Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Que no cunda el pánico



El calor obligó a detener el partido en los minutos 15 y 30 del primer tiempo para que los jugadores se hidrataran. Foto MITXI

El calor obligó a detener el partido en los minutos 15 y 30 del primer tiempo para que los jugadores se hidrataran. Foto MITXI

Bien. Habíamos quedado en que este año la cosa consistia en frenar la sangría defensiva, en recuperar el equilibrio, en no dar tantas facilidades al rival. No está mal como declaración de intenciones. Los cuatro goles del Zaragoza al Athletic en Las Llanas llegaron de la siguiente forma: un corner rematado a bocajarro y en dos tiempos, un centro que se tragaron portero y centrales, un error garrafal de Etxeita en cuyas botas el balón cobró vida propia, y una pelota mal defendida por Albizua casi en el centro del campo. No está mal para estar dedicando el verano a la mejora de la cosa.

En Austria se lamentaba Valverde de la falta de gol de su equipo pese a las ocasiones que generaba. El gol, ¡ah el gol!, ese caro objeto de deseo, implacable ley del fútbol. Lo de las ocasiones generadas y falladas nos retrotrae a hace unos meses, cuando el anterior inquilino del banquillo calculaba los puntos que merecía, y no tenía, su equipo. Se ve que no hemos avanzado mucho en esto de afinar el punto de mira.

En los tres últimos partidos el Athletic ha conseguido marcar un gol. La cuenta no se mantiene a cero gracias a que Toquero acertó a conectar un cabezazo lejano que batió a Leo Franco tras trazar el balón una parábola. Fue prácticamente el único remate entre los tres palos del Athletic en todo el partido. Y eso es incluso mucho peor que la sequía goleadora. Mientras fabriques oportunidades siempre puedes mantener la esperanza de que un día cambiará tu suerte y tus delanteros verán la luz. Pero si ni siquiera eres capaz de acercarte al área contraria las cosas se ponen muy feas.

El regreso a casa después de la estancia en Austria no puede ser más descorazonador. Una derrota por 1-4 es una derrota muy seria, incluso el último día de julio y con 41 grados de temperatura al inicio del partido. Le vendrá bien al Athletic este tropiezo. Si había alguno que se había hecho la ilusión de estar en el cielo, más que regresar a la tierra se habrá dado de bruces contra el suelo. Terapia de shock. Chavales, además de cantar las excelencias de los nuevos tiempos y dejar recaditos respecto de los antiguos, queda mucho por hacer; se podría decir que todo, después de visto lo visto en Las Llanas.

Pero vayamos a los matices, tan importantes a la hora de juzgar. Valverde eligió para el regreso una alineación que no se parece en casi nada a la que llevará el peso de la temporada. Entre lesionados, tocados y descartes, faltaba mucha gente de peso en el Athletic. Por citarlos a todos, Herrera, Susaeta, Gurpegui, De Marcos, Iraola y San José, además de Iraizoz. Mucho fútbol ausente como para no echarlo de menos.

El técnico delegó en Morán el mando de las operaciones, y la verdad es que al chaval le tocó enfrente un tipo del peso específico de Barkero, con el que no pudo nunca. Escoltando a Moran, Iñigo Pérez, con un bagaje en campo de 14 minutos en el anterior partido contra el Friburgo, o sea, para los efectos, un reaparecido después de una lesión. Y se notó, vaya si se notó. Tanto que Ruiz de Galarreta, el tercer hombre en el centro del campo, acabó arrastrado por los problemas de sus compañeros y solo pudo apuntar con cuentagotas algunos detalles de su calidad, un pase por allí, algún control por allá…

Con este panorama toda la creatividad del Athletic se redujo a los balonazos que iba repartiendo Ekiza desde atrás, con más voluntad que acierto. Balones que eran melones para Aduriz, Ibai y Toquero, voluntariosos corredores de fondo sin meta a la vista. Como ni Balenziaga ni Ramalho progresaban por las bandas, los rojiblancos fueron muy pronto presa de un Zaragoza con más hechuras de equipo, con un plan más definido y mucho mejor situado en el campo. En apenas diez minutos Cidoncha, Luis García y Barkero noquearon a un Athletic que atravesaba una de esas fases de desconcierto absoluto tan típicas de los últimos tiempos.

Quizá Valverde midió mal el potencial del Zaragoza. Tal vez los jugadores que saltaron al campo de inicio sufrieron más de la cuenta los rigores del calor. A lo mejor simplemente ocurrió que fue, además de extremadamente caluroso, el típico día tonto que se tiene al margen de que sea verano o invierno. Puede que concurreran las tres circunstancias e incluso alguna más. Pero en cualquier caso el resultado del experimento fue penoso. Como cuando en los dibujos animados el científico acaba con la cara tiznada y el laboratorio destrozado.

El Athletic acudió a Las LLanas con 19 jugadores, lo que viene a ser prácticamente una convocatoria de competición. Como si el técnico hubiera querido hacer un ensayo con tiempos reales. Escalonó los cambios. Albizua e Iturraspe salieron tras el descanso por Ekiza e Iñigo Pérez. A los diez minutos salieron Aurtenetxe y Muniain por Ruiz de Galarreta y Etxeita, y en el 65 Sola y Beñat ocuparon los puestos de Morán y Aduriz. El carrusel provocó algunos movimientos en el dibujo, con Iturraspe como falso central y Balenziaga en el lado izquierdo de la línea de centrocampistas o el cambio de los dos extremos y el delantero centro del inicio, por la alternativa de Toquero y Sola juntos, con Muniain percutiendo desde el lado derecho. En fin, todas esas cosas que gusta hacer a los entrenadores, generalmente para ratificarse en sus ideas previas.

