Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Un Lagun Aro en construcción



David Doblas cumple su octava temporada en el GBB. Foto ACB

David Doblas cumple su octava temporada en el GBB. Foto ACB

El Lagun Aro llega al derbi en obras. Inmerso en un proceso de reconstrucción al que se ha visto abocado tras un verano complicado, con salida de jugadores clave (Panko, Vidal, y más tarde Baron) y un recorte drástico del apoyo económico por parte de la Diputación de Gipuzkoa (de 1,2 millones de euros a medio millón). Después de una temporada histórica, de un quinto puesto mágico, de jugar su primera Copa y su primer play off, el club se vio obligado a renunciar a disputar la Eurocup. Así, el GBC está embarcado en un viaje. La meta, que en la balanza termine pesando más lo que permanece que lo que ha perdido. Una travesía en el que la paciencia, de la que el club ha hecho gala durante toda su historia, y sobre todo el trabajo serán sus mejores aliados. Su enemigo, las prisas propias de una competición que no perdona.

-Lo que permanece:

Sito Alonso: su continuidad, que a finales de junio pareció estar en el aire, ha sido la mejor noticia del verano. Con él se mantiene una filosofía de trabajo, de esfuerzo. El técnico de 36 años ha conectado con la afición del GBC gracias a un estilo de baloncesto atractivo pero sobre todo, a un mensaje y unos hechos que construyen día a día una identidad propia. Por encima de los resultados, el Lagun Aro trabaja, pelea, se deja la piel y no se conforma con nada. Y siempre cree. Ambición con mayúsculas. Una identidad que guió al equipo la pasada temporada y que el actual equipo todavía no ha hecho suya del todo. Es el primer reto de la temporada. Su gran reto.

Núcleo: David Doblas (octava temporada en el club), Javi Salgado, Raúl Neto y Manolis Papamakarios continúan respecto al curso pasado. Una base a la que se unen Julen Olaizola, con ficha del primer equipo, Yaroslav Korolev, tras dos temporadas de calvario con las lesiones y Mikel Motos, convenido con el Iraurgi de LEB Plata. Forman el núcleo del equipo. Conocen la filosofía y saben cuál es el camino. El tercer cuarto ante el Estudiantes es la gran demostración. Con Salgado, Neto, Korolev y Doblas en pista, el Lagun Aro pasó de perder por diecisiete a estar a un paso de darle la vuelta al marcador. Ojo con el base brasileño. Físico, defensa, talento, imaginación, trabajo, capacidad de aprendizaje… A sus 20 años lo tiene todo para ser uno de los mejores de la ACB en su puesto a medio plazo. O para cruzar el charco. Si le aguanta la gasolina después de un verano intenso por los Juegos Olímpicos, puede ser una de las sensaciones de la Liga Endesa.

-En proceso:

Qyntel Woods: es el fichaje que más focos atrae. Su calidad es innegable, la ha demostrado durante toda su carrera, y sus números están ahí. 13,5 puntos y cinco rebotes por partido en este inicio liguero. Pero da la sensación de que sus puntos llegan de manera aislada, de que todavía no está dentro del engranaje colectivo. Tampoco en defensa. Además, no está a su mejor nivel físico. Tras varios meses de inactividad una vez finalizada la liga ucraniana de la que procede, Woods llegó a Gipuzkoa con diez kilos de menos. Sí, de menos. Por ello, ha seguido durante la pretemporada un plan específico para volver a sus condiciones ideales. El Lagun Aro necesita que sea un referente.

Espacios: el Lagun Aro se ha mostrado atascado en ataque en muchas fases de los dos encuentros disputados hasta ahora. Le han faltado espacios para jugar cómodo. Las 22 pérdidas de balón ante el Estudiantes, récord en la era Sito Alonso, o el pobre 2/15 en tiros de dos durante la primera parte, son un claro ejemplo. El ataque estático fue un sudoku durante toda la primeras parte. Da la sensación de que la máquina no está engrasada, de que falta por ajustar algunas piezas. Por ejemplo, cuando la pareja interior la forman Guille Rubio y David Doblas, no terminan de encontrar sitio para jugar cómodos. Tampoco ha habido una amenaza desde el exterior capaz de generar y abrir el campo. Son aspectos en los que el equipo, presumiblemente, debe ir evolucionando.

Defensa: el principal debe del equipo en su estreno en Badalona. En el segundo partido, contra el Estudiantes, el Lagun Aro mejoró atrás, aunque lo hizo basado en el quinteto que le aporta más actividad, con dos bases y Dani Díez de alero. No cabe duda que se requiere un paso más, por ejemplo en el balance defensivo. Sin duda el derbi será una prueba de fuego.

Kuksiks: debutará el domingo. Llamado a abrir defensas y a generar espacios gracias a su excelente muñeca. Es lógico pensar que necesitará un proceso de adaptación al equipo, tanto en ataque como en defensa. Pese a ello, el Lagun Aro necesitaba un tirador. El letón lo es.

Son algunos de los aspectos en los que el equipo de Sito Alonso debe seguir creciendo. Por tanto, el Lagun Aro encara el derbi en pleno proceso de construcción, buscando su camino y forjando su identidad. Es un equipo todavía por hacer, aunque con carácter para no tirar nunca la toalla. Algo a lo que le ayudará una afición que siempre responde cuando ve a su equipo dar el máximo esfuerzo en la pista. Y eso pesa mucho; más en un derbi.

Share This: