Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Tormenta en un vaso de agua



Algunos problemas de San Mamés parecen artificialmente hinchados. Foto MITXI

Algunos problemas de San Mamés parecen artificialmente hinchados. Foto MITXI

Sería interesante que desde la psicología y la sociología nos explicaran los mecanismos del comportamiento de parte de la masa social y aledaños del Athletic en relación con el nuevo campo de San Mamés. Del comportamiento de otras instancias no hace falta que nadie explique nada porque son claros como el agua clara y se reducen a dos planteamientos básicos que luego se ramifican y entrelazan, pero que se resumen en dos, como los Mandamientos de las Tablas de Moisés: a) de qué se habla que me opongo y b) cuanto peor, mejor.

Luego está el totum revolutum, o sea aquello de aprovechar que el Pisuerga pasa por Valladolid para atizar al muñeco que reside en Ibaigane y que cambia más o menos cada cuatro años. Cambia el atizado pero permanecen los atizadores, aunque estos suelen actuar en corriente alterna, esto es, atizan cuatro años y permanecen en barbecho los siguientes, según sea la cara del muñeco. Un repaso a la hemeroteca de estos últimos veinticinco años daría para escribir otra historia del Athletic.

Ahora estamos con el nuevo San Mamés, un campo que apunta magnífico pero que todavía está inacabado y presenta una serie de deficiencias e incomodidades, algunas previsibles y otras no tanto, que se pueden afrontar de dos formas: con paciencia y tolerancia como pidió en su día la directiva o poniendo el grito en el cielo al mínimo contratiempo.

Goteras, alguna inundación puntual y ya corregida, agua en localidades cubiertas o atascos a la entrada o a la salida, son objeto de denuncia. Curiosamente están provocando tanto ruido unas incidencias que se corregirán o están en vías de hacerlo y poco o nada se ha dicho de asuntos mucho más determinantes y ya inamovibles a estas alturas.

Antes de seguir adelante no viene mal repasar la todavía corta cronología del nuevo campo para una mejor comprensión del tema y acotamiento de responsabilidades; establecer un pequeño manual para que los airados puedan dirigir sus quejas a quien corresponda sin equivocarse de interlocutor.

Veamos. La propiedad del campo corresponde a la Sociedad San Mamés Barria SL, que se constituyó el 6 de marzo de 2007 con las firmas de José Luis Bilbao Diputado General de Bizkaia; Xabier de Irala, a la sazón presidente de la BBK, y Ana Urquijo, presidenta entonces del Athletic. Hay que ver cómo pasa el tiempo. Cada una de las entidades constituyentes aportó a la nueva sociedad un capital inicial de un millón de euros.

El 12 de julio de 2007 el Athletic celebró las elecciones que proclamaron presidente a Fernando García Macua. Trece días después, el 25 del mismo mes, el Consejo de Administración de San Mamés Barria SL aprobó el Proyecto Básico de construcción del nuevo campo. El 1 de octubre de 2007 la sociedad acordó adjudicar la redacción del Proyecto de Ejecución y Dirección de Obra a la empresa Idom. El 19 de octubre de 2009 el presidente del Athletic Club, Fernando García Macua, el presidente de la BBK, Mario Fernández, y el diputado general, José Luis Bilbao, presentaron el proyecto definitivo y las maquetas del nuevo San Mamés y del área urbanística en el que se incluye.

El 20 de mayo de 2010 se incorporó a la sociedad San Mamés Barria SL el Ayuntamiento de Bilbao y el 25 del mismo mes lo hizo el Gobierno Vasco que presidía Patxi López. El dia siguiente, 26 de mayo, se celebró con la pompa y el boato propias de esas ocasiones el acto de colocación de la primera piedra, pero hubo que esperar al 15 de diciembre para publicar el concurso de adjudicación del movimiento de tierras.

El 7 de julio de 2011, siete meses después, el actual presidente Josu Urrutia ganó las elecciones.

Sirva esta pequeña cronología para subrayar algunas cuestiones que al parecer el agua de lluvia difumina. A saber: El Athletic es la quinta parte de una sociedad que también forman el Gobierno vasco, la Diputación de Bizkaia, BBK (ahora Kutxabank) y Ayuntamiento de Bilbao. La sociedad San Mamés Barria SL es la propietaria del campo y el Athletic su principal usuario, si bien habrá otros en aquellas partes del campo que gestionarán las instituciones, como la piscina o el gimnasio, entre otras.

El Athletic, en su condición de usuario, es, por lo tanto, un perjudicado por los fallos que pueda tener un campo inacabado y en ningún caso responsable de los mismos. Un campo inacabado que, por cierto, la actual directiva se encontró hecho en sus aspectos fundamentales, puesto que el proyecto definitivo y consiguiente desarrollo se aprobaron por la sociedad propietaria años antes de su llegada a Ibaigane. En su condición de responsables actuales del Athletic les toca a los actuales mandatarios, eso sí, asumir las decisiones que tomaron sus predecesores.

