Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Los mismos



Los mismos que admitían como lo más natural del mundo que Laporte se fuera al City mediante el pago de la cláusula, son los que se escandalizan porque el Athletic ha hecho efectiva la cláusula de Iñigo Martínez.

Los mismos a los que les pareció muy procedente que el City se llevara a Laporte a tres días del cierre del mercado de invierno, ven con malos ojos que el Athletic se lleve a Iñigo Martínez a falta de dos días para el cierre del mercado de invierno.

Los mismos que critican a Urrutia por fichar a Iñigo Martínez, le hubieran criticado por no ficharle

Los mismos que dicen que el Athletic es un club más, como otro cualquiera, son los que ponen cláusulas antiAthletic a sus jugadores.

Los mismos que acusaban a Urrutia del delito de estar dos años sin fichar, le reprochan ahora un fichaje

Los mismos a los que les pareció simpatiquísima la imagen de los amigos de Illarra en la presentación del jugador en el palco del Bernabéu, ven el infierno en la sala de prensa de San Mamés.

Los mismos que reprochaban a Urrutia el tener el dinero en el banco, están muy preocupados porque ahora ha puesto 32 millones en el campo.

Los mismos que besan un escudo, besan otro y hasta un tercero si hiciera falta y les pagaran.

Los mismos que asumían como un fenómeno meteorológico la salida de Iñigo Martínez a Barcelona este verano, braman ahora por la salida de Iñigo Martínez al Athletic.

Los mismos que señalaban a Urrutia por su lentitud y falta de arrojo en la negociación por Mikel Merino, son los que le censuran por cerrar el fichaje de Iñigo Martínez en veinticuatro horas.

Los mismos que en cuanto el equipo pierde tres partidos seguidos ponen en cuestión la filosofía del club, temen que los cimientos de la institución se tambaleen por un fichaje.

Los mismos que reprochaban a Urrutia no haber sabido amarrar a tiempo a Kepa, le censuran ahora por firmar un contrato de larga duración a Williams.

Los mismos a los que les parece lo más natural del mundo que los dueños del City o del Bayern no llamen a Urrutia, sostienen que Urrutia debió llamar a Aperribay.

Los mismos que hace un mes exigían refuerzos con urgencia, añoran ahora el trabajo paciente con la cantera.

Los mismos que juran amores eternos y fidelidad son los que si te he visto no me acuerdo.

Los mismos que se quejan cuando uno más grande les pisa, pisan sin remilgos al primero más pequeño que se cruza en su camino; y así sucesivamente.

Los mismos que apelamos a los viejos buenos tiempos, te decimos que los tiempos han cambiado y que la vida es así, qué le vamos a hacer.

Los Mismos: trío melódico de cierto éxito en la década de los 60. Disfruten.

 

Share This:

Un comentario

  1. Me da pena que un post tan bueno no tenga ningún comentario a pesar de que se está compartiendo por las redes sociales y foros.

    Saludos Juan Carlos