Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

La delantera unipersonal del Athletic



Aduriz con sus once goles ha sido el mejor del Athletic en la primera vuelta. Foto MITXI

Aduriz con sus once goles ha sido el mejor del Athletic en la primera vuelta. Foto MITXI

El funcionamiento del juego ataque se convirtió en el gran dilema del Athletic en el momento mismo en el que Urrutia anunció que Llorente no renovaría. La aportación del delantero venía siendo decisiva sobre todo en las dos últimas temporadas y su ausencia planteaba dudas más que justificadas respecto al rendimiento ofensivo del equipo. Pero se ha producido la paradoja: el ataque es la faceta del juego del Athletic que menos se ha resentido a lo largo de la primera vuelta. La afirmación requiere un matiz. Sería mejor referirnos más a la efectividad que al juego en sí. El Athletic ha marcado 23 goles, sólo cuatro menos de los que sumó el año pasado.

La cifra entra dentro de lo aceptable. Otra cosa es el juego. El equipo crea muchas menos ocasiones que el año pasado y, lo que es peor, las llegadas al área han ido decreciendo con el paso de los partidos. No tiene nada que ver lo que se vio contra el Rayo o el Zaragoza, por citar solo los dos últimos partidos de San Mamés, con lo que ocurrió en las visitas del Hapoel o el Betis en los albores de la temporada. Entonces el discurso de Bielsa respecto al número de ocasiones malogradas, tenía un fundamento; ahora es más discutible. Haciendo una lectura optimista de la circunstancia se puede afirmar que la eficacia del equipo ha aumentado puesto que viene a marcar prácticamente el mismo número de goles con muchas menos ocasiones. Siendo cierto, la cosa no anima al optimismo. Cualquier entrenador preferiría que su equipo fuera capaz de fabricar una docena de oportunidades en cada partido como lo hacía el Athletic el año pasado.

Pero la razón fundamental para ser escépticos es que cuando se habla del ataque del Athletic hablamos de un solo futbolista: Aritz Aduriz, a quien el equipo se ha venido aferrando para sobrevivir. Sus once goles le sitúan en la tabla de realizadores inmediatamente por detrás de Messi, Cristiano y Falcao, lo que es suficientemente descriptivo.

Las características de Aduriz y Llorente son muy distintas y eso está teniendo la lógica influencia en el juego. El primero es un hombre de área, resolutivo, un goleador que no necesita mucho para poner la pelota en la red. De hecho, han sido varios los partidos en los que Aduriz ha marcado en su primer remate. Llorente nunca ha sido un goleador. Desde sus tiempos en la cantera se le definía como un delantero que fabricaba espacios para que otros finalizaran.  La evolución del equipo, cada vez más conformado en función de su figura,  le llevó a destacar en la faceta goleadora en las dos últimas temporadas, en las que consiguió cifras propias de un delantero centro.

Aduriz participa menos que Llorente en el juego, aunque por las circunstancias que está atravesando el equipo, lo haga más de lo que sería deseable para sus características, y probablemente ello tenga bastante que ver con la evolución del fútbol de ataque del Athletic, aunque no sea esa la razón principal del bajón en la creatividad.

Marcelo Bielsa ha utilizado a siete jugadores en la delantera, su línea con menos recursos. Salvo Aduriz ninguno ha acabado de estar a la altura de las circunstancias. Obviando la escasez en el suministro de balones y el hecho de que las ayudas desde atrás están siendo menores, lo cierto es que los jugadores de vanguardia no están dando el nivel.

Susaeta sigue siendo un futbolista intocable para Bielsa, pero su aportación no se parece en nada a la del año pasado. Dos goles en dieciocho partidos jugados no resisten el mínimo análisis. El de Eibar ha ido de más a menos y en muchos partidos ha sido aquel jugador gaseoso e intrascendente que ya había empezado a enfilar la puerta de salida cuando le rescató Bielsa para sorpresa de todos.

En la otra banda Muniain no ha tenido la continuidad debida. Las necesidades del equipo le han retrasado en demasiadas ocasiones al centro del campo, donde su rendimiento baja de manera notable. La evolución que ha experimentado Bielsa para cubrir ese hueco ha sido, cuando menos, curiosa. Empezó apostando por Ismael López, un recién llegado a quien el técnico no había solicitado, pero que se ganó su confianza. Recién llegado del Lugo, con el que disputó el play off de ascenso, Ismael empezó la pretemporada con tan solo una semana de vacaciones. Cuando empezó el curso conservaba la inercia de la temporada anterior y su juego tenía una explosividad inusual en esas fechas lo que, probablemente, le facilitó las cosas. Muniain no estaba entonces a pleno rendimiendo porque su preparación estaba retrasada por su participación en los Juegos.