Cabe, sin embargo, achacar y exigir una responsabilidad directa a la actual Junta en las decisiones que ha tomado en estos dos años y medio y que atañen más a la gestión que a la construcción, en la que, que se sepa, solo ha intervenido para decidir suprimir dos de las tres pantallas led previstas en el proyecto original.

Y llegados a este punto es inevitable volver al muñeco de Ibaigane y calcular cómo le estarían atizando ahora mismo desde algunos frentes a la anterior Directiva si hubiera propuesto a la Asamblea una importante subida de cuotas en unas localidades determinadas a cambio de la promesa de su transformación de descubiertas en cubiertas, cuando los hechos están demostrando que no podrá ser así. Aunque a lo mejor sería incluso más divertido tratar de adivinar con qué argumentos hubieran defendido al anterior aquellos que ahora están atizando al actual presidente a dos manos. Y viceversa, claro, en este bucle infinito.

En descargo de los actuales dirigentes puede admitirse que fijar los nuevos precios era un requisito previo a la compleja operación de traslado de localidades; pero llegados a este punto se agradecería una respuesta algo más concreta que el veremos a ver. Seguro que el cierre completo del campo pondrá a cubierto a la mayoría de las localidades que ahora se mojan, pero salvo que la física nos haga trampas, parece evidente que seguirá lloviendo sobre las primeras filas.

Este del cambio de precio de las localidades de la antiguas preferencias, convertidas ahora en tribunas, es el principal y prácticamente único error que cabe achacar a los inquilinos del palco, multiplicado por haber abierto una puerta al agravio comparativo al descontar el 50% del precio a aquellos asientos que no están bajo techado sin reparar que el agua también caería sobre los adyacentes, que pagan como siempre y se mojan como nunca. Y hará bien el Athletic en no caer, como parece por algunos síntomas, en la tentación de llevar el asunto al terreno de la semántica apelando a que anunciaron que todas las localidades estarían cubiertas, como lo están, pero que nunca dijeron que no se mojarían.

Sabemos que ahora que llega el crudo invierno el frío y el agua traspasarán las todavía endebles costuras del nuevo campo y que nunca faltan voluntarios para agitar las aguas. Eso lo tiene que tener asumido la sociedad propietaria del campo, que ha guardado un mutismo impropio hasta la fecha, y el principal usuario de la instalación, este Athletic al que todos queremos tanto pero sobre el que con tanta frecuencia cae un diluvio de quejas, recriminaciones e improperios.

Share This:

2 Comentarios

  1. Totalmente de acuerdo en todo lo que se comenta en el artículo. Añadiría, si se me permite una cosa. El problema de la semántica impropia utilizada por el Club (“si llueve en vertical nadie se moja”, como dijo un miembro de la Junta), no sólo tiene que ver con subida de cuotas, sino con la la propia decisión de qué localidad elegir. Afecta a pocas localidades (las primeras filas del anillo inferior), pero mi opinión es que quienes eligieron estas filas no tenían toda la información precisa cuando ejercitaron su opción. Información (se mojará o no mi localidad) que quizás tampoco sea defintiva ni siquiera cuando se cierre el campo (resulta harto complicado saber a ciencia cierta hasta qué fila, dependiendo del bloque y nº localidad, llegará la lluvia.

    Por consiguiente, si este aspecto no se conocía, como no se podía conocer, ¿porqué la elección de localidades a través de una aplicación 3D teniá que tener carácter defintivo? ¿No hubiera sido más acertado que esa elección hubieses sido provisional?

    Por lo demás, chapeau por la Junta y la transparencia del proceso.

  2. Soy crítico con esta JD, fundamentalmente por su falta de proyecto deportivo, su falta de valentía y por su falta de categoría (no quiero extenderme mas en esto último). Pero, en cualquier caso, creo que es gente honesta, muy honesta, y que ama a su Club.

    Lo del tema de las criticas sobrevenidas con el agua y demás imbecilidades es propio de un medio de comunicación (El Correo) tan malo y malicioso como históricamente lo ha sido. Y sus periodistas zascandiles (JOL, etc., exceptúo a Aguiriano)que dejan pedazos de dignidad por el camino (remember RTVV). No hablemos de Velasco y Puente de TB, capaces de enmierdar y ensuciar con tal de seguir haciendo el ridículo, eso sí, para ganar media docena de televidentes. Cuánto daño hace esta gente al Athletic !!!..

    Pero también, no puedo por menos que sentirme decepcionado por una afición manipulable, quejica, llorona y que suena ignorante real o figuradamente ( gravedad + viento = inclinación ) como no podía haberme imaginado después de muchas temporadas sin haberla observado en vivo y en directo.