasarles a un jugador con contrato en vigor por cero €, con la excusa de ahorrarnos su ficha de 1,2 m (Mari Lacruz).

Nuestro portero titular, bastante mal tratado por cierto, se fue camino a A Coruña sin que ingresáramos un céntimo, sustituyéndolo por Armando en el final de su carrera y por un inédito Unai Alba.

No deberíamos tampoco olvidar aquella chanza de Lopera cuando, tras negarnos a abonar 6 m € por Ríos, un año después pagamos 12. “No se lo habría traspasado ni por 1.999 millones de Ptas. La pena es que no tengo once vascos”.

Quedémonos con el trasfondo de esta gracieta. Pagamos más que nadie, entre otras cosas porque siempre llegamos tarde. Y lo que es peor, con esta forma de trabajar reforzamos a nuestros rivales, que con ese dinero salen a un mercado mucho más amplio, más barato y con mejores jugadores.

No quiero cuestionar con esto nuestra filosofía. Simplemente abogo por un trabajo de seguimiento más profesional, serio y acertado. No es la primera vez que hacemos el “canelo”. Pagamos 6 m. € por Ezquerro, cuando el ínclito Stepanovic ya había recomendado su fichaje antes de llegar al At. De Madrid y salir de allí cedido.

Lo mismo ocurrió con Urzaiz, que vagaba a razón de club por temporada (Albacete, Salamanca, Celta, Rayo) hasta que Camacho lo fichó por tan solo 180.000 €. Un año después pagamos 3,6 m €.

Y si me apuran, volvamos al presente. Hace cosa de poco más de un año, Kike Sola no tenía sitio en Osasuna. Al mismo tiempo, Agirretxe, solicitaba a su club que le dejase salir aunque fuera cedido, porque no contaba para el entrenador francés, como tampoco lo hizo para sus antecesores. ¿Dónde estaban nuestros técnicos para actuar diligentemente?

Hace unos años se puso en marcha una campaña de captación de jugadores de bajo coste, a la vez que se fichaba a otros por auténticas millonadas (David López, Iraizoz). Recalaron en el Athletic jugadores como Vélez de Mendizábal, Cuellar, Joseba del Olmo, Koikili, Toquero e incluso si me apuran Urko Vera.

Cierto es que solo cuajaron dos de ellos, pero la inversión realizada no hipotecaba al club, como se está haciendo en estos momentos. Antes de marchar por la puerta de atrás, Bielsa ya indicó que los jugadores que podían reforzar esta plantilla tenían un coste por encima de los 20 m. No desveló a quienes se refería.

Intuyo que podrían estar entre los citados Xabi Alonso, Arteta, Azpilicueta, Monreal, Illarra y algún otro que se me escapa. Así es. Son jugadores que aportarían un plus, pero que están fuera de nuestro alcance. ¿Dónde estaban nuestros técnicos cuando algunos de ellos eran más asequibles?

Si seguimos por esta senda, nuestra economía se va a resentir, nuestra filosofía va a quedar en entredicho, y anécdotas como la que se propició en un partido contra el Zaragoza (02/03/2011) en el que no había ni un solo vizcaíno entre los catorce que jugaron, se van a repetir. Además, nos vamos a convertir en auténticos resucitadores de clubes en estado de pseudo quiebra.

Hasta hace una treintena de años, más o menos, en nuestra filosofía no cabía fichar jugadores que no hubieran nacido en Euskal Herria. Fueron muchos los que, a consecuencia de ello, aunque se hubieran formado en la cantera vizcaína, no pudieron lucir su arte en nuestro club. Casos significativos serían, entre otros muchos, los de Chus Pereda, Jose Eulogio Garate o el mismísimo Jones.

Años después, para mi acertadamente, decidimos incorporar jugadores que, independientemente de su lugar de nacimiento, se hubieran formado en nuestra cantera o en cualquier otra del territorio vasco. Los casos son muchísimos. Por citar alguno, nos podríamos referir a Luis De la Fuente, Luis Fernando, Loren, Manu Núñez, Ferreira, el propio Valverde, Ezquerro, Jose Mari, Bermejo o el mismísimo Laporte.

Hemos fichado además muchos jugadores de Zubieta y Tajonar. El rendimiento ha sido dispar. Ha habido de todo. Quien llegaba libre y quien nos costaba una millonada. Quienes rindieron y quiénes no. No me voy a alargar ahora citando a todos ellos.

Quizás, vista la tendencia que marca la actual directiva, no nos va a quedar más remedio que abrir un periodo de reflexión y debate. Si no somos capaces de intuir ni prever el talento que tienen las jóvenes promesas, si acabamos pagando tanto por jugadores que incluso han estado en Lezama, el mercado nos acabará devorando.

