Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Letras y fútbol, una excelente iniciativa



Enric González y Hernán Casciari hablaron de la relación entre el fútbol y la literatura

Enric González y Hernán Casciari hablaron de la relación entre el fútbol y la literatura

No es frecuente en el mundo del fútbol que un club demuestre la suficiente capacidad como para elevarse sobre el día a día y dedicar parte de su tiempo y de sus recursos a otra actividad que no sea la estrictamente relacionada con el balón. Pero es inaudito que un club de fútbol dedique parte de su tiempo y de sus recursos a ofertar al público una propuesta relacionada con la cultura en sus diversas expresiones. El Athletic lo viene haciendo desde hace varios años de la mano de su Fundación, estableciendo así un elemento más de distinción respecto a sus competidores. Ayer dio comienzo el ciclo Letras y fútbol con la presencia de Enric González y Hernán Casciari, dos periodistas que han sabido transformar su afición a este deporte en textos de indudable calidad literaria a partir del diario ejercicio profesional.

Catalán y, rara avis, del Espanyol, uno; argentino y del Racing, el otro, expusieron su visión universal del fútbol a partir de su confesada pasión por unos determinados colores. Habiendo un argentino en la mesa, fueron inevitables las referencias a Maradona o a Messi, pero también a DiStéfano y a Bochini y a Riquelme. Se habló con cierto pesimismo de la evolución de este deporte hacia la perfección física y táctica que va arrumbando al futbolista díscolo y genial, y Casciari lamentó con amargura los excesos en la aplicación de la regla del fuera de juego. También hubo una referencia a la presencia de la mujer en el universo del fútbol y se comentó, en términos poco elogiosos, la saturación de información y la contaminación que los medios deportivos están sufriendo desde la prensa rosa.

Se habló de muchas más cosas, claro, a lo largo de casi hora y media de charla amena y divertida alrededor de un deporte que despierta pasiones en todo el mundo porque es el único capaz de mantener vivo el interés incluso cuando no ocurre nada en el juego.

A modo de ficha técnica se puede decir que el estadio, una dependencia de la Biblioteca foral, estaba abarrotado por un centenar de aficionados al fútbol y a la literatura con una edad cuya media se puede extraer de la presencia casi a partes iguales de calvas, canas y melenas, masculinas casi todas puesto que, a pesar de la referida presencia de la mujer en el fútbol, la presencia femenina casi se podía contar con los dedos de las manos. González y Casciari empataron a ingenio y talento, como era de esperar, y el árbitro facilitó el juego y pasó inadvertido, que es lo mejor que se puede decir de un árbitro.

El ciclo Letras y fútbol continuará el próximo jueves con una sesión en euskera en la que estarán presentes los escritores Edorta Jiménez y Lutxo Egia y el bertsolari Andoni Egaña. La tercera mesa redonda se celebrará el jueves, día 21 con Aitor Lagunas, de la revista Panenka; Eduard Sancho, de Contra Ediciones y Emilio Mediavilla, de Los Libros del KO. Los poetas Manuel Vilas y Elena Medel cerrarán el ciclo el último día del mes de febrero.

Share This: