Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Llorente no es el primer futbolista que Bielsa expulsa de un entrenamiento



Algo no estaba bien. El Pacha Raúl Cardozo hizo declaraciones que molestaron  a Bielsa. El lateral izquierdo, uno de los preferidos  por el entrenador y a la vez uno de los más resistentes a la hora de aceptar el nuevo orden, manifestó su simpatía hacia otros estilos de juego, dando a entender que prefería pasar a algún equipo más acorde con su filosofía. Para el técnico y su proyecto, esas palabras constituían una amenaza.

“Junténlos allí debajo del árbol, entre las dos canchas”, le dijo el entrenador a sus  colaboradores. Los jugadores no tenían muy claro de qué se trataba el cónclave: lo común era tener contacto en el campo de juego, y no fuera de él. Si las costumbres se alteraban, debía ser algo muy importante.

Bielsa se paró delante del grupo y comenzó con un discurso en el que, fiel a su costumbre, hizo hincapié en la importancia de la igualdad y en el convencimiento acerca del sistema de juego. El comentario apuntaba claramente a los dichos de Cardozo y ratificaba , además, la idea de tener dos jugadores por puesto.

-Para mí Cardozo es igual que Federico Domínguez, Méndez es igual que Zandoná y Pellegrino es igual que Sotomayor- dijo del técnico.

-Yo no estoy de acuerdo con sus dichos. Yo gané todos los títulos y usted no puede decir que soy igual que Cavallero. Yo no me considero igual, me considero titular y ni si me ocurre la posibilidad de ser suplente- salió al cruce una voz gruesa con autoridad.

Las palabras de José Luis Chilavert sonaron fuertes y alimentaron la discusión. El arquero era uno de los líderes del equipo y aunque no todos comulgaban con su forma de ser, su sola presencia imponía respeto.

-Bueno, si usted no está de acuerdo con lo que yo digo, está de más en el grupo- entregó como ultimátum Bielsa.

-¡Perfecto! ¡Entonces quiere decir que estoy de más! – dobló la apuesta el arquero.

El plantel asistía en silencio a la puja entre dos pesos pesados y esperaba el desenlace. Bielsa miró al paraguayo y con una sola palabra le marcó al arquero el camino a seguir.

-¡Disponga!- fue la expresión que utilizó – Si considera que se tiene que ir, retiresé.

El arquero abandonó el grupo y se perdió en los vestuarios, ante la mirada sorprendida de todos los jugadores.

-Si alguien más lo quiere seguir, éste es el momento para hacerlo – concluyó el técnico, sabiendo que lo que estaba en juego era mucho más que una simple pregunta.

Nadie se levantó, salvo para enfilar rumbo al campo y comenzar con la rutina del día.

Como era de esperarse, el asunto vio la luz rápidamente. Cuando Chilavert enfrentó a la prensa para desplegar el juego mediático que siempre le gustó tanto, se despachó a gusto contra el entrenador. Algunos periodistas, incluso, quisieron magnificar el episodio con una supuesta pelea a golpes de puño. La realidad era que el incidente tenía para el arquero varios motivos que excedían las cuestiones futbolísticas.

Chilavert quería ser vendido; entendía que su ciclo en el club estaba cumplido y la pelea con el técnico podía forzar su salida. Además  venía de recibir un premio como el mejor arquero del mundo, y lo que sus oídos habían escuchado de parte de su entrenador no estaba en consonancia con los elogios cosechados. Por otra parte y pensando en el Mundial de Francia, el cuerpo técnico quería motivarlo par que afinara su físico, con cierta tendencia a ensancharse, y llegara óptimo para la gran cita de selecciones, que podía consagrarlo como el mejor del momento.

El hecho alteraba el orden de la pretemporada y entorpecía el desarrollo de las tareas, ya que en los días que duró el diferendo, el arquero seguía entrenándose, pero separado del resto de sus compañeros. El técnico trataba de mantenerse fuera de cualquier polémica. Ante las preguntas de la prensa, Bielsa no negaba el incidente, pero lo mantenía dentro de la intimidad del grupo. Incluso cuando vía telefónica tuvo una conversación con el presidente Raúl Gámez, no quiso ventilar ningún detalle de lo ocurrido, a sabiendas de contar con todo su apoyo: “Mire Raúl, si yo le cuento lo que pasó le voy a dar una visión parcial de los hechos y no quiero condicionarlo. Prefiero que cuando vuelva se informe con distintas fuentes y saque sus propias conclusiones”. Una vez más los valores de Bielsa salían a la luz y esa rectitud por la que Gámez se había sentido atraído al contratarlo se ponía de manifiesto en su respuesta.

