Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Hasta aquí llegaron las aguas



 

asamblea A

Publicado en Marca el 27-10-15

En pleno Casco Viejo de Bilbao se puede encontrar  todavía algún recuerdo de la trágica riada de 1983. Una raya pintada en la pared, la fecha de la catástrofe y una leyenda: “Hasta aquí llegaron las aguas”. Andan muchos socios del Athletic queriendo pintar esa raya en San Mamés para señalar hasta dónde llegan las aguas cada vez que llueve sobre la nueva catedral; que a lo mejor no con tanta frecuencia como antes, pero en Bilbao sigue lloviendo a pesar del cambio climático y el personal se moja aunque le prometieron lo contrario cuando la mudanza.

Los socios puestos a remojo quieren una explicación que les deben desde hace tiempo y la pedirán en la Asamblea de Compromisarios de esta tarde. La lluvia será el caballo de batalla de Josu Urrutia y su directiva que, por lo demás,  van a rendir unas cuentas impolutas y unos resultados deportivos que en el último ejercicio han arrojado el balance de un título que no se cataba desde hacía tres décadas.

Conviene hacer algunas matizaciones previas. Aunque los socios afectados miren a Ibaigane en busca de explicaciones, es necesario recordar que el nuevo San Mamés es propiedad de la sociedad San Mamés Barria, que forman, además del Athletic, la Diputación Foral, Kutxabank, el Ayuntamiento y el Gobierno vasco. El Athletic (y no ésta u otra Junta) encarna pues el doble papel de propietario e inquilino pero, en ningún caso puede ni debe asumir en solitario la responsabilidad de las deficiencias que presenta su nueva casa.

El éxito tiene muchos padres y el fracaso es huérfano. Estaría bien que ahora comparecieran quienes en tantas fotos posaron  no hace mucho tiempo, para explicar cómo se ha podido perpetrar semejante chapuza. Ocurre, sin embargo, que los que salían en aquellas fotos ya están fuera de foco y ahora todas las luces y los dedos acusadores apuntan al que no salía sencillamente porque no estaba todavía.

Dicen que la Junta Directiva presentará esta tarde los resultados de un estudio que obra en su poder y las propuestas para una posible solución, que será forzosamente lenta y cara. Mejor eso que empecinarse en una discusión semántica sobre lo que se dijo o se dejó de decir en su día. Estar a cubierto, como por desgracia se ha demostrado, no es sinónimo de estar a resguardo de la lluvia.

A pesar de todo, no parece que vayan a caer chuzos de punta esta tarde sobre el Euskalduna. Al  socio le preocupan sobre todo la cuota que tiene que pagar y la salud económica del club. Congelación de precios, 30 millones de superávit y una Supercopa calman cualquier temporal. Por cierto, de los casi 100 millones de presupuesto, la televisión aporta 53,5 millones y los socios, 25. Este sí que es un dato como para temer  un diluvio capaz de llevarse por delante en el futuro la esencia del Athletic.

Share This:

Un comentario

  1. estimado Juan Carlos: sus artículos me parecen de lo mejor que se puede leer sobre actualidad del Athletic pero si no publica el link del texto en la cuenta de twitter del blog pues me los pierdo. Tiene casi 1300 seguidores(¡muchísimos!): mímenos un poco. Muchas graacias.