Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

La tecla de Valverde



Ernesto Valverde no acaba de dar con un equipo reconocible. Foto MITXI

Ernesto Valverde no acaba de dar con un equipo reconocible. Foto MITXI

A fuerza de repetirlo se ha convertido en un lugar común. Me refiero a la tecla de Valverde, esa tecla que, se dice, tiene que encontrar y activar el entrenador para que el Athletic empiece a funcionar de una vez por todas. El uso del singular invita en principo al optimismo. Según la creencia popular, el técnico solo tiene que encontrar una tecla, no varias, lo que sin duda complicaría su tarea. Se deduce pues que no estamos hablando de las teclas de un piano, bastante desafinado por cierto, sino de una sola, de un interruptor tal vez, que al pulsarlo haga la luz en el oscuro panorama rojiblanco.

Después de doce partidos da la impresión de que Ernesto Valverde está buscando su tecla por el elemental procedimiento de ir pulsando todas las que tiene a su alcance, así un poco a lo loco, a ver si, por casualidad, con una suena la flauta y de pronto el caos se convierte en orden. Todos lo hemos hecho alguna vez cuando nos hemos encontrado con un aparato que no funciona y no sabemos a qué se debe; tocamos todas las teclas y a veces, de pronto, el trasto empieza a carburar. Hay quien incluso aprieta la misma tecla más fuerte o insiste obcecado repetidas veces, gente que siempre se ha fiado más de la mecánica que de la electrónica. Son los mismos que cuando las teclas no funcionan agitan el aparato, o lo golpean. Hasta donde se sabe, Valverde no ha llegado todavía a esa fase.

Uno se imagina al entrenador en su despacho de Lezama con el índice enhiesto, y algo dolorido ya probablemente, tocando aquí y allí en busca de la tecla, de la maldita tecla que haga funcionar el mecanismo del equipo. Unas veces pulsa la de Iturraspe; otras la de Rico; a la de Herrera ya le ha dado varias veces pero la luz sigue sin encenderse; cuando toca la de Beñat la bombilla parpadea…

A estas alturas del calendario, cuando prácticamente se ha consumido un tercio de la Liga, el juego del Athletic sigue siendo un misterio, una caja de sorpresas en la que nunca sabes lo que te vas a encontrar. Cuatro circunstancias se han venido repitiendo con regularidad en esta docena de partidos: a) el equipo se desploma lejos de San Mamés; b) en casa siempre (excepto una vez) concede ventaja en el marcador al rival para luego buscar la remontada. c) el esquema general con cuatro defensas, un medio centro, dos volantes y tres delanteros se mantiene sin variación salvo emergencias, cuando se recurre al doble delantero centro. d) Iraola y Gurpegui juegan siempre y todos los minutos.

Da la impresión de que Valverde ha estado entrenando en Kazajistan los últimos diez años y no conoce al actual Athletic ni de referencias. De ahí sus experimentos, algunos fracasados hace tiempo cuando otros los hicieron, por lo que suponía que ya estaban desechados. Dejando al lado los cambios obligados por las lesiones, Valverde ha hecho probaturas en todas las posiciones del equipo y en la mayoría de los casos todavía no sabemos si ha tomado alguna decisión definitiva al respecto.

Con Iraola y Gurpegui como únicos fijos atrás, por el centro de la defensa han pasado Ekiza, San José y Laporte. Parece que este último se ha asentado definitivamente. En el lateral izquierdo han jugado Balenziaga, Saborit y Laporte. Las últimas noticias apuntan a que el primero se está haciendo con el puesto (ha jugado seis partidos, todos los que le han permitido las lesiones) pero vaya usted a saber lo que nos depara el futuro en ese agujero negro en el que se ha convertido los últimos años la banda izquierda.

Lo del centro del campo es para que un matemático haga una tesis doctoral de combinatoria. Se coge a Iturraspe, Morán, San José, Beñat, De Marcos, Rico y Herrera y se combinan de tres en tres. Valverde ya ha probado siete combinaciones posibles en estos doce partidos,lo que no está nada mal. Le ha servido para comprobar que Iturraspe es el mejor medio centro que tiene en la plantilla, muy por encima de Rico, y que San José podría jugar en esa posición siempre que el resto del equipo, el rival y el partido reunan una serie de características concretas y difíciles de coincidir. También ha podido ver con sus propios ojos la energía y las soluciones para los compañeros que aporta De Marcos.

