Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

San Mamés: despedida o plebiscito



El último partido de Liga en San Mamés se anuncia como un plebiscito sobre Bielsa. Foto MITXI

El último partido de Liga en San Mamés se anuncia como un plebiscito sobre Bielsa. Foto MITXI

El último partido de competición de la historia de San Mamés no será una fiesta cuyo único protagonismo recaerá exclusivamente en el viejo campo, sus historias y las sensaciones que sufran o disfruten los parroquianos de la catedral. Por un momento se llegó a temer que el último partido llegara con la incertiumbre clasificatoria y con la necesidad de sumar al menos un punto para sellar la temporada. Afortunadamente no será así porque el equipo reaccionó a tiempo y dejó zanjada la cuestión hace siete días.

Pero el último partido oficial de la vida de San Mamés será un partido especial porque todo hace presumir que los noventa minutos se convertirán en un plebiscito sobre la continuidad de Marcelo Bielsa en el Athletic. No era ésta una situación deseable para una cita que reunía de por sí suficientes alicientes como para concentrar toda la atención del aficionado. Hubiera sido mucho mejor que el partido transcurriera con una grada unánimemente concentrada en la evocación y, por qué no admitirlo, en la nostalgia anticipada por un campo a punto de desaparecer. Hubiera sido lo ideal y, dadas las circunstancias deportivas, tampoco hubiera estado de sobra un acto, por mínimo que fuera, un último guiño del club al que ha sido su campo en los últimos cien años nada menos. Pero tampoco parece que vaya a ser así puesto que, tal y como comentó Urrutia en su día, el club no ha previsto nada especial para este partido y ha dejado todo lo relativo a la despedida al amistoso que cerrará definitivamente la catedral.

Un año que empezó convulso y se ha desarrollado siempre al borde del síncope, no podía terminar de otra forma. El cierre de la temporada le dará al personal ocasión de opinar sobre el futuro del entrenador. Se pronostica división de opiniones y esto no deja de ser una novedad, porque cuando al personal le da por pronunciarse sobre la suerte del inquilino del banquillo, en nueve de cada diez ocasiones se manifiesta girando el pulgar hacia abajo. Normalmente, no se suele hablar de plebiscitos sino de ejecución de sentencia.

El caso de Marcelo Bielsa es diferente por muchos motivos y no es el menor la absoluta falta de pistas al respecto, salvo para quienes practican cierta suerte de periodismo cercano al realismo mágico y para los profetas de barra de bar, que siempre suelen estar muy seguros de todo lo que dicen porque para eso beben de las mejores fuentes.

Nadie sabe nada acerca de los planes de un tipo tan hermético como Marcelo Bielsa y casi nadie, probablemente no más de dos o tres personas, sabe lo que está pensando Josu Urrutia al respecto. Si se apura el argumento, es muy posible que ni los propios interesados, Bielsa y Urrutia, sepan ahora mismo a ciencia cierta lo que quieren o lo que dejan de querer, porque todavía hay situaciones y elementos, propios y ajenos, que tienen su influencia en el desenlace y siguen sin estar cerrados ni definidos del todo.

Así que el público soberano se manifestará en San Mamés el domingo sin más elemento de juicio que su propia intuición, sus filias, sus fobias y su personal interpretación del rendimiento deportivo que ha tenido el Athletic a las órdenes de Marcelo Bielsa. Como mucho, los más organizados habrán confeccionado esas famosas listas donde en una columna pones los datos a favor y en la otra los contrarios.

Si San Mamés se decantara hacia uno u otro lado de una forma que no admitiera dudas, incluso podría servir para que los protagonistas se hicieran una composición de lugar. Pero lo más problable es que eso sea imposible. Restar silbidos de aplausos es una operación más propia de la audiometría que de la demoscopia, así que después de los noventa minutos lo máximo que habremos sacado en claro es que la catedral habrá sido un gallinero, y que ya tendremos un nuevo y apasionante tema para discutir.

El abanico de opiniones es inmenso. Desde los enamorados del juego que propone Bielsa, dispuestos a mostrar su adhesión inquebrantable en cualquier tiempo y lugar, condenados en un futuro más o menos lejano a engrosar las filas de la numerosa legión de los conocidos como viudos de Bielsa, hasta quienes sostienen que en realidad el Athletic solo ha jugado bien un par de partidos en estos dos años, aquel de Old Trafford y porque el Manchester United no puso mucho interés, y algún otro que ahora mismo no recuerdan.

Entre ambos extremos caben infinidad de matices que son los que probablemente a estas horas estén valorando tanto Urrutia como Bielsa. El mejor entrenador posible para el Athletic, uno de los ocho mejores del mundo, el entrenador de entrenadores, definiciones todas ellas pronunciadas por Urrutia hace apenas unos meses, no puede ser descartado de buenas a primeras por una temporada en la que tanta influencia han tenido agentes externos, o por unas relaciones personales complicadas (y no solo con el presidente) por la peculiar personalidad de Bielsa. El técnico que eligió por dos veces al Athletic por tener en cuenta intangibles por encima del dinero o de los títulos, deberá seguir teniendo en cuenta esos valores para tomar una decisión. La iniciativa le corresponde al club, como es lógico y natural, pero en este caso también cuenta, y mucho, la predisposición del propio técnico. Toca esperar porque estamos ante una decisión difícil de tomar en cualquier caso y sujeta siempre a la crítica sea cual sea la misma. De momento, la despedida de la temporada en San Mamés será un buen momento para calibrar qué opina el pueblo soberano.

Share This:

5 Comentarios

  1. Juan Carlos.

    Escribo desde Argentina y leo habitualmente tus artículos. Siempre tuve un cariño especial por el Athletic, un oasis dentro del neofútbol especulativo, pero el hecho de que Marcelo Bielsa llegara a ese hermoso club hizo que empezara a vivir casi como un hincha cada partido. Son las pasiones que despierta el Loco… Y así llegué hasta tu anterior blog y me entusiasmé con cada uno de tus artículos, tan lejos del periodismo amarillista que desgraciadamente tanta difusión tiene. Pero hoy, por primera vez, tras leer esta nota, me surgió la necesidad de escribirte puntualmente para conocer tu opinión al respecto del tema que tratás. Te escuché elogios a este entrenador y críticas (siempre respetuosas y de fútbol), y por eso me encantaría también conocer los argumentos de tus sensaciones de su posible continuidad.

    Con todos mis respeto. Un saludo grande.

  2. Hola Juan Carlos, un placer como siempre leer tus artículos.

    Tengo la impresión que el tema importante no es la continuidad de Bielsa, sino más bien si existe un proyecto deportivo claro que amerite su renovación, o la búsqueda de un nuevo técnico que apuntale tal proyecto.

    En mi opinión, la actual directiva desperdicio la bonanza deportiva que le dejo la anterior, permitiendo que jugadores que estaban listos para consolidar un equipo campeón, se marcharan o entraran en conflicto con la institución.

    Es ahora que comprendo porque se ha dado este bajón tan importante en la curva de rendimiento desde la llegada de Bielsa, que inicialmente logro darle un salto de calidad al bloque consolidado por Caparrós-Macua, pero que a la larga se fue perdiendo por falta de claridad y organización interna.

    Es grave que en el Athletic actual ya no existan jugadores “estratégicos” …algo indispensable para llevar adelante un buen proyecto deportivo, que finalmente se basa en el talento y compromiso de los jugadores. No conozco mucho de la historia de Fernando Macua, pero me parece que como presidente tenía claro su proyecto deportivo.

    Finalmente, creo que el mayor pecado de Bielsa, fue autoimponerse ciertas limitaciones que lo debilitaron frente al vestuario, ya que ha llegado a convertirse en un técnico interino que solo se ocupa de lo estratégico-deportivo, sin tener voz ni voto, en las decisiones de cómo se conforma la plantilla. Algo que esta directiva tampoco supo manejar de forma adecuada, y que termino por debilitar aún más la posición de Bielsa.

    Estoy muy desilusionado de la directiva del Athletic, me parece que no saben lo que quieren, por lo que no hay ideas claras para construir un nuevo proyecto… Tampoco deseo seguir viendo a un Bielsa disminuido al papel de técnico interino.

    Saludos.

  3. Creo que definitivamente la Junta Directiva ha perdido el oremus y no ha soportado la presión de la prensa financiada en gran medida por la explotación de seres humanos.

    El partido contra la selección de Bizkaia es una excelente idea, las formas patéticas. Aparte del Nacional me constan directamente gestiones con otros equipos, creo que la primera idea debiera haber sido ésta.

    Nos queda lo gordo, da la impresión de que en la junta hay dos mitades, y que ha cedido posiblemente la que más tiene que perder contra el acoso mediático.

    Lo que más me entristece es que una vez conseguido derribar el baluarte que suponía la figura de Marcelo, el resto va a ser un paseo militar (Cuco nos dura 2 teleberris) hasta el derribo de la junta actual y la vuelta al athletic de toda la vida, con entradas para la final seguras, filtraciones interesadas, comisiones al intermediario adecuado.

