Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Un partido de juveniles con diez mil espectadores



[sliders id=”229″]

No es habitual que un partido de juveniles de juegue ante diez mil espectadores. Probablemente, habría que remontarse a los viejos tiempos en los que la final de la Copa juvenil hacía de partido  telonero de la final de Copa para encontrar semejante aforo. Cada verano se disputan campeonatos de todo tipo sub-20, sub-19, sub-18… mundiales, europeos, americanos… en los que los campos registran entradas paupérrimas compuestas mayoritariamente por familiares de los jugadores y miembros de los otros equipos en liza.

Los juveniles del Athletic y del Arsenal disputaron ayer el partido correspondiente a la Nextgen series, ante cerca de diez mil espectadores. Se llenaron completamente la Tribuna Principal, Alta y Baja, y la Tribuna Norte Baja. El Athletic haría bien en contrastar con los organizadores si en algún otro caso se ha registrado un aforo semejante. Es muy probable que lo de San Mamés constituya un récord, y no es una cuestión menor ésta del éxito de público, teniendo en cuenta que la Nextgen, de momento, es una competición a la que se acude por invitación.

Es realmente gratificante reecontrarse con el fútbol en su esencia más pura, con dos equipos compitiendo sin trampa ni cartón y un público mayoritariamente joven y deseoso de divertirse viendo ganar a sus colores. No fue posible la felicidad completa entre otras cosas porque el Athletic se quedó con un hombre menos sobre la media hora de juego por la expulsión de Guillermo Fernández tras sacar el codo a pasear en una disputa por alto. No fue la tarde más afortunada del capitán ya que diez minutos antes había fallado un penalti con el que el árbitro castigó una caída de Iriondo en el área visitante.

Tuvo mérito el partido de los dirigidos por Larrazabal y Murua. Después de un arranque de partido en el que el Arsenal pareció imponerse por velocidad y fortaleza física, los rojiblancos se hicieron con el mando y dominaron hasta la jugada de la expulsión. En inferioridad numérica no le perdieron la cara al partido. Reaccionaron con serenidad, tomando decisiones juiciosas en todo momento y manejando el balón con precisión para no verse comprometidos. Les faltó mordiente en el ataque puesto que la ausencia del delantero centro privó al equipo de recursos para llegar arriba con peligro. Solo durante el arranque de la segunda parte el Arsenal hizo daño por su banda izquierda aprovechando su superioridad para incorporar un hombre más al ataque por aquella zona, complicando la vida a Etxeberria, pero el lateral supo hacer valer su jerarquía.

El Athletic volvió a presentar un combinado de jugadores procedentes del Bilbao Athletic, Basconia y Juvenil de División de Honor. Al tratarse de un combinado que no compite de forma regular su mérito es mayor, ya que apenas acusó la falta de coordinación que cabría esperar en sus circunstancias. Es un grupo solvente que en los tres partidos que ha disputado hasta el momento ha demostrado que puede competir en igualdad de condiciones con las mejores canteras europeas. Está basado en la fortaleza defensiva que le otorga la presencia de dos centrales como Aymeric Laporte y Ramalho, habituados a batallar con rivales que se afeitan a diario, bien arropados por Etxeberria, otro que cabría calificar como veterano. El resto del equipo apunta las características propias de la escuela de Lezama. Buenos fundamentos técnicos, individuales y colectivos, disciplina táctica y organización. No es noticia que los juveniles del Athletic apunten buenas maneras; otra cosa es la longitud del camino que les queda hasta la meta del primer equipo.

El Athletic suma una victoria por goleada (4-0) ante el Olympiacos, una derrota por la mínima (2-1) en el campo del Olympique de Marsella y el empate sin goles de ayer ante el Arsenal, lo que le sitúa en la última posición del grupo aunque con todas las posibilidades intactas ya que ha jugado dos partidos menos que todos sus rivales.

El Athletic jugó con: Kepa Arrizabalaga, Etxebarria, Iriondo, Ramalho, Laporte, Undabarrena, Oteo, Unai Lopez, Guillermo Fernandez, Aketxe e Iñaki Williams.

En el segundo tiempo también jugaron:  Agirrezabala, Remiro, Corral, Alvarez, De Eguino, Rahmani y Santamaria

Reportaje fotográfico: MITXI

Share This:

3 Comentarios

  1. La convocatoria del primer equipo para el Bernabeu es la consecuencia de esto que comentas: excepto Igor Martínez y Toquero, el resto ha pasado en mayor o menor medida por equipos de la cantera. Los que menos: Gorka (un año en el Basconia y otro en el Bilbao Athletic), Ibai (dos en el Bilbao Athletic) y Aduriz (tres en el Bilbao Athletic). Los que más, todas las categorías desde alevines: Aurtenetxe, Amorebieta, Iturraspe, Llorente, Raúl, Susaeta y Ramalho. Luego están Muniain (desde infantiles), Ekiza e Isma (desde cadetes), Gurpegui, Iraola y San José (desde juveniles) y el caso de Castillo que estuvo cinco temporadas en Lezama entre alevines y cadetes. Lo de ayer en San Mamés es una buena noticia e indica que, afortunadamente, seguimos apostando por la cantera.

  2. Fué sorprendente y se le hizo grande hasta al árbitro 🙁

    A la entrada del partido había dos personas en la parte peatonal de Pozas bajo el escudo con la camiseta del Arsenal sacando fotos con el Ipad con una cara de sorpresa de la leche, jeje.

    Por otra parte, una cuestión que me preocupa es el tipo de jugador que estamos sacando en Lezama. ¿No os parece que el modelo de jugador es un poco “enclenque”?. Los del Arsenal eran unos auténticos atletas. Los nuestros parecían infantiles de primer año a su lado.

    Eso me parece también con el primer equipo. Olympique, Sevilla, Real Madrid y hasta Getafe presentan planteles de verdaderos “morroskos” que, por ejemplo, tumban a Iturraspe con una carga legal hombro con hombro y provocan una jugada de peligro. ¿No os parece?

    • lo importante no es si eran mas fuerte o menos fuerte si no si los jugadores de banda desbordan al contrario si el delantero se desmarca y la enchufa o si los medi centros organizan y distribuyen juego