Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Los goles de Aduriz le han dado diez puntos al Athletic




El aficionado del Athletic se pregunta dónde estaría ahora mismo su equipo de no contar con Aritz Aduriz y se felicita al mismo tiempo por el extraordinario acierto que ha supuesto su fichaje. Lo cierto es que la respuesta a su pregunta no le gustaría nada; Aduriz y sus goles han determinado todas las victorias del equipo y han servido para sumar diez de los once puntos que cuenta ahora mismo el Athletic en su casillero. El que resta lo sumó gracias a un empate sin goles ante el Málaga. Aduriz se ha dado incluso el lujo de marcar dos goles que a la postre no sirvieron para nada: los que anotó ante el Valencia, anulados por el efecto perverso de los patéticos minutos que jugó el equipo a partir de la expulsión de Herrera en Mestalla.

Es cierto que el fútbol no es una ciencia exacta y que a lo mejor, de no estar Aduriz, hubieran sido otros los encargados de anotar, porque tampoco hubiera sido normal que el Athletic se quedara tantos partidos sin marcar un solo gol, pero estos son los hechos y los números dicen que el delantero del Antiguo ha marcado ocho de los catorce goles que ha conseguido el Athletic en las diez primeras jornadas de Liga, el 57 por ciento. San José es el segundo artillero, con tres dianas que no sirvieron para nada, puesto que el defensa anotó dos veces en la derrota contra el Betis y una ante el Getafe, partido saldado también con derrota. De Marcos, Llorente y Susaeta se reparten los tres goles restantes de la pobre estadística rojiblanca.

Otro dato curioso: salvo los ya comentados partidos ante el Betis y el Getafe, en los que el Athletic marcó aunque perdió, en el resto, cuando Aduriz no ha anotado el equipo se ha quedado a cero. Ocurrió en el Calderón, Anoeta y en San Mamés ante el Málaga.

Más curiosidades: Aduriz ha jugado solo cinco partidos completos: contra el Atlético de Madrid, la Real y el Getafe en los que se quedó sin marcar, y contra el Valladolid y Espanyol, a los que metió uno y dos goles respectivamente. Le bastaron 70 minutos en cada uno de los otros tres partidos en los que ha visto puerta para anotar cinco goles.

En la competición internacional no ha estado tan afortunado puesto que, de momento, solo ha sumado dos goles, ambos marcados en la goleada que se llevó el Helsinki en la ronda previa. En la liguilla de la UEL, Aduriz permanece inédito en su faceta goleadora.

La trayectoria profesional de Aduriz pone de manifiesto lo voluble que puede llegar a ser el criterio de los técnicos o los altibajos que puede sufrir un futbolista en su recorrido. Estar en el sitio preciso en el momento oportuno es una de las claves del éxito en este oficio y al donostiarra le costó en su día conseguir ese doble acierto. Después de su aprendizaje en el Bilbao Athletic, al que llegó tras un año cedido en el Aurrera de Vitoria, Aduriz llegó a jugar tres partidos en el Athletic de Heynckes, pero no acabó de convencer al técnico alemán, como tampoco llamó la atención de su sucesor en el banquillo, Ernesto Valverde, cuya llegada al primer equipo coincidió con la salida del delantero hacia el Burgos que entonces militaba en Segunda B. Los dieciseis goles que marcó en el equipo castellano no debieron ser suficientes para que Lezama rectificara un criterio que apuntaba a otra apuesta, pero sí que decidieron al Valladolid, entonces en Segunda A, a hacerse con los servicios de un goleador que les dio veinte tantos en temporada y media. Y es que mediado su segundo curso en Pucela, aquel Athletic agobiado por las urgencias de la clasificación, sí se acordó del chaval que había dejado marchar tres años antes. El resto de su trayectoria, incluido alguno de los capítulos más oscuros de la historia reciente del Athletic, es suficientemente conocida por lo cercana.

Tras su paso por Mallorca y Valencia, el Athletic ha recuperado un futbolista veterano que ha ganado con el tiempo y que todavía está lejos del inicio de su declive. Por su propia personalidad y por la experiencia que acumula, tanto futbolística como vital, Aritz Aduriz se ha convertido en un referente que debería asumir el liderazgo de un grupo que en demasiadas ocasiones tiene comportamientos más parecidos a los de un equipo de juveniles que los que se le suponen a unos profesionales de Primera División.

Es probable que otro con menos poso vital hubiera sucumbido en el escenario que se ha encontrado Aduriz en su segundo regreso al Athletic. No tiene que ser fácil para un delantero que ha marcado ocho goles en diez partidos, ejercer el papel de sujeto pasivo de una polémica ajena pero que le salpica de lleno. A base de eficacia y trabajo en el campo, ya se ha ganado la consideración de delantero centro titular, pero no ha logrado  evitar que todavía queden  recalcitrantes que insistan en la teoría de que ese puesto puede ser compartido, aunque eso signifique que el técnico tenga que adoptar un esquema táctico que ha aborrecido a lo largo de toda su carrera.

Pero los hechos son los que son y las ovaciones que San Mamés ha dedicado a Aduriz en las últimas jornadas ponen de manifiesto que la afición ya lo ha adoptado como su delantero centro indiscutible, por encima de disquisiciones teóricas, tanto las alumbradas de buena fe, como las agitadas torticeramente. Ya va siendo hora de que el delantero centro del Athletic sea protagonista por sus goles y no por las cifras de su contrato.

Share This:

4 Comentarios

  1. Evidentemente Aduriz es la mejor noticia del athletic esta temporada, y sorprende que todos esos casandros que todo lo ven y todo lo veían venir nunca, ni siquiera en verano, le dieran la más mínima bolilla a esta apuesta acertadísima de la directiva del athletic. Dicho lo cual, resulta curioso que Adúriz sea un delantero de excesos: o enchufa 2 goles o no moja. Esto ya se vio en su pasada época entre 2004 y 2008, y este año, por no perder las costumbres, ha marcado 10 goles repartidos en sólo 6 partidos. Evidentemente no es un goleador regular, pero bendita irreguralidad para un equipo también excesivo en defensa como el nuestro que necesita 2 ó 3 goles a favor porque recibirá otros tantos. En fin…

    Y una última cosa: ¿Qué habría sido de Llorente si Caparrós no le hubiese aventado la competencia en 2008? Ahora que Aduriz ha marcado en un cuarto de liga la mitad de goles que él viene marcando en temporadas enteras, y en un equipo en depresión, queda claro que lo de llorente era más marketing que otra cosa, siendo la otra cosa considerable, dicho sea de paso. Entre el cuervo y el águila, el athletic eligió criar al cuervo. Menos mal que el Ulises de Donosti siempre quiso regresar a casa. Saludos!

  2. No puedo estar más de acuerdo, Juan Carlos. He reconocido en muchas ocasiones mi debilidad por Aritz Aduriz, incluso en la tertulia de los lunes que compartimos en Onda Cero. Aduriz representa la esencia de lo que debe un jugador del Athletic: implicación con la camiseta, esfuerzo, coraje y amor propio. Vamos, un “guipuzcoano” que da la imagen -para mi gusto- de los valores de nuestro club palmariamente mejor que muchos “vizcaínos” u otros que, sin serlo, se han formado en nuestra casa desde niños y parece que en tantos años no han aprendido casi nada de lo que ha sido y es el Athletic en su centenaria trayectoria. Y los guarismos que está alcanzando esta temporada son fantásticos mas, por desgracia, de difícil continuidad.

    Aritz es el ejemplo vivo de los problemas oftalmológicos que han padecido algunos empleados del club a lo largo de la historia -más de los deseables- cuya labor era descubrir y/o repescar talentos. Algún día comentaremos cómo llegó Javi Martínez al Athletic y quién fue el que lo recomendó a Fernando Lamikiz hasta el aburrimiento; ningún miembro del staff técnico, puedo asegurarlo.

    La “adurizdependencia” de esta temporada me suena, sí, a la “llorentedependencia” de la pasada (29 goles metió el riojano en las diferentes competiciones), registros fantásticos en sí mismos, de un lado, y preocupantes por otro, en el sentido “preocupante” que tiene la coletilla “dependencia” en un deporte de equipo. En fin…que mientras sigamos teniendo a nuestros Susaeta, De Marcos, Muniaín, Herrera y compañía con la pólvora mojada, bendito sea Dios…

  3. el Ulises de Donosti, el cuervo y el águila … vaya nivel tenemos hoy por aquí.

  4. Abandonemos lo accesorio mesedez!!!! aqui la clave radica en preguntarnos donde demonios estariamos si el profeta que nos guia hubiese tenido el poder de decisión. Pies como el dijo al escalificar el fitxaje del club, estariamos ya en SEGUNDA DIVISION, porque ese es el resumen de este año: que la junta salvó todo al moverse rápido y traer a aritz. Cada vez que recuerdo que nos dirige un tipo que no priorizaba esa adquisicion deportiva las neuronas como escarpias!!!!!!