No tuvo buena pinta el Athletic como conjunto, pero a estas alturas nadie debe alarmarse por eso porque seguro que este no es el Athletic que veremos en la competición. Otra cosa son las valoraciones individuales. Después de cinco partidos algunos jugadores empiezan a dar pistas sobre cuál será su futuro. No es cosa de dar nombres porque no es cuestión de crucificar a nadie, pero cualquiera que haya visto estos cinco partidos podría hacer una quiniela con muchas probabilidades de acertar. Así, por encima y sin dar muchas pistas, uno diría que no hay ninguna sorpresa en el plano individual y que cada uno de los rojiblancos que está probando Valverde confirma lo previsto, las mejores esperanzas y los peores temores. Nada nuevo bajo el sol.

Share This:

4 Comentarios

  1. Algo de preocupación generan algunos detalles.

    Valverde en sus declaraciones luego del partido, habla de que no solo se trata de sacar el balón y de jugar bien, sino que hay que competir. Algo con lo que estoy totalmente de acuerdo con Valverde, sin importar que el comentario tenga una cierta carga de crítica con lo que se hacía antes. Este grupo de jugadores tiene que lograr superar las desconcentraciones de una buena vez.

    Si esto sucede solo en este partido, perfecto… aunque tengo la impresión por las declaraciones posteriores de Susaeta, que el grupo no asimila todavía del todo lo que ha dicho Valverde.

    Por cierto, muy buena la foto de Valverde (Una imagen dice más que mil palabras).

    Saludos.

  2. Que no cunda el pánico ?.. En quien ?.. En la afición ?.. en los opinadores y ex-de-toda-laya frustrados y por fin desencadenados y libres para decir toda clase de memeces ?.. en una JD ansiosa por protegerse con toda clase de fichajes ?..

    Lo que ocurre en una pretemporada, en forma de resultados, tiene una importancia mas bien pequeña. O sea que por ahí ‘no problema and no panic’.

    Pero en sentido no estrictamente resultadista hay dos puntos que, en mi opinión, tienen muy mala pinta. A saber.

    – Un descomunal ‘colegueo’, plasmado en una miríada de fotografía de todos juntos en unión y en pantalón corto, incluido el presidente. Ese ‘colegueo’ es la antítesis del profesionalismo, aunque supongo que su objetivo prioritario sea ridículamente marcar distancias con el modo Bielsa. Paradigmático el caso de Joseba Etxebarria. Tenia, yo, en mis comienzos profesionales un jefe-maestro-guru-sabio-ejemplo, aunque un poco impertinente y con malas pulgas, que tenía claras muchas cosas. Una de ellas, por ejemplo, era dar un aviso cuando entraba en el grupo un Ingenierete Superior con su flamante Diploma de nº 1 debajo del brazo. Le recibía espetándole: “aquí se viene aprendido y a rendir desde el primer momento. A aprender a Salamanca”. Y yo apunto, ¿ Que coño es eso de aprender molestando a Valverde y descentrando a los jugadores ?..

    – La afición quiere más, no se si con pánico o sin el, y puestos a tirar las casa por la ventana pide a Rico. La JD encantada, su barrera de protección aumenta pero el aserto que Bielsa dejó en el aire sigue vigente: “no hay nada en el mercado que por menos 20 MEuros mejore lo que hay”. Y puso su experiencia como aval de esa afirmación. Veremos.

  3. Hola a todos. No voy a comentar nada sobre el partido de Sestao ya que no lo vi y además jugando con tanto jugador de 2 B no me parece relevante. Lo que si que me extraña es que a falta de tan solo quince días para el inicio de la Liga tengamos una plantilla de tropecientos jugadores, eso me hace pensar que vamos con retraso.

    El que vayamos retrasados tampoco me parece dramático ya que el resto de los equipos, auténticos cadáveres financieros, lo están más porque tienen que cambiar más de la mitad de su equipo titular. Por poner un ejemplo nuestros problemas son una minucia comparados con los que va a tener que lidiar Mendilibar (más allá de su propia incompetencia) para dirigir Osasuna, nuestro primer rival en casa.

    De todas formas y por centrar el tiro, creo que la madre del cordero está en la portería. Si nuestros porteros rinden como profesionales de primera división estaremos muy arriba porque no hay nivel, si empiezan a hacer cantadas empezaremos a perder puntos.

    En fin, un saludo a todos.

  4. Quiero dar dos meses a Valverde . Es justo y necesario . Ya no hemos cepillado los 40 de Javi Martinez y el equipo huele a refrito y sin mucha promesa que ilusione , salvo Morán y Saborit …A ver cómo nos cae el refrito con este principio de úlcera que arrastramos . En vez de Rico , no podemos pedir cedido a Almunia que a su vez está cedido en un segunda inglés ? Vamos a prepararnos ya que no huele a incienso de la Catedral , hemos perdido el rito de San Mamés y tenemos que empezar sin casa propia ….esto es el más dificil todavia , sin embargo hay que dar crédito y tiempo a Valverde . La pregunta : Saben la JD , realmente lo que están haciendo ? . Eso , qe no cunda el pánico .