Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Muniain, la peor noticia



Iker Muniain ya se dio cuenta de que la lesión podría ser grave en el momento mismo en el que la sufrió

Iker Muniain ya se dio cuenta de que la lesión podría ser grave en el momento mismo en el que la sufrió

Rotura del ligamento cruzado anterior de la rodilla izquierda. El diagnóstico es demoledor. Iker Muniain ha recibido la peor noticia que podía temer, la que le anuncia una de las lesiones más graves y, por lo tanto, de más largo periodo de inactividad, que un futbolista puede sufrir. Tiene medio año por delante de dura rehabilitación, de trabajo en solitario con los fisios y los masajistas. Mañanas enteras metido en la enfermería, viendo cómo sus compañeros abandonan el vestuario camino del entrenamiento mientras él se tumba en la camilla. Domingos de fútbol en televisión o en la grada, impotente para ayudar al equipo sobre el césped. Las muletas serán las compañeras inseparables de Iker las próximas semanas.

A corto plazo Muniain se pierde la final de Copa, que ya es mucho perder. Ahora mismo el consuelo es imposible porque como profesional esa final era una de las metas con las que siempre habrá soñado. Claro que a sus 22 años, el navarro las ha visto de todos los colores en esto del fútbol y ya tiene unas cuantas finales en su palmarés. A su edad ya ha vivido en el fútbol lo que otros no conseguirán en toda su carrera. Y, precisamente por su edad, Muniain debe pensar ahora que todavía le queda por delante toda una vida como futbolista y que tendrá la oportunidad de jugar más finales, de ganar y perder partidos decisivos, de llorar de alegría y de tristeza.

Cuando el desconsuelo toma cuerpo en un futbolista es el momento de hacerse más fuerte y pensar en positivo. Las lesiones son la peor parte del oficio, pero están ahí, de mayor o menor gravedad  y pocos las pueden evitar. A Muniain le bastará con echar un vistazo al vestuario para comprobar que antes que él ha habido otros compañeros en su situación. Encontrará pronto a Gurpegi, que es el ejemplo de superación en el que ahora mismo debe mirarse y que deberá tener muy presente en los momentos de flaqueza, de soledad, cuando el calendario sea una sucesión de monótonos días grises, cuando le parezca que las manecillas del reloj no se mueven y que la rodilla le sigue doliendo igual.

Las lesiones son parte del oficio y también son fuente de enseñanza. Seguro que en el próximo mes de octubre, que tan lejos se ve ahora pero que llegará antes de que nos demos cuenta, cuando Muniain reaparezca en el césped de San Mamés, será otro futbolista, más maduro, más hecho, y seguirá siendo un chaval de 22 años, con toda la carrera por delante. En los momentos más duros se comprueba de qué pasta están hechas las personas y seguro que Iker está hecho de esa pasta especial de los elegidos.

Share This:

2 Comentarios

  1. Aupa, es un placer leer tu blog. Ya los siento por Muniain, ahora que se encontraba a sí mismo y mejoraba su juego. Yo quisiera saber si los deportistas se recuperan totalmente de la lesión de ligamentos cruzados, o sea, si el año que viene seguirá su progresión. Y si el hecho se romperse una rodilla implica mayores posibilidades de romper la otra.

  2. Por muy difícil que pueda parecer, hay que darle la vuelta a esto, sí o sí.
    Hoy todo lo vemos negro. He apagado la TV y se me han quitado las ganas de casi todo cuando he oído la noticia. El jugador, la persona, como bien dices JCL, ha de extraer lo positivo y desgraciadamente vivir otra experiencia del deporte, la lesión y su recuperación. Aunque Iker Muniain, quizás, hoy no lo crea, puede hacer mucho para ayudar al equipo. Su carácter y forma de ser seguro que le ayuda a él y a sus compañeros.
    Pero no sólo él tiene deberes. No sirven de nada ni las excusas, ni lloriqueos, ni lamentaciones. A partir de mañana sus compañeros, cuerpo técnico, directiva, prensa y afición ha de servirnos para hacer al equipo más fuerte, para que cada uno de los compañeros den un paso adelante, para que el mister pueda probar soluciones, para trabajar la final con más ganas y rabia, para conseguir 10.000 entradas más, para animar más al equipo. Para GANAR la final!!!
    Mucho ánimo Iker!!! Paciencia y cree en ti mismo más que nunca!!!
    AUPA ATHLETIC!!!