Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

La Europa futbolística también es de dos velocidades



Los aficionados alemanes ya expresaron su opinión sobre los precios del fútbol

Los aficionados alemanes ya expresaron su opinión sobre los precios del fútbol

¿Entrada 90€= 1 eur por minuto?. ¡El fútbol no es sexo telefónico!. La ingeniosa pancarta que mostraron los aficionados del Schalke 04 en el partido contra el Athletic de la temporada pasada para quejarse de los precios que había fijado Ibaigane para el encuentro de vuelta desmentía del tópico del alemán carente de sentido del humor y sacaba a relucir el disparate del fútbol español.

Las semifinales de la Champions League vuelven a poner de manifiesto el desequilibrio entre los precios que rigen para el fútbol en el país que lidera la economía europea y en uno de los que está al borde de la quiebra. La entrada más barata para ver en directo la eliminatoria que enfrenta al Bayern y al Barcelona en la capital bávara cuesta 40 euros; la más cara 150. Los que quieran asistir al mismo partido en el Camp Nou deberán pagar desde un mínimo de 91 euros hasta un máximo de 359.

Algo parecido ocurre con la eliminatoria que enfrenta al Borussia de Dortmund y al Real Madrid. Los precios del Westfalenstadion van desde los 45 hasta los 175 euros. La horquilla en el Santiago Bernabéu oscila entre los 70 y los 325 euros.

La indignación de los alemanes está más que justificada pero deberían de saber que la inflación en las taquillas de los estadios de fútbol no es cosa solo de los clubes. La Federación Española de Fútbol ha anunciado que las entradas para la final de Copa costarán entre los 50 euros la más barata y los 275 para las mejores localidades.

El fútbol más caro

Una comparativa de lo que se paga para ir al fútbol en Inglaterra, Italia, Francia, Alemania y España pone de manifiesto que hay notables diferencias en precios pero, sobre todo, en la organización y en el funcionamiento de los clubes.

Los abonos para toda la temporada se situan en casi todos los casos en torno a los mil euros para las localidades más caras, salvo en Alemania donde bajan a los 650 euros en el mejor sitio del Bayern Arena o los 685 del Borussia Dortmund. Ver todo el año al Schalke 04 en una de las mejores localidades de su estadio resulta algo más caro, 884 euros.

Los precios que ha fijado el Athletic para su nuevo campo van desde los 300 euros en las gradas de animación hasta los 987 euros de la tribuna principal baja. Si a la diferencia de estos precios con los alemanes le añadimos los datos referidos al nivel de vida, salario medio, poder adquisitivo, etc. el asombro que expresaba la pancarta del Veltins Arena esta más que justificado.

Solo un país es comparable con España en cuanto a la desproporción entre los precios del fútbol y su nivel de vida medio. Se trata de Italia. Los aficionados de la Roma que han querido reservar una de las mejores localidades del Olímpico para toda la temporada, han tenido que desembolsar 1.465 euros. Si se han conformado con un asiento en las alejadas curvas detrás de las porterías, con la pista de atletismo de por medio, el precio baja a los más asequibles 255 euros. Veinte euros más cuesta una localidad similar en el San Genaro de Nápoles, otro de los muchos estadios italianos con pista. En cambio los mejores asientos de su tribuna lateral se pueden conseguir por 1.140 euros para toda la temporada. El Inter puede llegar a cobrar hasta 365 euros por ver un partido desde la zona más lujosa del Giuseppe Meaza, aunque también es verdad que se puede ver a los nerazzurri por tan solo 24 euros. Todos los precios incluyen algunas excepciones como partidos extraordinarios, en los que hay que abonar algún suplemento, pero también se contemplan descuentos para los más jóvenes. La aportación más peculiar de los italianos es que las mujeres pagan menos.

Las localidades populares en el estadio del Bayern de Munich cuestan en torno a los 380 euros, un precio similar a los que rigen en el Veltins Arena del Schalke, aunque en los dos campos se puede conseguir un abono por 80, 120 o 163 euros, dependiendo de la edad del aficionado.

Reservar la mejor localidad del Signal Iduna Park del Borussia de Dortmund cuesta 685 euros, 840 en la versión todo incluido. Y es que este club incrementa los precios en un 20% en seis partidos determinados de cada temporada. En el resto se puede acceder a la peor localidad por tan solo 9,30 euros, (6,40 los menores de 14 años) 50 si se quiere ir a la mejor tribuna. Un abono normal en las localidades populares cuesta 95 euros, 110 si uno prefiere adelantarse a pagar los incrementos de los partidos especiales.

El Lille, un equipo puntero de la Liga francesa, cobra 990 euros en la modalidad más cara y 70 en la más barata, aunque estos precios sufren algunas oscilaciones dependiendo del periodo para el que se compre el abono, que puede llegar a los tres años, con la consiguiente rebaja.

El Girondins de Burdeos, un equipo geográficamente próximo, ha establecido esta temporada unos precios por partido entre los 80 y los 10 euros. Los niños menores de 10 años solo pagan dos euros y los que todavía no han cumplido los 16 pagan la mitad del precio salvo en las localidades más caras.

Fidelización y facilidades al cliente

Pero son los clubes ingleses los que más y mejor han desarrollado su política de precios. Traduciendo las libras en euros, la mejor entrada de Old Trafford cuesta 1.110 euros al año, 620 la más barata, precios prácticamente idénticos a los que rigen en el campo del Fulham, que se anuncia como destino de Amorebieta. Anfield Road es más democrático puesto que la horquilla  está entre los 1.000 y los 800 euros. El Chelsea, el equipo pijo de Londres, hace honor a su fama. Reservar uno de los mejores sitios en Stamford Bridge cuesta casi 1.500 euros, 700 los más modestos.

