Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Noche de despedidas



[sliders id=”267″]

San Mamés se despidió de Europa y Llorente del Athletic o, mejor dicho, la afición rojiblanca despidió a Llorente con cajas destempladas, dejándole claro que no quiere volver a verle. Fue una noche de despedidas la del jueves en la catedral. Triste, como lo son todos los adioses y más penosa todavía por el poco fútbol  y el mal ambiente generado en torno a quien portó el brazalete de capitán. Está visto que uno nunca puede decir que ya lo ha visto todo.

El partido contra el Sparta, sin nada en juego, fue el telón de fondo sobre el que se desarrollaron otros acontecimientos ajenos al choque. Estaba por ver cómo se desenvolvían algunas novedades que presentaba Bielsa, como la posición de Toquero en el lateral derecho, el comportamiento de la pareja de centrales Ramalho-Laporte o el ensayo de San José como medio centro de cara al partido del próximo domingo, en el que no estará el titular Iturraspe. Y estaba por ver la reacción del público a la última intervención pública de Llorente.

Pues bien, si alguien tenía alguna duda, el delantero consiguió disiparla con sus manifestaciones antes los medios de comunicación. Llorente ha conseguido la práctica unanimidad de la grada. Cuando la megafonía anunció su nombre la pitada fue general, contundente, sin paliativos, desde todos los sectores del campo.  San Mamés llegó a silbarle cuando protagonizó una jugada de cierto peligro en el área checa en los primeros minutos. Luego la censura se centró en el fondo norte mientras el resto del campo prefiró callar, probablemente por no continuar perjudicando al equipo pero, a diferencia de anteriores ocasiones, los silbidos y los cánticos de los más contumaces no fueron acallados por los aplausos de los sectores más moderados; esta vez el resto de las tribunas dejó hacer a los de detrás de la portería; su silencio sirvió de altavoz a la censura.

Bielsa retiró a Llorente en el descanso y el público se centró más en un partido anodino, opaco lo definió el técnico, en el que apenas se registraron un par de jugadas dignas de mención. El Sparta se presentó en San Mamés con solo cuatro de los titulares que ganaron al Athletic en la ida y sus únicos síntomas de peligrosidad corrieron a cargo de Kweuke, más por el manejo de sus codos que por su fútbol, todo hay que decirlo. Aymeric Laporte puede contar algo al respecto.

Fue Laporte precisamente el jugador más destacado del Athletic. El central demostró calidad técnica en su pierna izquierda, criterio en situaciones que exigían tomar decisiones y contundencia en el marcaje. Acabó ganándose el aplauso de la grada, tanto por su trabajo como porque la grada estaba en plan plebiscitario y cuando se pone en ese plan ya sabemos que los aplausos a un jugador determinado pueden interpretarse como censuras a otro. De un tiempo a esta parte, la grada de San Mamés está mosqueada con algunos de sus chicos. Los merecidos aplausos a Laporte llevaban implícito un recadito a Amorebieta, otro que confunde valor y precio, lo mismo que alguna ovación exagerada al guardameta Raúl tenía también un segundo destinatario que estaba sentado en el banquillo.

Hubo mucha música de viento en los primeros compases del partido, pero el silencio fue ganando terreno a medida que transcurrían los minutos y Llorente se borraba del partido. San José, que empezó con ganas de hacerse con su nuevo puesto, se fue diluyendo, el balón se atascó en el centro del campo porque Iturraspe no estaba en su sitio y Muniain directamente no estaba. Por las bandas Ismael López volvió a estar muy lejos del futbolista que ilusionó en los primeros compases de la temporada e Igor Martínez no tuvo continuidad. Toquero jugó solo el primer tiempo y explicó lo acertado que estuvo Bielsa no alineándole como lateral en Barcelona que reclamaban algunos.

Después del descanso, ya sin Llorente y con Morán, Peña y Aduriz en el campo, el partido se elevó un poquito. Bielsa recompuso la defensa con Ramalho en el lateral derecho, San José de central y Morán por delante. Durante los primeros minutos del ensayo el equipo pareció debilitado por los cambios, pero en cuanto los recién llegados le tomaron el aire al partido el Athletic volvió a hacerse con el control. Aduriz protagonizó la única jugada del partido digna de aplauso, pero no fue suficiente para desequilibrar el marcador más previsible en un choque de las características del de anoche.

El aficionado se fue del campo con la ilusión de haber visto a un nuevo central para el Athletic. Mejor tomarse las cosas con calma. Aymeric Laporte apunta muy buenas maneras pero sigue siendo un chico de dieciocho años en pleno proceso de aprendizaje. Habrá que verle en partidos de mayor exigencia, cuando los rivales usen algo más que los codos. El chaval tiene muy buena pinta porque además parece sensato en el campo, una virtud que últimamente se echa de menos en su puesto.

El partido deja abierto ese interrogante que los del fondo norte repiten a modo de mantra: “y Llorente ¿qué?”. Insistir en hacer pasar como normal lo que no lo es, no conduce a nada bueno. Ahora mismo la presencia del delantero en el equipo o en el banquillo solo provoca un malestar y un desequilibrio que no compensa su nulo rendimiento en el campo. La perspectiva de prolongar esta situación hasta el final de temporada constituye una seria amenaza para la estabilidad del equipo y del entorno. La experiencia de estos últimos meses es lo suficientemente esclarecedora como para admitir que no fue una buena idea mantener a Llorente como uno más porque está claro que no lo es. Si San Mamés censura al que lleva el brazalete de capitán del Athletic está claro que las cosas no se están haciendo bien.

Reportaje gráfico: MITXI

Share This:

15 Comentarios

  1. Con vuestro permiso, esta es mi despedida de alguien a quien quiero olvidar pronto. Es una triste historia que deseo que no tarde mucho en no ser más que una anécdota sin importancia. Seguramente es demasiado larga pero no sabía cómo acortarla más. Pido perdón por ello.
    —————————————-

    Tengo un amigo y tenía una amiga que eran pareja. Él es un tipo tradicional y moderno a la vez, abierto, conocedor del mundo y también muy enraizado en las costumbres de su pueblo. Es próspero, ahorrador, trabajador y, sobre todo, es muy querido en su tierra y también por muchos que no la han pisado nunca. Ella, que vivía en un país vecino, le conoció cuando aún era una chiquilla y su relación con él le sirvió para crecer, para conocer mundo y hacer en la vida lo que le gustaba. Se fue a vivir con él. Él la ayudó a tener éxito, la acogió y la trató con amor y con respeto. Ella creció en el entorno de él, donde se enriqueció material e intelectualmente, y parecía que estaba integrada y orgullosa de estarlo, hasta el punto de ser considerada una más del pueblo. Él disfrutaba con ello, se enorgullecía de la progresión de ella, tuvo muchísima paciencia y nunca reparó en gastos para que ella estuviera contenta y viviera lo mejor posible. Tampoco le puso nunca trabas para que se sintiera de su país de origen: ella siempre pudo elegir con quién estar y de dónde sentirse. Y lo mejor de todo: se querían.

    El tiempo pasó. Ella maduró, al menos en apariencia. Seguían muy unidos y parecía que esta pareja no iba a separarse nunca. Eran la envidia del mundo. Ella era una mujer deseada pero todos pensaban que el amor de ella era él y solo él. Hasta que un día, hace unos años, ella me reveló que creía que ya no quería tanto a mi amigo. Que había conocido a otra gente que la deslumbraba con su opulencia y su exhibición de lujo, que estaba confusa y no sabía si era solo capricho, deseo… o amor. Yo le dije que tenía que ser sincera y hablar de ello con mi amigo. Hurgué en su conciencia y tuvo que reconocerme que en realidad tenía miedo de perder su nivel social, de ser rechazada por la cuadrilla de amigos de siempre, de dejar de disfrutar de la vida regalada que llevaba sin saber muy bien qué le depararía el futuro. Yo le insistí en que fuera honesta y le dijera a mi amigo la verdad, para mí evidente: que había dejado de quererlo.

    Al cabo de un tiempo mi amigo me confesó su preocupación por la relación con su compañera. Sospechaba que ella no le quería como antes e intentaba desesperadamente retenerla consigo. La envolvía en regalos y le ofrecía lujos. Ella salía a conocer mundo y se relacionaba con nuevas amistades más glamourosas, ricas y famosas, extranjeras en su mayoría. Mi amigo quería retenerla a su lado pero nunca contra la voluntad de ella. Solo le pidió que si le dejaba algún día, fuera ella la que dijera públicamente que quería terminar la relación y al menos le devolviera una parte de lo que él le había dado. Y los dos estuvieron de acuerdo.

    Ella cada vez se mostraba más distante de todos nosotros, su pareja y sus amigos. Se alejó de la cuadrilla, de nuestro pueblo, que era el suyo, y empezó a salir con gente de otros sitios que ella consideraba mejores que nosotros. Al final, una noche en que estábamos cenando los amigos de siempre, ella se presentó y se sentó a la mesa con nosotros, después de meses sin dignarse a aparecer. Y nos dijo a todos con voz bien alta y clara que iba a dejar a mi amigo y se marchaba a otro lugar, que la culpa era en gran parte nuestra por haber hablado mal de ella y porque algunos de nosotros no la habíamos aceptado nunca. Añadió que, hiciera lo que hiciera mi amigo, la decisión estaba tomada y que se iba a divorciar pero no con las condiciones que habían establecido ambos hacía unos años, sino con las que ella imponía ahora, que eran marcharse sin dejarle a él nada. Esperaría el tiempo que hiciera falta hasta que él le concediera el divorcio y se iría rica a hacerse más rica aún.

    Nuestra relación terminó allí mismo. En realidad, ya hacía tiempo que había terminado, solo que pretendíamos no saberlo. Mi amigo se quedó abatido, pero fiel a su palabra y sin perder ni un ápice de su dignidad. Ella era libre de marcharse y de hacerlo sin dejarle nada de lo que él le había dado, pero solo marcharía cuando hubiera resuelto todos los trámites legales que fueran necesarios. Sin gritos, sin histerias, pero sin amor, ni siquiera aprecio.

    Yo sé que mi amigo obró siempre de buena fe y, además, por mucho que ella haya intentado desprestigiarlo a nuestros ojos y a los del nuevo mundo de ella, él es un tío auténtico, un amigo de sus amigos, un frontera. Se mantiene como siempre, tradicional y moderno, amante de su tierra y enamorado del mundo. Y legal. Y por encima de todo, honrado. Mi ex-amiga, en cambio, ha sido deshonesta, mentirosa y desleal. Y además, ahora se relaciona con pijos, millonarios prematuros e insustanciales, famosos de peluquería que viven al amparo de hampones, adinerados fraudulentos y evasores de pasado oscuro y futuro inquietante. Aunque, a decir verdad, ya no me interesa ni dónde vive ni a quien ama, si es que alguna vez supo lo que era el amor.

    Sé que en el futuro, y no será muy lejano, mi amigo la verá salir una madrugada de un lujoso cabaret, rica y famosa pero sola, fané y descangayada. Aunque en esta ocasión, a diferencia del tango, mi amigo no se mamará bien mamao pa’ no pensar… porque ya la habrá olvidado mucho antes.

    • “La escritura es la pintura de la voz”.

      Voltaire.

      Muy sentido el relato, le has dado un toque de arte al foro.

      Gracias.

  2. Por destacar algo positivo, además de lo de Aymeric, que demuestra que se puede pasar del Baskonia (o sea, prácticamente un juvenil aunque dispute partidos en tercera) al primer equipo siempre que se haga con cordura, me gustaron algunas de las cosas que vi de Toquero en el lateral. Evidentemente hay mucho que pulir, pero no me disgustó.

    Sobre el 9, absolutamente de acuerdo. No pasa nada por deshacer lo andado, por reconocer que la decisión no fue la correcta. Quien toma decisiones se puede equivocar. En este caso, además, nadie preveía que el jugador preferiría devaluarse y pasar una temporada en blanco. Pero en caso de empeñarse en que el camino adoptado es el correcto se corre el riesgo de caer en un inmovilismo y cerrazón que no nos llevan a nada. No seamos talibanes de un gure estiloa que nadie sabe definir.

  3. La noche más triste que se ha vivido en bilbo en muchos años a mi entender. La catedral no merecía este a dios europeo, pero que le vamos a hacer……
    Más alla de las tiranteces naturales que pueden surgir en este tipo de foros, y ya he reconocido en alguna ocasion que MICHELLE anda demasiado irascible ultimamente, felicito a ENDIKA por su esfuerzo a la hora de comunicar su punto d e vista. Básicamente creo que casi todos aquí coincidimos en la genesis de la traición. Sin embargo reflexiona sobre tu metafora transformando los personajes. Ese casero majisimo no pudo resistir la tentacion de enamorarse de una bellisima e inteligente extranjera que, de entrada lo enriqueció a todos los niveles, pero la vida en el caserio no era para ella y no tardó en volar de nuevo hacía su tierra de origen. Ahora el casero deberá volver al baile del pueblo a buscar, pero ya no será tan sencillo como antes, las virtudes de la extranjera, y también sus defectos son dificiles de olvidar…..
    ¿Quien es la extranjera? pues la que nos ha vuelto majaras a todos ultimamente, porque sinceramente, lo de tokero ayer es una soberana jilipollez!!!!!

  4. Se destaca a Laporte…..

    pero tengo entendido que está pidiendo ya un contrato semiprofesional (por parte de quien la representa), ejerciendo presión al club, para decir que tiene que dar el salto al B.A……..

    No sé, pero me empieza a oler mal….niños pidiendo cosas cuando todavía on son nadie en el mundo del fútbol….

    Por ahí se empieza…..y luego mal se acaba…

    Si Amorebieta no acepta la oferta, fuera…..y si este chaval se sube a las barbas….fuera también…..

    Gente noble y que luche por el bien del club…..

    • Muy interesante tu comentario Scasi.

      Que desastre con todo esto de las renovaciones, contratos y expectativas de los jugadores. Se ha perdido totalmente el rumbo en este deporte, y al final, hasta los marxistas te hablan de las reglas del mercado.- (es broma 😉 )

      Por cierto, me llama la atención como supiste esa información. Las negociaciones es mejor tenerlas en privado, para no desgastar la imagen de ambas partes… lo ideal es que solo se haga público cuando se haya llegado a un acuerdo final.

      El muchacho, al igual que Jonas, me parecen jugadores muy interesantes.

      Los que si no me llamaron ayer mucho la atención, fueron Peña y Moran, aunque es evidente que están aun en formación y es normal que tenga un partido muy bueno y otro intrascendente.

      Un tema que me preocupa, y mucho, es lo apagado que esta Muniain. Ha perdido la explosividad y la capacidad de desequilibrio que tenia la temporada pasada.

      Saludos.

  5. SCASI, que no es nadie?????? yo no he visto un central de esa calidad en san mames desde hace muchos años!!!! desde luego amorebieta no le llegaba a la rodilla a su edad. A ver si espabilamos, si se quiere algo hay que pagarlo. Lo que no puede ser es tratar igual a jonas que a aymeric.
    Contrato semiprofesional?????? no me hagas reir, este txaval debía tener un contrato profesional YA, después vendrán los lloros y lamentos……

  6. Gustavo, moran en el futbol actual lo tiene muy muy crudo, de ahi mi enfado por la marcha de BIELSA, reconozco que para este tipo de jugador, que actualmente no es un caso aislado en lezama, les vendría d e perlas su presencia.
    EL tema LAPORTE es publico desde que llegó al athletik, ese txaval tiene un nivel altisimo y lo tenemos de milagro. No te creas que amntener en la cantera a un jugador d e ese nivel sale gratis. Ya tiene un contrato profesional firmado sujeto a que juegue un número de partidos determinados en el primer equipo, y más nos vale que lo haga cuanto antes, porque estando como está en el escaparate internacional habitualmente no le van a faltar ofertas…. pero claro, otro EUSKALDUN de nacimiento mataría antes de irse no te jode!!!!! es que más de uno debería releer a MARX, que no ovides es un defensor acerrimo del proceso productivo.
    Humore ona betirako gustavo

  7. A mí, Michelle y Gustavo, lo que me preocupa es que estos dos NIÑOS Jonas y Aymeric….
    en sendas entrevistas….
    preguntados a cuál sería su sueño de futbolista…..
    jonás contesta que jugar en UN GRANDE…
    Y aymeric, en un grande tipo Madrid, Barça, Chelsea……

    Esto es lo que queremos…..jugadores que aún no siendo nadie…apenas sin debutar en el primer equipo del Athletic, están pensando en llegar a un equipo de NIVEL ALTO……

    Nuevos casos de jugadores que se pasan al Athletic por el pito de un sereno, sino fuera porque es en el sitio más fácil (por su filosofía)para hacerse un hueco en el mercado del fútbol profesional…..
    y cobrando lo máximo que se pueda…..

    Demos paso a los mercenarios…….

    • Yo también estoy preocupado Scasi y coincido contigo. Aunque Ramalho no me parezca jugador de 1ª.
      Laporte gran partido y se le ve que tiene mucho nivel.
      El caso Amorebieta cerrado con el cambio de agente? Veremos.
      El Tigre con el asunto de los extranjeros estás de coña no?

  8. Se agradecen tus comentarios SCASI, son interesantes. Yo lo tengo claro, si los jugadores no van a sentir los colores para eso prefiero fichar brasileños y argentinos, que son más baratos y juegan mejor al futbol, y hacemos un equipo como Dios manda.

    En cualquier caso es importante que se establezcan a nivel interno unas pautas para aquellos jugadores que quieran abandonar el club, es inadmisible que se vuelva a producir un caso como el del Robaperas. Y el jugador saliente, en caso de ser un futbolista importante a nivel de mercado tiene que dejar pasta, no se puede ir gratis.

    En cuanto al tema de Llorente yo lo tengo claro, no podemos ceder y dejar que se vaya en diciembre por cuatro duros, eso sería como inmolarnos porque estaríamos mandando un mensaje horroroso a otros rebeldes potenciales. ¿Que el club no les quiere dejar salir en cuanto ellos quieren? Pues no pasa nada, se declaran en rebeldía, se meten contra la prensa y la afición y de la misma tienen las puertas del club abiertas para largarse. Al final se fomentaría la rebeldía.

    Por mi si Llorente se quiere largar en diciembre que suelte al menos 10 kilos, que no es mucho dinero, que ponga 5 kilos su futuro club y otros 5 el jugador que bastante hemos hecho por él. Y si no les da la gana porque son unos cutres, pues el Canalla que se pase 6 meses apartado deportivamente y haciendo la compra por internet. Anda y que le den, no se le convoca, no se habla de él y en un par de meses deja de existir, pero desde luego lo que no puede hacer el club es ceder al chantaje y permitir que los jugadores se rían de nosotros.

    • Tigre con el asunto de los extranjeros no puedo estar más de acuerdo que con… Michelle. No voy a dar la chapa. Lo que para ti es un déficit competitivo, para muchos ATHLETIZALES es un plus competitivo.
      Hay muchos más ejemplos que han salido mal (de hecho casi todos) que otros que hayan podido salir bien. El de Villareal por cierto, para mí, no ha salido nada bien, ahora están en 2ª.
      No tenemos más que desplazarnos 1 h. en coche para verlo claro no, clarísimo.
      Porque el ATHLETIC tiene semejante masa social? Por sus resultados? Por su juego?
      Por ser lo que es y representar lo que representa, como bien sabes. Por eso, yo no banalizaría el asunto ese de que somos diferentes.
      Si el día de mañana llega un Presidente y gana las elecciones planteando la incorporación de extranjeros, yo simplemente me borro. Desparezco, no querré saber nada más de ese club.
      En cuanto a lo de Llorente y los mercenarios, afortunadamente no hemos tenido muchos casos de gente de la casa que se haya querido marchar. De vez en cuando nos saldrá un cuervo pero ese riesgo siempre ha existido.
      La Ley Bosman, a mi modo de ver, a corto plazo si nos hizo daño, pero a largo plazo nos ha beneficiado.
      Un saludo,

  9. TIGRE, es absolutamente IMPOSIBLE evitar un caso Llorente. Ante una actitud semejante no eciste vacuna. EL jugador no ha querido aceptar una oferta inmejorable, se le ha tratado de cine, ya me contaras qué hubieses hecho tú, meterlo en una urna para que no viajase??????? es simple ley de vida……
    Respecto a lo otro TIGRE, ni en tus peores pesadillas, yo paso de tener un VILLARREAL como dios manda, lleno d e esos jugadores que juegan mejor.

    • Es imposible de evitar que un jugador no quiera renovar, pero no que tome el pelo el club y que lo desestabilice. Se tienen que marcar unos parámetros, de manera que por ejemplo un jugador valioso no se pueda ir gratis el último año, como hace Giampaolo Pozzo en el Udinese, en definitiva, trazar una serie de lineas rojas.

      Y en lo del Villarreal te niego la mayor por completo. A ese club por historial y por tamaño urbano no le corresponde estar más arriba de segunda b, estando donde están ahora ya es un éxito y encima van a volver a subir, de entre Elche, Almería y Villarreal subiran al menos 2 seguro….Pero es que encima lo que hicieron en años pasados fue espectacular, el año que jugaron la semifinal de champions, que estuvieron a un penalty de Riquelme de llegar a la final, tenían un presupuesto de 40 kilos, muy lejos de los 52 de la Real Sociedad que descendio ese mismo año. Han tenido campeones del mundo, de Europa, jugadores leyenda: Forlan, Riquelme, Senna, Cazorla, Capdevilla… El Villarreal fue el cuento de la lechera hecho realidad.

      Volviendo al tema del Athletic, entiendo que haya gente que prefiera mantener esta filosofía a toda costa, porque es una manera bonita de entender el futbo y nos hace diferentes, pero eso de pensar que fichando extranjeros nos iríamos al garete no lo comparto para nada, eso es simplemente vender miedo.

      Un abrazo amigo.

  10. Bien, pues explicame lo de osasuna, realpaña, sevilla, betis, atletico….. bajaron siempre con el desprecio a la cantera y primando a los mercenarios!!!! si eso es vender miedo….. es vender realidad, ese sería el primer paso para hundirse!!!! y más tras la LEY BOSMAN. A nosotros bosman nos salvo la vida, por él podemos continuar trabajando TIGRE