No sabemos mucho de las conclusiones a las que ha podido llegar en cuanto al resto de la línea. Da la impresión de que en ese dibujo Beñat está más perdido que un pulpo en un garaje. En cuanto a Herrera las veces que ha sido titular ha sido siempre el primer sustituido y el equipo, sobre todo en casa, ha mejorado en su ausencia. Durante el verano se suscitó una polémica bastante artificial sobre la compatibilidad de estos dos futbolistas, definidos como ‘jugones’ según la terminología vigente. Hasta la fecha no han demostrado que puedan jugar ni juntos, ni separados. Herrera ha jugado al nivel que se esperaba cuando se le fichó los dos primeros meses de su primera temporada. A Beñat todavía se le espera. Pero el tema de los fichajes de este verano es harina de otro costal.

Valverde ha hecho jugar en la delantera a Susaeta, Sola, Aduriz, Toquero, Muniain, Ibai y De Marcos, éste último incluso de delantero centro. Mucha gente para tan escaso rendimiento. El equipo lleva un solo gol más a favor que el año pasado y bastantes han llegado desde la defensa o el centro del campo. Aduriz, con limitaciones físicas evidentes, sigue siendo la referencia más fiable. El rendimiento de Susaeta depende mucho de sus compañeros. Mejora ostensiblemente con Iraola y De Marcos cerca, cuando los tres recuperan viejos automatismos. Al otro lado Muniain sigue sin ser el que apuntaba en los primeros tiempos. En su descargo hay que subrayar que nunca se esconde y que lo intenta siempre con valentía. Sigue echando en falta que alguien le explique que el juego es algo más complejo que coger el balón y driblar contrarios; continúa sin entenderlo.

Estas son las teclas que está probando Valverde en su búsqueda de la luz, pero probablemente el aparato que maneja tiene más, algunas escondidas: promesas como Guillermo o Albizua, peleados con la suerte como Ekiza o Sola y hasta algún Expediente X como Etxeita. A ver si hay suerte y en una de estas el entrenador pulsa la buena y el equipo empieza a funcionar con regularidad.

Share This:

3 Comentarios

  1. Después de mi anterior catastrófico comentario me gustaría resaltar alguna situación positiva:
    – El rendimiento de Gorka ha mejorado notablemente desde aquel Osasuna-Athletic de la pasada campaña y nos vuelve a demostrar lo porterazo que es.
    – Veo mejoría en la corrección de los errores individuales de ejecución de nuestros defensas en labores defensivas. Generalmente han utilizado la contundencia y la concentración de forma continuada en varios partidos. Lo bien que se defendió el balón parado contra el Getafe, por ejemplo.
    – A pesar de la dudosa, a mi modo de ver, por innecesaria, cesión de Aurtenetxe, pienso que Balenziaga, Saborit, Laporte, Albizua o De Marcos pueden cubrir bien (aprobado) esta posición.
    – Mikel Rico es el fichaje que más nos da sin duda. A día de hoy por estado de forma y cualidades, indiscutible titular junto a Itu. Tiene llegada y más calidad de lo que algunos opinan. No le veo de pivote, ojala me equivoque.
    En mi humilde opinión, no estamos sacando el balón jugado de atrás con la necesaria precisión y continuidad. Los volante/s – mediapunta no están siendo capaces de hacer jugar a los tres de arriba. Como consecuencia abusamos del pase en largo, muchas bolas van rifadas, tenemos menos el balón y se producen menos jugadas de ataque con intención y precisión. Es cierto que llegamos con menos gente al área, aunque para mí, la clave sea no cuantos sino cómo.
    A día de hoy, pienso que Rico como volante, Itu como pivote y De Marcos como media punta son los que mejor están para jugar en el centro del campo. Pero claro, hay que atacar, Rico y De Marcos tienen días que son muy imprecisos en control y pase. Cuando juega De Marcos, tiene más ruptura, pressing, llegada, pero menos precisión. Que es lo que queremos, que necesitamos? Cómo queremos atacar?
    Muniain como media punta puede ser una solución para hacer jugar a los tres delanteros. Pienso que con Rico e Itu por detrás si podría funcionar mejor el centro del campo. Porque no lo probamos?
    Se está abusando del pase en largo, despeje y/o me la quito de encima a la primera que me aprietan. Sin duda la clave está en conseguir continuidad en la creación y velocidad del juego de ataque. Si queremos ser protagonistas y llevar la iniciativa, ni Beñat ni Herrera están funcionando como medias puntas. Beñat y Herrera están jugando muy por debajo de sus posibilidades. Creo que esta es una de las claves de nuestro mal juego. Lo mejor de Herrera esta temporada 10-15 min contra el Elche jugando de volante y con el centro del campo de Bielsa (Itu-Herrera-De Marcos) hasta que fue sustituido. Si queremos jugarla larga, coño, porque no con dos delanteros?
    Por último, Beñat y Herrera ahora mismo, por estado de forma no están para jugar los dos juntos.
    La tecla? Que es lo que quiero, cómo y con quienes. No dudo del sistema táctico. Pero no tengo claro cómo queremos jugar, estilo, y es un hecho el bajo rendimiento de jugadores clave. Perdón por la chapa.

  2. Se está incidiendo en que Aduriz y Beñat están en baja, estoy totalmente en desacuerdo.

    No será que Aduriz no recibe ni un balón en condiciones, ni un centro, quien centra en este equipo, está totalmente aislado.

    Beñat no juega en el sitio que lo hacia en el Betis, tiene que tocar mucho más la pelota, tiene que sentirse importante, en este equipo en el puesto que le pone Valverde es un mero recadista

  3. Han pasado más de dos meses de competición y ya tenemos una foto del trabajo de Valverde . Lo mejor , los 20 puntos conseguidos en doce jornadas . Mejora la estadistica de goles encajados y pésima la de goles a favor , ya que si descontamos los goles de San Jose y De Marcos , nosá un saldo mínimo para los Aduriz , Susaeta o Muniain . Lo peor el juego desplegado con doce alineaciones diferentes . Una franca contradicción , más puntos con menos juego , la explicación podria ser en esa ligera mejoria defensiva a costa de mermar nuestro futbol ofensivo .

    La ingenuidad , unas veces, del futbol del Athletic o la falta de experiencia de los licenciados de Lezama , hace que seamos un equipo muy “normalito” en linea de un Getafe o Elche y poco más .

    Entonces , cómo es posible con los mismos hombres , eliminar a los Manchester o PSG hace dos años y volver a jugar a nada al dia de hoy ?? . No le doy más vueltas , seguiremos siendo un equipo para movernos en ese grupo de equipos que luchan entre el 8 y 16 lugar de la tabla .

    Se dice que nuestro modelo de formación deberia estar en el Ajax , ojalá salieran jugadores del nivel técnico como los holandeses . Mientra vuelven a surgir problemas con un Alavés y su estructura o nos enteramos que se crea una escuela de futbol en Gatika gestionada por italianos . Quizas veamos un chico vizcaino jugando en el Milan y con fundamentos que cualquier otro salido de Lezama .

    Siempre queda un consuelo cuando hay ganas de alcanzar un objetivo como es ver a un Barakaldo o Sestao luchando por subir a segunda A y sumarse al buen trabajo de un Eibar o un proyecto como el Alavés . La JD anuncia una inversión de 20 millones para los próximos años en Lezama ….pero saben cómo hacerlo ? . Siempre me hecho la misma pregunta ….cómo es posible que José Luis Garay Creara una generación de jugadores de 18 años en cinco años para el primer equipo de la calidad de Fidel , Txetxu , Anton Arieta , Lavin , Aranguren , Clemente Igartua , Goiko , Ferreira , Estefano y hasta un gran portero como Deusto y …los que me dejo y sea tan dificil encontrar esa calidad en Lezama ???? . Mucho , mucho hay que cambiar en el Athletic de hoy .