El incidente no duró más de cuatro días, pero en el medio Vélez debía viajar a Mendoza para jugar un amistoso previo al comienzo del Clausura ante River. Sin Chilavert, y también sin Cavallero (afectado a la selección) fue Ariel De la Fuente el que se hizo cargo del arco velezano. La respuesta del juvenil resultó auspiciosa y el conjunto de Liniers se impuso por dos a uno.

El triunfo sirvió para aquietar las aguas, pero mientra tanto, todos los integrantes del cuerpo técnico, así como varios de los compañeros más importantes del plantel, se comunicaban a diario con el arquero, pidiéndole que revisara su postura. Chilavert era mucho más que un arquero. Su eficacia en los penales, su carácter de cara al grupo y el respeto casi reverencial de los rivales lo transformaban en una pieza demasiado valiosa para perderla así nomás.

Los medios sensacionalistas hacían una novela del diferendo y especulaban con la salida  de uno de los dos. Decían que dos personalidades con tanto carácter no podían seguir conviviendo.

Sin embargo y antes de lo que muchos suponían, el canal de diálogo se reabrió y con la buena voluntad de las dos partes y las gestiones de todos los que buscaron acercar las posturas, el pacto de no agresión llegó a buen puerto. Chilavert se sumó nuevamente al grupo, se puso al día en lo físico y recuperó su lugar con naturalidad. El plantel sintió alivio por la resolución del conflicto y valoró la actitud de Bielsa de no utilizar su poder ante los dirigentes para salir fortalecido.

El tiempo y el profesionalismo de ambos ayudó cicatrizar las heridas y en el presente el paraguayo no le escatima un solo elogio al entrenador.

Que como curiosidad el marco de la recomposición. Siendo dos tipos tan fuertes en sus convicciones, debía ser una situación que expusiera alguna debilidad capaz de acercarlos nuevamente. Y ambos comparten una misma y obsesiva preocupación: los aviones.

En uno de esos viajes, pasillo por medio, comenzaron a conversar de la vida, olvidando las diferencias del pasado. Cualquier excusa era buena, con tal de distraer la atención a miles de metros de pisar tierra firme.

La vida por el fútbol. Marcelo Bielsa, el último romántico.

(Capítulo VI, Páginas 185 a 188)

Autor: Román Lucht

Editorial Debate

 

Share This:

9 Comentarios

  1. Nuevamente lo siento en el alma, pero no veo por ningún lado la posible similitud con nuestro caso. Ni chilavert significaba lo que LLORENTE en el athletic, ni su affaire con velez era tan grave.
    El comportamiento de bielsa en esto vuelve a ser lejano a la lógica. Si el jugador no esta castigado es inexplicable su papel actual. Este genio lleva una racha que acabará por hundirnos. Quiero pensar que solo responde a su mezcla de desequilibrio y obsesion.

  2. En mi humilde opinión Llorente es el mayor canalla que hemos tenido en 114 años de historia, a este la mandaba yo los antidisturbios del otro día de la estación de Atocha. Ahora va el tío y la lía parda, porque quiere forzar su marcha por cuatro duros en diciembre, más que nada porque esta acojonado, porque el equipo ha empezado mal y si la cosa se tuerce de verdad y la situación estalla el tío quiere estar a muchos kilómetros de distancia cuando eso ocurra, que los lugareños con la boina enroscada tienen muy mala leche y la cosa se puede convertir en una auténtica pesadilla…

    Mi opinión sobre Llorente ya la conocéis, la salida de un jugador así tiene que suponer un ingreso decente para el club y si eso no es posible debido a su comportamiento canallesco habría que apartarlo un año y que no se hable más, más que nada para dar ejemplo. Y que se acaben de inmediato los debates semanales, yo diría que hasta diarios, acerca de su posible integración en el equipo, que nos están desestabilizando de una manera brutal.

