Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Un presidente con reflejos



Florentino Pérez hizo una excepción en su política de comunicación

Florentino Pérez hizo una excepción en su política de comunicación

Dice Juan Manuel Lillo en la entrevista que publicamos este miércoles que en el fútbol actual importa mucho más lo que sucede de lunes a sábado que lo que ocurre en los noventa minutos de partido. Es una forma de hablar, de cuando los partidos se jugaban el domingo, pero la frase se entiende perfectamente. El Athletic sabe mucho de esto en la temporada actual. De hecho, ahora mismo vuelven a ser más importantes las cosas que pasan entre semana que el fútbol. Ahí está, por ejemplo, ese comunicado de Llorente anunciando su fichaje por la Juventus, escrito en tercera persona en su web y haciendo referencia a su ‘gran profesionalidad’ nada menos, que vuelve a confirmar que la cuestión de los asesores del delantero es manifiestamente mejorable en todos los aspectos. Y ahí está, a partir de que Marcelo Bielsa lo ha confirmado en su rueda de prensa tras el entrenamiento, la nueva ausencia de Amorebieta de la convocatoria que, por razones obvias, sin duda será materia de especulación periodística y comidilla en tertulias y foros.

Especulación periodística y rumores en los mentideros, tanto en la versión clásica a pie de barra de bar o en su traslación moderna a las redes sociales, han venido minando al Athletic durante todos estos meses sin que desde el club se haya podido o sabido poner coto al chismorreo.

Filtraciones, medias verdades, presuntas noticias sin contraste ni sustento alguno, han ido conformando una realidad paralela que presenta al club como una institución en descomposición donde nadie se habla con nadie y donde todos sospechan de todos. Recapitulemos. Los jugadores no soportan a Bielsa. Bielsa no se habla con el presidente. El club no responde a los requerimientos de la Juventus en agosto y ahora en enero se vuelve a negar a aceptar un precio rebajado. Hablemos de cifras. Si repasamos la hemeroteca la Juventus ofreció en agosto por Llorente 20, 18, o 16 millones, según el periódico que se leyera.  Siempre según esas no tan misteriosas fuentes, en enero ha ofrecido cuatro millones por una incorporación inmediata del jugador que, según una emisora madrileña han sido nada menos que ocho. Efectivamente, aquí da lo mismo ocho que ochenta.

Nadie ha aportado testimonio alguno para verificar la realidad de estas cifras; nadie es capaz de demostrar con datos que existió alguna vez una oferta en firme. Los dirigentes de la Juventus solo han aparecido con nombres y apellidos cuando han cerrado el fichaje del jugador. Y no han hecho referencia alguna a tratos anteriores.

Para cuando Bielsa dice que su relación con Urrutia es normal o para cuando los jugadores afirman con palabras y hechos que siguen creyendo en el proyecto, el daño ya es irreversible, se impone la realidad publicada; a nadie debe extrañar si incluso una consejera de Justicia y portavoz del Gobierno vasco, a quien cabe exigir un mínimo juicio, afeó a Urrutia el hecho de que el Athletic perdiera 20 millones por no vender a Llorente, así, alegremente.

Se critica la política de comunicación de Josu Urrutia a quien se le acusa de oscurantista, de no decir nada. En este año y medio largo que lleva la actual directiva al frente del club, se le podrán achacar algunos errores, pero es digna de elogio, por lo inédita, la discreción que están manteniendo todos los miembros de la junta. Su hermetismo es una bendición para la entidad.

El Athletic se ha hecho fuerte en la consigna de que es el club y solo el club quien establece su agenda de comunicación. Y la idea no es mala si recordamos experiencias anteriores. Pero es que además, Urrutia no comparece ni más ni menos que otros presidentes de Primera División. Sandro Rosell, Florentino Pérez o, por fijarnos en los más cercanos, Jokin Aperribai, tampoco se prodigan ante los medios. O delegan en un portavoz o adoptan la fórmula de la rueda de prensa periódica. Y no se tienen noticias de que los seguidores de esos equipos estén especialmente afectados por la falta de comunicación de sus dirigentes.

Claro que hay excepciones a la norma que no tienen porqué romper la coherencia. En este sentido, Florentino Pérez, el presidente del Real Madrid, acaba de dar un buen ejemplo de reflejos y cintura para romper la rutina y salir a apagar un incendio en sus inicios, en lugar de permancer en silencio contemplando cómo las llamas devoran el edificio. “Rompo mi norma de no hablar del día a día del club”, dijo como prólogo de su comparecencia ante los medios. Pero la ocasión lo requería después de que Marca publicara en su portada la existencia de un ultimatum de los jugadores contra la continuidad de Mouriño, “o él o nosotros”. No solo compareció Florentino Pérez sino que los dos jugadores asistentes a la reunión cerraron el círculo emitiendo un comunicado en el que negaban la veracidad de la información, implicandose así en la defensa de los intereses del club que les paga.

Lógicamente, Marca continuará defendiendo la veracidad de su portada y se seguirá hablando del tema, pero el Real Madrid ya ha fijado su postura públicamente y ha depositado en el diario la carga de la prueba. De no haberlo hecho así, ahora mismo la institución blanca estaría en medio de una marejada de proporciones más que espectaculares. Josu Urrutia ha tenido durante estos meses al menos un par de oportunidades de hacer lo mismo, de cortar por lo sano con una intervención a tiempo. No debe de ser tan difícil distinguir entre coherencia y esclerosis.

Share This:

2 Comentarios

  1. El problema del Athletic es que dificilmente pueden salir ciertos jugadores a negar las informaciones que vienen desde Madrid si, como parece, son sus representantes los que ayudan a cocinarlas.

    Pero el presidente sí debiera haber salido hace tiempo a zanjar y negar la rumorología. Eso, y tomar medidas urgentes en eso que se llama “reputacion en la Web”, en la que hay especialistas que asesoran, y muy bien, sobre cómo frenar los excesos de las redes sociales.

    Tú sabes de esto, Juancar, yo poco, pero la aparición del concepto y herramientas “2.0” en Internet ha revolucionado la comunicación y ya no vale gestionar la información del Club como se hacía antes.

  2. Manda huevos lo que toca leer??????? benetan juancar, nondik zabiltza????? presidente con reflejos????? ene maitia, para comenzar donde está el incendio apagado????? ese fuego lo ha dejado arder ese presidente durante meses!!!!! a buenas horas sale a apagar alguna brasa….. sale cuando se ha visto obligado, no cuando debe salir un presidente, pero es que, además, sale a MENTIR publicamente presa de un chantaje, una verdadera vergüenza!!!! y tú defiendes eso?????? si urrutia hace eso me cuelgo con el carnet en la boca de la puñetera pasarela de los huevos!!!!! eso si sería un incendio…..