No digo que sea partidario de ello, pero deberíamos de plantearnos ampliar el mercado. No nos queda otra. Eso o, lo que para mí sería preferible, potenciar nuestra cantera de una forma más decidida, arriesgada, diligente y eficaz.

En caso de optar por la primera, quizás es el momento de ampliar de nuevo el horizonte. En los ochenta, tras una destacadísima actuación con la selección de México, hubo quien propuso el fichaje del “Vasco” Agirre, quien confesó además que el club de sus amores, el de su familia, era el Athletic y que su máxima ilusión sería militar en el. No fue así. No se consideró oportuno y acabó recalando en Osasuna, donde sufrió una grave lesión.

En la historia reciente hay más casos. ¿Les suena a alguno de los lectores un tal Forlan, o un tal Higuain?. Si no somos capaces de intuir el talento de los de casa ni de fichar en el momento oportuno lo que otros no aprovechan, no nos queda otra que plantearnos hacia dónde caminamos y cuáles pueden ser las consecuencias. No podemos esperar a que los “fichables” despunten, porque nos acaban desplumando vivos.

Nuestro futuro está en juego. Eso es lo más importante, no cabe duda. Deberíamos optar, ante todo, por la estabilidad del staff técnico. Por la excelencia en el trabajo, por preservar nuestro buen hacer y el buen nombre del club, y no dejarnos llevar por derivas que en nada nos benefician. Ahora la apuesta es Valverde. Bienvenido sea, pero que sea para medio y largo plazo, y cunda así lo que decida en torno a la captación, los fichajes y demás.

De este club han salido recientemente tres jugadores importantes y un entrenador de categoría mundial, con mucha repercusión en los medios. Independientemente de la actitud de cada uno, de lo que hayan hecho, dicho o dejado de decir. No podemos olvidarnos que, además de sus empleados, eran patrimonio del club.

Ellos, en general, tienen sus intereses y eso es normal. El futuro de todo jugador es incierto. Cuentan con su talento y su proyección y cuando son tentados por clubes de renombre, toman sus decisiones. Mañana puede ser tarde. No sería el primer caso.

Quien tiene que velar por los intereses del club es su junta directiva, con su presidente a la cabeza. La forma de gestionar estos asuntos ha sido pésima y muy perjudicial, tanto para la imagen como para las arcas del club.

Ha habido de todo. Salidas de tono, esperpénticas “visitas” nocturnas a las instalaciones de Lezama y demás. Pero todo eso debía de haberse atajado a tiempo. No hemos obrado con inteligencia y hemos salido perdiendo. No me imagino a ninguno de ellos entrenándose en Lezama, como ha podido hacer Xabi Alonso en Zubieta, sin que medie polémica alguna al respecto.

Ni tan siquiera en el caso de Javi Martínez, en que el pago de la cláusula nos dejaba pingües beneficios, nos hemos portado con la clase que se nos presupone. ¿A qué viene soltar un globo sonda como el del IRPF que iba a tener que pagar el jugador si nos abonaban la cláusula?. ¿Acaso los abogados del Bayern saben más sobre fiscalidad foral que los empleados de nuestro club?.

Sinceramente. No hemos acertado. Ni con las salidas voluntarias, ni con las bajas de carácter deportivo. Hace un año salieron varios jugadores, algunos con contrato en vigor y de manera poco edificante además. Ocio (retirado), Koikili, D. De Cerio, Ustaritz, Gabilondo, Orbaiz o David López. Casi todos por la puerta de atrás, después de haber pagado por el último 6 m €.

Eso tampoco ayuda para que jugadores franquicia quieran renovar. Hasta hace bien poco se respetaban los contratos y jugadores de renombre cuyo rendimiento iba en declive eran tratados de otra forma (Guerrero, Etxebe, etc.)
Algunos preferían incluso optar por ofrecer un estupendo retiro a jugadores anteriormente traspasados, a los que se abonaban fichas no acordes con su posterior rendimiento (Karanka, Alkorta), que tampoco ayudaban a fidelizar voluntades.

Señor Urrutia. El Athletic es, para cada uno, lo que él mismo decida. Deje ya de justificarse aludiendo a su pasado como jugador. Ahora es nuestro presidente. Ejerza y hágase responsable de lo que decida.

Avivemos el espíritu crítico, la participación y mejoraremos al menos la empatía. Esta bien ser extremadamente generosos, incondicionales del club, pero sin obviar que debemos enmendar muchos aspectos. Al fin y al cabo, la gran mayoría somos del Athletic a pesar del Athletic. Nos basta con lo que conseguimos, a pesar de que sea bien poco, pero no deberíamos resignarnos ni interiorizar que esto tiene que ser indefectiblemente así por siempre.

Infórmenos a los aficionados, al menos a los socios, para que no tengamos que esperar comunicados en la web y olvídese de inculcar nada a los jugadores, que ya son mayorcitos. Que cada cual sienta lo que crea conveniente. Usted abogue por el interés y la viabilidad de este club, que falta nos hace.
*Periodista

Share This:

9 Comentarios

  1. ¿La gran mayoría somos del athletic a pesar del athletic? ¿Los jugadores tienen sus intereses y eso es lo normal? ¿Compararnos con la Real por el cariño que tenemos a nuestros exjugadores?
    Si alguien quiere que el Athletic sea el Betis, que venda caro y compre barato, que aplaudamos al que se vaya, o se ha creído que somos el Chelsea, fichando a Arteta, a Xabi Alonso… jugadores que NUNCA han querido venir al athletic, por motivos que son absolutamente respetables, no lo entiendo.
    Me aparecido un artículo, con todos los respetos, profundamente desafortunado.

  2. El señor firmante del escrto no pide ojeadores sino futurologos.Me recuerda a los comentarios resultadistas de muchos tertulianos de los patridos.

  3. Me alegra compartir comentarios con este post que plasmé el 30 de junio en la entrada ” El juvenil del Athletic …” asi como algunos comentarios en otros post sobre el Athletic .
    Estamos ante un dilema del futbol del siglo XXI . O buscamos una gestion deportiva y economica mucho más en linea de clubs que tienen que amortizar nuevos campos , plantilla supercompetitivas …y todo ,no sobre una Catedral que era San Mames , si no sobre un centro comercial como el nuevo campo , o nos quedamos a mitad de camino , que no se sabe muy bien lo que se quiere .
    Y no nos engañemos , si volvemos algun dia a realizar una campaña como la del 2012 ….esos jugadores seran de nuevo tentados o adquiridos por todos aquellos clubs que no repararan en poner millones para llevarse lo que quiera .
    Sugiero otra vez una politica generosa e interesada de cesiones a nuestros segundas historicos para volver a situar en dicha division a los Baracaldo , Sestao , ectt…con la ilusion de juntarlos a los Eibar , y Alaves . No seria interesante ceder el nuevo campo para ver un Baracaldo – Barcelona At. o al lider de segunda ? No podemos perder ni un escalon más ante getafe , Granada …o Elche . Lo que queda por hacer . Siempre Aupa Athletic ¡¡

  4. Estoy muy de acuerdo con el comentario de Karpov. Seguramente si nos ponemos igual de meticulosos en el análisis pero a la inversa, encontraremos decenas de supuestos jugadores de gran proyección que después se han diluido en ligas chipriotas, georgianas o en equipos de segunda B que no sería capaz de enumerar…o jugadores que había que fichas a toda costa, que no llegaron y han terminado comiendo pipas en equipos, a priori, bastante más modestos que el nuestro.

    Si fuéramos futurólogos, como dice otro comentario, o nos nutriéramos de todo lo que huela a vasco porque su padre vino de Pakistán a tirarse de la fuente de la Navarrería un San Fermín de 1970; quizás nos iría genial…o quizás alternaríamos previas de Champions, con años (recientes) en segunda división…que el fútbol, hasta donde yo sé, no son 2+2.

    La Ley Bosman nos iba a hundir…el reparto de las teles nos iba a hundir…los petrodólares nos iban a hundir…el descenso demográfico idem…y coñe, aquí seguimos…y yo estuve en Bucarest hace 1 año y poco.

  5. Me parece bastante acertado el artículo. El Athletic no solo debe representar un reto personal por su filosofía, también tiene que convertirse en un club atractivo por otros motivos, para los mejores jugadores vascos.

    La forma de lograr ese objetivo, no es solamente con buenos contratos, ya que como afirma el amigo Joseba, siempre existirán clubes con mercados más grandes para hacerse de los mejores jugadores vascos, si solo cuenta el dinero. También entra en juego tener un proyecto deportivo claro e ilusionante, que le permita a los jugadores conseguir títulos, y de esta forma realizarse como atletas de alta competencia.

    Durante el período Bielsa, y mucho más allá de lo que aporto el técnico rosarino, se vislumbró el camino para lograr esos objetivos. El Athletic era un club atractivo que hacia suspirar a cualquier jugador vasco, como lo reconoció Aduriz.

    Como construir ese Athletic, es lo que muchos se preguntan, y algunos incluso se atreven a dar su visión.

    Hay que mantenerse críticos, sobre todo cuando se pierden jugadores maduros como Llorente, Javi Martínez, o incluso Amorebieta. En otro club esa situación no hubiera pasado tan fácil para su directiva.