    El Athletic se enfrenta ahora a un problema importante y es que no tenemos la ilusión mínima y necesaria para competir en primera y esto es muy peligroso. Alguno dirá con razón que este año el nivel de la liga es más bajo pero eso siendo cierto es un arma de doble filo, porque el hecho de que haya muchos equipos flojos les facilita a ellos mismos la posibilidad de conseguir muchos puntos cuando juegan en casa. Esto ya lo estamos viendo, los equipos modestos tipo Rayo, Celta, Depor, Levante, Zaragoza, Osasuna, Granada… incluso Real Sociedad son muy flojos cuando juegan fuera, pero con sacar adelante los partidos de casa contra ese mismo grupo de 10-12 equipos flojos les basta para sobrevivir. Si nosotros no somos capaces de hacer lo mismo porque salimos a San Mamés con la torrija tras haber jugado en Europa lo vamos a pasar mal.

    De alguna manera hay que regenerar la ilusión en el ambiente y la directiva en este sentido ni está ni se la espera. Es como asomarse a un pozo y gritar “¿Hay alguien ahí?” y que no le conteste a uno ni su propio eco. En mi opinión habría que introducir en el equipo gente que irradie ganas e ilusión. Yo por ejemplo mantendría a Castillo que le está echando ganas, y metía de inmediato a Ekiza por el sobrevaloradísimo Amorebieta. Bueno en realidad a Amorebieta yo lo mandaba a Rusia ya en diciembre, para que vaya aclimatándose al gélido clima de los Urales, no sea que le termine pasando lo mismo que a las tropas de Napoleón. Y luego una vez allí que decida alguna actividad favorita para sus ratos libres: Patinaje sobre hielo, esquí de fondo con la cantimplora llena de vodka… al menos un par de cosas ya se pueden hacer por esos lares. La vuelta de Herrera también puede funcionar como revulsivo, es un jugador con muchas ganas e ilusión y que puede tirar del grupo si supera los problemas físicos. Y paralelamente hay que seguir contando con Galarreta, eso sí, con cierta mesura, porque el chaval no tiene aún cuerpo para la alta competición y si le metemos caña a saco nos lo vamos a cargar, igual que se han cargado a Canales ya por lo menos 4 o 5 veces.

    En fin lo dicho, toca apartar a Llorente durante todo el año y empezar a regenerar la ilusión con lo que tenemos, que no es poco. Y dentro de un par de meses podremos recalcular nuestros objetivos, una vez visto nuestro verdadero potencial.

    Saludos del Tigre.

  3. A pesar que en este club todo se dimensiona cuantas veces habra pasado cosas parecidas , por otro lado ya es hora que un entrenador exiga a todos por igual pero claro si al echo en si se mira la tabla de clasificacion pues todo se dimensiona

  4. Lo de ayer me parece que tiene más trasfondo que la mera expulsión de LLorente. Echar toda la culpa al jugador, no lo comparto en absoluto.
    Da la sensación de que existe un clima muy deprimido en el equipo, tanto físico como mental. Es tarea del entrenador evitarlo y crear otra dinámica.
    Pero aparentemente el agujero negro del Athletic parece agrandarse cada día.
    Algunos dicen que hay que apartar a Llorente, aspecto del que discrepo radicalmente. Quizá convenga plantearse en serio si el ciclo de Bielsa se está extinguiendo, a la vista de lo que sucede en el campo y en los entrenamientos.
    El futbol implica tambien un estado de ánimo, y ahora está hundido.

  5. A mi me parece muy precipitado dar ya por concluido el ciclo de Bielsa, siempre ojo, con la información de que disponemos, si hay algo más por debajo entonces ya no digo nada.

    Creo que el bajón del equipo tiene evidentemente mucho más que ver con las ausencias de jugadores y el espiritu derrotista de la gente, me parece muy precipitado pensar que los métodos de Bielsa ya no son válidos.

    Nos han quitado a Javi Martinez, Llorente… Herrera no ha podido jugar aún, Muniain ha vuelto fatal de la olimpiada, algo similar Amorebieta.