Ismael López era el titular y en el segundo tiempo el técnico le sustituía por Ibai Gómez. Pero con el paso de los partidos, cambiaron las tornas; Ibai se hizo con la titularidad e Ismael salía del banquillo. En los últimos tiempos ha desaparecido completamente y ha retornado Igor Martínez, quien ya ha participado en un par de partidos saliendo desde el banquillo.

Como se aprecia a través de las elecciones del técnico y de su propio rendimiento, estamos ante tres jugadores se características muy similares y perfectamente intercambiables. Puestos bajo el microscopio se podría apreciar que uno tiene un poquito más de velocidad, el otro un mejor golpeo del balón o el tercero una técnica individual más depurada, pero vistos de lejos apenas se diferencian en nada. Son buenos jugadores de acompañamiento, relevos que siempre son necesarios en una plantilla pero sobre los que no pueden recaer responsabilidades mayores. Su juventud todavía les otorga un cierto margen de confianza, aunque ya no estemos hablando de juveniles precisamente.

Toquero es el más damnificado por la llegada de Bielsa. En esta primera vuelta ha participado en ocho partidos para sumar tan solo 104 minutos. Sus características no casan con el estilo de juego del técnico, algo que saltaba a la vista cada vez que intervino el año pasado. Quizá esta temporada ha habido momentos y partidos en los que su concurso hubiera estado justificado, aunque solo sea porque garantiza actitud, pero está claro que no entra en los planes de Bielsa.

Llorente es el delantero en efigie. Ha dado y sigue dando más juego fuera que dentro del campo. A estas alturas su continuidad en la plantilla y el empeño de hacer pasar por normal lo que no lo es, ya se ha convertido en una tragicomedia

Share This:

6 Comentarios

  1. Muy buenos tus análisis de mitad de temporada Juan Carlos.

    En mi opinión lo que más ha influido en el mal desempeño, es la perdida simultanea de sus 3 jugadores bases; Javi, Muniain y Llorente. Cualquier equipo se resentiría luego de perder jugadores tan importantes. Esos 3 jugadores eran la base sobre la que se construía un equipo campeón.

    En el caso de Llorente hay agravantes, ya que era el jugador referente, para el que todo el equipo jugaba desde hace varias temporadas. Ni siquiera el aporte de Aduriz puede compensar la pérdida de Llorente.

    La llegada de Bielsa no cambio para nada esa realidad, y de hecho el rosarino fundo su equipo basándolo en esos 3 jugadores. Eso sí, agregando un cambio de actitud y tratando de abastecer a Llorente con nuevas variantes de juego. El resultado todos lo conocemos; 2 finales.

    En la actualidad, y sin esos jugadores, el Athletic luce sin rumbo. Un error adicional es haber mantenido las expectativas y no sincerar la situación.

    Saludos.

  2. Ya, ya…. las bajas y demas excusas, en este apartado solo existe una teoría básica: a este iluminado, sabio encumbrado por el populacho demágogo, se le consultó si quería fitxar a aritz y su respuesta fue negativa!!!!!! vamos, un puto genio…… gracias a la santisima virgen de begoña le hicieron el caso que merece y ARITZ nos ha salvado de DESCENDER, asi de sencillo, sin aduriz ya no estariamos en primera. El resto son vulgares excusas accesorias.

    • Michelle no son excusas, son la simple realidad. El equipo está muy resentido con la perdida, parcial y absoluta, de esos jugadores.

      La temporada, más que mala, es mediocre.

      Fíjate lo que está sucediendo en el Real Madrid, dirigido por un técnico, que según tú, es un genio de la estrategia y la adaptación.

      No me convences amigo.

  3. Si quieres responder responde a lo de aduriz GUSTAVO. No tienes argumentos, ergo lo mejor que puedes hacer es callar.
    MOu al menos no ha destrozado el equipo. Simplemente se quiere largar y cobrar lo que ha firmado. Algo que también está haciendo el honrado de tu protegido……

    • Evidentemente Bielsa pensaba continuar utilizando a Javi y a Llorente.

      Aduriz no entraba en la planificación de Bielsa, no sé qué quieres que te argumente.

      Tu respuesta de Mou, si me da algo de grima.

  4. Qué quiero demostrar???? su absoluta inutilidad…. porque si él firma la renovacion según tú contando con los dos estaba en la puñetera luna!!!! porque amigo GUSTAVO, antes de la euro JM ya había dicho que le encantaba el interes del bayern!!!! y respecto al otro, si él que convivía con Llorente no atisbaba la intecion y desmotivacion rojiblanca del traidor apaga y vamonos, torpeza y ceguera que lo anulan como entrenador…. y segundo, si de verdad su proyecto solo era viable con las dos estrellas, asume su marcha y largate detras!!!!!