Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Pues sí, ya hablamos de finales



[sliders id=”329″]

Se preguntaba el personal si el partido contra el Rayo podía tener la consideración de una final o era demasiado prematuro ponerse dramáticos a estas alturas del curso. Pues bien, después de los noventa minutos ante el equipo madrileño ya podemos hablar de finales sin ningún rubor. Tres derrotas consecutivas, dos en casa, ante equipos que van con lo justo, y cuando tú no tienes casi nada almacenado te llevan directamente a los barrios bajos de la tabla, a esos en los que brillan las navajas en la oscuridad. Habrá que ver cómo se desenvuelve el Athletic que el año pasado circuló por las más glamurosas avenidas europeas, en estas callejas en las que te asaltan a la vuelta de la esquina.

Ante el Rayo los rojiblancos recibieron un curso acelerado de cómo se exprimen unos medios más bien escasos para obtener un rendimiento óptimo. El equipo madrileño planteó un partido áspero, sin concesiones, de pelea por cada metro de terreno con balón por medio o sin él. El marcaje que le hizo Amat a Aduriz fue de esos que no se ven con frecuencia en Primera División, pero no cabe duda de que el central cumplió con lo que le exigieron hasta el descanso. Paco Jémez le dejó en la caseta quizá porque, cargado con una amarilla, vio claro que su jugador no iba a acabar el partido de seguir en el campo.

El Athletic no le volvió la cara al partido. Al contrario, aceptó el reto y se fajó con menos florituras de las habituales. No se les puede reprochar a los rojiblancos falta de entrega o de interés. Herrera se olvidó del barroquismo, San José redobló el esfuerzo para adaptarse a su posición en el medio centro y, por momentos, De Marcos pareció la máquina del año pasado trazando diagonales desde el lateral izquierdo. Muniain batallaba con su energía de siempre y la falta de acierto que le acompaña en los últimos tiempos y Susaeta se entendía con Iraola para escorar el partido hacia la banda derecha. Un intento de vaselina de Aduriz al principio del partido y un tiro cruzado de Susaeta fueron el escaso balance atacante de los rojiblancos. Muy poquita cosa, aunque compensada por la falta de trabajo que tuvo Iraizoz en esos primeros cuarenta y cinco minutos.

No es que los de Bielsa estuvieran haciendo un gran encuentro, pero se desenvolvían con honradez y esfuerzo trasladando a la grada ese espíritu de combate que tanto agradece el aficionado. Aunque el empate sin goles y la escasez de ocasiones preocupaban un tanto al personal, en el descanso flotaba un ambiente de optimismo moderado. Las tarascadas de Amat y la condescendencia del árbitro habían acabado por incendiar un San Mamés últimamente muy apagado. Había fútbol en el campo, porque eso, no lo olvidemos, también es fútbol.

Por eso resulta más desolador lo que ocurrió en la continuación. Los pequeños detalles están hundiendo al Athletic este año y la noche del viernes no fue una excepción. En esta ocasión la catástrofe llegó a partir de un mal saque de Iraizoz combinado con la lentitud de Amorebieta. Había botado el Athletic un corner y el balón rechazado retrocedió hasta su propia portería. Con casi todo el equipo todavía en campo contrario Iraizoz regaló el balón a un rival quien vio absolutamente solo a Lass. De Marcos no estaba en su sitio y Amorebieta regresaba al trote cochinero. Ni coberturas, ni colocación, ni concentración. Al Athletic le faltó de todo en esa jugada. Este año al Athletic siempre le falta de todo en alguna jugada en cada partido.

El cambio fulminante de Amorebieta pudo parecer un señalamiento directo de culpabilidad. La aclaración de Bielsa en la sala de prensa resulta un tanto desconcertante. Adujo el técnico que observó al central con problemas para correr aunque posteriormente le viera trotar con normalidad. De semejante explicación solo se puede deducir que estamos ante un problema de comunicación fuera de lo normal o ante una demoledora ironía de Bielsa.

El gol a los tres minutos dejó groggy al equipo. Ekiza regaló a un rival la ocasión de hacer el segundo, pero Iraizoz lo impidió repeliendo el remate. El Athletic pasó por un momento muy malo en el que quedó a merced del Rayo, pero se rehizo y con más garra que fútbol trató de responder. Llorente, que ya había sustituido a Muniain, estrelló un cabezazo en el larguero y cuando parecía que la reacción era posible, llegó el penalti que se sacó de la manga el auxiliar en un derribo de Gurpegui a Chori Domínguez al borde del área.

La secuencia maldita volvía a reproducirse una vez más. Es la siguiente: el Athletic entra en modo autodestrucción y si no consigue acabar consigo mismo por las buenas, siempre hay un factor externo, léase mala suerte o equivocación arbitral, que acude presto a rematar la faena. Ocurrió ante el Zaragoza, ocurrió ante el Levante… ha pasado tantas veces que la cosa aburre y desespera.