    Si lo pensamos, a nivel de calidad el sopapo a la plantilla ha sido impresionante, lo cual no es eximente para reconocer que muchas de las decisiones del técnico han sido equivocadas.

    Saludos

  6. TIGRE, te parecen pocos datos ver el partido del otro dia?????
    Estoy de acuerdo contigo respecto a LLORENTE, pero si decides como han hecho contar deportivamente con él, lo que no puedes hacer es infrautilizarlo!!!!! el vestuario está roto y hubiese ayudado más apartarlo coherentemente desde agosto!!!!!
    A partir de ahi ya estoy hasta los huevos del discurso del loco de que soy culpable porque no he conseguido reactivar esto y lo otro…… evidente que la liga española es de un nivel tan escaso que no deberiamos tener miedo a descender, pero la situacion del vestuario es INSOSTENIBLE. Si esta semana no cumplimos el expediente– hablamos de dos patxangas– sera inevitable pedir un cambio de rumbo RADICAL….

    • Totalmente de acuerdo con El Tigre. No veo porque no tenemos que tener paciencia. Veo donde ahora flojeamos mañana pueden ser los que marquen la diferencia, y más, habiéndolo hecho antes.
      Hablar de márgenes de confianza, de plazos…ponerle tiempo al tiempo, me parece precipitado y contraproducente.
      Hay más ruido que marejada, a mi modo de ver, todo se magnifica… que la desesperación que algunos tienen en el entorno no se contagie a quienes tienen que pensar fríamente.
      AUPA ATHLETIC ORAIN ETA BETI!!!

  7. GORI, las vias de agua hay que atajarlas con tiempo, no cuando la nave se hunde sin remedio. Para mi esta semana es definitiva, y no hablo de resultados eh, si contra estos dos rivales de quinta no se tiene una minima entereza en defensa es que el barco va a la deriva y habrá que exigir responsabilidad.

    • Eguerdin On Michelle y resto de ATHLETICZALES!
      Por supuesto que hay que atajar las vías de agua, por supuesto también que hay que pensar en el futuro y cómo no habrá que pedir responsabilidades. Cómo no voy a estar de acuerdo contigo en esto que planteas?
      El asunto clave es, TIEMPO. Esto es lo que necesitamos. Alguno dirá, es que no lo hay. Yo no lo veo así. Me lanzo a la piscina, aunque ahora haya poca agua. Me voy a tirar más horizontalmente para no hacerme tanto daño.
      Aún perdiendo en las dos próximas salidas de EL (Praga y Lyon 25-10-12) tendremos opciones de clasificarnos (después, dos partidos en casa y fuera contra los Israelís) y 3 partidos de Liga en Octubre (Osasuna y Getafe en casa, salida a Valencia en medio) donde a poco que juguemos un algo y mantengamos la agresividad y concentración que contra el Málaga, sacaremos puntos fijo. Hace ya tiempo que no jugamos patxangas, años 80 de Clemente, donde había partidos, en casa hablo, al cabo del año que ganábamos con la minga!
      Tu bien sabes o deberías saber, que si el ATHLETIC no juega al 100% en agresividad y concentración, nos gana, por ejemplo, el Moraza, con Bielsa, con Caparros, con Valverde, con Clemente, con Mané, con quien quieras…siempre ha sido el A y el B de nuestro juego, por lo menos en los últimos 30 años que es lo que yo conozco.
      Ojo, no echo balones fuera, ahora lo que necesitamos, además del A y el B, es algo de lo que todos o casi todos los que opinamos en esta web de JCL, han o hemos propuesto, cada uno con su forma/táctica o como queramos llamarle, por lo tanto, no descubro nada, y es:
      1- Elección y juego de los centrales.
      2- Salida y circulación del balón más clara y rápida. Es decir, que no implique aumento de distancias entre líneas y fallecimiento por inanición de nuestros extremos.
      3- Recuperación de lesionados y mejoría en nuestra preparación Física.
      El responsable de todo esto el DT Bielsa, por supuesto. En mi opinión, no es tiempo de destituciones y sí de pensar frío. Veo que con trabajo y tiempo serán capaces de darles la vuelta tanto el DT como el equipo a esta situación para algunos desesperada, porque saben y porque pueden.
      Disculpas por la txapa.
      AUPA ATHLETIC!!!