    Al menos se ha hecho el reparto de asientos limpiamente, porque solo de pensar como se hubiera hecho con “los de siempre” en la poltrona, deja insomnio para 3 meses.

  4. El artículo es excelente, como de costumbre, pero hago una mención especial al cuarto párrafo, que me parece sublime. Cuánta razón tienes, Juan Carlos.

    A mí en el futuro me podréis incluir en el colectivo de los “Viudos de Bielsa”. Pero de momento, y mientras Urrutia no diga lo contrario, no pierdo la esperanza de seguir contando en nuestro equipo con este extraordinario entrenador. Josu y Marcelo deberían, por el bien del Athletic, hacer un esfuerzo de empatía y, por lo menos, intentar entender a la otra parte. Hablar, acercarse mutuamente, sincerarse, buscar soluciones y abrir caminos para seguir adelante. Este proyecto acaba de empezar y para mí sería imperdonable que se autodestruyera sin haberse acabado de construir.

    Celebro tu llegada por aquí, Manuel. Yo también estuve mucho tiempo leyendo los artículos de Juan Carlos hasta que me atreví a escribir por aquí. El nivel es tan alto que te cortas un poco, pero uno intenta hacerse entender.

    Me he alegrado mucho de volver a leerte, Gustavo. Estoy completamente de acuerdo contigo, y aunque también me siento muy desilusionado, repito que no pierdo la esperanza de que esto se reconduzca, se normalicen las relaciones entre cuerpo técnico y directiva y se le deje a Bielsa trabajar en condiciones.

    Zurigorria, tu análisis me parece excelente, directo y al grano. Esperemos que Josu Urrutia reaccione, recuerde cómo empezó esta andanza y decida ser fiel al ideario que expuso en las elecciones y en los primeros meses de su mandato. Repito mi mantra: no está todo perdido, todavía es posible enderezar la embarcación y volver a remar coordinadamente.

    Tenéis razón, soy un iluso. Puede que tenga una excusa: la distancia. Daría cualquier cosa por poder estar en San Mamés el domingo, y os aseguro que gritaría a favor de Bielsa. Pero no podré estar, nunca puedo estar, y solo me queda eso: la ilusión.

  5. No tiene por qué darse esa situación, JCL. Gallinero, plebiscito… pueblo soberano???
    Unos pedirán Bielsa quédate! Otros silbaran. Será algo puntual, seguirá el juego y la gente lo que querrá ver, digo yo, es cómo vamos a por el Levante. Si los jugadores ofrecen juego, ganas, ritmo, ataque, más ataque, goles, no habrá polémicas estériles. Ultimo partido oficial, por recordarlo. A pasarlo bien y animar. A disfrutar ostias!!!
    Ganando y con una a tres bandas estilo Ceulemans… veremos qué pasa.
    Gustavo, jugadores estratégicos son todos y más en un club de cantera cuyo ámbito es Euskal Herria. Unos, ya sabes, empiezan a destacar a los 18 y otros a los 25. Muchos se quedan en el camino y la mayoría “sólo” alcanzan a ser jugadores de equipo lo cual suma la hostia. Otros los muy pocos, son tus mejores jugadores, tus figuras y tus cracks, estos dos últimos, si los tienes. Aquí aún no siéndolo, más de cuatro, han cobrado como tales.
    El manifiesto y sabido interés individual de los “estratégicos” ha prevalecido en la consecuencia, su deserción. Ha sido la causa básica. Sin olvidar sus formas. Un Presidente del ATHLETIC jamás debe definir a ningún jugador como públicamente lo hizo Macua. Ni con 6 gin tonics encima. Ese día, aquí, el precio del pan se equiparó al del percebe de Armintza.
    Hoy en día, de un mes y medio para aquí, se ha recuperado en gran medida, a mi modo de ver, el futbol realizado la pasada temporada. Como mínimo reconocerás la mejoría del equipo de septiembre del 2012 o principios de este año al de ahora. Se ha rehecho y sigue habiendo muy buenos futbolistas. Son mejores de lo que han demostrado en la mayor parte de la temporada.
    Pienso que hay un proyecto, veo que hay cantera, el club está saneado, campo nuevo, 8 mil socios más, una plantilla joven y muy válida, un DT y cuerpo Técnico con ganas y gran capacidad de hacer y lograr mucho y un Presidente, Urrutia, que sí pienso que tiene las ideas claras, por lo menos en lo deportivo.
    AUPA ATHLETIC!!!