Pages Navigation Menu

Reflexiones sobre el Athletic, el fútbol y el deporte

Urrutia, resumen de lo publicado



Urrutia desveló que el traslado de campo ha recibido las alegaciones de 60 socios. Foto MITXI

Urrutia desveló que el traslado de campo ha recibido las alegaciones de 60 socios. Foto MITXI

Veinticuatro horas después de la rueda de prensa sin preguntas que dio en Madrid una pantalla de televisión que contenía la imagen de Rajoy, compareció Josu Urrutia en la sala de prensa de Ibaigane para cumplir con su conferencia de prensa más o menos mensual. No se trata de comparar, claro que no, porque todavía sigue habiendo una diferencia entre una pantalla de plasma y un señor de carne y hueso que se sienta ante los medios, se supone que para ser acribillado a preguntas de todo tipo y calibre, malintencionadas, previsibles o sorprendentes. El problema en estos tiempos es acertar a distinguir las diferencias entre las ruedas de prensa en las que no se admiten preguntas y las que sí, aunque encuentren siempre la misma respuesta, bien porque el compareciente se trae el guión bien aprendido o por la poca habilidad del interrogador.

Las ruedas de prensa mensuales del presidente del Athletic están concebidas como una especie de resumen, un descargo que permite establecer con más o menos precisión el estado de cosas del club. Ha habido comparecencias de Urrutia con mucho contenido, relacionadas con los casos de Javi Martínez y de Llorente, e incluso aquella en la que anunció que el club retiraba su oferta a Amorebieta. Pero, afortunadamente, no todos los meses ocurren cosas en un club de fútbol como el Athletic que, admitámoslo, es un club más bien familiar, de familia numerosa si se quiere, pero como de andar por casa al fin y al cabo, así que la mayoría de las veces de la observación desapasionada de las comparecencias de Urrutia ante la prensa solo se puede concluir lo artificialmente hinchada que está la información referida al fútbol. Después de un mes sin comparecer ante los medios el presidente no tiene nada interesante que decir y los periodistas apenas pueden articular un par de preguntas que podrían dar pie a algo con contenido y ello haciendo un gran esfuerzo. Es lo que hay. Como dice Lillo, ahora se habla más de lo que ocurre de lunes a sábado que de lo que ocurre el domingo. Lo que pasa es que si te fijas un poco, la mayoría de las semanas de lunes a sábado tampoco ocurre nada que merezca tanto espacio.

Bastan tres palabras, cuatro haciendo un alarde, para hacer un resumen de lo dicho por Urrutia: “Pues veremos a ver”. Si hay que creer a pies juntillas al presidente, el Athletic está concentrado única y exclusivamente en sellar cuanto antes la permanencia y todo lo demás queda relegado a la consecución de esos puntos necesarios. ¿Identidad del entrenador para la próxima temporada?, ¿seguirá Bielsa?, ¿se cuenta con Ziganda?. Pues veremos a ver cuando el equipo esté salvado. ¿A quién votará el Athletic en las inminentes elecciones en la LFP?. Ya lo veremos cuando llegue el momento. ¿Jugarán las chicas en San Mamés su previsible partido decisivo contra el Barcelona?. Ya se verá si coinciden con el Bilbao Athletic o como están las cosas entonces. ¿Qué se sabe del arco de San Mamés?. Nada. ¿Cómo puede influir la sentencia del caso Baena en la protección de la cantera del Athletic?. Ya veremos.

Y así todo el rato con una excepción. El presidente no se arrepiente de la decisión de mantener a Llorente en la plantilla después de comprobar su pobre rendimiento porque todos los jugadores han bajado su nivel respecto al año anterior, lo que también le valió para analizar la trayectoria de Muniain esta temporada. Es una forma de ver las cosas o la traducción al lenguaje del fútbol del viejo sostenella y no enmendalla.

No es creíble que el Athletic esté paralizado esperando a sumar esos cuatro o cinco puntos que todavía le hacen falta. El club tiene estructura suficiente para estar trabajando en otros frentes y para tener decisiones tomadas o muy avanzadas, y seguro que lo está haciendo. Claro que ofrecer la mínima pista al respecto encendería una traca mediática que ahora mismo es lo que menos le conviene al equipo. O es que alguien en su sano juicio puede pretender que el presidente hable del entrenador del año que viene a estas alturas y en la situación actual.

Quizá lo más novedoso e interesante de toda la rueda de prensa fue el dato que dio el presidente referido al proceso de traslado al nuevo San Mamés. El club ha recibido 60 alegaciones de socios que consideraban sus derechos vulnerados de alguna manera o se sentían especialmente maltratrados en el proceso de traslado. Ibaigane les dio la razón a 46 y ha desestimado 14 reclamaciones. Si en un proceso que afecta a casi cuarenta mil personas y en el que se daba por descontado que era imposible satisfacer a todos, solo ha habido algo más de medio centenar de alegaciones formales, solo se puede concluir que el planteamiento del club ha sido todo un éxito. Lo que no está nada mal.

Share This:

2 Comentarios

  1. Ya sé que es algo así como desviación profesional, pero, ¿el dicho no es “sostenella y no enmendalla”

    • Sí claro, me he comido el no en una corrección.