    El Athletic de ilusionante, se convirtió gracias al torpe lenguaje de Urrutia, en una Club maniqueo, que parece no tener a nadie a su altura (jugadores, cuerpo técnico, etc.).

    Valverde es un buen técnico, de eso no hay duda, sin embargo se necesita una directiva con visión para lograr afianzar un buen proyecto deportivo. Lo demás es languidecer hasta que se pierda eventualmente la categoría.

  6. En el anterior comentario , no he citado al centenario Basconia , hoy ficha deportiva del Athletic y antes otro clasico de segunda donde salió J.A.Iribar y en el recuerdo aquel 10-1 en el Nou Camp , partido que vi y que nunca olvidaré por el recital antologico de paradas de todo tipo y con él jugaba un gran punta como era Ontiñano . Por cierto , Iribar recomendó en su momento a Churruca donde no le dieron pelota y luego sí con Estanis Argote que tenia el centro más largo y preciso que he visto.

    Quiero recordar a ese gran club de segunda que fué , la SD Indautxu ,con jugadores como Argoitia , Zorriketa , Larrauri , Amorrortu , Garate , Pereda , JA Rojo hermano de Chechu , Jones , Panizo , Lezama , …y muchos más , que fueron grandes del ATHLETIC .

    Ojalá el futbol vizcaino vuelva a ser parte de un estilo de juego inconfundible , propio , y distinto donde el Athletic era el primer beneficiado .

  7. totalmente en desacuerdo con el escrito de ese señor que no se quien es ni me interesa, todos sabemos cual es nuestra filosofía y los problemas que nos acarrean pero no queremos ni deseamos cambiarla pese a ello, según él todo lo que se ha hecho en el athletic está mal, si fichamos lo hacemos mal y caro, ahora nombra a Aguirretxe quién es en el mundo de fútbol, no sabe que estuvo en Lezama y se marchó a la Real porque quiso, es mejor Illarramendi que ha costado 32 millones de euros que Beñat que nos ha costado como mucho 9 millones.

    ´Claro que lo jugadores miran por su bien,pero hay que tener un poco de decencia csso Llorente y Amorebieta, y no me compare al Athletic con la Real caso Xzbi Alonso que lo vendió porque necesitaba el dinero. El Athletic y la Real no son comparables en nada.

  8. Hace pocos días, en una entrevista, Julen Guerrero planteaba que se necesitan más vizcaínos en el Athletic para solucionar el problema de las deserciones, ya que según él, los vizcaínos nacen con el gen del Athletic, y por esa razón tenerlos en la plantilla es similar al sueño de tener socios vestidos de pantalones cortos jugando por los colores.

    En mi opinión es bastante naife esa idea, pero finalmente es una idea para intentar solucionar un problema que inquieta a la mayoría de la masa social del Athletic. Como dejar de ser un club trampolín, que pierde a sus mejores jugadores, mientras que por otro lado, y por su filosofía, acomoda a los de nivel medio.

    La inquietud es válida, y las distintas opiniones también. Algunos apuntaran a evolucionar, mientras otros apuntaran a conservar los códigos que han funcionado hasta ahora.

    En este foro participaba un Athleticzale muy polémico, que solo deseaba que el Athletic conservara la categoría, y consideraba a Bielsa un riesgo por ese motivo. Sus argumentos eran sólidos, claros y coherentes, sin embargo costaba mucho asimilar sus ideas luego de ver el potencial que existía para aspirar a mucho más.

    Leyendo a Juan Carlos, he aprendido que el Athletic ha tenido varias etapas, pasando de ser un club que atraía por su esplendor como lo hacen actualmente el Madrid o el Barça, a un club que en la actualidad se mantiene atractivo por tener una buena infraestructura, ser buen pagador y representar una filosofía desafiante, que lamentablemente se va quedando corta con el paso del tiempo.

    Para no alargarme mucho, hay que preguntarse por qué no están los mejores jugadores vascos en el Athletic más allá de las rivalidades que puedan existir con la Real, o el Osasuna. Un Athletic con la base que existía al inicio del período Bielsa, y con incorporaciones como por ejemplo Illarra, Azpilicueta, Monreal, Griezmann, y claro está un general como Xabi Alonso, hubieran formado un equipo con aspiraciones serias en todas las competencias.

    En este momento hay un círculo vicioso que no permite al Athletic avanzar, quedando muy expuesto a pasar dificultades, con simplemente tener una mala cosecha en Lezama sumada a la continua sangría de perder sus mejores jugadores.

    • y de donde sacamos el dinero, no se si serás socio, pero cuantos socios estarían dispuestos a que se les suba su cuota un 200 o 300% para poder ficharlos y poder pagar su nómina.

      Vivamos de realidades y no de fantasías.