Si los precios son similares, (aunque los salarios no lo sean) donde los clubes ingleses marcan la diferencia es en su política comercial. Se aprecia que los alemanes están corriendo mucho y se están poniendo a su altura, pero al otro lado del canal llevan años vendiendo fútbol de otra manera y se nota. Los precios de los clubes ingleses están sujetos a un sinfín de salvedades, con rebajas importantes para mayores de 65 años, menores de 16 o de 14, la generalización en todos los estadios de la llamada grada familiar que, como su propio nombre indica, es un espacio exclusivo para grupos familiares a precios reducidos y alejado de las zonas más calientes del estadio, la emisión de tarjetas de fidelización que suman bonus por asistencia al campo canjeables en las tiendas del club, que sirven para comprar entradas a precios de semi-regalo en partidos determinados como los del periodo navideño o dan preferencia para adquirir una localidad en partidos de gran demanda.

Tanto en Inglaterra como en Alemania el fútbol ha importado estrategias comerciales contrastadas en otros ámbitos y en este sentido dar todas las facilidades al cliente es la base de la estrategia. Las webs oficiales de todos los clubes venden las entradas para al menos sus tres próximos partidos, incluidos los que juegan como visitantes. Cuentan para ello con una ventaja de la que no disponen los españoles: en agosto ya saben fechas y horarios de todo su calendario de Liga. Eso les permite la venta anticipada, no solo de entradas sino de paquetes que incluyen viajes y alojamiento, tanto a seguidores individuales como a grupos.

Nada o casi nada de esto se encuentra cuando se echa un vistazo a la Primera División. Si bien son varios los clubes que han dado pasos y por ejemplo han avanzado en la venta de entradas por internet (no es el caso del Athletic) las diferencias en cuanto a la gestión del fútbol también reflejan una Europa de dos velocidades, la eficaz y racional del centro y del norte y la improvisada y pintoresca del sur.

Share This:

2 Comentarios

  1. igual no es un dato muy relevante, pero especialmente en el camp nou, los precios no se ponen de cara a público local, si no pensando casi exclusivamente en la gran cantidad de turistas que van al campo. si uno va al campo del barça se quedará alucinado de la cantidad de franceses que van a ver partidos del barça, por ejemplo.

  2. Buen análisis Juancar, y totalmente de acuerdo, estamos hay dos velocidades y aquí se está aún con el 600.
    Sin embargo, hay una cuestión que no la has analizado demasiado, dices:
    “Las webs oficiales de todos los clubes venden las entradas para al menos sus tres próximos partidos, incluidos los que juegan como visitantes. Cuentan para ello con una ventaja de la que no disponen los españoles: en agosto ya saben fechas y horarios de todo su calendario de Liga. Eso les permite la venta anticipada, no solo de entradas sino de paquetes que incluyen viajes y alojamiento, tanto a seguidores individuales como a grupos”
    El la Liga española hay equipos que venden sus entradas via web oficial con suficiente antelación. El mejor ejemplo a seguir diría que es el FC Barcelona, con una pasarela y oferta muy similar a equipos europeos (vease cualquiera de la Premier, Bundesliga,…), pero también tienes otros equipos. Como ejemplo, en las webs del Barcelona, Real Madrid, Atletico de Madrid, Valencia, Sevilla… encuentras la posibilidad de comprar entradas incluso para el último partido de Liga también. En los madrileños de momento, para ese día, hasta para las zonas VIP o palcos.
    Es más en el caso del Valencia, tienes posibilidad de comprar para el encuentro a disputar en Sevilla ((Sevilla-Valencia), el fin de semana del 1 de junio.
    Y en el del Sevilla fíjate lo que incluye para sus abonados: “A los abonados se le activará la entrada en el mismo abono de temporada, no necesitando otro justificante para el acceso al encuentro el día de partido”
    Todo esto para reflejar que nosotros, nuestro Athletic Club está a años luz no, lo siguiente. Si ya se que la respuesta es muy fácil… “CON EL CAMPO NUEVO”… faltaría más.
    Pero esto, es algo que hace años se lo planteé al Club, y posteriormente en el 2009… la respuesta idéntica…. “de momento no es rentable, con el nuevo campo”. Hace falta tener bemoles para responder lo mismo con puntos y comas.
    ¿Cómo mide la rentabilidad el Athletic?, porque se me ocurren muchas formas de medirla, ¿acaso hemos medido la rentabilidad socio-económica de los socios para hacer colas bochornosas en el siglo que estamos?
    Todos los socios tenemos un carné con chip electrónico, ay, que fácil sería utilizarlo como dice el Sevilla…. y evitar imágenes como la retirada de bonos para R. Madrid y Barcelona, eso si, tenemos oportunidad de hacer amigos, aunque estés horas, pagando OTA, bus, metro o lo que sea… o no, quizás alguno piense que todos vivimos en Pozas.
    En resumidas cuentas, el último programa electoral que salió adelante hablaba de “adecuar el Club a las nuevas tecnologías” y cuenta la directiva con 2 Ingenieros en estas materias,…. creo que en lo que abordas Juancar, se podía haber hecho mucho más, teniendo en cuenta las colas que llevamos sufriendo los últimos años….Lo dicho, estamos a años luz en estos temas de marketing-nuevas tecnologías y búsqueda de mejores rentabilidades.

    Por cierto, todavía estoy esperando el estudio de viabilidad económica del Club, para poder avalar que la inversión no es rentable. Yo por mí parte, si tengo mis números hechos para afirmar que la inversión de una pasarela electrónica para socios y una venta de entradas online para público, para poder afirmar que no sólo era rentable para el Club y sus socios, sino ya hubiese sido amortizado hace 2 años desde que hice la primera consulta al Club.

    Tenemos mucho que aprender, y sobretodo, ganas de ello.