Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Licencia para soñar



Raúl López volvió a dirigir al equipo con maestría en los momentos decisivos. Foto UBB

Raúl López volvió a dirigir al equipo con maestría en los momentos decisivos. Foto UBB

Era inimaginable hace un mes, pero el Uxue Bilbao Basket está entre los ocho mejores de la Eurocup, como ha ocurrido en sus tres participaciones europeas anteriores. Aquella derrota por 23 puntos ante el VEF Riga en cancha letona que comprometió la temporada ha quedado sepultada por cuatro triunfos consecutivos europeos que han dado a los hombres de negro el primer puesto de su grupo y han expedido licencias para soñar al propio equipo y a sus seguidores. El rival de los de Fotis Katsikaris en cuartos de final será el Ratiopharm Ulm, la revelación del torneo, con el primer partido en cancha alemana el 6 de marzo. Es un conjunto sin experiencia en estas lides, pero que ha sobrevivido a un grupo durísimo y cuenta con una afición incondicional. Hay que respetar al equipo de la ciudad natal de Albert Einstein, aunque mirar a la otra parte del cuadro de eliminatorias donde se encuentran tres cocos como el Lokomotiv Kuban, el Unics Kazan y el Valencia Basket permite pensar, siempre con la debida cautela, que el Uxue Bilbao Basket, como afirmó el técnico heleno, “puede aspirar a hacer algo grande”.

La Eurocup es la competición que puede justificar y engrandecer la temporada del Uxue Bilbao Basket. Lo saben los jugadores y lo sabe el público que se plantó en el Bilbao Arena con la predisposición de las grandes ocasiones. Era una final en cancha propia y no se podía fallar. El equipo acusó la tensión y los nervios propios de una cita tan importante durante once minutos, en los que el VEF Riga se colocó 14 puntos por delante (13-27) e hizo levantar la voz de alerta. En esos momentos, los seguidores sujetaron a su equipo, que estaba al borde del precipicio, y le llevaron a remontar la situación. Para entonces, Raúl López ya estaba en cancha y él se encargó de conducir el partido con el talento, la templanza y la clarividencia que a muchos les faltan en situaciones de máxima presión.

Un triple de Mumbrú rompió una pésima dinámica y acabó por meter al Uxue Bilbao Basket en un encuentro duro, trabado y con muchos errores. Vamos, como vienen siendo muchas finales. Grimau, excelente, se encargaba de contener a Rowland, pero los letones se mostraban muy seguros en su juego mientras los bilbainos no encontraban a Vasileiadis y dejaban escapar numerosas oportunidades por exceso de blandura en las finalizaciones, por ejemplo cuatro situaciones de dos más uno muy asequibles que se quedaron en nada. Del rebote ofensivo ni hablar porque solo hubo uno en el primer tiempo entre los dos equipos.

La ventaja de un punto al descanso era un tesoro para el Uxue Bilbao Basket y una invitación a la paciencia. Había que madurar el partido porque bastaba con ganar por un punto. A los de Katsikaris les costaba desenredar la madeja, conseguir situaciones claras de tiro, pero al menos lograron rascar tiros libres ante una defensa contundente que se cargó con tres faltas antideportivas. Desde la línea de 4,60, el conjunto vizcaino anotó al final 29 valiosísimos puntos. El VEF Riga seguía erre que erre, sin dar su brazo a torcer. Cada fallo bilbaino, que fueron muchos, era castigado por los bálticos que a 8.25 del final volvían a tener una renta jugosa (53-58) para un duelo de mínimos en el marcador.

En ese momento, Katsikaris retiró a Vasileiadis y se la jugó con Raúl y Zisis al mismo tiempo para acompañar en el perímetro a Álex Mumbrú, que volvió a ejercer de líder espiritual. Era el momento de los galones, de la experiencia, de minimizar errores y golpear de forma precisa y contundente porque el tiempo se agotaba. Un dos más uno de Berzins fue la última canasta del VEF Riga (60-63) con 4.24 por jugar. Ese mismo jugador se convirtió en aliado con una tontería supina que le reprocharon sus propios compañeros. Al ser sustituido tras una falta en ataque con 62-63, lanzó besos despectivos a la grada y fue inmediatamente sancionado con una técnica que para el Uxue Bilbao Basket fue la vida. Raúl López puso por delante a su equipo y la defensa y el público hicieron el resto ya que los letones solo sumaron dos tiros libres más hasta el final del partido.

Cualquier equivocación podía ser letal porque el equipo de Ramunas Butautas seguía a tiro. Hacía falta coronar el esfuerzo, la ingente labor de zapa para derribar a un rival duro como una roca y de ello se encargó Nikos Zisis. A 26 segundos del final y sobre la bocina de la posesión, anotó un triple desde la esquina tras el que todo el mundo en el Bilbao Arena lanzó un grito de liberación. Era el 71-65, la garantía del acceso a cuartos de final, aunque Raúl López siguiera pidiendo a sus compañeros que no bajaran la concentración. Junto con el triple de Vasileiadis en Valencia, fue la canasta de la temporada, la que necesitaba el base griego para hacerse valer ante quienes le discuten. Y también la canasta que, como reconoció Katsikaris, “quitará mucha presión” en las próximas semanas a un equipo que lleva más de un mes viviendo en el filo de la navaja y con él, una afición que necesita muy poco para ilusionarse y que, acostumbrada a las emociones fuertes, ha aprendido a llevar a su equipo en volandas cuando lo necesita. La Eurocup está grabada a fuego en un equipo que está a cuatro partidos de jugar una final de las de verdad, de las que al acabar reparten un trofeo. Diez victorias en doce partidos son un aval para presentar la candidatura, aunque primero hay que superar la frontera del Ratiopharm Ulm.

Para no perder la tensión, el Uxue Bilbao Basket tendrá este sábado un derbi ante el Lagun Aro GBC. Los guipuzcoanos llegan en situación de absoluta necesidad y dispuestos a aprovechar cualquier descuido. Pero se encontrarán a un conjunto que ha soltado lastre, que ha reaccionado al palo de la Copa con tres triunfos consecutivos y se ha colocado ante el escenario que deseaba cuando empezó la temporada. En Bilbao hay licencia para soñar de nuevo.

Share This: