Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Josu Urrutia dio una rueda de prensa; ¿por qué?



Josu Urrutia aplazó cualquier respuesta hasta que el equipo no consiga la salvación matemática. Foto MITXI

Josu Urrutia aplazó cualquier respuesta hasta que el equipo no consiga la salvación matemática. Foto MITXI

Una vieja historia que corría por aquellas antiguas redacciones con ruido de máquinas de escribir y olor a tabaco, contaba que un crítico de teatro terriblemente mordaz en sus escritos regresó al periódico después del estreno de una obra especialmente mala y resolvió su crítica en una sola línea. Escribió aquel cronista: “Anoche se estrenó la obra … ¿por qué?”.

Lo mismo se podría escribir para resumir la última rueda de prensa de Josu Urrutia. Si todo queda postergado a que el equipo logre la salvación matemática, ¿por qué se da una rueda de prensa antes de que se consiga el objetivo?. ¿Era imprescindible que el presidente comparezca ante los medios para remitir cualquier respuesta a un futuro en el que el Athletic esté a salvo de todo riesgo?. A primera vista no lo parece y menos teniendo en cuenta que ese futuro puede estar a la vuelta de tres días.

Y lo cierto es que ni lo que dijo el presidente, ni lo que dejó de decir, dejan de entrar en el terreno de lo perfectamente razonable. Mejor resolver el presente antes de pensar en el futuro, claro, aunque tampoco es creible que el club esté paralizdo a la espera del partido de Zaragoza, porque si eso fuera cierto sí que estaríamos ante un despropósito. Otra cosa es que no haya necesidad, ni interese, ni convenga contar lo que se está haciendo.

Pero se supone que cuando una institución convoca a los medios es para comunicar algo concreto y más cuando quienes dirigen actualmente esa institución han hecho del silencio y de la discreción una de sus principales señas de identidad. Se supone que si después de cinco semanas de silencio el presidente se presenta ante los periodistas es porque tiene algo que decir. Y no ha sido el caso.

Si Urrutia pretendía cortar con las especulaciones desatadas después de que el Athletic consiguiera los tres puntos ante el Mallorca, no ha conseguido su objetivo. Al contrario, seguimos sumidos en pleno fragor hermenéutico, con una legión de intérpretes dedicados en cuerpo y alma a encontrar sentido a esos silencios. Lo malo es que cada uno le encuentra el sentido que quiere o le viene mejor para sus intereses o para el guión que ya tiene escrito de antemano.

Siendo generosos podríamos subrayar que Urrutia desmintió con rotundidad que el Athletic haya fichado a Beñat, “esa noticia es falsa”, afirmó, pero se puede apostar a que sus palabras habrán tenido en los oídos de ciertas ‘fuentes generalmente bien informadas’ el mismo efecto que tiene el sonido de la lluvia.

Es de sentido común que a estas alturas el club no haga públicos sus planes para el banquillo si el inquilino actual no ha dicho nada y los presuntos aspirantes están en activo, como también es de sentido común que el club no hable de fichajes, primero para no encarecer el producto, si es que tiene interés en alguno, y porque los posibles objetivos están compitiendo con sus equipos. Hasta ahí se puede entender el silencio del presidente. La rueda de prensa se hubiera justificado perfectamente con alguna noticia concreta sobre el partido de despedida de San Mamés, por ejemplo, o con algo relacionado con el proceso de traslado al nuevo campo. Pero tampoco hubo nada nuevo por ahí.

Alguna razón muy poderosa debe de tener el club, que se escapa al resto de los mortales, para que su presidente regale tanta munición a sus detractores, pero por muchas vueltas que se le den al asunto e incluso sucumbiendo a la más onírica interpretación de la más disparatada teoría de la conspiración, no se acierta a comprender la decisión de Josu Urrutia. La pregunta del viejo crítico de teatro cobra vigencia. El presidente Josu Urrutia dio una rueda de prensa. ¿Por qué?.

Share This:

2 Comentarios

  1. Francamente me parece ridículo y penoso el comportamiento de URRUTIA no solo con la prensa sino también con los socios que le votamos, qué ha pretendido el reírse de todos nosotros, el tomarnos el pelo. Francamente cada día que pasa estoy más arrepentida de haberle votado, es un auténtico esperpento lo que está pasando en este Club.

  2. Sigo diciendo que los periodistas ayer no estuvieron muy espabilados. Se centraron en el futuro inquilino del banquillo del Athletic y pasaron de puntillas sobre aspectos relativos al final de ‘La Catedral’, arco de San Mamés (se pasó de puntillas sobre ello cuando hay un concurso de ideas por ahí), seguimiento del proceso de adjudicación de localidades a socios (aquí hubiesen entrado un buen número de preguntas). Pero no. Lo que sabemos que no va a contestar se lo preguntamos (hasta diez preguntas sobre el futuro entrenador). Luego, claro, este presidente es… No creo que estemos siendo muy justos con una de las mejores gestiones presidenciales de los últimos tiempos (sorteo de entradas para finales, adjudicación de localidades en san Mamés Barria…)