No era lógico, ni justo, ni medio normal que el partido se pusiera 0-2 tal y como había transcurrido, pero, una vez más, esa era la cruda realidad. El Athletic encaró el tramo final con dos delanteros centros, como no le gusta a Bielsa y como reclama buena parte de la grada. Recurrió al juego directo y tuvo ocasiones de sobra para, por lo menos, empatar el partido, pero solo acertó San José. La tuvo Llorente a última hora en el saque de una falta de Ibai Gómez que le puso la pelota franca en la cabeza, completamente desmarcado en el área pequeña, pero no remató precisamente como suelen rematar los delanteros que aspiran a cobrar cinco millones de euros anuales. ¡Qué le vamos a hacer!
Reportaje gráfico: MITXI

Share This:

5 Comentarios

  1. Inicialmente me gustaría desearle un feliz año nuevo a todos los amigos foristas.

    No pude ver el partido, pero al leer la excelente crónica de juan Carlos, me puedo hacer una idea clara de lo sucedido. El equipo sigue con problemas por falta de creación, y además no es fuerte mentalmente para jugar adelantado sin cometer errores.

    Laporte y Ekiza estaban ayudando a corregir el segundo punto, aunque lamentablemente parece ser, que se heredan los problemas de esa zona sin lograr soluciones definitivas. En el segundo aspecto, simplemente en el Athletic no hay en este momento un jugador explosivo por las bandas como extremo, o como interior, que haga daño, lo que se suma a su vez, a los constantes fallos en los pases en el juego interior, que terminan generando una reacción en cadena que derrumba todo el sistema.

    Si entendí bien lo que narra Juan Carlos, la entrada de Llorente y el cambio a un sistema más directo, sumado a un esfuerzo adicional por ir abajo en el marcador, destranco el nudo de juego en el Athletic y se pudo generar bastante peligro.

    Si eso es correcto, creo que se debería dejar de lado por algunos partidos el sistema normal, ya que francamente está demasiado predecible, y asumir un sistema más directo de juego, para como dice Juan Carlos, poder sobrevivir en el submundo que nos toca de aquí hasta el final de la temporada.

    Me permitiría pedirle a Bielsa por este excelente medio alternativo, que entienda que el sacrificio debe abarcar a todos , y es por eso que es necesario que él también se sacrifique, modificando un sistema que ya ha demostrado de forma indiscutible, que no es viable en esta temporada.

    Al margen de estas consideraciones, que son las mismas que utilizan los que desean la destitución de Bielsa, abogo por su continuidad para evitar un caos mayor, que termine de hundir a un vestuario, que parece haber alcanzado en estas semanas, un punto de equilibrio y unidad.

    Saludos.

  2. GUSTAVO, el momento ya es de NO RETORNO. Las tres sustituciones de ayer fueron de juzgado de guardia, y leyendo a gente como JC, teoricamente athleticzales y equilibrados, a uno se le viene la poca moral abajo. La inutilidad de bielsa alcanza puntos de analfabetismo futbolistico. Ayer un niño de teta veía que el rayo solo tenía una via de entrada, la banda maldita de de marcos e ibai….. y en lugar de solucionarlo otra vez a esperar el desastre de los hechos consumados…… ante ese desastre primera sustitucion: GURPE por AMORE, ya me contarás que puto cambio es ese????? resultado, cagada de gurpe, 0-2!!!!
    Continuo pensando que no bajamos, la liga es tan subdesarrollada en su nivel que siempre habrá 3 peores que nosotros. Pero tenemos la peor defensa de la historia del club…..
    JUANCAR, sinceramente, considero una irresponsabilidad total continuar apelando a la desgracia y dando la espalda al caos táctico que gobierna al equipo.
    Y de nuevo gana txingurri……………

    • Hola michelle, lo de De Marcos en el lateral izquierdo es de traca….
      Dos derechos en banda izquierda que le dan con la zurda a un balde….
      y que tal como juega el equipo con la defensa al hombre, son un coladero, sin aportar gran cosa al ataque….

      Don erre que erre….

      Pero que e pued esperar de un enrenador que para él la defensa es “corremos todos” y ya está….
      Son palabras suyas, que el no ve videos de defensa, sino de ataque…..

      Es decir, la defensa colectiva le preocupa bien poco, lo que conlleva que los fallos individuales provocados por ese tipo de defensa de la marca al hombre, penaliza al equipo…

      a mí me preocupa, porque para salir de estas situaciones e inercias donde te tienes que hacer fuerte es en el trabajo defensivo como bloque y eo lo veo complicado….

  3. Ados, Juancar.

    Pero por favor, no hablemos de finales.

    Que las perdemos todas.

  4. SCASI, y la respuesta a la pregunta de por qué sustituyó a AMORE????? por dios, es para que lo cesen de inmediato!!!!!!
    Yo ya he dimitido absolutamente, no pienso ir al campo a no ser que corramos peligro. Es el mayor desastre futbolistico de nuestra historia…. y con esta plantilla, infinitamente de mas calidad que la del bienio negro.
    Con lo que ha demostrado nuestra aficion, dejándose hipnotizar por dos meses de un sistema de sobreesfuerzo totalmente equivocado y suicida NO MERECEMOS OTRA COSA. Lo avise la temporada pasada, en medio de aquellka patética euforia. Yo no me vendo por un titulo.
    Agur beroenak ta GORA ATHLETIK betirako